Mostrando entradas con la etiqueta Catalunya. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Catalunya. Mostrar todas las entradas

Patricia Artero VS el padre habas

Patricia Artero, en nuestra lucha por la República hemos decidido raparnos el perolo e infiltrarnos en VOX. Necesitamos ayuda para ser españordos de bien. Se agradecen chistes machistas, vestuario, expresiones taurinas... estamos muy verdes.

El Padre Habas: Y otro día os pintáis de negro ?

Patricia Artero, en nuestra lucha por la República hemos decidido raparnos el perolo e infiltrarnos en vox. Necesitamos ayuda para ser españordos de bien. Se agradecen chistes machistas, vestuario, expresiones taurinas... estamos muy verdes.    El Padre Habas: Y otro día os pintáis de negro ?


El Padre Habas: Y otro día os pintáis de negro ?

El CHE Guevara en LAS VENTAS:


Che Guevara, las ventas, toros, plaza, Madrid, torero, taurino 3

Che Guevara, las ventas, toros, plaza, Madrid, torero, taurino, 2

Che Guevara, las ventas, toros, plaza, Madrid, torero, taurino



Calla fascista

Cómo que fascista? Perdone, pero yo soy demócrata y liberal, el fascismo es totalitario y antidemocrático, además el fascismo ve en la violencia un medio para conseguir sus fines y...
Calla fascista ! S. Orue


Cómo que fascista? Perdone, pero yo soy demócrata y liberal, el fascismo es totalitario y antidemocrático, además el fascismo ve en la violencia un medio para conseguir sus fines y...  Calla fascista !

