Mostrando entradas con la etiqueta tanques. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta tanques. Mostrar todas las entradas

sedición, rebelión, siglo XIX, tanques

El ministro de Justicia: "Las figuras penales de la sedición y la rebelión son propias del siglo XIX, cuando se atacaba con tanques".
Gran historiador militar. Aunque el primero no se construyó hasta 1916.


Los carros fueron utilizados por primera vez durante la Primera Guerra Mundial para romper la guerra de trincheras, y su papel evolucionó hasta asumir el puesto de la caballería en el campo de batalla. El nombre de tanque, tank en inglés, apareció en las fábricas británicas: se engañó a los trabajadores para mantener el secreto militar diciéndoles que estaban construyendo depósitos de agua (tanques) móviles para el ejército, pero estaban produciendo un vehículo de combate.

Juan Carlos Campo
Desde el 13 de enero de 2020

Las figuras penales de la sedición y la rebelión son propias del siglo XIX, cuando se atacaba con tanques





El ministro de Justicia es el titular del departamento ministerial del Gobierno de España que se encarga de la política estatal en Justicia. Es nombrado por el rey a propuesta del presidente del Gobierno, previa deliberación del Consejo de Ministros. Es, además, notario mayor del Reino ex officio.

El ministro es el cauce de comunicación del Gobierno con la Administración de Justicia, con el Consejo General del Poder Judicial y con el Ministerio Fiscal, a través del Fiscal General del Estado, así como con los órganos de gobierno de las comunidades autónomas en las materias de su competencia. Igualmente, corresponden al ministro de Justicia las relaciones con la Agencia Española de Protección de Datos y con los Consejos Generales de los Colegios de Abogados, de Procuradores de los Tribunales y del Consejo General de Graduados Sociales de España.

Desde el 13 de enero de 2020, su titular es el magistrado Juan Carlos Campo.

Què vol Hitler ?

¿Què vol Hitler?  ¿ Qué quiere Hitler?  El estrecho vínculo entre el nazismo y el nacionalismo catalán Es bien sabido, gracias entre otr...