Mostrando entradas con la etiqueta dialecto. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta dialecto. Mostrar todas las entradas

Baleares, parafernalia nacionalista catalana


En Baleares no constan diccionarios, gramática ni literatura en catalán hasta el s.XX, cuando comenzó la parafernalia nacionalista catalana. Es evidencia de que tal dialecto es ajeno, no propio del archipiélago.
V. Tofiño de San Miguel: Derrotero de las costas de España en el Mediterráneo, 1787


https://es.wikipedia.org/wiki/Vicente_Tofi%C3%B1o_de_San_Miguel

https://ca.wikipedia.org/wiki/Vicente_Tofi%C3%B1o_de_San_Miguel

http://www.geoinstitutos.com/quien_fue/vicente-tofino.asp

http://www.mcnbiografias.com/app-bio/do/show?key=tofinno-de-san-miguel-vicente

https://archive.org/stream/derroterodelasco00tofi/derroterodelasco00tofi_djvu.txt


DERROTERO DE LAS COSTAS DE ESPAÑA EN EL MEDITERRÁNEO, Y SU CORRESPONDIENTE DE ÁFRICA PARA INTELIGENCIA Y USO DE LAS CARTAS ESFÉRICAS PRESENTADAS AL REY NUESTRO SEÑOR POR EL EXC.^^o Sr. BAYLIO Fr. don ANTONIO VALDÉS Gefe de Escuadra y Secretarlo de Estado , y del Despacho Universal de Marina. Y CONSTRUIDAS DE ORDEN DE S. M. POR EL BRIGADIER DE LA REAL ARMADA DON VICENTE TOFIÑO DE SAN MIGUEL, Director de las Compañías de Guardias Marinas , de la Real Academia de la Historia , correspondiente de la de Ciencias de Paris , Socio Literato de la S(#ciedad B.iscongada , y de mérito de la de los Amigos del Pais de Palma. DE ORDEN SUPERIOR. MADRID. En la Imprenta de la viuda de Ibarra , Hijos y Compañía. ANO MDCCLXXXVII. -x navegado- s\«/¿, U Cosu.po''nanerq^_^^^^^^^ roo en el ^'™1 '" ptopio lugar «rdadera y ^^^ ""^ "1:;ÍucCo' enaltara, ^sl q- d >e„o o^^ ^„,. -.rctUo sea oca.o„ para. ueU 643206 SEÑOR. P. resento á V. M, unas Cartas Esfé- ricas de Itt Costa de sus Dominios que baña el Mediterráneo ^ y de la correspon-^ diente de yífrica. La mayor gloria que pueden traer á V, M, es que imiten su exemplo las demás Potencias , y dándolas semejantes de las suyas , tenga el Géne^ ro humano este esencial auxilio en sus navegaciones ; así como será mi mayor sa^ tisf acción , si como lo espero su exactitud responde álos excelentes medios queV,M. se ha dignado proporcionarme. SEÑOR. A los R. P, de V. M. frícente Tofiño, EXC''' SEÑOR. JOjntre los grandes cuidados de V. E. para hacer florecer la Real Armada , ha sido de los antepuestos como de primera , necesidad la construcción de exactas Car^ tas que presten una fundada confianza á ^^^*>^los Navegantes, Baxo las instrucciones de V. E.y empleando los oportunos medios que ha puesto en mis manos , he procura-^ do desempeñar la porción del JJ'Jedi térra- neo Español , que tengo el honor de pre- sentar á V, E. para que si merece su apro- bación logre la honra de que la eleve á los R, P. del Soberano. EXC.^o SEÑOR. 'H fálcente Tofiño, m DICTAMEN DE LA JUNTA DE GENERALES CELEBRADA DE ORDEN DEL REY á fin de examinar las Cartas esféricas y su Derrotero , presentados por el Brigadier de la Real Armada Don Vicente Tofiño de San Miguel , Direélor de las Academias de Guardias Marinas. 'espues de registrar atentamente y comparar las Cartas con el Derrotero y Diarios que las pro- ducen , hallamos que la obra está desempeñada por una serie no interrumpida de operaciones Astronómicas y Geométricas que la confirman: las latitudes observadas por muchos sugetos y con excelentes sextantes á un tiempo y separadamen- te : el giro de la costa y sus varios arrumba- mientos tomados escrupulosamente con diferentes Teodolites en puntos fixos , o' con excelentes Abu- jas Acimutales en la mar : y las Longitudes sir- viéndose de reloxes muy experimentados , y de cuya marcha se han hecho verificaciones á me- nudo , resultando cortísima diferencia , cuyo er- ^4 ij DICTAMEN ror desaparece ú se distribuye entre los puntos ob- servados de una á otra veriticacion ; y ademas en muchos lugares se han determinado las Longitu- des por los eclipses del primero y segundo satéli- te de Júpiter , procurando y logrando tener las correspondientes observaciones hechas en Paris al mismo tiempo , y como se ha visto la conformi- dad de su resultado con los que daban los relo- xes siendo por métodos tan independientes es prue- ba incontestable de las Longitudes que se infirie- ron solo por el uso de ellos. La prolixa continuación de estas operaciones por un sugeto de las circunstancias científicas y prácticas , qual es el mencionado Autor , asistido de unos oficiales zelosos é instruidos y sobre to- do al lado de su Maestro , no habrán concurrido jamas á lograr el fin como ahora resulta de fixar las situaciones de nuestras Costas , su giro , Puertos, Calas , Ensenadas , Aguadas , baxos , sirtes , esco- llos ( con las enfilaciones para precaverlos ) y de- mas circunstancias de ellas con un trabajo tan lau- dable como útil á la Nación en particular , y en general á toda la humanidad , haciéndose dignos los que los han practicado del universal reconoci- miento é imitación para que los navegantes ten- gan en todo el orbe menos riesgos. Ademas de la seguridad con que se establecen DE LA JUNTA DE GENERALES. Üj los puntos esenciales de las Costas , el del Alboran, &c. hay un examen y anotación tan iltil como cu- riosa de las corrientes que se experimentan , curso que siguen , mareas y sus establecimientos para en- trar en los Puertos de barra o sin ella ; pues fa- cilita el bordear con utilidad donde el fondo siem- pre permite la entrada este previo conocimiento y se hacen provechosas advertencias sobre los vien- tos y regularidad de sus embates en puntos deter- minados. Las vistas de tierra están tomadas desde distancias de la Costa , tales que permiten distin- '^v guir sus configuraciones sin verse aun esta , y por tanto habiéndose esmerado en la semejanza , sir- ven utilísimamente para tomar una resolución an- tes de empeñarse los Baxeles y no tener rebalsa- dero : todo lo qual es esencialísimamente forzoso, y por tanto apreciable para decidirse y maniobrar á los fines que se propongan ulteriormente los na- vegantes con acierto , habiendo sido la falta de estas noticias causa de muchas pérdidas y desgracias. Las sondas hechas y que se proponen hacer es- pecialmente sobre Cádiz , los Planos de los Puertos que han trabajado con el esmero y puntualidad que hemos dicho de las Costas y el mismo Derrotero con sus advertencias , completan de modo la obra que no dudamos asegurar , y mas quando tenemos documentos que lo manifiestan , merecerá el apre- iv DICTAMEN DE LA JUNTA DE GENERALES. cío universal de los sabios extrangeros , y aun se puede vaticinar que el exemplo de nuestro Sobe- rano le sigan los demás Príncipes en beneficio universal de los navegantes , pues casi la mayor parte de las desgracias que ocurren son los naufra- gios en las Costas , y estos rara vez se originan de otras causas que las de su errada situación en las Cartas. Por todo lo qual somos de sentir que mere- cen darse á la pública luz las expresadas Cartas y Derrotero. Madrid 9 de Enero de 1786 z=z El Marques de Guirior z=z Manuel Antonio Florez^z: Fr. Francisco Gil y Lemos z= Félix de Texadazzz Gabriel Aristizabal. INTRODUCCIÓN. E, él incremento y perfección que las especula- ciones y prácticas de las ciencias naturales , y con especialidad las que auxilian todas las dependen- cias de la Navegación , deben á las Academias , Sa- bios y Artistas de Europa ; los aumentos que á la Real Armada Española ha dado el Soberano, que conociendo quan necesaria es , la ha puesto en el respetable pie de ser de las mas numerosas; y las oportunidades de la paz que vuelve las mi- ras á la protección del Comercio , proporcionán- dose también ventajas sólidas para la dura necesi- dad de la Guerra , han inclinado al Ministerio de Marina á que aprovechándose de coyunturas tan felices , no omita quantas providencias se requie- ren para hacer florecer en beneficio de la Nación todos los ramos de la Marina. Uno de los antepuestos ha sido este Atlas Hi- drográfico , que por lo grosero de los errores de los antiguos , y por la importancia y provechos que resultarán de su exactitud , ha merecido la preferencia. Algunas reflexiones darán una justa idea del mérito de esta obra ; y la circunstanciada relación de los medios y precauciones con que se ha formado , presentará el grado de confianza que se la debe , y como se podran formar otras seme- jantes que se concillen el mismo crédito , procu- rando con esta instrucción , que dividiremos en dos partes , no solo llenar suficientemente estos dos esenciales objetos , sino excusar la publicación de unos diarios , que lo preciso de su nimia prolixi- dad no puede libertar de la nota de fastidiosos, VJ INTRODUCCIÓN. y que no conteniendo nuevos viages , descubri- mientos , ni observaciones peregrinas , no presen- tan pábulo á la curiosidad , ni al estudio. PARTE I. Progresos de la Geografía. \Jue la Geografía sea una de las ciencias á que primero se aplica qualquier Sociedad , lo persua- de el ser de las que primero necesita ; y es otra prueba que los Salvages Americanos , cuyos atra- sados Pueblos nos manifiestan al vivo como han sido los principios de los mas cultos , aun quando carecen de los conocimientos mas triviales , trazan en pieles una especie de cartas itinerarias que se- ñalan los caminos, (i) Los mas antiguos vestigios que existen de la Geografía son los que contiene la Biblia en la descripción de las marchas del Pueblo de Israel : (2) y aun por algunos textos casi se puede conjeturar que alcanzaban el uso de los mapas. (3) El primero de estos , cuya memoria conserve la Historia ( omitiendo el que se supone del Im- perio de la China , hecho por Yao 2317 años an- tes de nuestra Era , por la incertidumbre de qu an- tas noticias pertenecen á estas gentes (4) ) es el que el Egipcio Sesostris hizo esculpir en columnas después de sus expediciones en la Ciudad de CEa (i) Laffiteau , Costumbres de los Salvages , tom. 2. pag. 22^. (2) J. Francisci Buddei Theolog. D. et PP. Isagoge , Histó- rico Theologica n. 33. (3) Josué , cap. 18. jí^, 4 , 8 y 9. (4) Montucla, tom. 1. part. 2. lib. 2. §. 4. pag. 391. <? INTRODUCCIÓN. vij en la Cdlchida , donde se contenia la dirección Años antes de los caminos , y los límites por mar y tierra, ^^ J* ^» de sus estados y conquistas, (i) ^57^ ^ Los Fenicios con sus largas navegaciones ex- tendieron estos conocimientos , y la guerra que atrasa todas las ciencias , sirvió para dar materia- les á la de la Geografía , pues la de los Asiáticos, aumentaron la de esta región : de aquí se origi- na la exacta noticia que da Homero de los Pue- blos , tierras y paises que estos habitaban. Con estas nociones y los nuevos viages de Ne- 515 cao y de las Colonias Fenicias y Griegas , esta Na- ción que metodizaba todas las cosas , forjo varios sistemas de Geografía , y Anaxímandro de Mile- to , discípulo del célebre Tales (2) , fué el prime- ro que sobre una plancha de estaño ( según Eratos- thenes ) trazó la tierra y mar que se conocia de su tiempo , formando el primer Mapa-Mundi , de que se tenga noticia , y dando el exemplo de esta bella idea , que extiende la superfície de la tierra en un plano para presentarla de una vez á los ojos curio- sos de los hombres. Parménides , discípulo de Anaxímandro , dio mucha claridad á la invención de éste , debiéndose- le la de la división de la tierra en Zonas (3) , y Hecateo , contemporáneo de ambos , también de Mileto , trabajó una descripción de la tierra ( que se conservaba en tiempo de Rufo Avieno , pues dice la siguió en la suya de las Costas (4) , aca- so para la inteligencia de la Carta de Anaximan- (1) Apolonio de Rodas en su Poema sobre los Argonautas, lib. 4. f. 272. Goguct, tom. 2. pag. 260. y 261, (2) Strabon, Geograha iib. i. vers. init. Dionisio Lacrcig, lib. II. cap. 2. (3) Achiles Tatius , cap. 'm. (4) Apud Vossium de Filología , cap. 11. §, 7. pag. 54. viij INTRODUCCIOIT. Años antes dro , á la que anadió de suyo la situación de los de J. C. rios y de las montañas. Con estos métodos se empezaron á usar las Car- tas Geográficas , y á emplearlas en diversos usos: « ya fixas en los Pórticos para la común instrucción; ya en las manos de Aristagoras para determinar á Cleomenes á la conquista del Asia (i) , y ya en las de Sócrates para abatir la elación de ánimo 430 de Alcibíades (2). Al mismo paso se aumentaban las descripcio- nes terrestres como las de Scilax , los Periplos d Derroteros Marítimos , que en estos siglos y mu- chos después eran las únicas Cartas de navega- ción , como el de Pitheas de Marsella , á quien se debió el conocimiento de los climas de la tier- JM ra en su obra que no existe del ámbito del Mun- ^^t do , y el de Hannon , que publicó , traduxo , é "^^1 ilustró el Señor Campománes. Los mayores Filósofos se dedicaban á poseer, y rectificar estas noticias , y Aristóteles , según re- fiere Cicerón , no solo trató de todas las Ciu- dades de la Grecia , sino también de las de los Bárbaros , mostrando sus descripciones de ciento sesenta y dos quan instruido se hallaba en la Corografía. En el libro de Mundo que se le atribuye hay una muestra de la Geograña de su Era , pues contiene con suficiente exactitud la noticia de las tierras conocidas en Europa , Asia y África , de que deducia que la habitable desde las Columnas de Hércules , hasta las Indias , esta- ba en razón de su anchura , comprehendida entre la Etiopia y las extremidades de la Scitia , como 5^3- (i) Herodoto , llb. 5. cap. 49. (2) Apud iíilianuin , lib. 3. var. Hlstor. cap. 28. INTRODUCCIÓN. ix Los Príncipes no estimaban menos estos cono- Años antet cimientos, y Alexandro Magno (i) inquiría con ^^ J*^* cuidado las descripciones exactas de los países de sus tránsitos , protegiendo á los sabios que se las proporcionaban , para lo que iba siempre acom- pañado de dos Ingenieros , Diognetes y Biton , que levantasen las Cartas de las Provincias que atra- vesaba , á cuyas operaciones se debió el saber con precisión las distancias de las Ciudades y rios del Asia desde el mar Caspio al de las Indias , con el auxilio de lo observado por Neorco y Onesicri- tes , Comandantes de la flota , que él mismo man- do á reconocer el mar de las Indias , y el Golfo Pérsico , empleando ya en estas medidas , no solo la estima del camino , sino quando era posible los estadios , y llenando los vacíos de estos con las observaciones astronómicas en uso entonces. Otros Filo'sofos como Teophastro , Patrocles, 32" Dicearco y Callimaco , se aplicaron á diversos ra- hasta mos de la Geografía , y con sus propios viages, 246 y los hechos con la sucesión de los tiempos , rec- tificaban la noticia de los paises , el curso de los rios , la situación de las montañas y los límites de los mares. Entre tanto se fundaba la famosa Escuela de Egipto , á la que la Geografía no solo había de de- ber grandes incrementos, sino ascender á ciencia metódica , fundada en conocimientos seguros y constantes. Eratóstenes de Cirene , que desde Ate- nas le había llevado Ptolomeo Evergetes I. á ser 196 custodio de la Biblioteca de Alexandria , con los socorros que le facilitaba esta colección tan nu- merosa , reunió con tanto juicio como conato todo lo publicado hasta entonces , y comparando estas (1) Strabon, lib. i. pag. 120. X INTRODUCCIÓN. Años antes observaciones fué el primero que corrigid la Car- de J. C. j-^ Geográfica de Anaxímandro , pues halló que los montes de la parte oriental de la tierra no esta- ban en la situación señalada en las Cartas , habién- dose inclinado hacia el N. de que parecía que las Indias estaban mas setentrionales que el siglo anterior (i). Por esta causa dio' á luz otro mapa que contenia la superficie del mundo entero , y asimismo escribid tres libros de Comentarios Geo- gráficos (2) , de los quales el uno combatía los errores recibidos , demostrando en que era defec- tuosa aquella Carta primitiva , y que las ficciones de los antiguos Historiadores y Poetas , eran mas adequadas para entretener que para instruir : otro contenia las enmiendas que habia hecho á la Geo- grafia antigua , y el illtimo sus propias observa- ciones , con lo que se le debió la obra mas com- pleta de este género , que hubiese existido hasta sus dias, á la que se siguieron aumentando luces á esta ciencia las de Agatharido en tiempo de Pto- lomeo Filometor , acerca de las Naciones meridio- nales de que permanecen fragmentos , la de Mnas- cas , la de Artemidoro de Efeso , y el Poema de Scymo de Chio , de que se conserva casi lo que pertenece á Europa. Así florecía entre los Griegos la Geografía, quando los Romanos empezaron á dedicarse á ella. Polibio desde el tiempo de Emilio Scipion , y de su drden , habia emprendido varios viages por tier- ra y mar , hasta el Promontorio de las Hesperi- des d Cabo Verde : Varron habia esparcido en sus obras varias noticias de Geografía , que ya era estimada de los Romanos , pues quando una Pro- (i) Strabon , lib. i. pag. 52. (2) Plinio , lib. 2. cap. úit. ^^.Mtií INTRODUCCIÓN. XJ vlncla entraba en su dominación , se levanta- -Años antes ba una especie de Carra Geográñca de ella, que ^^'JC. era uno de los principales ornaros del triun- fo (i). En prueba de esta estimación se puede citar la correspondencia entre Pompeyo , y el cé- lebre Geógrafo Posidonio , y la grande amistad de Pompeyo y César con Timogenes , que se la me- reció por su renombre de Geógrafo y su Periplo. El mismo César inserto en sus Comeniarios la des- cripción de las Galias é Islas Briiánicas , y sien- do Cónsul con Marco Antonio , mando el benado trazar Cartas mas circunstanciadas que las que se conocían á Zenodoxo , Teodoro y Policleto , em- pleando el primero en el Oriente , que le cupo en suerte 2 r años y 5 meses , Teodoro en las partes Setentrioniles 29 i y 32 Policleto en el Mediodia. Entre los muchos que escribieron de Geogra- fía en tiempo de los primeros Emperadores , los mas célebres y dignos de serlo , fueron Strabun, Dionisio de Charax , y el famoso Marino de Ti- ro. El primer natural de Amasia , viajo mucho en las partes del mundo conocido de su tiempo, escribió una Geogratia dividida en 17 libros , en los quales se halla la Historia de los Pueblos , sus modales , costumbres , policía , gobierno y religión. Por esta Obra se nota que el uso de las Carias, era muy común entonces. El segundo Dionisio , que era muy estimado de Augusto , compuso una des- cripción de Ja tierra , según Jos principios de Era- thostenes ; y Marino trabajo N'iapas muy celebra- dos , que después corrigio Ptolomeo. No se aplicó menos á estas útiles ocupaciones el célebre Agri- pa (2) , y con los auxilios que las mismas ¿,ucrras b (3) Ovidio de Arte amandi , Jib. i.v. 219. 210, (ij PJinio , lib. 3. cap. 2. XÍj INTRODUCCIÓN. 7\nos antes de los Romanos prestaban para el conocimiento do J. C. ¿Q 2os climas , y por la perfección que en las po- siciones geográlicas proporcionaban los Gmones traídos á Roma , y erigidos en diversas partes de la tierra , completo la descripción general del mun- do , en que habia 200 años trabajaban los Ro- manos , la qual se colocó en la Capital en un Pór- tico hecho expresamente. Conservóse hasta Adriano el mismo gusto , y hacia estos tiempos floreció el Español Pomponio Mela , tan benemérito de la Geografía , como lo demuestra su preciosa obra de Situ orbis , que fué seguida de la de Plinio el Naturalista , de la de Sexto Julio Firmico , de las de Arriano de Nico- media , de Solino Polihistor , de Dionisio de Bi- zancio , de Pausanias , del Autor del Itinerario de Anronino , del del antiguo Burdalense , de Festo Avieno y Rutilio , que presentaron relaciones del todo ó porción del mundo entonces freq dentado, corrigiendo las antecedentes , lo que unido al gran número de AA. que consultó Plinio para la composición de los libros de su Historia , que con- sagró á la Geografía , y á las autoridades de Var- ron , Vitrubio y Floro (i) , nos evidencian que hasta el tiempo de Trajano el uso de los Mapas estuvo en vigor , así en la República como en el Imperio ; pero los Romanos en la Geografía Ma- temática , esto es , en la parte científíca de esta Fa- cultad , como en todas las otras que manejaron, no dieron un paso hacia la perfección , y la glo- (i) Varro, üb. 1. de R.R. cap. 11. Vitrubio , lib. 8. de Architect, cap. 1 1. Lucios , Anneus Florus in pracfat. "Nota. Véase en la Bibliografía antiquaria de Juan Alber- to Fabricio , cap. 5. n. 8. pag. 19^. edición de 1760. los A A. que han recogido todos los monumentos y autoridades acer- ca de la existencia y manejo de las Cartas Geográficas ea- ire Griegos y Romanos. INTRODUCCIÓN. XÜj fia que en esto cupo á los antiguos , toda se la Años ante* adquirieron los Griegos. de J. C. Hypparco ,que lué el primero que considero' la Astronomía en toda su extensión , y el que conci- j2q bio' la gran idea de formar de elJa una ciencia or- denada , trasporto estas mismas miras á la Geogra- fía , y enlazándola con la anterior , la hizo un ser- vicio esenciaiísimo que la saco de perplexídades y la fixo' para siempre. Hasta su edad quantos la Jia- bian tratado lo hablan hecho históricamente , for- mando memorias é itinerarios en que empleaban diversas medidas arbitrarias , expuestas á equivo- caciones 5 y las distancias de unas Ciudades á otras las denotaban por un camino de pura estima. Hypparco después de haber íbrmado su famoso Ca- tálogo de las estrellas , refiriendo su posesión á cír- culos fixos de la Esfera , discurrió que la Geogra- fía debia referir al equador terrestre los lugares de la superficie de nuestro Globo (i). Discurrió ade- mas que se podia conocer la situación de un Pue- blo como se alcanzaba en el Cielo la de un punto que ocupa un astro , y entrevio que quedando así conocidos los lugares notables de la tierra por sus latitudes y longitudes , se podria luego hacer un Catálogo de ellos , como él lo habia executado con las estrellas. Esta illtima idea , que con tanta felicidad desempeñó le provocó á proponer la otra, cuya execucion dexó á sus sucesores ; pero con todos los elementos de que hablan de usar indi- cados , pues propuso que del mismo modo que se contaban las longitudes desde un punto constante, qual era el equinocio de primavera , asimismo era menester elegir uno de los meridianos , desde don- de se empezase á graduar la distancia de todos los b2 (i) Strabon , Geog. lib. i. XIV INTRODUCCIÓN. Años antes otros : eligid en efecto el que pasaba por las Islas de J. C. Aíortunadas , cuyo uso se ha conservado hasta nuestros tiempos. Quedaba aun por averiguar el método de co- nocer la distancia mutua desde cada meridiano al que se habia tomado por primero ; y el mayor servicio que Hypparco pudo hacer á la Geogra- fía fué la invención de determinar estas distancias ó lo que es lo mismo hallar las longitudes. Esto se reducía á observar los eclipses de luna ; y aun- que es preciso convenir en su inexactitud , quan- , do se media el tiempo por clepsidros , o ampolle- tas , con todo no es menor la gloría , pues el prin- cipio es por sí excelente , y el mismo que prac- ticado con tanto acierto por los modernos , es el origen de todos los que tienen por objeto la im- portante averiguación de las longitudes de la tier- ra por las observaciones de los fenómenos celes- tes. Se necesitaba de un gran talento para ligar así la Geografía á la Astronomía , y hacer que dependiese el conocimiento de la tierra de el del Cielo : aplicación dichosa que íixó la suerte de aquel estudio , haciéndole por esta relación con la ciencia de los Astros menus conjetural , y me- nos expuesto al error de las relaciones de los vía- geros , con lo que Hipparco transiormó la Geo- grafía en una ciencia positiva , fundada en prin- cipios evidentes. Mientras que otro