Constitució Catalana


La “Constitució Catalana” que tenía preparada la Generalitat: lea y tiemble

La “Constitució Catalana” que tenía preparada la Generalitat: lea y tiemble


La Guardia Civil (no, els Mossos no fan de policia sinó de Genestapo) ha aportado al juzgado de instrucción nº13 de Barcelona varios informes que prueban las acciones que preparaba la Generalitat para declarar la independència y consumar el golpe de Estado en octubre de 2017.
Allà hi trobem escrita la intenció de la Generalitat de captar 4.200€ millones en cotizaciones sociales a las 100 principales empresas privadas y las 233 de la Generalitat (después entrarían hasta 690.000 empresas), gastar 499€ millones en activar un fisco propio (de los cuales ya se han gastado 17€ millones) y confiscar bienes inmuebles al Estado español por valor de 19.134€ millones. Per lo que sembla Catadisney s’assemblava molt a Venezuela.
Dolça Catalunya lo adelantó en diciembre de 2013“és qüestió de temps que [Santiago Vidal] es carregui la credibilitat de l’independentisme”. Una lectura al projecte de Constitució Catalana del jutge Vidal ens demostra que el temps és arribat. Vidal es hijo del alcalde franquista de San Sadurní de Noya y nieto de un franquista “de primera hora”, medalla de la Vieja Guardia; lo qual només té importància per riure’ns una miqueta quan els nacionalistes es queixen d’en Francu. Pero recordemos el currículum de Santiago (y cierra España) Vidal:
Bé, doncs en Santi fue también redactor con “un grup d’amics” de una “Constitució” (la Vidala) para la “república catalana”, corta y pega de la United Constitutions of Benetton, en secreto y sin el pueblo. El repaso que le endilgó el catedrático catalán Enric Fossas por tamaña ordinariez está grabado en mármol en el olimpo de los juristas.
Hem dit que gràcies a la Guàrdia Civil ja tenim el projecte de la Vidala per escrit. Curiosamente el juez escribió la Vidala en cientos de folios de la Administración de Justicia de España, papel oficial, con el escudo del Estado, proveniente del juzgado en el que ejercía. O sea, que el tipo además robaba material de oficina que pagamos todos.
Veamos qué dice la Constitució de Catalunya:
  • Los funcionarios del Estado serán conminados a renunciar a su trabajo en un plazo máximo de seis meses para obtener la ciudadanía catalana.
  • “No podrán obtener, ni conservar, la ciudadanía catalana aquellas personas que, no siendo catalanes de origen, hayan sido militares profesionales y/o fuerzas de orden público militar o civil del reino de España y/o hayan formado parte de un gobierno extranjero”.
  • Solo se permiten partidos políticos “siempre y cuando su programa electoral no vaya contra la existencia de Cataluña como Estado ni contra esta Constitución”.
  • Se creará en la policía una “unidad especializada en españolismo violento” que ejercerá “presión policial” sobre quienes considere desafectos.
  • Se deroga la monarquía y los títulos nobiliarios concedidos desde 1700.
  • El español no será oficial y se prohibirá en la enseñanza.
  • La escuela y los medios de comunicación servirán para fomentar “el sentimiento de pertenencia al nuevo Estado”.
  • Disposición confiscadora (sic): “Pasan a la propiedad de la República Catalana los bienes existentes el día de la declaración de independencia, dentro del territorio actual de Cataluña, pertenecientes al Reino de España”. Parece que el monto a confiscar alcanzaba los 19.134€ millones.
Doncs aquest és el cor de la Vidala, la mezcla de sovietismo y bolivarismo que nos tenía preparado el nacionalismo. Y esto es lo que dice y lo que opina la catedrática de Derecho Constitucional Teresa Freixes sobre “lo que están (digo están, en presente, porque no cejan) pretendiendo crear en Cataluña”:
“Desde su despacho oficial del Centro de Estudios Jurídicos de la Generalitat, el juez Vidal se dedicó a entrevistar a abogados que fuesen sensibles a la independencia para incorporarlos como jueces el día que llegara la secesión. (…) tenían identificados a los fieles y a los que tenían que depurar. No olvidemos que el Ministerio de Justicia ha tenido que activar un teléfono de emergencia para atender a los jueces que pudieran sentirse acosados y que tanto ellos como los fiscales son objeto de protección policial, lo cual ya es lo último que puede pasar en una democracia. Bueno, es “su democracia”, su “revolución de las sonrisas”, su “viaje a Ítaca”, su descenso, más bien, hacia el precipicio.
La atribución de la nacionalidad, institución jurídica básica en la creación de cualquier Estado, está inspirada en las regulaciones de las repúblicas del Báltico, que tanta discriminación han producido en las minorías que no eran nacionales del lugar cuando estos territorios proclamaron la independencia. (…) Primero regulaciones genéricas que no levantes sospechas. Luego, cuando se adopta la ley específica, se fijan los criterios que favorezcan lo que se quiere favorecer. Y quien no cumpla con ellos no puede adoptar la nacionalidad y, según como se regule todo esto, pueden quedarse como apátridas, como ha sucedido en las repúblicas bálticas (…) Lo mismo que en el Báltico. La misma técnica que allí. Primero, para obtener la independencia, se hace creer que prácticamente todo el mundo podrá tener la nacionalidad y, posteriormente, se establecen los requisitos con criterios supremacistas. Eso no está en la Ley, pero nos lo han contado en numerosas conferencias y cursos, personas pertenecientes al Consejo para la Transición Nacional, que es el que asesora en la elaboración de todas las normas de ruptura con España. Por cierto, olvidan que ningún Estado puede atribuir unilateralmente -como además pretenden- la doble nacionalidad con ningún otro.
…) Haciendo de la lengua un instrumento de dominación política, (…) Ofrece “ventajas” a sus fieles mientras amenaza con depuraciones y represalias a “la disidencia”, medios de comunicación incluidos.

(…) La Ley de transitoriedad que, en secreto, estaba preparando el secesionismo y que difiere en poco a la finalmente aprobada el segundo día de los “Plenos de la vergüenza”, el 7 de septiembre pasado. Mayor chapuza jurídica es inimaginable. Como ya he señalado anteriormente, pero es importante repetirlo, de forma similar a lo que dispuso en su día la Ley Habilitante alemana de 1933, que permitió al nacionalsocialismo subvertir el régimen de Weimar sin derogarlo oficialmente.Pretendía, entre otras, esta ley, mediante el eufemismo del “derecho a recibir una formación adecuada” [la “reeducación” a la que nos van a someter y que ya nos explicaron en l’Escola d’Estiu de Prada o en las conferencias del Director de la Escuela de Administración Pública], obligar a los funcionarios y a la ciudadanía en general, a cometer las más flagrantes ilegalidades bajo amenazas y sanciones. Disponía, también, la incautación de bienes estatales. Establecía infantilmente la asunción de la “nacionalidad catalana” sin pérdida de la española, advirtiendo que se “iniciarán negociaciones” al respecto con el “Estado español”. Pretendía amnistiar a todos los condenados por actuaciones ilegales en relación con el procés. Eliminaba la co-oficialidad de la lengua española en Cataluña.Pretendía otorgar, a la propia Constitución española o al Estatuto de Autonomía, rango de ley en lo que no se opusiera a la nueva legalidad, lo cual es un disparate jurídico de monumental categoría, sin respeto de los principios de jerarquía y competencia, imposible de ser jurídicamente analizado por lo grosero de su articulación.
Ya en la Universitat Catalana d’Estiu se nos explicó que los funcionarios tendríamos que “reciclarnos”, no sólo los de cuerpos estatales, también los de la Generalitat y de las administraciones locales, porque teníamos que adaptarnos a las reglas y principios de la futura “república catalana”. (…) el President de la Generalitat lo repitió en sede parlamentaria. Con ello se amenaza, véase bien, no por no cumplir la ley, sino por no violarla!!!”.
Benvinguts a Catadisney.
Dolça i totalitària Catalunya…

John H. Elliott

imperio catalano-aragonés, reyes catalanes, 1410

Este catedrático inglés creo que obtuvo el título de historiador en un cromo del Bollycao. Si no explíquenme cómo es posible soltar tales disparates y quedarse tan ancho.  * John H. Elliott: La rebelión de los catalanes, 2013

Este catedrático inglés creo que obtuvo el título de historiador en un cromo del Bollycao. Si no explíquenme cómo es posible soltar tales disparates y quedarse tan ancho. Golden Jacob.


John H. Elliott: “Desde los años de Pujol se falsea la historia en la escuela”

El profesor emérito de Oxford inaugura la Tribuna del Hispanismo, que impulsa el Instituto Cervantes.

Llegó a la Historia de España, curiosamente, por Cataluña. Antes había hecho un viaje por la península Ibérica con unos amigos, montados en un camión del ejército británico, durmiendo en pensiones de tercera o bajo el abrigo de unos olivos. Campeaba la plena miseria de los años cincuenta, durante la cual, lo que verdaderamente asombró de los españoles a John H. Elliott, que consiguió el Premio Príncipe de Asturias en 1996, fue su dignidad. Ante la pobreza, ante el hambre, ante el oprobio... “Una enorme dignidad”, recuerda, “junto a la majestuosidad de lugares como el Museo del Prado”.

Lo dice en este siglo XXI, al que España, como país, pareciera que hubiese aterrizado desde el XIX en muchos casos, saltándose el XX. Del atraso secular hacia la modernidad, a la velocidad de la luz: “Todos los historiadores dedicados a este país cometimos el mismo error. No fuimos capaces de predecir el enorme cambio que se ha vivido desde 1978 hasta ahora. No analizamos nuestra sorpresa, ni el impacto en el deseo de reconciliación que marca haber sufrido una guerra civil”.
Dice historiador porque no le gusta la palabra hispanista. Aun así, a sus 87 años, ha aceptado abrir la tribuna que el Instituto Cervantes ha inaugurado esta semana con él, en la que se irán sucediendo colegas expertos en dicha disciplina provenientes de todo el mundo. “Creo que la historia de España ha sufrido un tutelaje desde el ámbito exterior. Una especie de sentimiento de superioridad del que puede deducirse que los extranjeros la conocemos mejor que vosotros mismos. Y no es verdad”.
De ahí que rechace el término hispanismo: “Tampoco le gustaba a Raymond Carro a Hugh Thomas”, afirma Elliott. A este último precisamente, muerto el pasado mes de mayo, se le rinde homenaje este jueves en la Casa de América, con presencia de su amigo, entre otros colegas.