executaba este grandioso Plan , él se dedicó á enmendar los trabajos de sus antecesores, criticando , aunque sin dexar de celebrarlas , las obras Geográhcas de Eratosthenes, cuya Carta juzgaba en parte mas defectuosa que la de Anaximandro , dictamen en que no le sigue las mas veces Strabon (i). (i) Lib. II. INTRODUCCIÓN. XV Vino al fin Prolomeo á realizar este gran pro- AñosdcJ.C. yecro , y en su obra de Geografía hizo un li- ^3^ bro tan importante respecto á ella , como el Al- magesto respecto á la Astronomía. En él dio la posición de todos los Lugares entonces conocidos, designándoles por Latitud y Longitud : trabajo que mirado solo como una compilación , no era tan fácil como ahora , pues por mas que la famosa Bi- blioteca de Alexandría prestase tantos auxilios, las indagaciones debieron ser casi sin numero , y para usarlas se necesitaba mucha crítica (i). Los Viageros antiguos caminaban sin instrumentos : en sus defectuosas relaciones estaba fundada toda la Geografía , y era necesario corregir unos por otros, empresa para que no hubiera bastado la vida de un hombre si de ella fuese el tínico Autor , y así no hay que dudar que á la Geografía de Ptolo- meo antecedieron muchas obras de este género, que él disfrutó en su vasto resumen , y que han desaparecido por su inutilidad , como las que pre- cedieron al Almagesto. De las Cartas que hablan levantado los Fenicios de la Costa de África , obe- deciendo á Necao en que emplearon tres años , de las que hizo formar Dario á sus Vasallos , de las observaciones de estos en la embocadura del Indus, y con especialidad en la Costa oriental del mar Etiópico : de las Cartas y Diarios de las Conquis- tas de Alexandro , y de iguales documentos de las de los Romanos , de todo esto se valió Ftolomeo para trazar su Mapa-Mundi , y como extcutaba todas sus obras, digámoslo así , en grande , presentó en su Geografía el quadro que contenia al univer- so de su tiempo , quedando solo á los modernos (i) Véase al mismo Ptolomeo hablando de Marino Tirio, lib. I. cap. 19. XVJ INTRODUCCIÓN. AñosdeJ.C. que rectificarle ; pero en el dia mismo que la faz del Universo ha mudado , que tantas Ciudades c Imperios enteros no existen , todavía sirve para indagar su posición y sus límites. El introducir las medidas de Latitud y Lon- gitud , y el método de averiguarlas por los as- pectos celestes , al paso que reduxo á sistema la Geografía , se puede asegurar que creo la verda- dera navegación. Las Cartas anteriores , que se re- ducían á representar las tierras , en perdiendo de vista sus Costas ya no eran de uso al Piloto , que se veia obligado a arrastrarse á lo largo de ellas, expuesto á todos los peligros y demoras que de or- dinario trae su proximidad ; pero inventado el co- mo ñxar la situación de los puntos terrestres por su distancia al Equador , á que se denominó La- titud , porque no conociendo los antiguos hasta el mismo Píolomeo nada mas allá de la equinocial, era esta dimensión mas de la mitad mas corta que la que mediaba en el sentido opuesto desde las co- lumnas de Hércules á las Indias , á que por lo mismo llamaron justamente Longitud , y deter- minado por convención , que pues no se presen- taba en nuestro Globo un punto determinado pa- ra esta ultima medida , éste fuese las Islas Afor- tunadas por ser límite de los conocimientos occi- dentales de los Griegos , y puesto en práctica , por esta causa acaso , empezar á contar la Longitud de Occidente á Oriente , y no al contrario como parecia mas natural para conformarse con el mo- vimiento diurno del Cielo : con estos datos , pues, y estas convenciones se tuvo todo lo necesario pa- ra poder desamparar las Costas , y ampliar des- pués la navegación á los mares mas remotos. Aunque aplicar esto fuese obra de los siglos venideros , pues los Griegos no extendieron sus INTRODUCCIÓN. XVl j miras á mas que á colocar las reglones que fre- AñosdeJ.C. qüentabanj á la Escuela de Alexandría ,á Hyppar- co y Ptolomeo somos deudores de este método, al que tan agradecida debe estar la navegación. De las Ciudades ni de los Reynos no tenemos una necesidad urgente de fixar la extensión , posi- ción Y límites , valiéndonos del socorro de los As- tros , por mas que la Geografía para todas las Pro- fesiones sea tan necesaria (i). Estos conocimientos, aunque muy importantes , admiten espera , pues la tierra permanece la misma , y suficientes genera- ciones pasan por ella , para que con el tiempo que basta á todo , se puedan hallar aquellos resulta- dos por otros medios , aunque mas prolixos y no tan exactos ; pero quando la necesidad extendió el Comercio , quando el descubrimiento de la aguja impelió al Marinero á privarse de la segu- ra vista de las Costas conocidas , entregándose á los desiertos del Océano , entonces fué quando se conoció la grande utilidad de este método de saber con precisión el local de un punto qualquie- ra. La aguja nos guia , nos muestra el rumbo que debemos seguir ; pero no nos enseña ni las distan- cias de las Costas que hemos abandonado , ni la de las tierras adonde terminan nuestras esperanzas. El hombre en una máquina débil , con sus bienes, con su vida, que es el mayor de todos , está como suspenso sobre un abismo : solo ve un horizonte (i) Quanto necesita un Teólogo de la Geografía , puede ver- se en Budeo loco citato : un Filósofo en Strabon , Jib. i . y 2. un General en Vegecio , lib. 3. cap. 6. : un Historiador en Gerardo Juan Vosio de Filología , cap. 14. §.15. raj». 77: un Orador en Cicerón de Oratore , y las demás ocupaciones del hombre en el mismo Vosio de Scientiis Muthematkist cap. II. %. 5. y 23. pag. 53. y 62. y en el P. Florez en el Discurso que aocecede á su Clave Geográfica. Xviij INTRODUCCIÓN. AñosdeJ.C. no interrumpido , una mar uniforme ; y habién- dose él mismo condenado al destierro , no sabe donde se halla. El conocimiento del lugar que ocu- pa entonces , esto es , su Latitud y Longitud, que puede ignorar sin conseqüencia en sus hogares , y aun en los campos desiertos , le es aquí de una absoluta necesidad. Es menester d no navegar de noche , que es atrasar el termino de su viage , du- plicando el tiempo con quantos perjuicios origi- na en la mar qualquier demora ; ó seguir el rum- bo en medio de la obscuridad , y de la incertidum- bre con el peligro irremediable de chocar en tier- ra y estrellarse en los escollos que la guarnecen. Su industria , pues , debe asegurarle de la distan- cia de estas tierras tan temibles como apetecidas, para lo qual no tiene otro recurso , habiéndose pri- vado de todos , que como en tantas otras circuns- tancias , fixar su confianza en el Cielo , en donde registra los mismos astros que veia en su patria, que son los únicos amigos que le quedan. Sabe que no alteran su movimiento , conoce sus luga- res , toma su altura sobre el horizonte del mar , y esta altura mostrándole á qué distancia está del equador , le presenta uno de los datos que necesi- ta. Pero hay tantos lugares en esta misma distan- cia , que sin desviarse , ni acercarse á aquel círcu- lo máximo , puede dar la vuelta entera al globo, y describir un círculo menor paralelo á él : de aquí se deduce que necesita conocer ademas la disrancia andada desde el lugar donde partió' , que es la diferencia que hay en Longitud desde el me- ridiano , que corta su paralelo en el lugar en que se encuentra , y el establecido por primero. Ave- riguado esto por los métodos que la Astronomía ha puesto á su alcance , si tuviese un plano , una superficie que le representase la relación de este INTRODUCCIÓN. XIX punto que ha sacado , que es el de su situación, AñosácJ.C. con los del continente que busca , disipadas todas las dificultades , seria hacedera qualquiera navega- ción , pues sabido con certeza donde se halla , al- canzaría igualmente con seguridad como debia di- rigirse. Hayle en efecto ; y estas son las Cartas Hi- drográficas , que trazadas con los meridianos y pa- ralelos , facilitan esta indagación. Descubrimiento que se debió á la Escuela de Alexandría , y que como veremos realizaron los Españoles y Portu- gueses. Este gran servicio que hizo Ptolomeo á la hu- manidad compensa con mucho los errores de que están llenas sus Tablas , pues siendo un hombre privado, que no salid déla Capital de Egipto , don- de también empleo' su tiempo en obras titiles , y en observaciones exactas , no pudo por sí mismo practicar las que se requerían para fixar los luga- res con la debida precisión , refiriéndose las mas veces á los informes de los viageros , á sus defec- tuosas estimas , á cálculos fundados en la duración de los dias , y otras computaciones imperfectas , de que se originó tanta equivocación , alguna tan grosera como colocar todas las Canarias en un mis- mo meridiano , y disminuir de lo á 12° su latitud, tener mayores errores aun las Islas Británicas : ha- ber tal incertidumbre en la que llamo Trapobana en el mar de las Indias , que no se sabe si es la de Ceilan , Sumatra , ó Borneo , y otros varios que refieren muchos AA. (i) Pero como en obras de esta naturaleza solo se debe atender al espíri- tu con que se emprendieron , siempre se deberá mirar á Ptolomeo , como muy benemérito de la (i) Véase en quanto á la Italia solo á Paulo Merula en el Pref. de su Geog. XX INTRODTTCCrOV. AfiosdeJ.C. Geografía y Navegación , mayormente quando con una buena fe digna de un Matemático , él mis- mo encomendaba (i) que se prestase mas crédito á otros viages recientes , y queria que estos se hi- ciesen mas á menudo : así quedan del todo des- preciables los conatos de algunos modernos mas Filólogos que Astrónomos (2) , que se obstinaban en anteponer estas posiciones á las que resultan de observación , contra el dictamen mismo de su Autor ilustre. Aunque tanto debiese la Geografía á la Es- cuela de Egipto , á Ptolomeo y á algunos de sus succesores , que no por ambición ni espíritu de con- quista , sino por puro amor de la verdad , recti- ficaban esta ciencia , que les mereció mas que á to- da la antigüedad , es preciso convenir quan limita- do y defectuoso era el sistema de Geografía de los antiguos ; y estos que nos llevan una ventaja tan decidida en las Artes , que con tanto funda- mento nos disputan la primacía en las obras de in- genio , deben confesar su inferioridad en las cien- cias exactas, no siendo en ninguna tan palpable como en la Geografía. Ademas de las ridiculas opi- niones de los mas célebres Filósofos sobre las ma- reas , de sus delirios acerca de la medida y figu- ra de la tierra á pesar de haberse ocupado tanto en ella , ignoraban absolutamente la existencia de la América : que hubiese tierras en el emisferio del S. : que esta estuviese toda rodeada por el Océa- no : que por mar se le pudiese dar la vuelta : no solo no sabian que la Zona Tórrida estuviese ha- (1) Pedro Nuñez en su Tratado sobre la Carta de marear» dedicada al Infante de Portugal Don Luis. {2) Isaac Vossius en su obra de Longitudin. en quarto, Lond. 1690. Valiemont. Véase el Prólogo de Pimentel , edi- ción de Lisboa de 1762. INTRODUCCIÓN. XXJ hitada por tantos Pueblos , sino que afirmaban por- AñojdeJ.C. fiadamente que no podia serlo. No creían que se pudiese dar la vuelta al África por mar , porque no conocían sus partes meridionales : lo mismo de los confines del Asia , y partes setentrionales de la tierra : ignoraban el movimiento particular del mar , y la diferencia de corrientes de los Es- trechos : muy corto numero de sabios entendían Ja variación de los vientos , y por consiguiente las monsones o' vientos periódicos , y reglados eran objeto en que jamas discurrieron. Los cono- cimientos que adquirieron Pitheas de Marsella v Eudoxío con sus famosas navegaciones , eran re- chazados de todos , y aun los mismos viages creí- dos fábula por los mas profundos Geógrafos (i). Las pruebas de estas aserciones las dan á cada paso los mejores Autores. Polibio,el Historiador mas inteligente é instruido de la antigüedad , afirma que se ignoraba en su tiempo si el África era un con- tinente extendido hacia el S. d si estaba rodeado de mar (2). Tampoco Strabon parece haber tenido conocimiento seguro acerca de la forma , y esta- do de lo mas austral del África (3). El mismo Ptolomeo no estaba muy instruido sobre las tier- ras de esta parte , situadas algunos grados allá de la equinoccial ; pues pensaba también que este gran continente no estaba rodeado del mar , sino que se extendía sin interrupción hacia el polo antartico ; y tanto se equivocaba tocante á su ver- dadera figura , que decía se ensanchaba á medida que iba alanzándose hacia el S. (4) Piinio ase- gura que no puede haber comunicación entre las (i) Strabon , .lib. 2. pag. i^j, (2) PoÜbio , Historia ,l¡b, 3. (3) Strabon, lib. T7. pag. 1180. (4) Geograph, lib. 4. cap. 9. # Xxlj INTRODUCCIÓN. AñosdeJ.C. dos zonas templadas (i). Muchas otras opiniones, y hechos históricos coníirman la ignorancia de los antiguos en la Geografía (2). Conocían no obstante su utilidad, y mientras se sostuvo el Imperio Romano , se execuiaron al- gunas operaciones geográficas , pues en tiempo de Teodosio fué la redacción de la Carta provincial d Itinerario conocido después con el nombre de Peutinger , que se conserva todavía (3). Los Empe- radores sucesivos hicieron algunas otras empresas semejantes ; pero no completaron jamas un siste- ma de Geografía , que con la desunión de su Im- perio , su devastación y total ruina por las inva- siones de los Bárbaros, quedó tan olvidada como las demás Ciencias y Artes. Como todas aquellas fué abrazada de nuevo en el Oriente por los Árabes , entre los que flo- recieron famosos Geógrafos , que después de tra- ducir los Griegos , aumentaron mucho con sus pro- pias tareas las noticias de la tierra. El primero de que se conserve la memoria fué Abac-Isac , al que siguieron otros , y entre ellos Sehansedden-al 1 1 20 Codsi , y su contemporáneo Abou-Rihan , que pu- blicó una Geografía completa , pero por climas, pues este y sus succesores no usaron de las divi- II 53 siones políticas de la tierra. Siguióse el famoso Abac-Abdalla , tan conocido baxo el nombre del Geógrafo Nubiense , cuya obra es muy recomen- dable por las circunstancias locales , y las medidas (i) Plinio, Hist. nat, ]¡b. 2. cap. 68. (2) Véase al Padre Brlet , Paralella veferis , G-eog. et no^ va, pag. 68. á Robertsou , notas 2 y 3 al tom. i. de su Historia de América , y á Ozaeta en su Cantabria vindicada, pag. 39. y muchas otras , y á Mr. Rollin , tom. 13. de su Historia antigua. (3) Véase la Historia de esta Carta en el Atlas universal de Mr. Robert, cap. i. pag. 3, 1320 INTRODUCCIÓN. XXn¡ de un Pueblo á otro que contiene , y porque si AñosdcJ.C. bien siguió el método de los anteriores , da también la distinción de las Provincias , o comarcas de ios Estados de que trata. Mas extensa fué la del Príncipe Árabe Ismael Abdulfeda , que intitulo Geografía Universal , di- vidida en tablas según los climas , y en la que se hallaban los Paises con las Latitudes y Lon- gitudes de los lugares mas célebres , y sus des- cripciones de los mas hábiles Geógrafos de Orien- te , de los que menciona mas de sesenta. Con estos trabajos y sus versiones en las len- guas vulgares de Europa , en el siglo siguiente , se conservaban las luces Geográficas de los antiguos, que se hubieran perdido del todo entre nosotros, sin las noticias que se debian á San Isidoro , y al muy reducido número de varones doctos que flo- recieron desde el siglo 6'' al 12° , las quales , aun- que confusas y superficiales , fueron las tínicas de Europa , hasta que se hicieron comunes las de los Árabes, que tenian muchas creces en quanto las iHtimas regiones Orientales , de que los Romanos alcanzaron nociones tan obscuras y diminutas ; pe- ro esto solo se lograba en los Reynos dominados por los Sarracenos , ó en los que era freqíiente su trato , y el resto de la Europa estaba sumergi- da en la mas tupida ignorancia , bastando para prueba del estado de la Geografía en Francia el siguiente hecho del siglo XIV. (i). En un MS. de aquel tiempo hay una Carta en lorma de Globo, en que se demarcaban las tres partes del Mundo, con tai inexactitud , que Jerusalén estaba situada en la mitad de la tierra , y Alexandría tan pró- xima á ella como Nazaret. (i) Historia de la Academia de las Bellas Letras, tom. 16. pag. 185. H XXIV INTRODUCCIÓN. AñosdeJ.C. La navegación que debía sus progresos á la Geografía , pago á esta sus esenciales servicios , y en este mismo siglo la extendió rápidamente , com- pletó su sistema , la dio útilísimas invenciones que inmortalizaron á los Portugueses y Españoles á quienes todo se debió. Hecho común en el duodécimo siglo el cono- cimiento y uso , ya del imán , ya del hierro toca- do á él (i) , los Españoles de todo el Mediterrá- neo , y en particular los de las Islas Baleares , des- de principios del siguiente , conocieron y emplea- ron la aguja en sus navegaciones , que con este socorro fueron mas atrevidas (2). Muy á los prin- cipios del siglo XIV. entraron en la misma carrera los Portugueses ; y puesto á la frente de esta gran empresa el ilustre Infante Don Hcnrique , hijo de Don Juan el I. erigió en Sagres (3) una Aca- demia de Pilotage , convidando á ella á quantos sobresalían en todas las Facultades náuticas , y nombrando Presidente "^'al Maestro Jayme , natu- „ral de Mallorca , hombre muy docto en el arte „de navegar que hacia Cartas é Instrumentos , y ,,que le costó mucho traerlo á este Reyno para „enseñar su ciencia á los Oficiales Portugueses de „esta Profesión (4). Por este testimonio y otros que se conservan parece que en la Isla de Mallorca floreció mucho (1) Supplement aux remarques sur V etat des Arts , dans le moj'^en age par Mr. le Prince le Jeune. Journal de S^avans Octobre 1782. pag. 668. Véase el Diccionario de Marina de la nueva Enciclopedia, Verb. Boussoie. (2) Tratado de la Contemplación de Raymundo Lulio , cap. 171. y 2Qi. n. 23. y 27. (3) Joannis Petri Maffei Berogmatis , Historiar. Indiar. lib. 1. cap. 4. (4) Decada primera de Juan de Barros , cap. ult. INTRODUCCIÓN. XXV el Arte de hacer Cartas de marear , las que emplea- Años deJ.C' ban sus Pilotos y los de Guipúzcoa , Vizcaya y Andalucía en las mismas navegaciones y comercio que hacian los Portugueses en las Costas de Áfri- ca recientemente descubiertas : concurso que oca- sionó muchas reyertas , y algunas batallas en el mar , especialmente sobre rescates en la famosa mi- na del oro (i). En el dia existe una Carta muy bien conservada de otro Mallorquin , nombrado Gabriel Valseca , hecha en su patria , que contie- 1439 ne con bastante exactitud todo lo conocido hasta llegar en la Costa de África á Civitas Meli , y Rio del Lor , en las que se advierte que al- gunas Islas que pinta , fueron halladas en 1423 por Diego Guull , Piloto Portugués (2). Este pre- (i) Estas importantes noticias las gozará el público circuns- tanciadas como merecen en la Historia de Ame'rica , que pre- para el Cosmógrafo mayor de Indias Don Juan Bautista Mu- ñoz. A su amistad y á la franqueza con que nos ha manifes- tado la multitud de documentos originales, é inéditos que po- see , somos deudores de muchas que daremos de Hidrografía Española , las que autorizadas de un modo indubitable , no serán de Jas menos útiles de su Historia , con que tanto se honrará el Autor y la Nación. (2) Don Antonio Despuig , actual Auditor de Rota , com- pró en Florencia como desecho de la Biblioteca de alaun curioso , un pergamino de 5 palmos de largo y 4 de ancho, en el qual está trazada una Carta marítima , y parte Geográ- fica , escrita en lengua Mallorquína , la mas pura de aque- llos tiempos. Da á conocer las Potencias que dominaban en toda Europa , y casi todo lo demás del Mundo entonces co- nocido , notándolas con su propio Estandarte. Su Autor se firma : Gabriel de Valseca la feta an Malorcha any Mccccxxxviiij . En su dorso está escrito : Questa ampsa , pes~ se de Geografía fu pacata da Ame rico Vespaci cxxx. Diica- ti di oro di marco. Enseñada á los Abates Andrés , Betinelli y Lampinas para averiguar si de algún modo era supuesta la fir- ma, confirmaron que era carácter y demás del tiempo que señala. La descripción que contiene es la parte Geográfica y Ñau- \ XXVJ INTRODUCCIÓN. AñosdcJ.C. cioso pergamino muestra que al paso que los des- cubrimientos se aumentaban las Carras: que nu eran solo los de Sagres los que las construían , y por las notas que tiene se deduce el aprecio en que eran recibidas en otras partes , y también se pue- de asegurar que en su época aun no se habia in- ventado en aquella Escuela las Carras puramen- te Hidrográficas , que por la figura que prestan i la tierra se denominaron planas. Muy luego se debió esta útilísima invención á los Sabios de Sagres, y el extenderla á la auto- ridad del infante Don Henrique , á quien muchos conceden todo el honor de la invención y de las ventajas que produxo , desempeñando los deseos de los Pilotos , por lo común muy poco capaces del dificultoso manejo del Globo para la Náuti- ca (i). En las Cartas Geográficas que dan la verda- dera proyección de las tierras , los meridianos son todos líneas curvas , que se reúnen en un punto , de que se sigue que debiendo formar ángulos iguales con ellos el rumbo que los corta debe ser curvo también y el reducirlo para saber el que se habia hecho ; y el que se debia seguir , era no solo de di- ficultosa , sino de complicada y larga operación. Determinado por necesidad para evitar estos in- convenientes , que las líneas de los rumbos fuesen rectas , fué preciso que los meridianos fuesen rec- tos también , y de consiguiente paralelos entre sí, para no perder la propiedad esencial á todos los rumbos de formar ángulos iguales con todos los meridianos. Por la misma razón debieron ser las tica de lo conocido hasta llegar al S. del África á Civitas Meli. Después del Cabo Boxador en unas Playas nota : Pla- gas arenosas et moJts grands, en la qual se trova miynnr- ri per la muhitud d-ls orifanys que ensomes : y añade mucho mas ^ue no se puede leer. INTRODUCCIÓN. XXVlj líneas que representasen al equador y sus paralelos AñosdeJ.C. rectas , pues también podian ser rumbos de lá na- ve. Este es el celebrado origen de las Cartas Pla- nas , que como tantos otros inventos de navegación nacieron entre nosotros , las quales aunque alteran la verdadera figura del Globo , facilitan de un modo extraordinario la navegación , siendo su ccyistruccion fácil como su manejo. A ellas se debieron los rápidos progresos que hizo la Geografía desde mediados del siglo XV. hasta fines del XVI , pues fueron las guias de los cé- lebres Navegantes Portugueses y Españoles , que rodearon el Mundo entero , y presentaron á los Reyes Católicos , y sus succesores , desde el mismo Coíomb que les dio el exemplo , Cartas de todos los Paises que descubrían. El Gobierno , que conoció muy luego la im- portancia de su exactitud , tomo á su cargo la construcción, y desde que se erigid un Tribunal 150J para los negocios de Indias , se le confiaron los de la Náutica , con lo que bien presto se echo de ver la necesidad de un hábil Hidrógrafo , que examinase los Pilotos , y reviese y aprobase las Cartas y los instrumentos. Diose este cargo con el título de Piloto mayor de la Casa de Contra- o tacion á Américo Vespucio , y ademas se nom- braron sugetos hábiles para Maestros de Cartas, prohibiendo que las hiciese otro alguno , y obli- gando á los Maestres y Pilotos á llevarlas firma- das del Piloto mayor. Como el gran numero de descubridor ls produ- xese multitud de Cartas , y entre ellas se obser- vasen diferencias notables , temiéndose con razón que de esta variedad resultarán errores en las der- rotas , riesgos á los navegantes , y perjuicios en sus haciendas y en el Erario , mando Fernando e XXviij INTRODUCCIÓN. Aáos deJ.C. el Católico , que se juntasen en la Casa de Con- tratación varios Cosmógrafos y Pilotos con el Piloto mayor Juan Diaz de Solís , sucesor de Ves- pucio en este destino , y platicando con gran acuer- do , después de oidos los pareceres de todos , se hiciese un Padrón completo de nuestras navega-. Clones , que se conservase original en dicha Casa, y de él se sacasen traslados para los Pilotos , obli- gándoles á llevarlos so graves penas. Mandóse tam- bién á todos que siempre que hallasen nuevas Is- las , tierras , baxos , ú otras cosas dignas de no- tarse , diesen noticia de todo en aquel Tribunal de Indias , para que continuamente se enmendase el Padrón general. Así se hacian comunes las Cartas no solo en España , sino en toda Europa por donde se espar- cían MS. y empezaron á estamparse , siendo la primera de esta clase que contiene los nuevos des- cubrimientos de la América Setentrional desde el Cabo de Cruz hasta la Bahía de los Lagartos , con las Antillas , la que en medio pliego común con solo el perfil de las Costas , sin troncos de Latitu- des y Longitudes , publico' Pedro Mártir de An- ijii gleria al fin de su Decada (i) , aunque tan in- forme como dexa considerarse , y la primera asi- mismo en que se vio representado el nuevo mun- do con el antiguo la que dio á luz Pedro Apia- no , Cosmógrafo de Carlos I. tan defectuosa como la anterior , y esta en particular con errores tan groseros como dividir la América , por ignorar la existencia del Ismo de Panamá , dándola la *figura de dos grandes Islas , con un anchuroso pa- sage al $. (2) Después se fueron rectificando es- (i) Impresión de Sevilla por Jacobo Crovergen. (2) Mr. Est€ve , Historia de la Astronomía , tom. i. pag.239. INTRODUCCIÓN. Xxix tas noticias , y se conservan todavía entre noso- AñosdcJ.C. tros Atlas muy apreciabks del siglo XVI. (i) c 2 (i) Son muy dignos de llegar á noticia de todos los dos siguientes MSS. Uno que existe en la Cartuxa de Lbora , da- do por su Fundador el Arzobispo Don Teutonio de liragan- za , cuyo título es : Universalis et integra tothis orbis hi- drographia ad veriss'tmam Liisitanorum traditionem. Dcscrip- t'io Ferdinam de Vaz Doiirudo , Cosmógrc^pbo autore in Ci- vítate Goce anno 1571. Dentro de dicha circunscripción va el siguiente título : O Mapa Miindi que fez Fernao Vaz Dourado , Fronteizo uestes partes , que trata de todos os Rey- nos , térras , il/ias , que hao no redomdeza da térra com suas derrotas et alturas per esquadria. Es un Atlas el mas pre- cioso que puede verse por sus adornos , en vitela grande- mente iluminado con oro y vivos colores. Van en cada tier- ra las armas del Soberano que la posee , algunas notas sobre los descubrimientos de ellas. Son 16 mapas , que con un her- moso frontispicio y algo de cosmografía al fin , hacen en todo 20 hojas útiles. El otro no menos precioso es uno que posee el Señor Pé- rez Bayer en cinco vitelas, cada una como de medio pliego de papel de marca mayor , iluminado todo razonablemente con colores vivos y algún oro no bien puesto , con las armas d» los Soberanos , manifiestamente del siglo XVI. En la cubierta un Crucifixo mal pintado , y un hon.bre en oración. Al mar- gen inferior : Juan Ortiz Valencia , y contiene I." Las Costas de África desde el Estrecho , con parte de España hacia el S. hasta los 6° de Latitud N, donde apun- ta el Cabo de las Palmas , y allí las armas de Portugal, co-» mo hace también en Cabo Verde , Cabo Blanco y Golfo de Caballos. 