GRAN MAESTRO DE LA HISTORIA MODERNA


Este profesor de Oxford, formado en Cambridge, nos ha legado una ingente sabiduría de cruces, rutas y brújulas a lo largo del periodo de tensión colonial. De La España imperial a El viejo Mundo y el Nuevo o la fundamental biografía del Conde Duque de Olivares, John H. Elliott es un referente en la Historia Moderna de una España que él se niega a dejar dentro del oscurantismo, que reivindica como precursora de la construcción de los Estados modernos y que ha analizado en sus mecanismos de poder a fondo. Imperios del mundo atlántico, España y su mundo, El mundo de los validos, Un palacio para el Rey (coescrito con el profesor Jonathan Brown), su autobiografía Haciendo Historia o un estudio concienzudo sobre los paralelismos entre Escocia y Cataluña, a punto de concluir, son otras de sus obras de referencia.

Thomas exploró el mundo contemporáneo. Elliott eligió la Edad Moderna. Desde el siglo XV hasta el XVIII, pocas claves se le escapan. Cataluña es una, desde luego. Con el estudio de su nobleza y la revuelta que sufrió Felipe IV tanto allí como en Portugal en 1640, se pueden trazar demasiados paralelismos. A ese episodio dedicó Elliott el primer estudio que hizo en los años cincuenta sobre España. “Fue uno de los hechos más graves de su reinado. El descontento actual viene en parte de ahí, sigue con los decretos de Nueva Planta, ya con los Borbones, a principios del siglo XVIII, y se perpetúa hasta hoy”.
Durante ese año trágico, bajo las riendas del Conde Duque de Olivares, tenemos una república proclamada que dura una semana, el apoyo inicial de Francia que frena de repente y los agentes económicos en armas. Si cambiamos esos tres elementos por declaración unilateral de independencia, una Europa que no apoya el cisma y fuga de empresas, apenas nada ha cambiado en cuatro siglos. “Así es…”, asegura Elliott.
¿Y cómo seguimos en el atolladero entonces? ¿Sacando jugo al victimismo? “Entiendo las razones que les han podido llevar hasta ahí. Sobre todo después de los años del franquismo. Pero no valorar el increíble cambio que se ha producido tanto en España como en Cataluña en los últimos 40 años, es un tremendo error”. Si a eso añadimos otros ingredientes, llegamos al callejón sin salida. “Por ejemplo, la educación. A lo largo de los años ochenta, con las competencias en las escuelas en los años de Jordi Pujol, se ha trasladado a esas generaciones una falsificación de la Historia y una manipulación con tintes nacionalistas. Han escondido deliberadamente esas partes en las que es de justicia hablar del progreso”.
El contrapunto del nacionalismo español, tampoco ha ayudado mucho a equilibrar la balanza del sentido común, opina Elliott. “Se impone reconocer la diversidad como factor de enriquecimiento para valorar la unidad. Quizás fue hacer de menos implantar el término nacionalidades y no el de naciones. Hay que reconocer ese carácter sin duda para Cataluña y el País Vasco, sobre todo. También es cierto que en el famoso debate del café para todos sobre las autonomías había que ofrecer algo más a estas comunidades tanto en términos económicos, como refuerzo cultural por el hecho de tener lengua propia y demás. Pero creo que al final, se les ha dado demasiado café a algunos”. Tampoco el federalismo es una vía para el profesor Elliott: “En España sería artificial en exceso, no vale”.
Lo que sí conviene explorar es otro paralelismo:
Escocia. De hecho, Elliott acaba de entregar a su editor británico un libro que une dicho territorio con Cataluña. Aparecerá en otoño de 2018, también en castellano, espera. “Una diferencia entre ambas partes es que contrariamente a lo que se cree, el centralismo político y económico no coinciden en España. En el Reino Unido, sí. Londres es la capital en ambos espectros, mientras que aquí, Madrid se impone como centro político en la toma de decisiones pero Barcelona lo ha representado en la órbita económica durante siglos”.
Otro aspecto diferencial ha sido durante siglos en el pasado, la marginación en las rutas económicas. “Los escoceses pudieron aprovecharse de todo el comercio con el imperio desde la anexión en el siglo XVI. Los catalanes, en ese sentido, hasta entrado en siglo XIX, ya al final de las colonias, pudieron comerciar algo en Cuba y Filipinas, sobre todo. Sin embargo, durante todo el periodo de auge, fueron marginados”.
La entrega del manuscrito no está completa. “Me falta la mitad del último capítulo…”, afirma Elliott. “Nos encontramos en pleno suspense. Estos días se está escribiendo el final”. ¿Y es optimista? “Lo soy por naturaleza. Pero hay que tener en cuenta que no todo en este mundo es racional”.

Valencianos

valencianos, blaveros, blavers, estelada

Valencianos


¡¡¡Che, tu, mira estos ... S'han passat tota la vida volent-mos ofendre cridant-mos blaveros per portar nostra senyera historica el color blau i ara, sense que vinga al conte arrematen en blau la seua!!! 


Bo ya saps... per ad ells nostra llengua es la seua, nostra historia la seua, nostra cultura la seua; nostre segle d'or el seu... ¿Per que no anava a ser en el temps nostra senyera la seua?


Yo soy de Andalucía y ya hace dos años que no voy

Yo soy de Andalucía y ya hace dos años que no voy, paso de viajar 60 años en el tiempo, y lo que es peor, oír alguna bestialidad y liarme a decirles las mil y una, soy consciente que estamos muy lejos de ellos pero me da igual, soy feliz en Cataluña, y no la cambio por nada, nos odian, es así.
Llibertat presos polítics, polítics a la presó són. @Catalana35

soy feliz en Cataluña



Catanazis

Ara que los llassos los coloquen als negossis privats, y si te negues a que los ficon, te insulten, te agredixen y te amenassen per a que ten vaigues del poble. Podem di ya que pensen, parlen y actúen com a NAZIS , o encara no ?

Ara que los llassos los coloquen als negossis privats, y si te negues a que los ficon, te insulten, te agredixen y te amenassen per a que ten vaigues del poble. Podem di ya que pensen, parlen y actúen com a NAZIS , o encara no ? #Chapurriau chapurriau.blogspot.com

Ku Klux Cat

Jaume Vicens i Vives

Jaume Vicens i Vives

Jaume Vicens i Vives nos niega que Catalunya fuera, nunca, una “nació” cuando afirmaba allá por los años ´30:

“En mes de tres mil documents inèdits que portem recollits no hem trobat ni un de sol que ens parlés d´emoció col.lectiva catalane
sca , que ens revel.lés un estat de consciencia NACIONAL ,.. i ho sentim com a cataláns ” (”La Publicitat”. Barcelona 1936).



Barcelona. 20 cm. 416 p., [8] h. de lam. Encuadernación en tapa dura de editorial ilustrada. Muñoz i Lloret, Josep M. 1959-. Vicens Vives, Jaime. 1910-1960 .. Este libro es de segunda mano y tiene o puede tener marcas y señales de su anterior propietario. ISBN: 84-297-4266-2

 

Notícia de Catalunya (Nosaltres els catalans) va ser el llibre editat en català més venut durant les festes de Nadal de l’any 1954. Aquest èxit demostra que va ser una publicació oportuna i, sobretot, insòlita: era la primera obra de la postguerra editada legalment en català que reflexionava sobre la catalanitat. Allò que va impulsar a Jaume Vicens Vives a escriure un llibre d’aquestes característiques va ser la voluntat d’oferir una visió del passat col·lectiu i les característiques del tarannà i la psicologia dels catalans a partir de la història, adreçada a un públic molt ampli, no exclusivament català, sinó també espanyol.

Eso no estaba en mi libro de Historia de Cataluña

Vos recomane el llibre "Eso no estaba en mi libro de Historia de Cataluña" de Javier Barraycoa on ix açó:

Las barras de Aragón o por qué Cataluña no tiene bandera
Vos recomane el llibre "Eso no estaba en mi libro de Historia de Cataluña" de Javier Barraycoa on ix açó:



¿Sabía que Cataluña fue una de las regiones más taurinas y donde se recogen los testimonios más antiguos de las corridas de toros en España? ¿O que una de las hijas de el Cid se casó con un conde de Barcelona?... ¿Y que soldados catalanes lucharon para el Imperio español desde la Patagonia hasta Alaska

Las historias de los pueblos están llenas de tópicos, falsas leyendas… y olvidos. El Principado de Cataluña no podía ser menos. Lejos de ser un pueblo encerrado en sí mismo, participó en la construcción de España con igual o más entusiasmo que el resto de sus compatriotas. Los catalanes, junto al rey de Aragón, participaron en la contienda de las Navas de Tolosa, al igual que de sus tierras salieron los mejores oficiales de marina que participaron en la batalla de Lepanto, sin olvidar que hubo multitud de voluntarios en las sucesivas campañas de África.