2.° Las Costas de Europa desde el Estrecho con porte de África en el Océano , hasta 64" de Latitvid N. incluyen- do las Lslas Británicas. En el Mediterráneo las Costas de í!s- pañu , desde el njismo Estrecho hasta Tarragona , y sus Fron>- tc rizas de África , señaladas en Ceuta las Armas de Portu- gal. 3.° El mar Mediterráneo con sus Costas é Islas desde el Estrecho hasta poco mas de la Longitud de Cerdeña. 4." Sigue el mismo mar con sus Costas é Islas de Euro- pa y África , que comprehcnde dgsde las Islas de 1\ iza hasta XXX INTRODUCCIÓN. AñosdeJ.C. De este modo nuestras Cartas guiaban á nave- gaciones tan peregrinas , y aumentaban tanto la Geografía , aunque también la viciaron con varios defectos , tres de los quales eran los de mas con- sideración , nacido el mayor de necesidad por la naturaleza de su construcción , de que hablaremos; y los otros dos bien considerables , originados de la ignorancia y malicia de los Pilotos Portugue- ses ; pues no curando del artificio con que se for- maban estas , trasladaban á los hermosos Globos que se fabricaban en Lisboa , las tierras y demás descubrimientos , con los mismos grados que se hallaban en las Cartas Planas , sin atención á las verdaderas distancias , lo que los hacia mas defec- tuosos que aquellas , y las desacreditaba entre los que echaban de ver la deformidad. Para purgar á las Cartas de esta injusta nota , publico el co- nocido Pedro Nuñez dos Tratados en su defen- sa , descubriendo la poca inteligencia de los que construían los Globos (i). El otro error que se encontraba en las Cartas Planas que guiaban á las navegaciones de la India , era una maniobra de la Política Portuguesa , porque como únicos que freqüentaban estos mares , acortaban muchos grados los Derroteros y posición de sus Cabos, •para comprehender de este modo en los límites de la linea convenida con Castilla , y que debia pa- la Longitud de la Morea , sin omitir las Costas del Golfo de Venecia. 5.° Concluye el Mediterráneo y subiendo al N. represen- ta el mar Negro con parte de la Turquía, que media entre este mar y el Mediterráneo. (1) Tratado en defensa de la Carta de marear en Portugués, dedicado al Infante Don Luis. Iract. de reg. et instriim. ad varias rerum tam maritim. quam et ccelest. apf/arientias de- prehcndendas ex mathcmaticis discif lints , lib. 2. ca^. i. de Carta marítima nautarumve Planisferio. \ INTRODUCCIÓN. XXXf sar por el meridiano que estaba á 370 leguas al O. AúosdeJ.C. de las Islas de Cabo Verde , las de las Malucas, objeto tan reñido por aquellos tiempos entre estas dos Coronas (i). Para evitar esta superchería lué la famosa Junta de Matemáticos y Pilotos de am- bas naciones , entre Badajoz y ^elves , en don- 1J24 de determinaron unánimes los Españoles, que aque- llas Islas pertenecían á su Soberano , y los otros continuaron alterando las Cartas para hacerlas en- trar en su demarcación (2). Carlos 1. imito la diligencia del Rey Católico, y después de esta íamosa Junta , mando hacer una solemne corrección al Padrón general , juntando para ello en Sevilla varios Astrónomos , Cosmó- grafos y Pilotos. Otras varias se hicieron en el mismo Reyn:ido con igual autoridad , y lo mis- mo se continuo en el de Felipe II. en que son de notar dos especialmente. La primera baxo la dirección del esclarecido Pedro Sarmiento , quan- do vuelto de su viage del Magallanes , se disponía que volviese á poblarle , y la 01 ra hacia íines del siglo XVI , pues habiendo representado Pedro Am- brosio Onderiz , Cosmograío ma) or , que el Pa- drón de las Indias tenia muchos de.ecros y lo mis- mo todo el Mapa Universal , por haberle preva- ricado los Portugueses con sus pretensiones , y que (i) Céspedes en muchas partes de su Hidrografía. (2) Los trece sugetos nombrados por España para esta fa- mosa Junta , fueron según Céspedes fol. 1^0 que trae su dictamen , Don Hernando Colon, el Doctor Salaya , Sebas- tian Cabot , el Bachiller Simón Tarrago, l^r. 1 honiíjs Du- ran , Pedro Ruiz de Villegas , Juan Vespuchi , el Maestro Salazar , Juan Sebastian del Cano , JVlartin Méndez, Pedro Ribeiro , Ñuño García , Esteban Gómez. Sus nombres de los mas célebres de Europa en las Ciencias náuticas , hizo que ofuscasen la razón de los Portugueses , que no supieron de- mostrarla. ií^ XXxij INTRODUCCIÓN. AñosdeJ.C. estando ya unidos los dos Reynos , se presentaba la oportunidad de rectiíicarlo , se le mando lo exe- cutase , y prevenido por la muerte , le substituyó ifo6 en su empleo y comisión Andrés García de Céspe- des , dándole otros Asociados , y ordenándole fue- IJ99 sea Sevilla mediante una Real Cédula , y por otra aprobados sus trabajos , tanto del Regimiento de Pilotos con nuevas tablas , como de la mejora é invención de varios instrumentos , se mandó ex- presameme imprimir el Padrón general de la Car- ra de Marear , que con Rodrigo de Zamorano, Cosmógrafo de nombre , habia formado , y los seis particulares en que lo dividió , para acomodarlo mas al uso de la navegación, obligando á los Pi- lotos á llevarle , y que por él se examinasen. El estudio que en esta corrección empleó Cés- pedes , unido á su notoria suficiencia y á los au- xilios que le proporcionaban , ya la unión de Castilla y Portugal , por lo que pudo registrar para las navegaciones de Oriente y Occidente todos los trabajos de ambos Pueblos navegantes ; ya el par- ticular esmero que merecía al Ministerio Español quanto contribuía á perfeccionar la Hydrografia, esmero que llegó á mandar se observasen los eclip- ses que sucediesen con la mayor autenticidad por las Justicias de los Pueblos de América , para ave- riguar la Longitud de aquellos vastos dominios, y para ponerlas en estado de hacerlo con la que se creia suficiente exactitud , escribió Juan López xj^y de Velasco , Cosmógrafo mayor del Rey , una ins- trucción que de orden del Consejo de Indias se comunicó á las nuevas posesiones (i) , mientras que ayudados de los mejores instrumentos de su edad practicaban en Madrid , Toledo , Sevilla y (i) Céspedes, pag. i6i. INTRODUCCIÓN. XXXUJ Lisboa los Astrónomos Reales las mismas obser- AñosdcJ.C. vaciones ; ya finalmente disfrutando las obras que de navegación , hidrograíia y esfera habian escrito los Españoles y Portugueses , que fueron los pri- meros que se consagraron á estas tareas desde Pedro Nuñez y Pedro de Medina , no mediado aun el siglo XVI. hasta sus dias : unidos pues estos auxilios proporcionaron á Céspedes publicar en su Regimiento de Navegación , y en su Hi- drografía las mejores obras de este género , que hubiesen antes visto la luz. También se le debió al paso que muchas invenciones titiles para la na- vegación científica , ser el primero que pusiese de manifiesto el artificio y método de la formación de las Cartas Planas , con lo que estas , que nacie- ron entre nosotros á mediados del siglo XV. lle- garon á fines del XVI. á su posible perfección , sin haber aun salido de nuestras manos. En este mismo siglo se hizo general en Europa el gusto de la Geografia , y común el uso de los Mapas , que antes copiados á la mano eran muy costosos j pero discurrido el modo de grabarlos en madera , al modo que antes se halló el primer ori- gen de la invención de la Imprenta , lo que des- pués se mejoró en quanto á la Geografia al uso ac- tual del cobre , se propagaron con facilidad , y en todas partes florecieron sabios Geógrafos que cul- ^5^4 tivaron esta ciencia. Pedro Apiano en la Alema- nia compuso una Cosmografia que mereció acepta- ción , y que fué muy aumentada por Sebastian Munster : siguiéronse varias Cartas particulares de los Estados de Alemania en toda esta edad, hasta Juan Cuspiniano , que dio una Carta de Hungria. En Inglaterra se dedicó á esta especie de trabajo Humfruid Luyd de Denbigh. En los diversos Esta- dos de Italia Sebastian Caboto , Bernardo Silvano, ^4 XXXIV 'INTRODUCCIÓN. AáosdeJ.C. Jacobo Castaldo , y otros en este mismo siglo , en que empezó también á introducirse en Francia, aunque no hizo los progresos que como en los de- mas ramos la estaban reservados para el siguien- te (i) ; pero los beneméritos de la Geografía en el que estamos , fueron sin controversia los Holan- deses , á quienes su vecindad á la Alemania , tea- tro de tantas guerras , y su inmediación al mar, al c]ue se entregaron con largas navegaciones , hi- cieron cultivar tanto la Corograña como la Hidro- grafía , y que los dos coetáneos y amigos Abrahan Ortelio , Geograio de Felipe II. , y Gerardo Mer- cator , con sus apreciables trabajos obtuviesen el principado en este género. A este ultimo se le der bio la idea de corregir el error inevitable que se originaba de la construcción misma de las Car- tas Planas. De ser todas las lineas rectas y paralelas , re- sulta que la latitud en estas Cartas era exacta y conocida , luego que se sabia quantos grados de es- tos debia contener , y que se elegia la magnitud del grado del equador , porque todos los del me- ridiano se creian entonces iguales entre sí , é igua- les cada uno á un grado de equador , como en el Globo ; pero acerca de la Longitud habia un error inevitable , pues todos los grados de los paralelos los daba la Carta iguales á uno de equador , sien- do así que ellos decrecen á proporción que se apro- ximan á los polos ; y si la Carta era muy extendi- da hacia qualquiera de estos , el error por consi- guiente se aumentaba ; y aunque para disminuir- (i) Véase la Prefación de Abrahan Orteüo á su Tesoro Geogr.ifico , y el cap. 5. del Prefacio Histórico del Atlas de Mr. Robert , y se tendrá una noticia mas circunstanciada, que aquí seria redundante de los Geógrafos que florecieron en Europa desde el restablecimiento de los Estudios. i INTRODUCCIÓN. XXXV le no se hacían muy extensas en esta dirección, AñosdeJ.C. y se empleaba para graduarlas el paralelo medio de los que debia contener la Carta , siempre resul- taba que esta medida , exacta en el solo caso de navegur por este paralelo , era menor que la justa yendo de él al equador , y mayor si se iba hacía los polos. Habia mucho que los navegantes conocían es- ta imperfección , y buscaban un remedio que fue- se seguro , sencillo y cómodo en la práctica. £ste es el que imaginó Mercator , reflexionando que siendo la tierra esférica ( pues tal la suponia y la alteración de su figura da motivo á una corrección, pero no destruye su raciocinio ) el espacio com- prehendido entre dos meridianos , que es la longi- tud , disminuye de la equinocial á los polos en la misma razón que los paralelos disminuyen en circunferencia , esto es , como sus radios o como los cosenos de sus latitudes : hechos estos meridianos paralelos , siempre conservan la misma distancia entre sí : luego la Carta va continuamente aumen- tando su anchura verdadera ó longitud en la razón inversa , esto es , como el coseno de cada latitud al radio , y así todas las posiciones de las Cartas están progresivamente acrecidas £. O. en esta ra- zón , mientras que M. S. no se alteran , lo que to- do lo desfigura. Tal era el error de las Cartas Pla- nas. Para remediarlo basta poner la extensión N. S. ó latitud como lo está la E.O. o longitud, que es aumentada en razón del coseno ai radio , y entonces todos los puntos de la Carta ( aunque ésta ya de. ningún modo presente la figura de la tieri a ) estarán aumentados en una misma razón, la que conocida y tomada en una escala conve- nií^':lw , y que desvanezca este aumento , dexa al ^ resultado sin el mas mínimo error. Tal es el dis- XXXVj INTRODÜCCIO?T. AñosdeJ.C. curso empleado en las Cartas reducidas d esféricas, M9^ <jue perfeccionó Eduardo Wright , y para poder- Jas construir formó tablas que contuviesen estas adiciones , que llamó de partes meridionales , dán- dolas de minuto en minuto de meridiano \ pues aunque en los paralelos inmediatos á la equinoccial los grados difieren poco entre sí , y los meridianos por consiguiente son casi paralelos , en los muy distantes los grados de latitudes aumentadas , que así se llaman á los de meridiano en las Cartas re- ducidas , aumentan rápidamente por lo que dismi- nuyen los paralelos , y se hace necesario saber á cada minuto qué adición le pertenece. Después ha habido otros que han calculado estas Tablas por método mas preciso y exacto , qual es el diferen- cial , y son de las que se sirven en el dia los que construyen Cartas. Con esto la Hidrografía quedó completa ; pues en reduciéndose lo que tiene que representar á un pequeño espacio de Costa , en que sea necesa- rio un por menor circunstanciado , como en un Puerto , levanta su Plano en donde no requirién- dose latitud , ni longitud , se expresa con todo el rigor geométrico las posiciones y distancias res- pectivas mediante una escala establecida. Si la por- ción del Globo es cercana á la equinocial , ó la Carta debe comprehender corto espacio en latitud, se puede usar de las Planas ; pues en estos casos in- duce á un yerro de muy poca monta en la prác- tica ; y para quando sean de una extensión con- siderable en las esféricas hay una excelente guia para las mas extensas navegaciones (i) , que no se pudieran emprender sin este socorro. (i) Cogor et e tabula, pietos ediscerc mundos. Propertius, lib. 4. eleg. 3. j^. 3^. INTRODUCCIÓN. XXXvij No se extendió como parecía regular inven- AñosdcJ.C. cion tan dtil , y de aquí nace atribuirse por al- gunos á Snellio , que escribió su obscuro libro de Typhis Batavus , 24 años después de el de Eduar- do , pues aunque en él se encuentra rodo lo que se necesita para las Cartas reducidas , no las expre- só por lineas , ni puso en figura como el Ingles. El mismo Adriano Metió, treinta años posterior á la in- vención la ignoraba , aunque se muestre muy ins- truido en la Marina ; y lo que es mas en el Derro- tero dedicado á Cornelio-Troppar Jahannes-Van- Keulen , hecho en 1680 , no se hallan sino Cartas Planas : lo mismo en el Nue^vo Gran Espejo de la mar ó columna resplandeciente de la nan^egacion occidental , traducido del Holandés en Francés en 1716 , en donde hay una Carta Plana que compre- hende desde 48*^ 20' de latitud , hasta 60*^ lo". Los Italianos y casi todas las Potencias marítimas del mar interior no usan de otra. Solo los Franceses pretenden que hacia el año de 1620 se introduxo en Francia el uso de las Cartas reducidas y que se construyeron las primeras en Dieppe (i). Conocido el modo seguro de formarlas, no queda- ba mas que perfeccionar los elementos , para que al mismo paso fuesen adquiriendo exactitud ; pe- ro esto fué obra de mas de un siglo , y hasta en- tonces desde Mercator , Abrahan Ortelio y Cela- rio , hasta el discípulo de Tito , Bleau y sus hijos, la Geografía se mejoraba con noticias mas cier- tas , medidas mas precisas y observaciones de con-^ fianza (2) j pero la Hidrografía por falta de los (i) El Padre Fournier en so Hydrografia. (2) Véase á Gerardo Juan Vossio , de Scieniiis Mathema- ticis , cap. 44. in totum : á Juan Alberto Fabricio , Biblio- grafia antiquaria , cap. 5. «. 10. y siguientes , y á Mr. Ro- bert en todp el cap. 5. de su Prefación. XXXVII) INTRODUCCIÓN. AáosdeJ.C. mismos auxilios no disfrutaba mas exactitud que la que la habían dado los Holandeses Vanken- keu , y Bleau el padre , conocidos por sus Cartas marítimas , y Waeghener que adquirió' tanta fa- ma por ellas , que los Marineros Ingleses aun dan su nombre á todo Atlas marino , los que hechos un ramo no pequeño de comercio en Holanda y Nuremberg , por lo común entre Libreros , que solo estudiaban en sus ganancias , no podían per- feccionarse. Con todo las Naciones navegantes con- vencidas de su utilidad , empezaron á tratar este punto de rectificar los datos de la navegación con la seriedad que merecía , que no se había del to- do descuidado desde que la invención de la Agu- ía amplio la navegación , dando origen á varios métodos teóricos y prácticos sumamente defectuo- sos , y que no se pudieron corregir hasta que la Astronomía volvió de nuevo á aplicar sus opera- ciones á favor de la Náutica (i). El mismo Hypparco , inventor de las Longitu- des en las Cartas , conoció que contándose diver- sa hora en cada meridiano , comparadas entre sí, se podría saber la diferencia de estos , y de con- siguiente la de su Longitud , teniendo una señal en el Cielo , que en los lugares en que se habla de hacer la comparación se viese en un mismo ins- tante. No conoció otra que los eclipses de Luna: Kepler añadió los del Sol á costa de lo largo y fastidioso de sus cálculos ; pero necesitando una y otra observación estabilidad en el sitio del obser- vatorio , no podían practicarse en el continuo mo- vimiento de un Navio : ademas que aun siendo po- sibles hubieran sido de casi ningún auxilio por su (i) Vésse Nautonnier en su Mecometria del Imán , impre- sa en 1603. INTRODUCCIÓN. XXXIX poca freqüencla. El primero á quien se le pre- Años dcJ.C. sentó la idea de hallar la Longitud por la distan- cia del centro del Sol , y de las estrellas al de la Luna , fue Pedro Apiano ^ pero este método que- do entonces despreciado, porque no atendiendo á ^>^° la refracción y paralaxe , sus resultados eran mas erróneos que los de la estima mas descuidada , pues 30' mas 6 menos en la Longitud de la Luna , dan el monstruoso error de 1 5° de diferencia en la Longitud terrestre. Su contemporáneo Reynero Gemma hi- zo la misma aplicación que incurría en iguales de- fectos ; y aunque Kepler en sus Tablas Rodolfinas, y Longomontano en su Astronomía Danesa tratan del método del nonagésimo , y de la aplicación de la cuerda que une los dos cuernos de la Luna , que también fué idea de Gemma Frisio , se le oponian las mismas dificultades , pues los movimientos de la Lima no pueden servirnos de regla , sino á propor- ción de las nociones que tenemos de ella , y sus Tablas se apartaban entonces 15 y 20' de la reali- dad ; y como no se la puede observar sino compa- rándola á las estrellas , y las posiciones de estas en el Catálogo de Tico , tenian de diferencia hasta 4 y 5' , este era otro origen de error ; y así antes de poderse liar de estos métodos , se debia haber hecho una reforma en toda la Astronomía (i). Para allanar estas dificultades Felipe III. fué j, g el que antes que otro Monarca alguno prometió un premio muy considersble al que hallase el me- dio de saber la Longitud en la mar , que no solo serviría para la rectificación del punto de un Na- vio , sino para la exactitud de las Cartas marítimas; pues no siendo posible seguir todas las Costas con operaciones geométricas , ni establecer en cada Ca- (i) Baylli , tom. 2. lib. 11. §. J.pag. 431. XL INTRODUCCIÓN. AiíosdeJ.C. bo d lugar notable un observatorio , esperando en él la oportunidad de los fenómenos celestes , la in- certidumbre de la Longitud en la nave , se trans- feria lí las Cartas y se perpetuaba. Pedro Nuñez ha- bla trabajado algo sobre esta materia ; y animados del estímulo del premio muchos Españoles de estos tiempos hicieron varias tentativas , entre las que se cuenta el instrumento que presento el famoso Arquitecto Herrera de su invención ; pero el ol- vido en que se han sepultado es la mayor prueba de que no verilearon el hallazgo. Los Holandeses á quienes importaba ya sobre- manera la navegación , ofrecieron otro gran pre- mio con el mismo objeto , y el primero que se presentó pretendiendo ambos , fué el conocido As- trólogo Francés Morin , ayudado del célebre Es- pañol Ferrer , entonces constructor de instrumentos en París , pretendiendo que el problema estaba resuelto teórica y prácticamente , y publicando un tratado sobre el asunto (i) ; pero examinado por Comisarios elegidos , fallaron que la idea no era su- ya , y que la imperfección de las Tablas la expo- nía á errores mayores que los que se iban á evi- tar (2). Mejor suerte tuvo la científica aplicación pa- ra la Longitud que hizo Galileo de su casual des- (i) Longitudinum ccelestium atqne terrestritim scientia. (2) Proponía que se observase la altura meridiana de la Lu- na , y al mismo tiempo la de una estreila , suponiendo que la Latitud del lugar era conocida , pues sino prescribia que se usara de una estrella que pasase por el meridiano al mis- mo tiempo que la Luna para concluir de aquí la Latitud y Longitud del lugar de esta en el momento de la observación, y como en las Tablas debe estar el en que la Luna puede te- ner esta Latitud y Longitud en un meridiano conocido , la diferencia de estos dos instantes daba la de los meridianos y longitudes. (Riccioli , tom. 2. pag. 612. ) INTRODUCCIÓN. XLJ cubrimiento de los Satélites , en los que advirtió' AáosdeJ.C. que por la variedad y freqüencia de sus aspectos darían algún dia el conocimiento justo de un glo- bo que se atravesaba sin conocerle ; y previo que sus fenómenos (si bien no dixo quales ) anuncia- dos y calculados para un lugar conocido y á ho- ras convenidas , podrían dar la Longitud por la comparación de la hora en que se observasen en el mar ; y como esto pedia un trabajo continuo y una observación constante , ofreció dedicarse á ello. Los Holandeses conocieron la importancia y le diputaron á Hortensio y Bleau , presentándole una cadena de oro ; pero habiendo cegado no pu- do cumplir su promesa , la que no recibid toda su perfección hasta Domingo Casini ; mas aunque sea de gran utilidad en tierra , y el método mas seguro y usado de hallar la Longitud, la imposi- bilidad de manejar los instrumentos necesarios en la mar la ái^xó aquí sin uso. Por igual motivo no tuvo efecto la ingeniosa aplicación de Micael Langreno , Matemático de Felipe IV. natural de Amberes , que habiéndose distinguido por sus observaciones de las manchas de la Luna , las aplicó para hallar las Longitu- 1644 des (i) , y aunque no han podido servir en la mar , han sido de gran utilidad para multiplicar las observaciones y ñxar la posición de los luga- res de la tierra donde se observan los eclipses. Nuevos premios ofrecidos en Inglaterra , don- 17 14 de se erigió un Tribunal con esta comisión pri- vativa , y en Francia por el Regente Duque de g Orleans , promovieron esta empresa , que se logra- rla según el dictamen de Newton , ya constru- yendo un relox , en cuya marcha uniforme , ni e| p (i) Weidlcr, Hist. de la Astron. pag. 479. XLÍ j INTRODUCCIÓN. AúosdeJ.C. movimiento del Navio , ni la variación de la tem- peratura , ni la humedad d sequedad , ni las alte- raciones de las leyes de la pesadez , hiciesen efec- to para que así midiese el tiempo con la mayor exactitud , o' bien quando las Tablas de los Astros lograsen un grado sificiente de precisión. Conoci- dos los métodos oportunos , todos se aplicaron á realizarlos , y la Inglaterra que debe su esplendor á la Marina , fué la primera en las tentativas de este siglo para el hallazgo. El Catálogo de Flams- teed , las Tablas de Tobias Mayer , las observa- ciones de Bradley , los Sextantes de Halley , fa- cilitaron la operación de las distancias con sufi- ciente seguridad para los usos de la navegación; y los reloxes de Sully y de Harrison demostraron que era practicable el primer medio. Siguiéronse in- mediatamente los Franceses y Mr. de la Caille , y Mr. D' Apres con nuevas Tablas y observaciones, y Mr. Berthoud y le Roy con los reloxes de su invención se dedicaron á los mismos métodos, adquiriendo succesivamente varias mejoras en la construcción de las máquinas , en la exactitud de las Tablas , en la finura de los instrumentos , y en los alivios del cálculo por los desvelos de Kendal y Arnold, de Clairaut, Eurelo y Lemery, de Bird, Nairne y Dollond , de Fuchi , Borda y Magallanes, que unido á los viages hechos baxo los auspicios de la Sociedad de Londres y de la Academia de Ciencias de Paris , ha puesto este esencialísimo problema de navegación en el grado de seguro y fácil , que sabe qualquier marino medianamente versado en los Estudios de su Facultad. Como solo este paso faltaba á la Hy drografía para su perfección , una vez dado ha corrido rápi- damente á ella , distinguiéndose la Academia de Ciencias de Paris , que prolongada su famosa INTRODUCCIÓN. meridiana y execurada la Carta General de] Rey- AñosdeJ.C. Luis xív ''"''^"^' <-'^ ''"''= ^' ''""^P° de tu- 3""° '^" "mbien la de los mares que á? Oc¿"„; '"° ,''"' -^""^ desempeñado en quamo al Océano en el primer volumen del Neptuno Francés , en que trabajaron Mr. Sauveur y Chace- -673 eundo''vó?™° '""^ '"'SO el proyect'í, de un Do^, t^L^ '" P"" ^^ ^editerran/o , en el que á Pilonó. ' "'^'"^ ^'"'' ''^ "^^"^'"O recubrir mfj ?V P?\'°" ''^ mudarlos cada vez que se muda de Costa (2) , con cuyo fin viajo á E^pto y pariorí ^f' determina/ algunos 'puntos^ íéll parte Oriental y Meridional de esta mar : pero aoe! n« tuvo tiempo de empezar su obra y .°i a*^,: n^ T, ■?' "«"'^^« adquiridos ^ ""^ Man°nrLt^:l\,^;l— -/^^^ iie con .a a^ud^de t S.^l^Jj /^ut pí ^it)rre , de la Bretonnier , de la Preval iv^ .r ^l funÓF^nce?^''' ^" '""^^ir y adicionar el Nep" .a verSrerrqtfíSbt^— ^ ^(.) Memorias de la A„d.™a de hs Cenefas . ,o„, ' ,.' (2) Historia de la Academia de las Ciencias, pag. ,47. y ,43. XLIV INTRODUCCIÓN AñpsdeJ.C. fe de Esquadra y Asrro'nomo de la Academia de las Ciencias , corriendo este mar desde las Costas de Berbería hasta las de Siria , haciendo en donde ha podido baxar á tierra observatorios , d usando de los mejores métodos é instrumentos mas seguros I quando no le ha sido posible dexar un buque ; y finalmente levantando las Costas geométricamcntej pero la exacta Carta que resultará de este trabajo, no se ha publicado por haberlo interrumpido las expediciones militares en que se ha empleado el sabio Autor (i). También ha ocupado la Inglaterra los suyos, y Halley y Narborough corrigieron las que se habian formado del mar del S. por las noticias de Prake y los Flibustiers ^ pero con todo la larga ex* periencia de estos mares depositada en los Espa- ñoles , hacia que sus Cartas corregidas con tan re- 174J petidos viages fuesen muy estimadas , y que qui- siese conciliar crédito á la suya el Almirante An- son publicando por la primera vez la de la nave- gación de Filipinas á Acapulco , sacándola de la que halló á bordo del Galeón , de que se apodero, y asegurando que la bondad de la que representa (i) Bailly , tom. 2, lib. 9. §. 9. pag. 3^. . Nota. Como no solo los eclipses de Sol y Luna , sino aun los de Satélites no se ofrecen con la freqüencia necesaria pa- ra determinar la Longitud de cada punto , sin una demora que no puede sobrellevar una expedición marítima , y las observa- ciones del lugar de la Luna pueden suplir en los observa- torios íixos .donde hay instrumentos colocados en el meridiano, como mnrales ó anteojos de pasages , Mr. Chabert ha imagi- cado el modo fácil de colocar y dirigir este último instru- mento en el plan del meridiano en 5 ó 6 horas , no necesitán- dose de mas tiempo para establecer un observatorio , y em- plear los métodos mas exactos. Los Marinos que se hallan en igual caso , deben consultar esta Memoria que está entre la de las Academias de las Ciencia», año de 17 66. pag. 3^4. IrNTRODUCCION.! ; XLV la parte Austral de la América Mcricilonal , la de- AñosdeJ.C be á los MSS. Españoles , con que pretende corre- gir las de Frezier y los anteriores (i). Los viages succesivos de los sabios Ingleses, hasta los del inmortal Cook , han rectiñcado la de Anson , manejando los métodos exactos hallados después , y haciendo que estas remotas extremida* des del Globo están proporcicnalmente mejor co- nocidas que el continente que habitamos ; pues con- tinuando la verdad geográfica en llegar á nosotros de un modo inverso , así como se sabían las po- siciones astronómicas de gran parte del Imperio de la China por las tareas de nuestros Alisioneros desde mediados del siglo anterior (2) , quando se ignoraba las de las primeras Capitales de Europa, que les habian dado la cuna ; así tenemos en Mr. de Bougainville , y en los viages Ingleses , en el Atlas de Bengala , y en las recientes y ricas co- lecciones de Mr. la Rimple , exactos conocimien'* tos de los últimos límites del Asia y la América^ quando se trabaja todavía en conocer con la debi- da precisión nuestras Costas : para conseguirlo se va á publicar en Francia la Carta del Mediterrá- neo , habiendo pedido Mr. de la Lande las obser- vaciones con especialidad de la Costa de África , de que carecen ; y según los papeles públicos la Inc^la- terra , la Suecia y Dinamarca tienen confiado á hábiles Oliciales de su Marina Real el desempeño de igual proyecto en las suyas , que ya está con- cluido en todo el Mediterráneo Español, en la ex- pedición de que es tiempo nos acerquemos á tratar, (i) Viage de Mr. Anson, escrito por Richard Waher , pag. 8. del Prcfac. y lib. t. pag. 77. ' •• j (2) Montucla , Historia de las Matemáticas, part. 2* lib. 2. §. 6. pag. 401. AñosdeJ.C. XLVJ INTRODUCCIÓN. PARTE II. Métodos con que se han trazado las Cartas de esta colección. Como la perfección á que ha llegado la Geo- grafía se debe á los instrumentos empleados en ella , y estos son tantos y tan costosos de adqui- rir , conducir y emplear , este solo obstáculo im- posibilita al particular emprender trabajos de esta naturaleza , pues los executados hasta el dia en los Atlas generales , son de mas estimación por la muchedumbre de las noticias que por la exactitud de cada una de por sí , y como el logro de qual- quier proyecto geográfíco pende en mucha parte de investigaciones materiales , hechas con prolixi- dad , y esto por los intereses políticos de las Po- tencias , no se franquea recíprocamente sin mil re- servas que frustan el total desempeño : de aquí na- ce que los Atlas en el dia son obra del Ministerio de cada Nación , que debe contenerse en los lími- tes de sus dominios , á que se agrega , que siendo tan vastos los de nuestro Soberano , es de las em- presas mas grandes el presentarlos con precisión geométrica , pues sin valemos del artificio de los Chinos que acortan en su Mapa-Mundi los esta- dos que conocen de la tierra , para que ocupe el mayor lugar su Imperio , con solo presentar el Mundo con su verdadera medida , será su parte mas considerable la que está baxo el Cetro Español , y por consiguiente de la que debe contribuir Cartas y descripciones veraces y científicas. Lleno de estas máximas el Ministerio de Ma- g rlna , reanimando aquel zelo con el que el prime- ' ^ ro en Europa fomento esta ciencia , se preparó á cumplir la parte de su incumbencia , dando sus dr- .ü^. INTRODUCCIÓN. XLVlj denes inmediatamente después de ajustada la paz, AñosdeJ.C. para que el Director de las Compañías de Guar- dias Marinas , con los Subalternos empleados en el Observatorio de Cádiz , se ocupasen en levan- tar las Cartas Esféricas de las Costas de España, franqueando quantos auxilios se juzgasen precisos para la consecución completa. Atendidos todos los métodos puestos en prác- tica por los Cuerpos y Navegantes de mas nombre en semejantes expediciones , se convino desde luego en que el mejor para asegurar su éxito era com- binar en lo posible las operaciones terrestres con las marítimas , y que levantando nuestras orillas con una serie de triángulos continuados , desde el primero , cuya base se midiese con exactitud , la consiguiesen todas ellas , que es el mismo orden que los célebres Picard y la Hire siguieron en su Carta de Francia : que ademas se establecería el Observatorio en todos los puntos principales , para que observando con seguridad los eclipses de Sa- télites que se presentasen , tuviese toda la mayor posible la Longitud de los Lugares que quedasen escablecidos , empleando solo en las Costas que no fuesen accesibles los nuevos métodos de traba- jar en la mar , desde la que siempre se debian ha- cer las sondas y diseñar las vistas en diferentes puntos de horizonte. Nombrada una Fragata y un Vergantin que pudiese atracar á tierra todo lo necesario á poner á una conveniente distancia la primera linea de sonda , y que reconociese las Calas y Puertos que aquella no pudiese registrar , se pusieron en movi- miento los ocho reloxes de Berthoud , que tiene de dotación el Observatorio de Cádiz , asignando á cada uno una estrella á que compararle para ave- riguar su marcha ; pues en habiendo proporcioa ^3 XLviij INTRO DUCCION. AñosdeJ.C. de conocer y rectificar esta en épocas inmediatas, son los rcloxes muy preferibles á las distancias, cuyos resultados capaces de medio grado de duda, es mas con mucho que la que permite la exactitud con que deben quedar colocados los puntos. Esco- gido el N.*' I o. que sostuvo en la comparación la^ pruebas de bondad que habia dado en las Cam- pañas hechas con Mr. Borda , y en las de la Esqua- dra combinada durante la última Guerra , á que se agregaba ser el que últimamente habia limpia- do el Autor , formándole una excelente Tabla , que denotaba sus variaciones según el estado de la " temperatura , y escogido igualmente el N.° 13 , que era el que mas se acercaba al movimiento unifor- me, después del N." 10 , se pararon y se transfirie- ron á bordo con las precauciones que previene el Autor en el tratado hecho para su manejo. Para la operaciones Geodésicas y Astronómicas se em- barco asimismo una de las colecciones que adqui- rid nuestra Corte en la de Londres baxo la di- rección del Señor Jacinto Magallanes , y se com- pone de un quarto de círculo , de un Péndulo y dos anteojos Acromáticos para las observaciones celes- tes : de un Teodolite , cadena y agujas manejables para las Gráficas : un círculo de reflexión y un ba- rómetro marino para las que se practicasen desde abordo : estuches , colores , reportador y demás ins- trumentos que se requieren para trazar un plano, lavarlo , reducirlo y poner en el papel quanto se hubiese practicado en el terreno : obra todo de los mas acreditados Artífices Ingleses y de cuya cons- trucción y uso con las mejoras de uno y otro hizo el mismo Magallanes un tratado que puede consul- tarse. Y finalmente para las observaciones diarias se proveyó cada uno de los Oficiales de Sextantes de Nairne y Ramsden , y de muy buenas agujas. INTRODUCCIÓN. XLIX entre ellas una de Gregori para las marcaciones que AñosdeJ.C. se hiciesen desde los buques. Con un surtido tan completo se dio' la vela y el modo de practicar los trabajos de cada dia era á las 9 de la mañana , deducir la Longitud por el relox , tomando horarios , y procurando estar en el meridiano de alguna Punta o Cabo , que si era de consideración se mantenia hasta tomar al me- dio dia la Latitud , que nada á ocho observado- res , que no se comunicaban sus resultados sino después de fixar el que juzgaba debia ser , de su entera uniformidad nacía el asegurarse de aquel da- to , que establecido por principio de una base , se marcaban desde este punto todos los que se pre- sentaban , y mareando hasta las tres de la tarde, tomando entre tanto las enfilaciones de los cabos, montes y pueblos que se veian , se observaba de nuevo la Longitud y establecido este punto , cuya Latitud se sabia por una estima cuidadosa llevada en estas tres horas , se establecía por segundo ex- tremo de la base del dia , y se hacian desde él las marcaciones á los mismos objetos de la mañana, de que resultaba quedar en su verdadera posición los dos extremos de la base , y conocida esta por las diferencias de Latitud y Longitud , quedarlo igualmente por medio de las marcaciones los pun- tos intermedios. Observábase diariamente tanto por acimudes como por amplitud , la variación de la aguja , y corriendo la Costa establecida el Bcrgantin y la Fragata paralelos á ella y entre sí , á una re- gular distancia practicaban la sonda , marcando al mismo tiempo dos objetos convenidos. Las vis- tas de las Costas que se juzgaban útiles , se saca- ban con las mismas precauciones de arrumbarlas bien y considerar su distancia. Estos eran los trabajos diarios que se executa- í/4 K L INTRODUCCIÓN. AñosdcJ.C. ron en la mar , en los que si el tiempo lo permitía, que lo permitió muchas veces y el Cabo era de los principales , se daba fondo para practicar con mas seguridad ; pero como esta en el especial da- to de las Longitudes estriba en el esmero con que se usaba de los reloxes , se dirá brevemente las precauciones tomadas para saber su movimiento. Llevados los elegidos á bordo y dada su cuerda, se situaba la Fragata en su lugar, de donde pudie- se ser vista desde el observatorio establecido en tierra. En este por alturas correspondientes toma- das varios dias , se tenia conocida con precisión la marcha del Péndulo Astronómico , y se sabia lo que adelantaba d atrasaba al tiempo medio , y so- lo habia que comparar los reloxes marinos con el Péndulo á una hora determinada , para averiguar como iban respecto al mismo tiempo medio , lo que se practicaba de este modo. Determinado fuese el medio dia , se hacian las comparaciones entre qua- tro Oficiales : dos gallardetes hizados en la Fraga- ta y el observatorio poco antes de las doce , avi- saba recíprocamente la atención , y á esta señal ca- da uno tomaba su puesto , los de abordo uno á contar en voz alta los segundos en el N.'' lo , y el otro con quatro pistolas muy bien preparadas á ocu- par un lugar en que pudiese ser visto desde el ob- servatorio , y cada vez que el que contaba los segundos completaba el minuto , procuraba cubrir la voz cero con un pistoletazo , apuntando el que contaba la hora y minuto. Los dos que estaban en tierra desde que se hizaban los gallardetes , se dis- ponían el uno á mirar incesantemente con un an- teojo al que disparaba , y el otro acudía al Péndu- lo para escribir la hora , minuto y segundo preci- so que señalaba quando el del anteojo daba el ins- tante del pistoletazo , con que se sabia en uno mis- INTRODUCCIÓN. LJ mo la hora de abordo y de tierra , y de su com- AñosdeJ.C. parición el estado del movimiento del N." lo , con la posible exáctiiud. El del N." 13, aunque sin uso, pues solo se llevaba para en caso de avería en el otro , se averiguaba por medio de comparaciones con este. La primera de las quatro señales servia de prevención , y las otras tres eran las rigorosas comparaciones. Averiguado con esta escrupulosidad el movi- miento del relox , para saber en cada dia su esta- do , se llevaba una Tabla que en seis columnas contenia los dias del mes : el estado del Termóme- tro al medio dia de cada uno : que corrección cor- respondia al relox por esta temperatura : su esta- do absoluto de atraso u adelanto respecto al tiem- po medio : la diferencia del tiempo medio al ver- dadero , y la última la corrección total que de- bía hacerse cada medio dia por la adición y subs- tracción de todos estos datos. Tal era el modo de usar de los reloxes , enmen- dando la Tabla así que por observaciones astrono'- micas hechas en tierra se le asignaba nuevo mo- vimiento , que era con la posible freqíiencia , y jamas se contaba con el mismo por mas de 15 dias, aunque la experiencia mostrase la uniformidad de la marcha en esta excelente máquina ; y así en la Costa de España desde Cádiz hasta Cabo Creux se desembarcó la colección de instrumentos , y se montó el observatorio en Cádiz , en Algeciras, tres veces en Cartagena , en Alicante , en Cada- qués , en Iviza , dos veces en Mallorca y en Me- norca , donde se lograron observaciones de Saté- lites , y comparadas con las correspondientes he- chas en París y otras partes , quedaron situados es- tos puntos independientes de los demás , lo que daba una entera confianza en los establecimientos V Xi; INTRODUCCIÓN. AñosdeJ.C. de los puntos medios dados por los reloxes. El interior mismo de las Islas se ha levanta- do con el mayor rigor geométrico , gastando en la de Mallorca 40 dias en hacer desde la cumbre de sus elevadísimos montes las marcaciones de unos á otros á todos los puntos de la Costa , á los que se veian de las Islas entre sí , y á los del conti- nente usando del Theodolite , que reduciendo todos los puntos al plano horizontal , abrevia el trabajo con exactitud , y colocando en el papel con las mismas lo marcado por medio de un Reportador Ingles de nueva invención , que incluye hasta el minuto preciso 5 lo que proporciono' el trabajo que se publicará aparte. Para dar una muestra de co- mo están executadas las Cartas , especificaremos el Plano de Algeciras , y la del Estrecho , que para entenderlo , se deberán tener presentes Habiendo recorrido la Costa desde Cádiz has- ta Cabo Trafalgar , que se colocó observando en él la Latitud y con segurísimas marcaciones conti- nuadas por tierra desde el mismo Cádiz , y he- cha una prolixa investigación de los Baxos déla Aceytera y Tarifa , para formar el Plano de la Bahia de Gibraltar , se estableció' el observatorio en el Hospital de la Sangre , cuyo extremo S. de- mora al N. 1 1*^ 53'' O. de Punta Mala , y por me- dio de repetidas observaciones se le determino' la Latitud de 0)^° 10' 44". Se midió' con la posible exactitud una base desde Punta Mala al Castillo de San Felipe , que demora al S. 56'' 45' E. de aque- lla , y se halló de 7495 pies Ingleses , que corres- ponden á 1,233 de milla. Desde estos extremos se fueron haciendo marcaciones á los puntos mas notables de la Bahia de Algeciras , y á la Plaza , y al canto S. del Hospital , de lo que se deduxo la; distancia de este al extremo de la base en Punta INTRODUCCIÓN. Lllj Mala 0,23 de milla , esto es, Punta Mala mas AñosdeJ.C. al S. 12" i y por consiguiente su Latitud de 36" 10' ^2". Las distancias inferidas desde estas bases sirvieron de nuevas bases , así para otros puntos como para las marcaciones de sonda , que para hacer- las con la posible seguridad ,y poderlas con la mis- ma situar en el papel en el punto preciso en que se hubiesen hecho , se. practicaba poniendo dos Theodolites , ó dos agujas seguras en los extre- mos de una base conocida , desde los quales se marcaba el bote , que iba á practicar la sonda, el qiial siguiendo siempre lineas rectas dirigiéndo- se por un rumbo determinado , de minuto en mi- nuto alzaba remos , hizaba un gallardete , que era dar el momento en que iba á botar el escandallo, que era quando lo arriaba ; botábalo, y apuntaba las brazas y calidades del fondo ; y mientras tanto era marcado desde tierra por los que estaban en los . extremos de la base , que apuntaban si era la pri- mera , segunda , tercera , &c. escandallada , pues á cada una se repetía lo mismo , multiplicando las lineas de sonda quanto se juzgaba necesario. Así quedó completo este Plano particular , bien orien- ^^ tado , conocidas y desmenuzadas todas sus partes, ^H[ averiguadas sus sondas , situado el baxo de la Per- ^^^, la , sabidas las Latitudes de todos estos Puntos y ^^^ observada la Longitud verdadera , concluido todo ^^H á perfección. ^^r^ Para levantar la Carta particular del Estrecho ^^ se necesitaba de una gran base , y desde luego se f presento como mas adequada la distancia de Pun- ta Mala al Acho de Ceuta , haciéndola preferible á toda otra su magnitud y su posición ; pero era necesario medirla con una diligencia extremada. La base desde Punta Mala al Castillo de San Felipe dio la distancia de dicha Punta á la Torre del Car- % k tlV INTRODUCCIÓN. AñosdeJ.C. ñero de 6, 24 de milía , y esta con las marcaciones hechas en sus extremos al Acho de Ceuta , dio la distancia de la Torre del Carnero al Acho de 12,64 de millas , y la de Punta Mala al mismo Acho, que es la que se necesitaba ,áQiy, 00 millas. Es- ta operación hecha con el mayor cuidado , y con instrumentos de tanta coníianza , aun no satisfa- cía , y se deseaba otra , cuya total independencia asegurase de la exactitud de la obra. Para esto idos á Ceuta se coloco el observatorio en casa del Gobernador Conde de las Lomas , se determino por repetidas observaciones la Latitud de la casa y su Longitud , se vio' el rumbo á que desde ella demoraba el Acho , se midió esta distan- cia y reducidas las observaciones al mismo Acho se encontró su Latitud de 35° 54' 01' , y su Latitud al E. del observatorio 00° 59' $0". Con la diferencia de Latitud entre Punta Ma- la y el Acho