Barcelona
fue la primera capital de la España visigoda y toda Cataluña que colaboró en la aventura del Nuevo Mundo con virreyes, soldados y misioneros, al igual que aportó ministros y presidentes a la Primera República del pasado siglo. Entre los estereotipos que nos hemos creado sobre esta Comunidad está, por ejemplo, el de ser los inventores del «pan con tomate», cuando en realidad lo pusieron de moda los murcianos que emigraban a Barcelona para construir el Metro o ser los padres de la «escudella», que no es otra cosa que una variante de los cocidos de cualquier provincia, introducida por los judíos sefardíes y a la que se le añadía carne de cerdo para no ser acusados de falsos conversos. Igualmente, la sardana nunca fue un baile popular en Cataluña excepto en algunos pueblos de la Costa Brava


Baile sardo , Cerdeña, Sardinia, sardana :




los famosos «castells» provienen de las «moixigangas» -construcciones de figuras con cuerpos humanos- que se celebraban 300 años antes en Valencia, y la conjunción copulativa «i» entre apellidos se trataba de un atributo castellano que fue copiado por moda. 

Los catalanes aparecen a lo largo de nuestra historia en los lugares y las situaciones más diversas: En Barcelona se celebró la conquista de Granada con más entusiasmo que en ninguna otra parte de España, albergaron el botín de la batalla de Lepanto, acudieron en masa a la llamada del general Prim a la Guerra de África al grito de «¡Visca Espanya!» ... 

y, para estupor de muchos seguidores merengues, fundaron el Real Madrid. Estas y otras muchas curiosidades son las que encontramos en estas rigurosas y amenas páginas.

Calenta, Lluís, que surts

Calenta, Lluís, que surts, Companys, Catalunya

Lluís Companys, assesí, Catalunya,





Una lectura apassionant que ens revela qui era Lluís Companys a través d’un relat rigorós com els de Cucurull i ple d’episodis de resistènciaheroisme passió en aquesta gran tragèdia contemporània. L’itinerari vital del president Companys ens submergeix en unes dècades transcendentals de la història recent de Catalunya, il·lustrades amb unes 150 imatges, moltes inèdites. El seu afusellament a mans de l’aparell repressor franquista, amb la col·laboració del règim nazi, fou la culminació de tota una vida dedicada a la lluita per la justícia social, pels ideals republicans i per Catalunya! Aquesta biografia descobreix al lector la personalitat de Companys més enllà de la figura pública. Aprofundeix en els valors que l’acompanyaren des de la infantesa fins al darrer alè a Montjuic i amb els quals molts lectors se sentiran identificats. Amb un estil àgil i vivencial, aquesta biografia esdevé una narració captivadora des del primer mot.

Biografía del autor

Montserrat Coberó i Farrés és llicenciada en història per la UB, Màster en gestió del patrimoni històric i arqueològic, Màster en museologia i gestió del patrimoni cultural, Postgrau en gestió i dinamització de noves activitats d’oci i turisme i Postgrau en desenvolupament local. Ha publicat articles divulgatius en diversos mitjans de comunicació com El Temps, L’Avenç o Descobrir Catalunya i monografies sobre història local i tradicions. Ha participat en la recuperació de la memòria histèrica de la Guerra Civil a les comarques de l’Anoia, la Segarra, l’Urgell i el Segrià.


//

Todos los españoles y muy especialmente los españoles catalanes, tenemos derecho a conocer la auténtica historia. No podemos permitir que se nos sigan ocultando ni tergiversando los hechos históricos.

Pretendo con esta publicación arrojar un poco de luz sobre el perfil humano y político del abyecto personaje que 77 años después de su desaparición, sigue siendo el referente moral e ideológico del independentismo catalán.

Y es que cuando hablamos de los salvajes talibanes de Oriente solemos olvidar que en España, no hace tanto tiempo, se perpetró una persecución religiosa como no se había conocido desde los tiempos de la Roma pagana o la invasión islamita del año 711.