que es de 16' 31" , demorando aque- lla al N. 13° 35' O. del Acho , resulta ser su dis- tancia 16,99 ^^ milla, que es solo un centesimo menor que la deducida geométricamente , lo que dio completa confianza en el trabajo. La Punta de Europa se colocó tomando por base la distancia de la Torre del Carnero al Acho, y resultó que distaba de él 12 , 96 millas , demo- rando al N. I i'' 40' O. y ser su Latitud 36° 06' 42", y su Longitud 00° 56' 35''. Este mismo triángulo dio la distancia de la Torre del Carnero á Punta de Europa de 4, 33 de milla , que sirvió de base para colocar la Punta de Ciris en la Costa de Áfri- ca , y esta una vez hallada para situar la del Fray- le en la de España. La distanca deducida de la Punta de Ciris al Acho , proporcionó hallar la del Acho á la Torre de la Isla de Tarifa , y por consiguiente tener su INTRODUCCIÓN. LV Latitud y Longitud, y la distancia desde la Pun- AñosdcJ.C. ta de Ciris á esta Torre. Esta tiltima distancia dio' la de otros varios Puntos de la Costa , que visto como se aseguraron los antecedentes , seria tan ocio- so como prolixo el reperir. Restaba colocar los Baxos de Baldebaquero y Arroyo del Puerco , para lo qual se midió en la Playa de Tarifa en el sitio que llaman de los Lan- ces , una base de 3100 pies Ingleses , esto es , de o , 51 de milla , y con ella se deduxo la distan- cia de la Torre de la Isla á su extremo mas N. de o , 933 de milla : con esta nueva base se halló la distancia de la Torre de la Isla , á la Torre de la Peña de 4, 115 de milla , que sirvió de base para la colocación de dichos Baxos. La distancia de la Torre de la Isla al extremo de la base , medida en la Playa , dio' la de esta al Cabo de la Plata de 1 1 , 53 millas , y la de la Tor- re de la Isla á la de la Peña dio la de Cabo Espar- tel á la de la Isla de 19 , 73 de milla. Del mismo modo se han trabajado las Cartas particulares de las Islas , y las de las Costas , como queda expresado , asegurando la uniformidad de las resultas de los varios métodos la confianza de cada uno : solo en la variación de la aguja se tuvo la mortificación de su diferencia , no solo quando se empleaban diversos dias é instrumentos distin- tos , sino con uno mismo , y en un solo dia , habién- dose tenido la mayor prolixidad al hacer las ob- servaciones , y que entonces no hubiese en el con- torno cosa alguna á que se pudiese atribuir la mu- danza del magnetismo. Las que han procedido con mas igualdad , fueron las del Theodolite y sus re- sultados los siguientes. En Algeciras en dias diversos y cada vez por el pro- medio de muchos azimudes 2o''37',2o''34'y2o°49'. IVJ INTRODUCCIÓN. AñosdeJ.C. En Caduques del mismo modo 20" 5' , 19" 31'. En Mallorca i^° 15' , y en Mahon 19" 20'. Formadas así las Carras se perdería mucho del exquisito cuidado puesto en ellas sin un Derrote- ro que exprese con toda distinción como se han de conocer sus peligros , evitarlos , lograr la entra- da en los Puertos , con qué precauciones , j á que clases de buques se proporcionan , no solo estos , si- no las calas y rios de las Costas : que fondeade- ros hay en estas , con las calidades de sus tene- deros : en qué estaciones se deben tomar y con quales vientos evitarles : á qué horas son las ma- reas , y lo que favorecen : quales son los sitios en que cómodamente se puede hacer aguada , y de- mas preciosas noticias que no pueden tener lugar en las Cartas , por mas que sean como las de nues- tra colección en un punto muy notable. Llenando estas miras se ha formado el Derrotero que sigue, V que comprehende quanto presentaban los Diarios de lítil. Como ha sido hecho á la presencia de los mismos Lugares , siempre con la aguja en la mano, llevando los mejores prácticos de los Paises , y ve- rificando las noticias todas que daban , que se han escrito con método y claridad para el Marinero y Piloto , contribuirá mucho al mérito total de la obra , y es una de las partes esenciales del desem- peño de la comisión. No ha merecido menos esmero la parte prácti- ca del grabado , pues muchas Cartas hechas con zelo , han perdido su exactitud al quererlas pasar del dibttxo de pluma al trasparente, que sirve de calcado para señalarlas en el cobre. Hechos cargo de todos los inconvenientes que podian resultar de esta costumbre , y no satisfechos con haber exten- dido una memoria que contenia todos los avisos que trae Mr. Fleurieu , y la nueva Enciclopedia I N T R O D U C C I O N. Lvij Marina (i) , que han tratado de proposito la ma- AñosdeJ.C. -teria , se determino no ñar á los Grabadores , que por otra parte jamas se han ocupado en semejan- tes obras , ninguna de las operaciones primeras , y sobre el mismo cobre batido y bruñido como de- bía ser , y construido el paraleldgramo que debia contener la Carta , se graduaron las Escalas de los meridianos y paralelos , consultando las Tar blas , y sin atender á los dibuxos que se habiaá presentado al Rey , y seguidamente con las notir cias originales de los diarios y de las marcaciones seguras , se fueron colocando en el cobre todos los puntos con. sus verdaderas posiciones , método que no da lugar á la mas mínima diferencia entre lo observado y lo que presenten las Cartas. Así dis- puesta se dexaba la lámina á disposición del Gra- bador , con el dibuxo igualmente exacto , que so- bre el papel se habia executado de antemano , pa- ra que él llenase los pequeños intermedios entre los puntos colocados , manejando su transparente , be- tunes y agua fuerte , d ya con superior maestría, como lo ha hecho Don Manuel Salvador Carmona, y Don Bartolomé Vázquez , con solo el buril , que técnicamente se llama á pinta seca , teniendo á la vista el dibuxo. Así han llegado á concluirse es- tas Cartas , en que como en todas las obras mo- dernas lucen los progresos de las Artes entre noso- tros , y en que la delicadeza de Selma , Balles- ter y los demás Profesores conocidos se ha her- manado con el conato con que se han hecho pa- ra que todo merezca la aprobación de los inteli- gentes , teniendo la satisfacción , que si se exs:ep- túa un abridor de letra que se ha empleado para satisfacer el ansia con que desde París , Ñapóles, (i) En su viage hecho de orden del Rey en lyóS.y 69.pag.707, LVll) INTRODUCCIÓN. AñosdeJ.C. Stokolmo y otras partes piden este Atlas , qiiantos operarios y materiales, han entrado en ella son pro- pios de estos Reynos. La impresión del Derrotero es de la acreditada Imprenta de Ibarra , para que la belleza de su carácter compense en algún modo lo tosco del lenguage marino , que ha sido preciso adaptar para hacerse inteligible á los Pilotos que no conocen otro , y son para los que se ha traba- jado esta obra con tantos dispendios del Real Era- rio. La claridad y lo cierto de las noticias es el mé- rito verdadero de estas y sus semejantes , pudien- do decirse con Pomponio Mela en el principio de su Geografía ; Orbis situs dicere aggredior , imjpedi' tum opus et facundia minime capax. ■MM' índice PELASPÁGINAS EN DONDE EMPIEZA EL DERROTERO DE CADA CARTA. El de la del Estrecho página i El del Plano de Algeciras y Gihraltar 12 El de la Costa de África en el Estrecho 22 El de la Carta desde Punta de Europa á Ca- bo de Gata *. 28 El de la Costa de África desde la Almina de Ceuta hasta Cabo Hone gg El de la Carta desde Cabo de Gata al de Oropesa 64 El de la entrada en el Puerto de Cartagena., 79 El de la Carta desde Cabo Oropesa al de Creux.. 112 El de la Costa de África desde Cabo Ho- ne basta Bugia 141- El de la Carta de la Isla de Iviza 156 El de la Isla de Formentera 1^2 El de los Freos entre estas dos Islas i'tq El de la entrada en el Puerto de Iviza 181 El de la Carta de la Isla de Mallorca 183 El de la Isla de Cabrera 206 ÍNDICE. El de la Caria de la Isla de Menorca 2 t i Nota. Sabiendo Ja página donde empiezavcl Derrotero de cada Carta , por los membretes mar- ginales se encontrará con facilidad el Punto ó Ca- bo que se necesite. DESCRIPCIÓN DE LAS COSTAS DE EUROPA Y ÁFRICA, QUE FORMAN EL ESTRECHO DE GIBRALTAR PARA EXPLICAR SU CARTA PARTICULAR. COSTA DE EUROPA. STjíI Cabo de Trafalgár lo mas occidental Se- Cabo Tra- tentrional del Estrecho de Gibraltar se halla en íalgár. Latitud de 36° 10' 15''; y en Longitud orien- tal de Cádiz de 00° 16' 00". Es baxo , de tier- ra quebrada , saliente , con una torre de Vigía cerca de su extremo , la que está justamente al N. 1 1** 49' O. del punto que baña el Mar del Cabo Espartel : al S. 39° E. del Cabo de Ro- che : al S. 56** 55' O. del punto mas aho abar- rancado del alto de Meca mas próximo , y al N. 65 O. 10 J millas del punto mas saliente del Cabo de Plata. Del baxo la Aceytera se da una explicación circunstanciada en la Carta particular de la En- senada de Cádiz. Como -} de milla largas al N. 78" E. de la torre del Cabo esiá un Caleton con playa y al- gunas piedras por fuera , al qual nombran el Ba- Bandcrosdc radero de Meca. Está cerca de un barranco co- Meca. A 2 DESCRIPCIÓN lorado y frente de él se puede fondear por las Asnada. brazas que se quieran , en londo limpio y con aguada en la Costa , abrigado de los vientos ISi O. N. y N E. Altos de Cerca y mas al E. están los altos de Meca, Meca. que los forma una sierra pareja , de mas que re- gular altura , dividida en dos. El mas occidental y cercano á la Torre del Cabo está al N. <,y'' 9' E. de ella : al N. 47° 25' E. del mismo fron- tón del Cabo : al S. 46" 30' E. del Cabo Roche: al S. 12° 40' O. de Medina: al N. 64' 25' O. de la Torre nueva que está sobre el alto de Me- ca mas Oriental : al N. 60° O. del punto supe- rior de Sierra Bullones , y al N. 60*" O. del Ca- bo de Plata. Ensenada de Este Cabo y el de Trafalgár forman la En- Barbate. senada de Barbate , por cuya medianía hay buen fondeadero , limpio , en las brazas que se quiera frente de un barranco blanco que está al E. del Rio del mismo nombre. En este parage se sal- vo al ancla desarbolado el ISavío Glorioso , man- dado por Don Pedro Mesía de la Cerda en 1746. El Rio tiene su entrada , que es muy estrecha , á lo largo de la Costa , y en pleamar 15 pies de fondo. A la parte del N E. de su entrada hay un placer de arena , que tendrá de largo como medio cable , evitándolo no hay mas que ir para dentro y dar fondo inmediato á la Costa del O. en 4 ó 6 brazas. Al S O- de la boca del Rio y cerca hay tam- bién un arrecife con 7 y 10 pies de fondo , ten- dido de EO. el espacio de media legua. Ensenada de Siete millas y un décimo del Cabo de Tra- Sara. falgár al S. 73*^ 14' E. está la punta del N O. de la Ensenada de Sara de mediana ahura ; pero se eleva de pronto á formar una montaña , en m,.^ DE EUROPA Y ÁFRICA. 3 cuya eminencia hay dos Torres ó Edificios. La Ensenada es cómoda , y con buenos tiempos pro- pia para embarcaciones chicas. La parre del S E de esta Ensenada la forma p^^^ta del el Camarinal , que es una punta baxa , saliente, Camarinal. con piedras que es menester darlas j de legua de resguardo. La punta es de mediana altura con una Torre de Vigía. Entre ésta punta y la del Cabo de Plata hay ensenada con playa donde se puede dar fondo , y estar al abrigo del Vien- to E. y NE. por 8 á lo brazas , con toda cla- se de Embarcaciones , y siendo pequeñas en me- nos , y con cabo en tierra , atentos siempre á la mutación del viento , pues con los del tercer quadrante no hay rebazadero. El Cabo de Plata desciende de la montaña (-^^^ ¿q del mismo nombre , declinando insensiblemente Plata, hasta sü punta , y por la misma razón se ma- nifiesta bien saliente con algunas piedras. Toda la Costa desde el Alto de Aleca Occi- dental hasta la montaña de Plata es montuosa, y de mas que mediana elevación en lo interior. Al S. 72" E. del Cabo de Plata 4 j- millas x t> esta la i orre y punta Paloma , cercada de pie- ^¡j paloma, dras grandes y baxas. Entre ambos puntos se ha- lla la Ensenada de Bolonia con el Saco de I A millas , buen fondeadero y abrigo para to- da clase de Embarcaciones por el fondo que se quiera á medio tiro de Cañón de la Costa , no habiendo que dar mas resguardo que á las pun- tas del Camarinal y Cabo de Plata. Al S. 78 E. 3 ^ millas de la punta Palo- ma está la punta y Torre de la Peña. Ambas forman la Ensenada de Valdebaqueros con abrí- Ensenada de go y anclage para embarcaciones menores. Pro- Valdeba- ximo á la punta del E. de punta Paloma está q"'-^ros. A2 . • 4 DESCRirCION DE LAS COSTAS la punta y arroyo del Puerco , que es un Ca- Ictoncillo entre dos arrecifes , en el que solo pue- den entrar buques pequeños. De la Ensenada de Bolonia lí la de Valde- baqueros se extiende la Sierra de San Mateo con varios manchones grandes de arena blanca , y por su puesto la punta Paloma viene descendiendo desde su cumbre. Lances de Al S. 42° 25^ E. de la Torre de la Peña Tarifa. 3 » millas ( pospuesta la Cuchillada de Ciris en la Costa de África ) está la Ermita de Santa Ca- talina sobre un montecito unido á la Costa por ' un mégano de arena blanca y baxo , de modo que parece islado viéndole en esta dirección. Es- te montecito , que es el extremo Occidental de la Ensenada en que está la Ciudad de Tarifa, y la Torre citada , forman una grande Ensena- da , que nombran los Lances de Tarifa , en cu- ya extensión , que es una vega de agradable vis- ta , está el Rio Salado , sitio en que ^ se dio la ba- talla del mismo nombre , que aun celebra la Iglesia de España. Tal vez á causa de ésta fa- mosa batalla y otras que habria entre los nues- tros y los Moros , le quedó á esta parte de tier- ra el nombre de los Lances de Tarifa. En todo el espacio de Mar que comprehen- . ^ den estos , se puede anclar con qualquiera Em- barcación por el agua que acomode , y estar abri- gados de los Vientos del N. al E. ; pero vigi- lantes á dexar el fondeadero al menor indicio de otro. Al S. 62° 2^' E. del Cabo de Plata 11 | millas y al S. 15° 50' O. de" la Ermita de San- ta Catalina , como 1. de milla está la Torre de la Isla de Tarifa. Es chica ésta Isla , redonda , pa- reja , baxa por su parte del SE. donde está la Isla de Ta rifa. DE EUROPA Y ÁFRICA. 5 Torre , y mas aira por la del NO. Esta parre se halla separada de un arrecife de piedras , que sale al S. de la punta de Santa Catalina por un Canal de un cable de ancho con fondo en ba- xamar de 8 pies , por cuya razón solo en plea- mar Y ^^^ mucha práctica se puede pasar por él con barcos medianos. La Isla es sumamente limpia y hondable por toda su parte de fuera, Piedra Mar si se exceptúa una piedra chica nombrada la Mar- roquina. roquina , cubierta á veces con el mar , que dis- ta solo medio tiro de fusil de la Isla á la par- te del SO. de la Torre ; sin embargo el acer- carse yendo del Occidente , se hace peligroso á causa de unos baxos que están á su parte del O. y de que se va á tratar ; pero antes es ne- cesario dar la instrucción siguiente. Al N O. de Tarifa cerca de la Playa y al E. de la Sierra de San Mateo , está otra de hechu- ra regular , nombrada la Sierra de enmedio , á cu- yo pie se halla sobre una peña elevada 84 es- calones la citada Torre de la Peña. Vista esta Sier- ra por su parte del S O. quedará la Torre á la derecha o mas al E. que su cumbre ; y justa- mente por la medianía de esta distancia , se ma- niñesta en la misma Sierra un picacho regular- mente notable , pues no hay otro. Al mismo tiempo que la Sierra de enmedio quede como al N£. se verá otra á su espalda mas alta y mas pareja ; pero sin embargo se no- tan en su cumbre dos mogotillos o picachos jun- tos. Para conocer los baxos ha sido preciso dar el conocimiento de estas tierras. La Sierra en que están los dos mogotillos se dice nuestra Señora de la Luz , por una Iglesia con esta advocación que está en lo mas al N. de la Vega del Salado. A3 6 DESCRIPCIÓN DE LAS COSTAS Los Cabe- Los baxos mas peligrosos por su poco fondo, zos. y por estar mas afuera son los nombrados Ca- bezos. Son tres , y comprehenden el espiicio de f milla escasa de ONO. ESE. en forma de herra- dura , su seno al N. En baxamar escorada les queda tan poca agua , que solo les llega á me- dia pierna á los que mariscan ; pero en sus cercanías hay de 2 i á 3 brazas , y algo mas apartado de 7 á 12. Raro es el año que no se pierden embarcaciones , y mucho mas raro el que se salve alguno , contándose también por muy particular el que hayan librádose dos o tres em- barcaciones después de haber tocado. Lo mas oriental de estos cabezos , que fué donde se pudo fondear para marcar con exacti- tud la embarcación , está al N. 76*^ 54' O. de 8- la Torre de la Isla de Tarifa 4—^ millas : y al 10 S. 46" 5' O. 3 I millas de la de la Peña , rum- bos exactamente determinados con dos Teodoli- tes desde las citadas estaciones. Pero como con la misma exactitud no podia marcarse la embar- cación desde los demás puntos visibles de ambas V costas , estos lo fueron con una abuja azimutal al mayor grado de seguridad que permitía el mo- vimiento , siendo corta la diierencia , pues no lle- ga á un grado hecha la comparación con las otras. Marcaciones hechas con la abuja azimutal des- de lo mas oriental de los Cabezos. Acho de Ceuta S. 70^ E, Sierra Bullones S. 62 E. Cabo Espartel S. 36 O. Alto de Meca N. 58 O. Torre Paloma N. 16 O. Enfilaciones que se pueden aplicar para conoci- miento de la posición de los Cabezos. DE EUROPA Y ÁFRICA. / El citado Picacho de la Sierra de enmedio, que está entre su cumbre y la Torre de la Pe- ña , enfilado por los dos mogotillos de la Sierra de nuestra Señora de la Luz , que corren al rum- bo del N. 4/ E. A la parte del E. de los Altos de Meca es- tán unos arenales baxos que se han de descubrir por el Cabo de Plata; de modo que bordeando por estos parages yendo de la vuelta del N. no se ha de llegar á ocultar dicho arenal con el Cabo de Plata hasta ver la Capilla de nuestra Señora de la Luz , descubierta por la parte del E. de la Sierra de enmedio , pues entonces , es- tando á la parte del E, de los Cabezos , se pue- de continuar la bordada hasta la distancia que se quiera de la costa , sin mas cuidado que el del baxo de la Peña de que se hablará adelante. Una milla al O. de los Cabezos y 2 i de la Punta Paloma , están los baxos nombrados Ar- ^^^^y^ del royo del Puerco , que es un placer de piedras ^^^ de una milla de largo de N E. S O. con poco an- cho y fondo de ^ á. 6 brazas en los tres quar- tos de marea creciente. Entre este placer y la Costa hay de 15 á 20 brazas y de 8 á 14 en- tre el mismo y el Cabezo de mas O. Al S. 47"" i O. de la Torre de la Peña I BaxodeVal- legua , y al N. 58" O. de la de la Isla de Tarifa 4 » debaqueros. millas se halla una piedra chica que nombran de Valdebaqueros ó de la Peña , por alusión á estos puntos de la Costa. Tiene 2 f brazas de fondo en pleamar , 5 casi á pique , piedra y 7 un poco mas desviado , cuyo fondo forma un placer de piedra y cascajo. Entre él y la Torre de la Peña hay un canal de i i. millas de an- cho , y por su medianía 10 brazas arena. Se irá por dicho Canal llevando enfilada la Punta Pa- A4 8 DESCRIPCIÓN DE LAS COSTAS loma con Cabo de Plata , que corren como se dixo al N. 72^ O. y al contrario. También para estar sobre dicha ~ piedra se enfilará la Ermita de Santa Catalina de Tarifa por el picacho mas al N E. y baxo de Sierra Bu- llones , que es el mas oriental de su falda : y para marcación de través servirá el dexar des- cubiertos por la parte del E. de la Sierra de en- medio los dos Mogotillos citados de nuestra Se- ñora de la Luz. Mareas. Justamente fué dia de conjunción en el que se hizo éste reconocimiento , y se noto suceder la pleamar como á las 11 de la mañana , lo que obligo á apreciar y colocar en la Carta del Es- trecho las Tablas de las mareas , como se ve en todas las Francesas é Inglesas ; pero con la di- ferencia de mudar la voz del Fluxo y Refluxo, por estar bien seguros que quando el agua cre- ce corre por ambas costas para el O. y quan- do mengua para el E. á cuyo movimiento , tal vez por equivocación , dice Fluxo en la Carta Francesa , y Refluxo el contrario. La Inglesa so- lo dice que entra y sale baxo de los mismos períodos de las Tablas y límites señalados. En las Ensenadas de ambas Costas dependen los cor- rientes de las mareas por varias rebezas , cuya causa es difícil de conocer. Punta del Como una milla de la Punta de Santa Catali- Camorro. na al E N E. está la Punta del Camorro alta, gruesa y pendiente , y entre ambas la Ciudad de Tarifa á orilla del mar , y á la falda del Mon- te Cabrito de poca elevación. Entre la Isla y la Ciudad fondean las Embarcaciones menores , y están abrigadas de los vientos del S O. por el N O. hasta el N E. ; pero se hace preciso va- rarlas con los otros en un Caletoncillo que está DE EUROPA Y ÁFRICA. 9 á la parte del E. de la Ciudad. Las Embarca- ciones grandes pueden igualmente fondear con buenos tiempos por 16 á 20 brazas al E. de la Isla de enfrente de la Puerta del mar. La pleamar en el fondeadero y playa de Ta- Marea. rifa , á causa de retardación ó rebeza sucede el dia de conjunción como á las 12 del dia , y lo mas que asciende en las mayores aguas es de 7 á 8 pies , y siendo menor el Fluxo mientras mas al E. hay lugar de suponer será de i á 2 pies mayor en los Cabezos. Al N. 64" 50' E. de la Torre de la Isla de Punta ác Tarifa 4 | millas está la Punta de Gualmesí al- G^almcsi. ta , poco saliente y tajada : tiene una Torre de Vigía : á su parte del E. hay un Caletoncillo en una cañada y muchas huertas en ella. Al N. 74^ E. 2 * millas de la Punta está Punta del la Oriental del Azebuche pareja y poco salien- Acebnche. te. De ésta á corta distancia al N. 80" O. se ha- lla la occidental del mismo nombre , ambas cer- cadas de piedras que velan , poco salientes , y al N. 69^ O. de ésta como una milla la Ensenada del Tolmo , con un Castillo para su resguardo. En ella hay buen fondeadero para embarcacio- nes chicas , con abrigo de los vientos desde el E. por el N. hasta el N O. por fondo de 6 á 8 brazas buen tenedero. Al N. 65'' 30' E. de la Punta occidental del Ponta del Azebuche " una milla larga está la Punta del 1^^^}'^^- Frayle que desciende de una grande altura , y en la medianía del descenso tiene una Torre de Vi- gía. La Punta tiene inmediato un Islotillo pare- cido á un Frayle y varias piedras al contorno. • A la parte del E. de esta punta se halla Ca- q^^^ ¿^ ^^^.g. la de Arenas con fondo de 2 á 3 brazas , y abri- ñas. go de los vientos del O. al N. para embarcacio- lO DESCRirCION DE LAS COSTAS nes chicas , con un Castillo para su defensa. Tunta Car- ^^ -^- 47^' ^- ^^ ^^ Punta del Frayle i f ñero. millas escasas , está lo mas meridional de la Pun- ta del Carnero , anteponiendo la Isla de las Pa- lomas , 7 otras de que se va á tratar. Como l. mi- lla al O. de la citada Punta está otra con el nom- bre de Secreta , y entre abra la cala del mismo nombre con abrigo para pescadores. La Punta del Carnero desciende de una mon- taña con declivio desigual hasta su extremo , que es de mediana altura , en el que hay un Castillo y una Vigía. El extremo de la Punta que baña el mar es- tá al S. 14" 22' O. de la Iglesia de San Ro- que: al S. 50° 10' O. de la Vigía del Monte de Gibraltar ; al S. 64*' 55' O. de la Punta de Eu- ropa : al N. 30° 32' O. del Acho de la Almina de Ceuta y al N. 3'' 32' O. de lo mas alto de Sier- ra Bullones. Isla Paloma. ^^ ^' 35" ^' ^^ ^^ Punta del Carnero ^ de mi- lla está lo mas Oriental de la Isla de las Palomas, baxa y quebrada. A su parte del N O. como un cable las Cabritas , que son otras dos chicas y rasas y al O. de estas i i cables siete piedras que velan y algunas cubiertas. Al S. 9° O. de la Punta del Carnero i | mi- ■p«Ji? ^^^ ^^^^ ^^ baxo de la Perla , sobre el que se ha- llan de 2 í á 4 brazas piedra , y á dos cumpli- dos de navio , así por su parte de tierra como por la de afuera , hay de 7 á 10 brazas , fondo que se encuentra por todo el Canal de entre el baxo y la costa. Desde encima del baxo demoran La Punta Oriental del Azebuche. S. 80** O. La Torre del Frayle. O, El Asta del Castillo de Cala Arena. O. i**3o'S. Perla. DE EUROPA Y ÁFRICA. II Medianía de la Isla de las Palomas. N. 31° O. La Torre de Punta Carnero. N. i"3o'E. San Roque antepuesto , enfriado un Mogoiillo ó pednisco que está por fuera y cerca de la Punta del Car- nero , que es el mas alto y siempre vela. N. 11'' E. El Asta de bandera de Punta de Europa. N. 51 E. El Acho de la Almina de Ceuta. S. 45'*3o'E. Enfilaciones que se pueden aplicar para conoci- miento de la posición de éste baxo. El Mogotillo o pedrusco citado de la Punta del Carnero enl.lado con la medianía de la Ciu- dad de San Roque. El extremo del E. de la Is- la de las Palomas con el segundo picacho , que es el mas alto empezando desde Punta Carnero, que entonces quedará la Torre de Gualmesí , co- mo el cumplido de un navio descubierta de la Punra Oriental del Azebuche , que es como se dixo la Oriental de la Ensenada del Tolmo. En una palabra se tendrá rcbaxado el baxo de la Perla , yendo de Poniente á entrar en la Bahía de Algeciras y Gibraltar , siempre que se descu- bra ía Ciudad de San Roque por las piedras sa- lientes de la Punía de Carnero , que í^erá quan- do ésta demore entre el N. y N. i N E. ; pe- ro sin haber cerrado las Puntas del Azebuche y Gualmesí. San Roque será bien conocido por ocupar la eminencia de un Monteci'o , en cuyas cercanías no hay otro con población con quien pueda equivocarse. DESCRIPCIÓN DE LA bahía de ALGECIRAS Y GIBRALTAR, QUE EXPLICA SU PLANO PARTICULAR. Torre de S. García. Ensenada de Getares. Punta Getares. JJesde la punta del Carnero , esto es , desde su parte mas Oriental Meridional á la Torre de San García , hay la distancia de i 7 millas al N. 6° 47' O. La Torre está por la medianía de un frontón algo saliente , que se nombra Punta de San García , entre la qual j la Torre hay un Fuerte. Esta Punta y la del Carnero forman la aber- tura de una grande Ensenada , que nombran de Getares , con bastante fondo y de buena cali- dad , pero peligrosa con los vientos del N E. al S E. por la mucha mar que entra. En lo in- terior de ésta Ensenada , que es de playa con arena , hay dos riachuelos nombrados el Lobo y el Picaño , que aunque en verano de poca* con- sideración , suele serlo en invierno, de Al S. 24" E. del Lobo está la punta de Ge- tares , formada por una pequeña eminencia y una casita encima , á cuya parte del E. hay otra pe- queña playa con riachuelo. Después sigue la cos- ta alta , escarpada hasta la casa de Marcelo , y aun hasta la Punta del Carnero. La casa está al S. 67° E. de la Punta de Getares. Así el frontón del E. de la Punta del Carne- ro , como el de la de San García , que también es alto , están cercados de piedras descubiertas á una DE LA BAHÍA DE ALGECIRAS Y GIBRALTAR. 1 3 regular distancia ; pero no hay que dar resguar- do sino ¿í lo visible. La Punta del Rodeo , de mediana altura , es- Punta del tá á media milla escasa de la de San García ; y 1^°"^'^' entre ellas se forma una regular Ensenada con playa que casi cierra su abertura una cordillera de piedras que salen de la Punta del Rodeo en vuelta del S. E. Al N. 6^ 22' O. de lo mas saliente de la Pun- \^\^ Verde. ta de San García , y justamente al N. 7" \' O. de igual punto de la de Carnero , 2 \ millas de distancia está la medianía de la Isla de Algeciras llamada Verde d de las Palomas , de mediana altura , con fortificación , que dista como |. de milla al N. 87"" 22' E. de la Costa mas próxima que es donde está la Torre de la Villa vieja d-e Algeciras. De la Isla para el S S O. y N N E. Arrecifeí. salen unas cordilleras de piedras que velan ; pero tan en línea por naturaleza , que no parecen sino muelles ó paredones artificiales , y por consiguien- te dexan canales para Faluchos á lo largo de las cordilleras. Las que hay á la parte del E. de la Isla , no salen tanto y son igualmente paralelas • á las que nacen de ella de una y otra parte. Unas y otras impiden atracarla , sino es por el O. que es menos sucia. Aunque entre la Isla y las puntas de Villa vieja y del Rodeo , hay hasta 4 \ brazas de fondo , no es pasage sino para buques menores y con mucha práctica , á causa de varios pedruscos ocultos. Al N. 57° 18' O. como \ milla de Isla Ver- Muelle de de se halla el muelle de la Ciudad de Alge- Algeciras. ciras , que á la orilla del mar se extiende al E. dexando próximo á las casas del S. el Rio de la Miel , en el que en pleamar entran los barcos de mediano porte y del tráfico del país. 14 DEscRircroN de la bahía La Galera, Medio cable distante del Muelle como al baxo. ENE. está la Galera , que es una piedra á flor de agua , dividida en dos con una restinga pró- xima á la parte del N E. ; y un quarto de milla al N. 5° E. de la Galera hay un placerito con solo dos brazas de fondo. Restingas, ^na restinga de piedras sale al E. de la me- dianía de la Ciudad , y otra de piedras mas gran- des del extremo mas N. de ella , esto es , por don- de está el Fuerte de San Antonio. Torre de la Al N. i de milla de éste pimto está la Tor- Almiranta. j.^ ¿^ ja Alniiranta sobre una punta de mediana altura cercada de piedras. Al S. 85° O. a de mi- lla de ésta Torre está la de la Pólvora , en cu- ya eníilacion y próximo de ella no se puede fon- dear por ser el fondo cascajo y piedra. Punta del ^^ mismo rumbo del N. media milla escasa Rocadillo. de la Torre de la Almiranta , está la Punta de Rocadillo también cerca de Arrecifes , que se unen con los anteriores. Desde ésta punta principia á ser baxa la cos- ta de playa , con arena por todo el saco de la , Bahía , hasta la Plaza de Gibraltar , exceptuando las dos pequeñas alturas del Fuerte del Mirador y Punta Mala, y., p . Como 2 I millas largas al N. de la Isla Ver- jjgj^ de está la embocadura del Rio Palmones , cu- yas puntas son aplaceradas y en particular la del S. que se manifiesta en la baxamar muy saliente en vuelta del E. : el Rio es muy caudaloso y en invierno se acogen á él las mayores embarca- ciones del tráfico de Algeciras. Como i- de milla al E N E. de la boca del Rio 1 orre de j-iaHa la Torre de Entrerrios , así nombrada por estar el Rio Guadarranque á igual distancia y rum- bo de la Torre, Este Rio es de poca consideración. DE ALGECIRAS Y GIBRALTAR. I5 AI N. 69° 40' E. I f milla de la Torre de Fuerte del Entrerrios está el Fuerte del Mirador de figura Mirador. circular con 4 cañones , y como se dixo sobre una pequeña eminencia cerca de la playa. Un sexto de milla al N. 61" O. del Fuerte se halla la Torre del Rocadillo. Al £. I S E. i de milla escasa del Fuerte Punta del del Mirador está la Punta del Gallo , de la que Gallo. sale casi á igual distancia al S. -^ S E. un arre- cife de piedras , que recogiéndose hacia la costa del O. por consiguiente á menor distancia de ella, la guarnece hasta la medianía de la distancia que hay entre el Fuerte del Mirador y el Rio de Gua- darranque. Desde la Punta del Gallo para el E. forma la Puente Ma- costa un poco de ensenada hasta Punta Mala , en } orga. cuya medianía y exactamente al N. 34° 19' E. de Isla Verde está el Puente de Alayorga sobre el Rio del mismo nombre , que es poco caudaloso. Punta Mala , como también se dixo , es de al- Punta Mala. guna altura : sobre ella está el Castillo del mis- mo nombre que se halla al N. 56" 15' O. del Castillo de San Felipe 8209 P^^^ ^^ Burgos , ba- se medida para la formación del Plano de la Bahía: al N. 33" 15' O. del Muelle viejo déla Plaza de Gibraltar : al N. 19° 10 O. del Mue- lle nuevo : al N. 13^ 35' O. del Acho de la Al- mina de Ceuta : al N. 22° 26' E. de lo mas sa- liente de la Punta del Carnero ; y al N. 43" 10 E. de la Isla Verde. De la Punta Mala sale al S O. como dos ca- Arrecife. bles un arrecife de piedras , unas descubiertas y otras ocultas , circulando toda la Punta , por lo que es peligrosa su inmediación. Antes de llegar á ésta Punta , esto es , al N. Hospital. 12** O. de su Castillo como | de milla , y justa- l6 DESCRIPCIÓN DE LA BAHÍA mente en latitud de 36" 10' 45" esta el Hospital de la Sangre , edificio construido á éste intento en la última guerra , y sitio en que se estableció el observatorio. Castillo de AIS. 56'' 15' E. la distancia citada del Casti- San Felipe. Uo de Punta Mala está el Castillo de San Feli- pe , que es el extremo occidental de nuestra línea. En el intermedio anterior hay un riachuelo de po- ca monta. El Castillo de San Felipe se halla al N. ló'^ O. de la Vigía , que está en la eminencia del Monte de Gibraltar : al N. 12'' 9' O. de su Puerta de tierra: al N. 00" 16' E. de su Muelle viejo : al N. 1° 21' E. del nuevo : al N. 33" 45' £• ^^ ^^ Punta del Carnero : al N. 59"^ 2' E. de la Isla Ver- de , y al S. 64" 29' E. de la Torre del Mirador. Castillo de El extremo oriental de nuestra línea es el Cas- Santa Bar- tillo de Santa Bárbara , cuya asta de bandera con bara. Ja del de San Felipe corren N. 84° O. y al contra- rio la distancia de | de milla. El primer Castillo se halla al S. 41" 14' E. de la Vigía de la Pedrera : al S. 23'' 35' E. de la Sierra Carbonera : al S. s"" O. de la punta O. de la Tunara : al S. 12" 20' O. de Torre nueva : al S. 19" 4/ O. de la Carbonera , y al N. 2" 14' E. de lo mas oriental del Monte de Gibraltar. Monte de Desde ambos extremos de nuestra línea sigue Gibraltar. al S. el terreno baxo , y recogiéndose hasta la par- te setentrional del Monte de Gibraltar , que de pronto se eleva á la altura tan notable que tie- ne , cuya cumbre sigue desigual con picachos para el S. hasta cerca de lo mas meridional que desciende formando dos planicies , siendo el ex- tremo de la mas baxa el que nombran Punta de Europa , que forma el extremo setentrional orien- tal del Estrecho tan conocido de todo Navegan- DE ALGECTRAS Y GIBRALTAR. I7 te. Hállase ésta Punta en Latitud de 36** (>' 30'', y en Longitud de 00" 56' 29" : al N, 12° E. de la punta Leona , tierra la mas saliente al N. de la Costa de África y Meridional del Estrecho : al Kf 29" E. del Islote mas fuera de la Punta de Gi- res en la misma Costa : al N. 65*^ E. de la del Carnero : al S. '/■j^ 30' E. de la Isla Verde , y al N. 1 1*' 40' O. del Acho de la Almina de Ceu- ta , que es el extremo meridional oriental del Estrecho. La parte oriental áú Monte es tajada á pique, pero la occidental proporciona en su remate al- guna llanura en que está la Población tendida por el frente de las murallas según lo permiten las fortificaciones. Al principio septentrional de la Ciudad sale la Muelles de distancia de 11 00 pies como al N O \ O. el Gibraltar. Muelle viejo y i i milla mas al S. 700 pies al N O. el nuevo , que con un recodo que hace la Costa forma un abrigo que puede resguardar algunas embarcaciones , de que particularmente se aprovechan las de Guerra en tiempo de invierno en 5 o 6 brazas de fondo las mas foráneas. Poco mas d menos de \ milla al E. de Punta FonJeade- Carnero se puede fondear en caso preciso y estar ros- sobre un ancla por 20 á 30 brazas , cascajo me- nudo y arena , y aun hasta en 42 es buen te- nedero. Igual fondo sigue para el N. hasta el fron- tón de la Punta de San García , y á la misma dis- tancia ; pero de mala calidad. También lo es el que hay á la parte del E. y N. de la Isla Verde á distancia de \ milla y hasta las 16 brazas ; pero de aquí hasta la de i i. millas , en que hay 42 bra- zas , á la del N. es buen tenedero para navios en verano \ pero á mayor distancia ya hay excesivo fondo. B l8 DESCRIPCIÓN DE LA BAHÍA El mejor y mas seguro fondeadero para todo tiempo y clase de embarcaciones es desde la me- dianía de la Ciudad de Algeciras para el Rio Palmones y Puente Mayorga : el principio de es- ta terminación ó límite es después de haber f>a- sado para dentro de las dos cntjlaciones siguientes: la Punta de Carnero por la medianía de Sierra Bu- llones ; y la piedra de la Galera por el extremo S. de la Ciudad. En dicho espacio , exceptuando la eníilacion y cercanías á ella de las dos Torres Al- miranta y Pólvora , pues , ccmo se dixo , se halla cascajo y piedra , se encuentra en unas partes are- na y en otras lama , y hasta 25 brazas á i milla larga de toda riva comprehendida en él. Debe pre- ferirse en éste espacio el que hay entre la Punta del Rinconcillo y Rio Palmones , y entre éste y Puente Mayorga ; bien entendido que en éste illti- mo límite se recoge el veril de modo que en las 2^ brazas solo se dista de la Costa I milla, pues á mayor distancia se dará en crecido fondo, motivo á que por regla general quien no tenga un perfecto conocimiento del de toda la Bahía, no debe dexar caer el ancla sin venir sondando, para evitar que no caiga en mucho fondo , ó que tal vez no le coja. También se puede fondear desde el Puente de Mayorga hasta el Castillo de San Felipe , advir- tiendo ser fondo nada seguro el de las cercanías al Arrecife de Punta Mala , y bueno y mas aplace- rado el que continila al Castillo de San Felipe y al Muelle viejo de la Plaza de Gibraltar , baxo cuyo tiro de cañón es el fondeadero de los Ingle- ses , á su abrigo las embarcaciones menores , y por fuera las grandes. - Frente del espacio comprehendido entre los dos Muelles también es buen fondeadero por el DE AIGECIRAS Y GIBRALTAR. Ip agua que se quiera á | milla de la muralla , sin acercarse demasiado á ella á causa de las piedras salientes que hay , ni separarse mas por no dar en mucho fondo. Últimamente desde el Muelle nuevo hasta la Punta de Europa , y aun al S. de ella también se puede estar fondeado , aunque por mayor agua á igual distancia de tierra que la señalada. Razones de estado podrían impedir el recono- cimiento del fondo baxo el tiro de cañón de la Plaza , y así el puesto en nuestro Plano en és- te sitio es sacado de otro Inglés dado á luz en 178 1 por un Oficial que estuvo empleado allí des- de 1769 hasta 1775 , y gravado por William, Faden , que debe suponerse exacto. Todo el de- mas fondo señalado lo es tanto , como que cada es- candallada pende su colocación al minuto de dos ó tres marcaciones desde tierra con dos Teodolites, y quando se necesitaba de la tercera se hacía con una abuja acimutal. Es medida de Burgos la de Medida usa- dicha sonda , así como toda la que se cita en éste da. Derrotero , y se ve en las Cartas. Llegando á fondear en la Bahía de Aígecíras y ^^f^^cancío- Gibraltar , ora en su Costa occidental , en la del "*^^ ^"^ '■"^f^* N. ó delante de la Plaza , no hay fuera de lo vi- ^ ^ **^ ' sible mas resguardo que dar que al baxo de la Perla en los términos ya citados , si se fuere de Poniente ; pero si se fuere de Levante se pasará á una regular distancia de Punta de Europa , pues no conviene acercarse demasiado , así porque el monte hace abrigo del E. y rechaza el O. si son bonancibles , como porque las corrientes son muy fuertes con rebisas en sus inmediaciones. Viniendo de Levante con éste viento á fondear desde Palmones para el E. , si es recio se procura- rá apartar del monie hasta media Bahía , para B2 20 DESCRIPCIÓN DE LA BAHÍA huir de los remolinos del viento que viene fu- rioso por las quebradas , y desde éste sitio se ce- ñir! para el N. , donde corre el viento seguido, y en bordos cortos se irá á fondear donde se quiera. Ya de la banda de adentro de Puntas se irá para el fondeadero que acomode , según el fondo y calidades indicadas , y según el motivo : porque si se viene de arribada y para continuar su navega- ción para O. deberá irse á las cercanías de Puente Mayorga , posición ventajosa para con el E. reba- sar de la bordada la Punta del Carnero ; pero si debiese continuar para el E. se deberá fondear des- de lo mas N. de Aigeciras i las inmediaciones del Rio Palmones , separándose de la citada enfilacion de las dos Torres , para montar Punta de Europa con los vientos de la parte del O. El fondeadero de Palmones al fuerte del Mira- dor es el mas cómodo en invierno , porque se lo- gra en él el único abrigo del viento y mar del S E. que es el mas peligroso aquí , amarrándose N E. S O. con el ayuste ai primero , desde Puente Ma- yorga para Aigeciras : y N O. SE. con el ayuste al segundo desde el Puente para la Plaza , por ser en éste sitio mas dañosos los vientos del S O. Si la posición señalada para el rumbo que debe seguirse no se hubiese podido tomar desde luego que se entró á causa de ser el viento en la Bahía, como acontece , distinto del que corre por fuera, se deberá mejorar oportunamente para que le co- ja el viento que desea con ventajosa situación. Queriendo embocar el Estrecho por su parte Para cmbo- ¿^i £^ ^^ ^i tiempo está claro se verá hasta 40 car el Estre- j^^j^^ ^j monte , que irá pareciendo aislado y mas alto al N. que al S, y al mismo tiempo se des* cubrirá también aislada Sierra Bullones en la Cos- ta de Aíxica , y por consiguiente se tendrá fran- DE ALGECIRAS Y GIBRALTAR. 21 qiieada la boca del Estrecho y se embocará coa franqueza. Se ha dicho ser baxo el terreno que media en- tre el Monte de Gibraltar y nuestra línea : desde aquí sube hasta la Torre de la Vigía de la Pedre- ra , y desde ella sigue elevándose á formar una ^ sierra alta , tendida y unida , que nombran de la Carbonera , en cuya eminencia hay otra Vigía 3 millas distante de lo mas septentrional del Mon- te , y llaman Ensenada de la Mala Bahía de la Tunara la Costa Oriental que media entre am- bos Puntos. Con tiempos obscuros se suele padecer el enga- ño de tomar al Monte de Gibraltar por Sierra Bu- llones , y la Carbonera por el Monte , é irse por consiguiente á ensenar y perderse con los vientos del E. y S E. en la Tunara , que tomaron por el Estrecho. Sucede también sea Sierra Bullones el Monte , en la inteligencia del que navega , y co- mo las tierras al S. de aquellas también son baxas acaece el ensenarse y perderse con los vientos: del N E. y E. en la Ensenada de Tetuan. Para precar ver ambos inconvenientes se hace preciso recor- rer á su vista la Costa de España , con conocimien- to de toda ella , hasta ver la Sierra de Estcpona, que con su marcación á poca diligencia que se ha- ga por el Monte habrá de verse , para lo que se tendrá presente que lo mas alto de dicha Sierra , y lo mas oriental del Monie corren al S. 17*^ 30' O. Sin ésta baliza con tiempos cerrados y mucho viento , es temeridad dirigirse á embocar el Es- trecho, y será lo mas prudente aguantarse en bor- dos , pues las corrientes generales para el E. fa- vorecen mucho. En la Bahía de Algecíras y Gibraltar sucede Marcas. la pleamar i la una de la tarde los días de con- 22 COSTA junción y oposición , y las mayores mareas as- cienden de 5 á ó pies. COSTA DE ÁFRICA. Cab Es ^^ Cabo Espartel está en Latitud de 35° 48' tgj^ 40"' y Longitud de 00" 22' 50'^ Este Cabo es el ex- tremo occidental meridional del Estrecho de Gi- braltar , y se halla justamente al S. 1 1° 49' E. de la Torre del Cabo de Trasfalgár, y al S. 50" 22' O. de la de la Isla de Tarifa. Es de mas que mediana altura , su remate mirado de cerca por la parte del O. parece amogotado y sus tierras altas una tienda de Galera. El Cabo es limpio con algunos pedruscos á su inmediación , que se pueden atracar quanto se quiera. Punta de Desde el Cabo á la Punta de Tánger , que dista Tánger. 4 4. millas al E. 7 S. es la Costa alta , limpia y un poco saliente á los dos puntos , sin playa hasta la Ensenada y Rio de los Judíos , que está i milla al O. de la Punta. Una y media al E. del Cabo , hay un Islotillo chico pegado á tierra , que nombran el Fraylecillo. Punta de ^^ ^^ 7^° ^' ^^ ^^ Punta de Tánger 3 millas es- Malabata. tá la de Malabata , saliente y gruesa , entre las qua- íes se forma la bahía de Tánger con el saco como de I I milla y fondeadero cómodo para qualesquie- ra embarcación por 10 á 13 brazas arena frente de la Ciudad , precaviéndose de un baxo que está en el fondo de la Ensenada al S. 70° E. de la Pun- ta de Tánger y al S. 36 i O. de la de Malabata. Para verificar esto así á la entrada como á la salida se procurará enfilar ésta illtima Punta con la de Eu- ropa , y baxo de ésta enfilacion se fondeará en el DEAFRICA. 23 parage y fondo expresado , amarrándose NO. SE. con el ayuste á aquella parte , no estando por de mas el aboyar los cables á causa de rozarlos las raices duras de unas yerbas grandes que se crian en el fondo. Así la Punta de Tánger como la de Malabata Arrecifes. tienen Arrecifes , particularmente en la primera sa- le fuera como dos cables de distancia , y por todas sus cercanías es el fondo cascajo y piedrecitas. El de la de Mala Bata no es tan saliente y se dirige al N. Nueve millas y media al N. 74° E. de Mala- Punta del bata está la del Alcázar , alta y escarpada , con res- Alcázar, tinga , en cuyo intermedio están la Cala de Bacas y Cala Grande , con fondeaderos para una calma por 10 á 20 brazas , que se estará cerca de tierra. Al N. 60" E. de la punta del Alcázar distancia Punta del 2 11. millas está la del Saynar , baxa y saliente , con Saynar. Islotillos á su inmediación. La Ensenada del Al- cazar se forma entre éstas dos puntas con playa de arena y fondeadero en necesidad por 15 á 20 brazas. Una milla al E. de la Punta del Saynar se ha- Ensenada del lia la Ensenada del mismo nombre , de la qual cor- Saynar. re la Costa con varias puntillas de piedras , una le- gua de distancia al N. 25"^ E. hasta el islote salien- te de Punta de Cires , que se avanza de ella como dos cables al N. 1° o,y' O. , mediando otro mas alto y varios chiquitos , todos limpios. Este Islote mas saliente está al S. 48" 18' E. de la Torre de la Isla de Tarifa ; al S. 1 5° i $' O. de la Punta del Carnero ; y al S. 29° 8' O. de la de Europa. La Punta de Ciris es baxa y vá alteando con I^nntadeCi- igualdad hasta una montaña esquinada bien nota- ^^^' ble , que dicen el Cuchillo de Ciris. B4 24 COSTA Punta de Al N. j-f E. del citado Islote i \ milla escasa Lanchoncs. está la punta de Lanchones , alta , gruesa y escar- pada , con pedruscos próximo á su pie. Entre estos dos puntos se forma una Ensenada con tres quartos de milla de saco , y playa en él, donde en caso de necesidad se puede fondear por 1 6 brazas. Punta de Media milla al S. 86° E. de Punta Lanchones Cruces. está la de Cruces , menos alta , mas pareja , y poco saliente, siendo escarpado el terreno entre estas dos. Frontón de ^^ ^- 74° ^- ^^ ^'^ Punta de Cruces una milla Almansa. escasa se halla el frontón de Almansa , alto y cor- tado á pique , entre cuyos puntos está la Ensena- da del mismo nombre con una playa pequeña. Al N. ^y*^ E. del frontón de Almansa corren lo Isla del Pe- ^las N. de la Isla del Peregíl y la Punta Leona, regilyPunta aquella á la distancia de A de milla, y ésta á la de I |. La Isla del Peregíl es alta , toda de piedra, tendida á lo largo de la Costa , y separada de ella menos de un cable , por cuyo canal solo pueden pasar embarcaciones menores , á causa de tener 8 palmos de fondo. Arrimado á toda su parte de fuera hay 20 brazas de fondo. Esta Isla y la me- dianía de Sierra Bullones corren enfiladas al^. i/'^E. Su proximidad á la falda de aquella Sierra é igualdad en el color del terreno hacen dificil su distinción aunque se pase cerca , sin embargo de ser bien alta. La Punta Leona es saliente , de regular altura y escarpada , con un Torreón arruinado. Entre és- ta Punta y la Isla en caso forzoso se puede fondear por 8 brazas de fondo. Una y tres quartas millas al S. 83° E. de la Pun- Torre Blan- ^^ Leona ( que es la mas septentrional de la Costa ca. de África ) se halla la punta de Torre Blanca , alta, escarpada , obscura tirando á roxa , con las ruinas DEAFRICA. 