Uno de esos asesinos en serie, no menos esforzado en sus labores criminales que el carnicero de Lyon o "El Califa", fue el nacionalista catalán Luis Companys, una deyección de la Segunda República a la que que no hace tanto tiempo le han puesto Compartido,calle y hasta el nombre del estadio olímpico de Barcelona para mayor vergüenza de todos los ciudadanos de bien.

Según diversos estudios considerados de máxima solvencia, el aludido detritus nacionalista catalán creó 200 Comités de Milicias con el siguiente resultado:

Persecución neroniana contra la Iglesia: 2.441 asesinatos de religiosos (1.538 curas, 824 religiosos, 76 monjas), incluyendo 3 obispos catalanes. En agosto de 1936 las patrullas de Companys mataban 70 curas al día. Muchos eclesiásticos de las provincias fronterizas pudieron huir de la Cataluña de Companys. Por eso en Lérida fue exterminado el 65% del clero, en Tortosa el 62%, en Vic el 27%, en Barcelona el 22%, en Gerona el 20%, en Urgel el 20% en Solsona el 13%.
En fin, un 35% del clero de toda España fue asesinado en Cataluña.
Por eso Companys le confesaba a Juan Simeón Vidarte hablando de los frailes: “De esos ejemplares aquí no quedan”.

Destrucción artística y cultural. Como escribió Juan Bassegoda Nonell, director de la Cátedra Gaudí: “Nunca en la dilatada historia de Cataluña se había producido un conjunto de daños contra el patrimonio artístico tan sistemáticamente organizado”.

Salvo el rescate in extremis de Montserrat, la catedral de Barcelona y poco más, la Generalitat legitimó los expolios y destrucciones: joyas escultóricas, retablos barrocos, incunables, las pinturas de Sert en la catedral de Vich… Incluso el canónigo catalanista Martí Bonet habla de “el martirio de los templos”.

En Barcelona ardieron 500 iglesias, incluida la Sagrada Familia: todas menos 10. Se profanó la tumba de Gaudí, se quemaron 464 retablos de valor incalculable, se silenciaron las campanas.

Asesinatos por militancia política: Companys acabó con 1.199 carlistas, 281 lligaires, 117 de Acción Popular Catalana, 110 del Sindicato Libre, 108 falangistas, 213 de la CEDA, 70 de Renovación Española, 36 de la Unión Patriótica.

Asesinatos de periodistas: 54 víctimas. Coses de la llibertat de premsa sota la Generalitat nacionalista.

Asesinatos de nobles: 31 víctimas.
Asesinados del Círculo Ecuestre: 52 víctimas.
Asesinatos de poetas y literatos: al menos 17 víctimas.

El terror acabó apagando el genio cultural catalán de toda una generación.
La lista de intelectuales emigrados superaría con creces a la de los que se quedaron….

Para finalizar, hoy podemos afirmar sin temor a equívocos que los treinta y cuatro meses últimos del gobierno de Lluís Companys (de julio de 1936 a febrero de 1939) fueron una auténtica deshonra para Cataluña.
Fueron sin lugar a dudar los años más siniestros de la gloriosa historia de esa queridísima tierra española llamada Cataluña.

En 1939, Lluís Companys vencido en la guerra civil, se exilió, pero fue detenido en Francia, juzgado y fusilado en Barcelona


  
el 17 de octubre de 1940. 15 pone en la viquipèdia.

La historia nos indica que en julio de 1936 Companys había hecho fusilar 199 militares de los que se sublevaron en Barcelona, en el alzamiento de Franco Mola.



alzamiento de Franco y Mola


Estos son los hechos...
Que cada cual saque sus conclusiones.



General Mola

1936. Fraude y violencia en las elecciones del Frente Popular , Roberto Villa García y Álvarez Tardío, Manuel
1936. Fraude y violencia en las elecciones del Frente Popular , Roberto Villa García y Álvarez Tardío, Manuel

tumba Franco valle de los caídos, exhumación

Este video es de 20-11-1975, ha llovido bastante 


Cataluña, estado independiente hasta 1714

Si Cataluña era un estado independiente hasta 1714 , ¿por qué entonces tenía virreyes , como el valenciano Francisco de Borja o el infante ...