25 de una Torre é Islotes á su pie. Entre estas dos Puntas se halla la Ensenada de Benzús , en donde se EnsenaJa de puede anclar por 20 brazas arena como dos cables Benzus. de tierra, con toda especie de embarcación para abrigarse de los vientos del O. por el S. hasta el £. quedando solo expuestos á los del NO. al N E. y en éste parage demoran los Islotes de Punta de Torre Blanca al N. 75" E : un Picacho notable de forma piramidal , que está algo tierra adentro de la Ensenada , nombrado el Esparté! , al S. 3" E. y Punta Leona eníilada con Tarifa al N. 62^ O. Al S. 39'' E. de la Punta de Torre Blanca , una Punta Bcr- milla escasa está Punta Bermeja , alta , roxa y con mcja. una Torre arruinada. La Costa entre estas dos Pun- tas toda está sembrada de piedras , unas descubier- tas y otras no , en cuyos canales hay paso para Botes y Lanchas , y á mas distancia de la Costa se encuentra mucho fondo ; pero todo de piedra. Al S. 48" 1 E. de la misma Punta de Torre Blan- Punta de ca I I milla de distancia , yá en la Ensenada de Bcnites. Ceuta , está la Punta de Benites , é Islotes del Cam- po , que son dos rasos , dexando canal de medio cable entre estos y aquella , con dos brazas de Ibn- do piedra. Al N. á dos cumplidos de bote se en- cuentra una braza de fondo , á -} de cable 6 y á ca- ble y medio 9 , todo piedra. Medio cable de dis- tancia á la parte del N. E. está una piedra ahogada. Un tiro de fusil del Islote mas foráneo de Pun- j ta de Torre Blanca ( entilado con Punta Leona ) al S. 83" E. hay una laxa del tamaño del casco de un Navio toda de piedra , con fondo de 3 á 4 brazas, menos en lo que mas altea , que solo hay una braza en la extensión de una Lancha. Entre dicha laxa y la Costa hay de 9 á 10 brazas piedra , cuyo canal es de un cable, por lo que lo estrechan unos Islotes que salen de la Costa como -3- de la misma medí- 26 COSTA da. Por la parte de fuera de ésta laxa se encuentran 9 y lo brazas de fondo todo piedra. Las enfilacio- nes para ponerse sobre ella son la ya dicha del Is- lote mas saliente de Punta de Torre Blanca por Punta Leona , y las ruinas de la Torre Blanca por el punto superior de Sierra Bullones , o' al N. 66"^ O. ; y también la Punta Bermeja por el canto del N. E. délas Murallas de Ceuta la vieja , que es un recinto de Muralla y Torreones antiguos con al- menas. De modo que los que del O. fueren á fon- dear á Ceuta , para no peligrar en dicha laxa es menester que descubran todas las murallas de Ceu- ta la vieja por Punta Bermeja , antes de poner Tor- re Blanca por Sierra Bullones. Punta de Al E. i. S. E. de la Punta de Torre Blanca dis- Santa Cata- rancia de 3 f millas se halla la Punta de Santa Ca- lina, talina , que es lo mas septentrional de la Almina de Ceuta , la qual es baxa con Islotillos. Entre ambas Puntas está la Ensenada de Ceuta , y su fondeadero entre dichos Escollos del Campo y los de Santa Catalina desde 8 á 14 brazas arena con algunas piedras sueltas , procurando quede abier- ta la Calle del Obispo , que es la que principia en el costado del N. de la Casa del Gobernador , que es la mas visible al principio de la Almina fren- te de la Muralla con 4 balcones : y no estando precisamente baxo de ésta enñlacion es el fondo cas- cajo. Debe amarrarse N E. S O. con el Ayuste á aquella parte. Toda la Almina está rodeada de piedras , que apenas velan , y la que mas se aleja es la distancia de medio cable. Almina de ^^ Almina de Ceuta es el extremo Oriental Ceuta. Meridional del Estrecho de Gibraltar. Está su Acho , Castillo á la moderna , edificado sobre lo mas alto del monte en Latitud de 35° 54' 4'' y en Longitud de o*^ 59' 5 1" justamente al S. 1 1. 40. E. de DEAFRICA. 27 Punta de Europa : al S. 31° 05' E. de la del Carne- ro : al S. 67° 20' E. de lá. Torre de la Isla de 1 ari- fá , y al S. 88° 10' E. de Sierra Bullones. Nombrase Almina á rodo el terreno que qua- si islado se halla al E. de la Ciudad de Ceuta , y comprehende el espacio de i | milla de E N E. OSO. el qual es de regular altura , con siete mon- tecitos , siendo el mas Oriental y mas alto sobre el que está el Acho : los seis restantes son mucho mas baxos , á cuyas faldas de la parte de Occidente es- tá el Barrio, pues la Ciudad es la que separada de la Almina se vé fortificada entre ella y la tierra firme. DESCRIPCIÓN DE LA COSTA DE ESPAÑA EN EL MEDITERRÁNEO DESDE PUNTA DE EUROPA HASTA CABO DE GATA, Y DESDE CEUTA Á CABO HONE EN LA DE ÁFRICA, QUE EXPLICA ÉSTA CARTA PARTICULAR. Punta de la J\l N. 23° E. de lo mas oriental de Pun^a de Chulkra. Europa 12 ^ millas está la punta de la Chullera de piedras y saliente. Entre estos dos puntos y ' de milla del Castillo de Santa Bárbara se halla el de la Tunara cerca de la Playa : á dos millas largas Torre Nueva sobre una puntita de piedras : á 4 la de Carbonera , y á 7 la de Guadiaro y Rio del mis- mo nombre en el que entran en pleamar embarca- ciones costeras , y hallan abrigo de todos vientos. Últimamente entre el Rio y la Punta de la Chulle- ra hay una Ensenada d Cala que dicen de la Sar- dina poco profunda , y por su medianía sobre una punta alta de piedras está una Casa que sirve de Cuerpo de Guardia á la Caballería de la Costa. Desde Torre Nueva hasta esta Punta de la Chu- llera aunque es Playa , hay pegado á ella piedras, unas cubiertas y otras que no lo están. Castillo de la ^^ ^^^^ Punta empieza á altear el terreno , y Sabiniila. al N. 18° E. de ella 2 millas largas está el Castillo de la Sabiniila cerca de la Riva. En el intermedio está una piedra que nombran de Alcorin , del ta- DESCRIPCIÓN BE LA* COSTA DE 'ESPAÑA. 29 maño de una Lancha y distante de Ja Playa como cable y medio. Entre esta piedra y el Castillo es excelente fondeadero para los vientos del S O. al N O. i pero malo á los que está descubierto , parti- cularmente el S. E. que es el q^ mas reyna y mas daño hace en toda esta Costa , que es demasiado hondable. Hállanse varios arroyuelos para pro- veerse de agua , y la Población de Manilva media ^E^^^^^- legua del Castillo sobre un montecito. Mamiva. Al N. 31" E, distancia media legua del Castillo de la Sabinilla está la Torre del Salto de la Mo- ra toda cercada de piedras. Al S. 34° E. de esta Tor- re á dos cables de distancia está una Laxa grande, Laxa, cubierta en pleamar con rompiente y poco descu- bierta en baxamar. Media milla de la Torre al N. ^^^^ E. se ha- Islote de las lia un Islote pegado á la Playa nombrado de las Palomas. Palomas. Al mismo rumbo de la citada Torre , y á distancia de media legua , se halla la Torre de Ar- royo Saquero , y al N, ^6° E. distancia 2 millas es- tá la Torre de Salvieja , de la qual al S. 50° E. |. de milla está la Punta de la Doncella , que es la me- ridional occidental de la playa de Estepona , sien- do la de Mármoles la oriental septentrional , en- tre las quales, que distan una milla, hay buen fon- deadero para embarcaciones chicas por 4 brazas, y para las grandes por 15 á 20 , con abrigo de los vientos át^L ^^ quadrante , fondeando frente de la Población de Estepona, que está cerca de la playa, Estepona. á una milla de distancia. A la parle del O. de Este- pona se halla el Rio Monte Roxo , caudaloso en invierno , y en verano no le falta agua de donde se . proveen , y de otra aguada que está en la playa tren- S"^'^^'^' te del Lugar. Al N. 40° O. de Estepona 4 I millas de distan- 5¡¿rra Je Es- cia está una grande Sierra conocida coa el noni- ¡cpor.a.'' 30 •DESCRIPCIÓN bre de Sierra de Estepona por los navegantes y por los naturales del pais con el de Real de Sier- ra Bermeja , á causa de un Castillo , en el que se custodiaban las personas Reales de los Moros y que se gano en una^^atalla. Torre de Al N. 6o" 30' E. de Estepona está la Torre de Gualmaza. Gualmaza 4 i millas distante situada en una lla- nura , y de ella la distancia de 2 cables sale una punta de arena , en cuyo extremo ñay una Restin- ga de piedras que se avanza medio cable al S. -^ S O. En este intermedio están las Torres del Padrón, Torres del y {^ ¿q Albelerin en playa limpia y con arroyue- Padron y de ^ Desde este parage hasta Punta de Europa con ios vientos del O. ó N O. se puede fondear en qualquiera parte á una milla de la Costa , y de no querer fondear hay abrigo de la mar ; y apro- vechando las mareas sobre bordos se puede gran- gear la Bahía. Torre de Ba- Al N. yy'' E. 2 | millas de la Torre de Gual- fio»' maza se halla la de Baños situada en un arenal al N. 5 o'' O. de la Punta de su nombre distan- cia I- de milla , es muy baxa y limpia , mediando entre las dos Torres otra que dicen del Saladillo al N. de la qual 3 millas distante se ve un monteci- to notable con un Castillo arruinado , con el nom- bre de Monte Mayor. Al N. 65° E. 6 ^ millas de la Torre de Baños S^Luíf*^ví ^^^^ ^^ Castillo de San Luis y Población de Mar- rias Toíesr bella , en cuya distancia se hallan las Torres de Bobedas , del Duque y del Ancón , y próximo á ésta á su parte del E. está una punta de piedras , que nombran los Nogueles. El Castillo de San Luis está medio cable dis- tante de la Playa con Restinga al S E. que sale como 2 cables , cuyas piedras están descubiertas las DE LA COSTA DE ESPA5?X. 51 mas á tierra , y cubiertas las mas distantes. En^re la Torre de Baños y la de Bóvedas está el j^- j p Río de aquel nombre , y entre la del Duque y la ños y Rió del Ancón el Rio Verde , ambos caudalosos en Verde. Ivierno, Del Castillo para el O. hay una fila de Alma- cenes en la playa , y del mas O. de ellos principia otra Restinga de piedras que sale al S. E. como 2 cables con bastante fondo , por lo que es preciso que las embarcaciones del tráfico fondeen entre los .dos Arrecifes por 8 brazas arena. La Población de Marbella está Inmediata á la ^farbella parte del N. del Castillo. Hay abundancia de agua Aguada. ' y fácil de hacerla. Una milla distante al S. de la Población se puede anclar por 20 brazas arena con qualesquiera embarcación grande , y tendrá abrigo de la mar y vientos de tierra. Al N. 39" O. del Castillo de San Luis 2 |- mi- ^.^^^^ ¿^ lias está lo mas alto de la Sierra de Marbella , y Marbeila. y al N, 12° O. 2 i millas el Picacho de Juana : y estando estos dos puntos como también la Sierra de Estepona en su verdadera situación en la Carta, pueden qualesquiera de ellos servir en tiempo obs- curo que no se vea el Monte de Gibraltar , para saber donde se está, y el rumbo que se debe hacer para zafarse ó para buscar la Punta de Europa. Al S. 80" 30' E. 5 I millas del Castillo de San Torreón del Luis está el 1 orreon del Lance de las Cañas. Di- L^nce de ias cese Torreón por ser triple mayor que las comunes ^^^^*» Torres. Esiá situado próximo á la Playa , euarne- cido de piedras. Median entre los dos puntos la Torre del Rio Real , y la del Real de Zaragoza Torres del con un Rio á su parte del E. del mismo nombre. Rio Real y siendo limpia toda esta Playa. del Real de Una milla del Torreón al S. 84° 30' E. está Tor- Zaragoza. 32 DESCRIPCIÓN Torre La- re Ladrones un tercio de cable distante de la drones. Punta de su nombre. Torre de Ca- Al N. 85*" 30' E. una legua de Torre Ladrones lahoiiJa. está la de Cala Honda próxima á una pun^a rasa, aunque es alto el terreno en que está. Entre estas dos se halla una casa fuerte y dos arroyuelos en el fondo de una pequeña ensenada , que lorma la Costa y con tres puntitas de piedra poco salientes. Torre de Ca- Una y tercio milla de la Torre anterior está la la Moral. ¿g Cala Moral en una punta alta , que desciende con igualdad , hasta quedar en piedras , que apenas flotan y demoran al S S E. de la Torre distancia 3 cables. Cala y Pun- Al N. 70° E. de la Torre de Cala Moral 2 4 mi- ta de Burra, u^s está la Cala y Punta de Burra por latitud de 2)^^ 30' 50'' guarnecida de piedras que se alejan mas de un cable al S E. y E. y con una Torre en- cima. Entre éstas dos Torres hace la Costa ensena- da , en cuyo saco hay un Torreón que nombran de la Cala , y en todas sus inmediaciones es pla- ya limpia ; pero en las puntas hay piedras , como queda dicho. Castillo de la Al N. 26" 30' E. distancia i -| millas de la Tor- Frangerola. re de Cala de Burra está el Castillo de la Fran- gerola , situado en la eminencia de un montecito; en cuyo pie empieza la playa j sigue como un cable de distancia hasta la orilla. Por la media- nía de estos dos puntos sale la Punta de la Fran- gerola , y desde la Punta anterior á ésta es la Pla- ya de piedras , y luego sigue de arena limpia co- mo 2 f millas, que es hasta Torre Blanca, que dis- ta del Castillo i \ millas al N. 30° E. ^ Hay buen fondeadero para qualquiera clase de embarcaciones por todo el frente de esta Playa ; pe- ro el regular es al E. del Castillo de 8 á 10 brazas, si se quiere estar baxo el tiro de su cañón , y por DE LA COSTA DE ESPaIíA. ^J mas si no se recela de enemigos. Este fondeadero abriga de los vientos del primer quadrante ; pero con los demás es menester desampararlo y tomar el partido que convenga. Hay aguada en un Rio que Aguada. dista poco al N E. del Castillo. Al N. 22** O. de este Castillo de la Frangerola Sierra deMi- está el punto superior de la Sierra de Mijar 5 { mi- jar. Has distante , á cuya falda d al N. 9" O. una legua larga del Castillo se halla la Población del mismo nombre. Como una legua larga al ENE. de lo mas ele- vado de la Sierra de Mijar está igual punto de la de Junquera de que se hablará después. Al N.7o°3o'E. de Torre Blanca, distancia 2 A mi- Xorre Blaji- llas está Torre Quebrada sobre una punta saliente, ca. que es el fin de la Ensenada de la Frangerola. En- tre estas dos Torres está otra que nombran de Be^ Ha Almádena , siendo tajada á pique toda la Costa comprehendida con muy poca playa y algunas piedras. La Población de Bella Almádena está al N ' N O. p^uf.^r^,, j. I ^ milla de la Torre de su nombre. -Bella Al- Al N. 53° E. de Torre quebrada distancia media madcna. legua está Torre Bermeja , en cuyo intermedio hay Puntas de dos puntillas de piedras nombradas Aneál y Perule- ,"' ^ xo. Al SE. de ésta ^ de milla , y al S. 22° O. de la ^^ ^^^' Torre Bermeja media milla se halla un baxo donde han varado diferentes : es de piedra del cumplido de un Navio y con i I braza de fondo. Como I i cable al N. 72** E. de Torre Bermeja punta del se halla la Punta del Saltillo con Restinga hacia el Saltillo. S E. y de cable. Entre esta Punta y la de Torre Quebrada hasta media legua á la mar el fondo es de piedra de mucha cantidad. ^'^^'"^ 7 ... 1 liiita de Al N. 35''E. de Torre Bermeja distancia media y^rre Mol¡- legua está el Castillo y Punta de Torre Molinos nos. G 34 DESCRIPCIÓN desde la qiial para la del Castillo es playa limpia y buen fondo. Punta de ^^ Punta de Torre Molinos es de poca altura , y Torre Molí- está en Latitud de 36° 37' 15''. A la parte del E. hay nos. abrigo de vientos del O , y N O. para qualquiera clase de embarcaciones. Se fondea ordinariamente por 25 d 28 brazas ( o' en menos si son embarcacio- nes que puedan levarse con prontitud ) procurando que quede del O. al S O. el Castillo que está en la propia Punta donde se quedan franqueados para dar la vela con el viento del E. á que se está descu- bierto. Málaga y Di- Desde la citada Punta corre un pedazo de Pla- reccion para ya de dos leguas de largo hasta Málaga ; en cuya ir á su fon- medianía desemboca el Rio Gordo bastante cauda- deadero y ¡OSO , que echa una punta de arena de poco fondo. Muelle. y saliente al mar como una milla. Los que fueren de Poniente á buscar el Muelle de Málaga deben, habiendo rebazado la Punta de Torre Molinos á una legua de distancia , poner la Proa á llevar des- cubierta la Ciudad de Málaga por la Serviola de Babor , que así se irá rebazado d por fuera del Banco del Rio , gobernando de ésta suerte hasta que se descubra por la Sierra de Mijar ( que es al- ta y la mas inmediata á Torre Molinos ) otra Sier- ra también alta llamada de Junquera , que están cerca una de otra , en cuyo punto se dirigirá en de- manda del Muelle sin peligro por haber ya rebaza- do el citado banco del Rio. ' ■ También se podrá dar resguardo á dicho placer, ya rebazada la punta , procurando enfilar por el ca- mino mas corto la linterna del Muelle con la Er- mita de San Christobal , que está situada en una ; Montaña á la parte interior de la Alcazava , por cuya enfiliacion solo se pasa por 4 l brazas de fon- > do , y así si se fuere con Navio , se deberá echar DE LA COSTA DE ESPAÑA. 35 mas para el E. , esto es , abrir los expresados obje- tos. Si no se vieren éstos ni aquellos , se deberá ir por 7 brazas de fondo , atendiendo á su calidad , que será de arena hasta estar de través con la punta del Rio , que se hallará fango , y rebazada su emboca- dura se volverá á encontrar arena , y continuan- do por dicho braceaje de 7 brazas y rumbo del NE. I N. ó pro'xímo á él se irá derecho á la Punta del Muelle. Quando se va de Torre Molinos en busca de Málaga con los vientos al S O. luego que se rebace la punta del Rio suele llamarse el viento á la tier- ra , lo que precisa á fondear fuera del Muelle ; pero si acompaña el S O. y se hace ánimo de amarrarse dentro , se dará fondo al Ayuste por fuera de él , y á continuación se irá arriando de este cable lo que fuere necesario mientras se dá el Cabo á tierra para amarrarse en quatro , paralelo al mismo Muelle. Es- to es con Navios por no poder hacer la Siavoga den- tro ; pero si es con Fragatas, u otras embarcaciones menores se dará fondo al Ancla sencilla , estando tanto avante con el Muelle , y á menos de un cable, cuya Ancla quedará tendida al S O. quando se esté amarrado. Con Navios no se irá en busca del Muelle de Málaga , siendo vientos forzados del S. y S O. por- que es exponerse á una desgracia , d á una avería; pero si fueren del S E. d del E. se pueden arrestar dando fondo á dos anclas muy pegados á la Pun- ta del Muelle , de suerte que con medio cable que se arria de cada una se tenga la seguridad de que le han de aguantar , pues á no ser así es perdi- do. Esto solamente se hará en un caso forzoso, pues á poder mantenerse á la vela fuera , será lo mejor. El que quisiere fondear en la Rada de Málaga lo exe- cutará al E. del Meridiano del Muelle en las brazas C2 ^6 DESCRIPCIÓN de fondo que quiera, pues muy cerca de él hay on- ce , quedándose sobre un ancla por si entra el vien- to al £. ó al S E. dar la vela : o' para rebazar Pun- ta de Torre Molinos, ó para abrigarse del Muelle que está en Latitud de 36" 43' 30'' , y Longitud de 1° 52'. Desde Málaga corre un pedazo de Costa alta con varias Torres de Vigía , á que llaman los Canta- Cantales, les . y después principia la Playa hasta Velez Má- laga , que dista 4 i leguas de Málaga al E. en cuyo espacio se fondea por qualquier parage de la Playa en tiempo de verano , pues todo es limpio. En lo mas occidental de la Playa de Yelez Má- laga desemboca un Rio , cuyo banco de arena avan- za al mar poco , de modo que á I milla se puede pasar , pues hay fondo suficiente. El fondeadero de Velez Málaga llamado de Fondeadero Torre del Mar es á propósito para todo género de í?'i ^^'^^ embarcaciones con abrigo de vientos del O. , fon- ^ ^^^' deando por 12 brazas arena y greda j pero será bueno tender una espía al S E. para poder rebazar si con viento de esta parte se hubieren de poner á Torre del la vela. Aquí hay una Fortaleza llamada Torre Mar. del Mar con poca población j y la Ciudad dista una legua para el N. Al E. 6' 8 N. de la Punta del Rio de Velez ^ .,, 1 Málaí^a distancia 8 ^ millas está el Castillo de Tor- Castulo de ^ . ^ j ^' 1 j ^^ Tonos. ^^^ ' y t^^sta aquí es todo tierra baxa ; pero después hasta Nerja , que dista una legua al E 2° N. es costa alta y escarpada sin Playa alguna. El fondeadero de Nerja puede servir para toda Nerja y su clase de embarcaciones con resguardo de vientos fondeadero, jgl Q.^ ]y^ O. , fondeando por 13 brazas arena; pero como se queda descubierto á los vientos del E. y S E. que son los mas malos, es necesario pre- -caverse dexando igualmente que en Velez Málaga uaa Espía al S E. por si con este viento se quisie- DE LA COSTA DE ESPAÑA. 37 re poner á la vela. Se puede hacer agua con abun- dancia en las fuentes del Lugar ; pero es trabajosa su conducción á la Playa. Desde Nerja corre un pe- dazo de Costa alta y escarpada , haciendo un poco de Ensenada al E ^^ S E. distancia poco mas de 5 millas, donde está la Herradura : esta es una Ensena- da , cuyas Puntas corren E 19" S. y al contrario, siendo de bastante altura y con una Torre de Vigía en cada una de ellas. A la de la parte del O. lla- man Punta de Cerro redondo , y á la del E. de las Monas : distan entre sí i 3- millas , y hasta el fondo de la Ensenada donde hay un Castillo situado en la Playa , una y un quarto millas. Este fondeadero es peligroso particularmente en invierno ; pues aunque arrimadas á dichas Puntas hay abrigo del Levante y del Poniente respectivamente , si los vientos sal- tan al opuesto del que se está abrigado , no hay re- bazadero y han sucedido repetidas desgracias , por lo que en semejantes casos es necesario dexarse ir al fondo de la Ensenada para á todo evento po- der salvar las vidas en la Playa , que solo en este pasage la hay , pues todo lo demás es Costa de pe- ñascos escarpados al mar. Se puede proveer de agua buena en un pozo abundante que está en el propio Castillo, tínica población que hay en esta Ensenada. Doblada la Punta de Monas, hace la Costa una En- senada llamada de los Berengueles. Toda esta tierra es alta con algunos pedazos de Playa sin ninguna Población : puede abrigar de los vientos del O. un crecido numero de embarcaciones de todos portes. El mejor fondeadero es en 15 ü 17 brazas arena ,de modo que demore la Punta de Monas al S O. { O. y al E. de una Isla pequeña de mediana altura , lla- mada el Peñón de las Cavallas , que está en una Piayuela en lo mas al N O. de la Ensenada , por s^r c'ste el parage mas limpio , pues en todo lo de- C3 Agnada. líerradura. Puntas de Cerro Re- dondo y de Alonas. Fondeadero de la Plcrra- dura. Aguada. Enscn-^da de los 13c r ca- gúeles. Peñón de las Cavallas. ^8 DESCRirCION mas hay algunos ratones en el fondo. Los vientos E. y S É. cngrosan mucho la mar , y como son los mas frcqüentes en estos parages , hacen poco apre- ciable este fondeadero. Esta Ensenada está situada entre la Punta de Punta de San Monas ya dicha , y la de San Christobal de Almu- Christobal fiecar , que distan i ' millas al £ 12" N. y su opues- de Almunc- ^^ ^ y ^^ extensión para el N. es de media milla. ^^^' No hay agua dulce en toda la Ensenada , pero la inmediación á la Villa de Almuñecar puede socor- rer en una necesidad. La Punta de San Christobal de Almuñecar es pequeña, formada de peñotes altos, que avanzan al mar 230 toesas , y por ambas par- tes tiene dos Playas , que son los fondeaderos de Fondeaderos Almuñecar. El de la parte de Levante es abrigo de de Almune- ponientes en toda la Playa, que tiene bastante hon- ^^^* dura : se fondea por 9 ú 10 brazas, distante de los peñotes como i i cable , en cuyo puesio se queda en disposición de poder montar la puma ( que es hondable ) si salea el viento al E. El fondeade- ro de la parte del O. solo es abrigo para embar- caciones de poco porte , pues la punta las resguar- da del viento E. fondeando por 7 brazas distante de los peñones im cable. Ambos fondeaderos son solo para una necesidad ; porque los vientos del E. y S E. son freqüentes y lucrres en esta costa, particularmente en invierno. Se puede hacer agua- Aguada, j^ ^Qj^ facilidad en la propia Villa. Distante i milla al E. 12° 30' N. de la Punta de San Christobal , y en el remate de la Playa del E.< está una Punta alia con una Torre de Vigía , y á la Ensenada de parte del E. de ésta la Ensenada deVelilla, que tie- Velilla , su ne ¿Q largo I y millas y de fondo una. El iondea- Toj-J^yFon- ¿^j.^ ^^ ^^ 3 ^ j^ 1^ j^j.j.g ^ ¿^j^¿Q ^^|3Q al N O. á Jas piedras de su pie y el Ancla al S E. para sobre ella dar la Vela , en cuyo parage , que pueden estar DE lA COSTA DE ESPA5?A. 39 fondeados Fragatas y Xabeques , será de 10 á 12 brazas arena , por conscqüencia limpio; pero no lo es á la inmediación de la Costa de la Ensenada que hay algunas piedras cubiertas. Toda la Cosía es alia con algunos pedazos de Playa , y por la parte del E. de la i orre de Velilla hay una huerta , de . , XT ' j j 1 Aguada, cuya iSloria se pueden proveer de agua buena. ° Lste londi. adero , como los anteriores es des- cubierto dei viento £. y Sli. y son pocos seguros por la fortaleza con que vientan ; pero teniendo cuida- do con el tiempo se conocerá que obscureciéndose el Horiionie de aquella parre con nubes gruesas blanquinosas es señal quasi positiva que el viento ha de enerar por ella ; y como su principio ( aun- que de poca duración ) es suave , hay tiempo para ponerse á la vela antes que reíresque , o llame al S E. pues en este caso es forzoso pasarlo al ancla, y hay ocasiones que se mantiene tres o quairo dias con tesón. Desde aquí corre la Costa de mediana altura pa- ra el E. hacia Playa de Salobreña , en donde está el Salobreña, peñón de este nombre distante 5 I millas al 1: . 5° N. de la Punta de San Chrisrobal. No se encuentra des- de Velilla hasta aquí fondeadero ni caleta algu- na , y solo dos Torres de Vigía en lo alto de la Costa. Esta Playa de Salobreña es formada por el Rio Rio de Mo- de Motril , cuya Punta le hace abrigo de Levante tril y su Fon- para embarcaciones de todos portes. Se fondea en ^^*'^*^'^^- qualesquier parage de la Playa ; pero el Lugar mas á proposito es al O. del Peñón desde 9 hastaiS bra- zas de tondo lama , desde cuyo sitio si se pone i la vela con viento al O. se puede montar la Punta del Rio que corre S E. y á í milla de distancia hay 20 brazas de fondo. El viento S O. que es travesía, no permite rebazadero , y en tiempo de invierno se C-f 4° DESCRIPCrON hace temible por la fuerza con que vienta , y lo mucho que engrosa la mar. El Lugar está situado en una eminencia á cor- ta distancia de la Playa ; pero agua la hay en va- rios parages y la mas cómoda está al pie del referi- Aguada. ^^ -P<^non por la parte del N. junto al mar en un- nacimiento abundante. Esta Playa está tendida NO. SE. y tiene de largo desde el fondo de la Ensenada cerca de dos millas , y en su medianía á la orilla del mar está el expresado Peñón , que ames era Isla. En una pa- labra , tanto al E. como al O. de él hay fondeadero para embarcaciones menores en caso de necesidad, dando cabo á tierra ; pero con el cuidado de los vientos del S O. que no dexan rebazadero y del fondo que es algo sucio. Doblada dicha Punta del Rio, sigúela Costa ra- Punta Car- sa de Playa al E. 17" 6. hasta la Punta de Carchuna chuna ó Ca- o Cabo bacratií , que está en 3Ó'' 41' de Latimd y bo Sacratit. Longitud de 2^ 49 dista 9 | millas , en cuyo espa- cio está el Castillo del Barradero de Motril , distan- te de la Punta del Rio cerca de 4 millas y 2 millas al S. 10° E. de la Ciudad , y mas al E. de el distan- cia 3 millas hay una 1 orre también si'uada en la Torre Nue- playa llamada Torre nueva con dos cañones. En. toda esta Playa no hay fondeadero , y qualquier viento de iuera agita mucho la mar por ser Costa tirada ; pero con vientos á la tierra se fondea donde se quiere. La Punta de Carchuna es la tierra mas alta que hay á la orilla del mar en este pedazo de Cosía , la que es abarrancada en ella y slís cercanías y tiene una Torre encima. A la parte del E. de la Punta de Carchuna ó Cabo de Sacratif , hay una Caleta Cala del nombrada Cala del Chucho , donde está una Torre Chucho. con un cañón. Después siguiendo la Playa á uno y DE LA COSTA DE ESrA5?A. 4T millas está el Castillo de Carchuna, y en el extre- mo de la Playa á corta distancia una Torre fuerte, nombrada de los Llanos, sobre una punta saliente de arena. El pedazo de Costa anterior es sucia de piedras; pero están inmediatas a tierra. Doblada la Torre de los Llanos entra Calahon- Torre de los da tendida al N N E. cerca de | milla de largo y Llanos. en su Saco hay una pequeña Ensenada de 130 toe- sas de largo y 200 de ancho adonde vienen á am- pararse de vientos desde el E. por el N N O. hasta al S O. las embarcaciones del tráíico de la Costa , y aun metidas en este rincón suelen padecer en el in- vierno con los vientos del O. y S O. que baxan de la Montaña con tanta fuerza por las Cañadas , que algunos se han estrellado contra la Punta del E. que es alta y pedregosa , sobre la qual hay una Torre con un cañón que con la de los Llanos defienden ésta Ca- Calahonda. la. En ella se da fondo en lo interior , amarrándose en quatro con la Popa para dentro. La mucha agua y estrechez le hace inútil para embarcaciones gran- des , pues hay como 24 brazas de londo á medio cable de la riba. En el pedazo de Playa desde la Torre de los Fondeadero. Llanos hasta el rincón dicho se londea con todo genero de embarcaciones por ser muy hondable , y á menos de medio cable de la Playa hay 7 brazas de fondo: por esta razón se ha de fondear cerca de tierra , lo qual hace muy intítil este fondeadero por causa del viento E. y S E. que no dexa rebasadero, no obstante que la punta de la 1 orre de los Llanos es igualmente de mucha hondura. 1 oda esta llanura desde Motril es despoblada , y el Lugar mas inmediato á Calahonda es deGualchos, que está situado en la Montaña á distancia de una legua. Gualchos. 42 DESCRIPCIÓN En una Cañada que hay en la rinconada de Ca- A'tuada. l^ií^onda , á la parte del N O. siguiendo como me- ^ dia milla , se encuentra un nacimiento de agua muy buena , que puede proveer en una necesidad. Desde Calahonda corre la Costa al E N E. de Punta Meló- bastante altura todo de despeñaderos hasta la Pun- "^'^* ta Melonar , que dista de la de los Llanos cerca de una legua ; en cuya medianía hay una pequeña Ca- CaladeRay- la llamada de Rayjana , que por tener agua dulce jana y su suelen las embarcaciones del tranco ir á ella ; pero Aguada. j-j^ j-^^^ Poblado ni defensa alguna contra los ene- migos. Sobre la Punta Melonar está una Torre de Vi- gía en una grande eminencia , y al E. 39° 20' N. distancia de ^^ de milla está situado el Castillo de Castel de Castel de Ferro en lo alto de un Monte , á cuyo pie Ferro. hay dos Playas de poca extensión , y es el fondea- dero que abriga á toda clase de embarcaciones de Fondeadero, vientos del N O. y O. ; pero en siendo demasiado fresco , no se puede subsistir fondeado por la poca firmeza del fondo , lama suelta , que hace garrar las anclas. Los vientos E. y S E. son travesía en este fon- deadero , quedando con este illtim.o imposibilitado de rebazar á ninguna parte, lo que le hace poco Ire- Aguada. qüentado. En la Playa Occidental del Castillo hay un pozo , donde se puede proveer una necesidad, aunque es poco abundante. A la parte del E. hay Cambriles, una Playa llamada de Cambriles , y en un altillo una Torre con un cañón para defender esta parte, que es donde fondean las embarcaciones del tiáfco, que cargan esparto ; pero fuera át\ caso de absolu- ta necesidad de llegar á este fondeadero se evitará todo lo posible , porque ademas de la nulidad que tiene con el viento S O. del fondo poco seguro , tie- ne también la de entrar la mar del E. antes que el DE LA COSTA DE ESPAÑA. 43 viento , y como con €Stc es menester dar la vela , ha- ce diticil su execuclon. Al E. 8"3o'N. de Castel de Ferro distancia 9 millas está el Castillo de la Ra- Castillo de bida con una pequeña población. Aquí no hay fon- ^^^^biJa. deadero , como tampoco en el pedazo de Costa an- terior, que es alta , por parages sdcia de piedras , y hay quatro Torres de Vigías , una de ellas nombra- da de los Baños , distante 2 millas de Castel de Fer- Torre de Ba- ro , con dos cañones por causa de una Playuela don- ^^s* de pirateaban los Moros. Próxima á la 1 orre de los Baños está la del Cantor; una y media millas de es- ta la de Melicena , y dos millas mas al E, la de Punta Negra. Al E. i" 20' N. de la Rábida, distancia cerca de 5 millas hay una Torre de Vigía llamada Guarca, Torre de y de aquí sigúela Costa de bastante altura sin ton- ^"^''^3- deadero ni Caleta , hasta Adra , que dista cerca de 3 Adra. millas al E. i" N. Este abrigo es de vientos del E. hasta el N O. para embarcaciones de todos portes, fondeando por qualquier parage de la Playa ; pero 5" Fondéa- lo mas inmediato á la Población es de 7 á 8 brazas ^^'^°* de fondo fangos pegajosos , que agarran bien las anclas , y demorará el Castillo al N. A N E. distan- cia de la Playa como 2 ^ cables. Tiene este fondea- dero de extensión media milla de N O. S £. y en el extremo de la Playa hay un Rio , que es el que con sus avenidas ha formado este abrigo. Desde el para- ge ó fondeadero citado con qualquiera de los vien- tos generales á que está descubierta como son SE. SO, y O. se puede poner á la vela sin ningún embarazo. Aguada se hace en la Villa lacilmente Aguada. por la inmediación á la Playa. Doblada la Punta del Rio para el E. hace una Ensenada toda de Cos- ta baxa , y en el fondo de ella está una Torre de Vigía nombrada de Aljamilla. Hay algunas piedras Torre de Al- en esta Ensenada cerca de tierra , y tiene de fondo J^'"'^'^- 44 DESCRIPCIÓN para el N. como una milla. Entre el Río de Adra y la Torre citada , hay inmediatas á la Playa dos La- gunillas , que llaman las Albuferas. Parte Occi- Desde la Torre citada corre la Costa poco mas dental de los de 5 i millas al S E. de Playa sin tierra alta en la Llanos de inmediación adonde principian los Llanos de Al- Almcría. mería. En la medianía de esta Playa está una Tor- Belerma. j.^ ^^^ ¿q^ cañones nombrada de Belerma , que de- mora con el Castillo de la Villa de Adra 0. 1 3" 30' N. y al contrario distancia 5 1^ millas. En todo el es- pacio que hay desde la Torre hasta la Punta del SE. unta de n^j^-j^^j^ ¿qI _^Xoro , se puede fondear con embarca- Moro. -11 1- J1- T- Clones de todos portes para abrigarse del viento E. El S O. es travesía por lo que en tiempo de invier- no no es bueno freqüentaiio ; y si alguna embarca- ción de porte , como Fragata , 6cc. quisiere tener al- gún resguardo del viento S E. ha de fondear al S S O. de dicha Torre á distancia de 3 | cables de la Playa en 7 brazas de fondo arena , porque en este parage hace la Costa un poco de Ensenada. No hay pobla- ción inmediata , ni agua mas que un pozo poco abun- dante y salobre. Doblada la Punta del Moro sobre la qual á Castillo de muy poca distancia está el Castillo de Guardias Giiardias Viejas ( que es la parte mas occidental meridional Viejas. ele los llanos de Almería ) corre la Costa siempre baxa hacia el E. haciendo una Ensenada de poco mas de 3 f millas de largo , y algo mas de media de Saco con poco fondo , y llena de piedras , que con viento de fuera rompe la mar por toda ella , y aun se extiende la rompiente á mas de dos leguas á la mar ; pero no hay que darle tanto resguardo con buenos tiempos , pues á una milla de la Punta mas saliente , que es la del Moro , hay 6 brazas de fon- do piedra , el que aumenta para fuera con propor- ción , de modo que á milla y media se puede pa- DE LA COSTA DE ESPAÑA. 45 sar francamente con qualesquiera clase de embarca- ciones. En el fondo de la Ensenada hay un puertezuelo Pucr tezado nombrado de los Baños , formado por naturaleza dcIosBaños. de la arena , y tendido del E O. cuya boca que tie- ne al E. es estrecha y ordinariamente tiene en ella una y media braza de fondo , y dentro varios ban- cos de arena ; pero por parages tiene hasta 3 brazas, y particularmente junto á la boca por la parte de adentro sobre la Costa del S. que es donde se abri- gan las embarcaciones del tranco ; pero no hay po^ blacion alguna , ni agua dulce. La Punta del E. de la expresada Ensenada se llama de la Sentina con una Torre de dos cañones, PontayTor- •y una restinga de piedras ahogadas , que arroja al ""í^ "-^^ ^^ ^^^~ S. la distancia de media milla ; pero á pique de ''^^* ella por fuera se encuentran 7 brazas , y entre la Torre y la restinga hay un Canalizo para embar- caciones de poco porte. 15 Leguas al S. 8 | O. del Castillo de Guardias Viejas , 9 I al N. 6" 44' O. del Cabo de 3 Forcas y por Latitud de 35° 57' N. y Longitud de 3"" 15' 20'' está la Isla del Alboran de mediana altura , pues se j^jboran podrá ver lo mas de 3 I á quatro leguas en tiempo claro , pareja, con media milla de extensión de E O. y la mitad de ancho , tajada á pique por la parte del S. y no tanto por la del N. En la del E. tiene un Islotiilo como á f cable de distancia , y rom- pientes á la misma de todas sus puntas. También en la parte del E. tiene placer en que se puede y han estado fondeados por 25 á 30 brazas. Por lo común hay mucha corriente para el E. en sus cercanías. Como 30 millas al E. del Alboran hay un pía- Placer. cer de 4 millas de largo E O. y como dos de N S. con 40 á 50 brazas de fondo , y quando se está so- ¿re el suele avisar el mar con su movimiento. 4^ DESCRIPCIÓN Igualmente como 7 leguas escasas al S. 3° O. del Castillo de Guardias Viejas , y 8 | al N. 16" E.del Alboran por la Latitud de ^ó'' 20' 30" está otro placer , que aunque muy pequeño , y que han pa- sado Navios por encima , ha sido á costa de nota- Píacer. bles descalabros , y así se procurará evitar en parti- cular en tiempo de vientos y mares gruesas. De la citada Torre de la Sentina para el E. cor- re la Costa baxa y de poca hondura , y por tanto viniendo de la parte del E. de noche o' con tiempo obscuro , dexado el Cabo de Gatas que es montuoso, se ha de gobernar lo menos al O. ^J: S O. para nave- Precaucion g^j. ^afos de estos llanos de Almería , hasta consi- k« Uanos! derarse en el meridiano del Castillo de Guardias Viejas , que ya la Costa hurta para el N. y se pue- de hacer la navegación que acomode , pues algu- nos por no prevenir lo raso de esta tierra se han guiado por la alta ,que está mas al N. y de noche con luna clara han embarrancado. La Torre de la Sentina ya dicha está en Lati- tud de 36^ 41' y Longitud de 3'' 29' y al E. 3° N. de ella distancia poco mas de 3 f millas hay otra Punta del puntilla rasa llamada del Sabinal , que es la mas Sabinal. oriental meridional de los Llanos. AINE. ialE. Punta de ¿g ^¡1^ ^ distancia 2 ^ millas , está la Punta de Hele- Helena. ^^^ también rasa , y en la medianía de esta distancia y , , hay una Torre de Vigía en la Playa , nombrada de Cerrillos. ^^^ Cerrillos. La Punta de Helena es lo mas orien- tal de los Llanos de Almería. Desde la Punta de Helena corre siempre la Cos- ta baxa para el N. distancia de 2 |- millas hasta el Castillo de Castillo de las Roquetas. Aquí hay Fondeadero las Roque- ^^^^ ^^^^ porte de embarcaciones , resguardadas de sT Fondea- vientos del S O. O. y N O. Se puede fondear en dero. qualquieta parage , habiendo rebasado el paralelo del Castillo , y ordinariamente se dará fondo por 1 8 DE LA COSTA DE ESPAÑA. 47 brazas arena gruesa al ENE. de él como i milla distante ; pues aunque se puede ir mas á tierra has- ta 7 ú 8 brazas es mas expuesto ; porque siendo este fondeadero descubierto de los vientos del S. S E. y E. que son los mas generales , se tiene la ventaja en el parage citado de poder rebazar con mas franqueza si el viento entra del E. Si entra por el SE. se ha de tomar la bordada del N E. para que en bordos dentro del Golfo de Almería poder ganar para el S. y montada la Punta de Helena correr para el O. El fondo es de varias calidades : se encuentra la- ma , arena y lama , y arena gruesa. Al NE. ^ alE. seiscientas toesas del Castillo hay un placer de pie- dras con 10 brazas , al que es menester atención por causa del rose de los cables. La Población ó lugar Placer y Po- de Roquetas está al N O. del Castillo distancia blacion de mas de i milla , y no hay agua mas que de pozos Roquetas. algo salobres. Al N. 20" E. distancia 2 i- millas del dicho Cas- tillo está la Torre de los baxos con dos cañones. Tie- y j 1 ne este nombre por unas piedras que le salen delan- Baxos. ^ te debaxo del agua inmediatas á tierra , haciendo la figura de un puentezuelo , en el que hay dos bra- zas de fondo arena , y en donde se suelen abrigar Londros y otras embarcaciones de poco porte. Esde poca extensión , y tiene la boca al S. Poco mas al N. de esta Torre empieza la Costa alta escarpada al mar , dirigiéndose al N N E. 2 mi- llas, desde donde dobla para el E. haciendo una par- te del Saco del Golfo de Almería hasta la Punta jorre de la de Garrofa , que es alta con una Torre de Vigía Garrofa. distante de la de los baxos como 4 millas alN.57''E. quedando otra Torre de la propia clase al NNE. de la primera como i i milla nombrada de Rambla Torre de Honda : después sigue la Costa al E N E. distan- Rambla Hoa cia 2 i millas , también alta hasta la Punta del Tor- ^^* 48 DESCRIPCIÓN Punta Tor- rejón , que es la occidental del fondeadero de Aí- rejon. mería , y tiene un Fuerte con dos cañones. Fondeadero, El Fondeadero de Almería se comprehende des- y Ciudad de ¿q la citada Punta , en que principia una Ensenada, Almena. ^^^ tiene de Saco para el N. poco mas de f milla, en el fondo de la qual está la Ciudad de Almería por 36^51' de Latitud, y 3° 45' de Longitud , desde Rio^de AI- tlondefira ^^ ^^'^Y^ ^^ SE. hasta la Punta del Rio raería. ^^^^ dista de la de Torrejon dos millas al E. 12" S. que es el fin del fondeadero. Las embarcaciones que quieran estar franquea- das y abrigadas del viento E. se han de amarrar al SSO. del Baluarte de la Santísima Trinidad, que es el ángulo del E. de la Ciudad desde 10 hasta 15 brazas fondo arena distante de la Playa f milla. Sin embargo es fondeadero mas cómodo para Fragatas, Jabeques y embarcaciones menores al SO. y OSO. del mismo Baluarte las primeras por 8 á 10 brazas, y las últimas por 5 lí 6 frente de la Casa de los Guardas , donde pueden dar cabo á tierra. Todo lo principal de estos fondeaderos está sem- brado de piedras de lastre , que las embarcaciones que van á cargar han arrojado al mar , lo que es perjudicial por el roce de los cables , y por esto es Aguada, menester algún cuidado. Se puede hacer aguada con facilidad en las fuentes de la Ciudad , que es buena y abundante. Doblada la Punta del Rio de Almería ( que es de arena y raza) sigue la Costa lo mismo al E. 3 o*' N. distancia 3 f millas , que forma el Saco de otra En- senada mas grande que la de Almería con profun- didad de cerca de 2 millas para el N. Toda es siícia de piedras desde la Punta del Rio , por lo que no hay fondeadero en toda ella. Torres de ^^ •^* 49^ ^' ^^ dicha Punta del Rio distancia Bobar. como uíia miUü está la Torre de Bobar coa do5 DE LA COSTA DE ESPAÑA. 49 cañones , y en el fondo de la Ensenada otra de Vi- gía nombrada de Perdiga!. Desde aquí sigue la Pía- Pcrdigal. ya al E S E. 3 millas donde está la Torre de Gar- García y San cía , y al S E. 2° S. de ésta como 3 millas está la de Miguel. San Miguel con dos cañones. Aquí suelen fondear provisionalmente algunas embarcaciones para abri- garse del Levante. Se puede fondear en qualquier parage desde aquí hasta el Cabo de Gata , procu- rando que este quede del S E. para el E. cuyo fon- deadero nombran de los Corraletes , tomando este los Corra* nombre del Castillo de que se hablará mas adelante. ^^^^*' Todo su fondo es arena de 8 hasta 20 brazas á dis- tancia de la Playa como 3 cables. Este fondeadero es malo en tiempo de invierno , porque el S O. es travesía y levanta mucha mar ; y así hallándose en él con la menor apariencia de este viento se da- rá la vela , por eso solo puede servir en una nece- sidad. No hay Aguada mas que de un Pozo junto á la Torre. Desde la Torre de San Miguel corre la Costa quasi al S E. distancia 6 millas toda Playa de tierra hasta el Cabo de Gata, que se conocerá por una Cabo de Ga- Torre de Vigía que está en una eminencia llama- ^^* da la Testa del Cabo, y es lo mas oriental del Gol- fo de Almería. El Cabo está en Latitud de 36'' 44' 00" y Longitud 4" 3' 10" y corre con la Punta de Hele- na que es la occidental del expresado Golfo O. 4 S. y al contrario distancia 21 i millas. Al S. 35° E. distancia menos de | milla de la Torre de la Testa , está el Castillo de San Francis- ^ ... .^ j-Tki -x-^f t I -K r trastulo de co de Paula , o Corralete en la cumbre de un Mon- Corralete. te que es tajado al Mar , con una Isleta alta junto , y muchas piedras á pique. Entre el Castillo y la Testa hay una PIa}TjeIa Fondeadero con la extensión de dos y medio cables , delante de del Corrale- la qual es el verdadero fondeadero , que llaman del >^*-'- D 5o DESCRIPCIÓN Corralete. Este sin embargo es poco lítil , porque so- lo puede abrigar del viento E. fondeando en 8 ü 9 brazas al O N O. del Castillo distante de la Playa como dos cables , d mas fuera si se tuviere por con- veniente , pues el fondo es limpio de arena y al- ga , quedando descubiertos á los vientos del O. por el S. hasta el S E. Ordinariamente hay mucha rebe- za de corriente en este parage , sin que guarde pro- porción mas que seguir el viento ; por cuya razón si estando fondeados aquí saltare el viento al S O. fresco , no se puede empeñar en montar la punta del Castillo , porque á mas de la corriente dicha Piedra del hay una piedra peligrosa de marmol blanco con CabodeGa-jo pies de fondo al S. 26" E. de él distancia poco ^^' mas de f milla. Pues aunque se puede pasar entre ella y la Costa que hay 6 y 7 brazas de fondo , es expuesto con viento escaso , tanto por la corriente, como por carecer de Marcas claras para quien no tenga conocimiento perfecto de la Costa : al que le tenga le servirán las siguientes. Una Casa que sirve para encerrar ganado y está al E. de dicho Castillo se enfila por una Torre situada en lo mas alto de la montaña : que es la primera ó de N S. y la del E O. es la Punta inmediata á la Sábana blan- ca enfilada con lo mas alto de la montaña que está sobre Cala Figuera llamada los Frayles del Cabo. Desde el Castillo dicho corre la Costa alta para el E. hasta una Torre que está en el pico de un ^e^de^Vela- ^'^^^^^ ^^^^ llamado de Veíablanca por un planqui- Hanca. ^^^ » ^^e tiene el monte á la parte del Mar , y se hace bastante visible. Distancia de 3 i: millas al E. 28'' N. de dicha San^ Jose.í '^^^^^ ^^^^ ^^ Castillo de San Joseph. Toda la Cos- ^ ta es de bastante altura y escarpada y solo hay un pedazo de Playa en la medianía de la distancia Ha- DE LA COSTA DE ESPAÑA. $L mada de Monsií , donde hay un pozo de buen agua Playa de en despoblado. ^íonsú. El Castillo de San Joseph está situado en un ^'^S^^^*- monte de poca elevación sobre una Punta que hace dos Ensenadas : la de la parte del O. llamada Puer- Puerto Ge- to Genovés tiene una rinconada con Playa tendí- "oves. da de NS. en distancia de poco mas de f milla , y de Saco dentro de sus Puntas el cumplido de 3 ca- bles. Aquí no pueden entrar sino embarcaciones de poco porte , porque su mayor agua es de 4 brazas, y se han de situar al N. de la Punta mas S. y O. que hace un cerrillo nombrado Cerro Genovés. Quedan en este puesto abrigados de todos los vientos del N. por el O. hasta el S. Fuera de la Ensenada se pue- den abrigar de los propios vientos menos del S. y para embarcaciones de mayor porte en 6 ü 7 bra- zas al N N E. del mencionado como un cable de distancia en fondo lama y arena. Padécese en este fondeadero la incomodidad del viento O. que sien- do fresco llama á las cañadas de los montes con re- cias fugadas , que dificultan poder subsistir fondea- dos. La Ensenada de la parte del E. llamada de San Ensenada de Joseph abriga de los propios vientos que la ante- San Joseph. rior fondeando al N N E. de él en 6 ü 7 brazas are- na. Ambos fondeaderos son descubiertos délos vien- tos del E. y S E. sin que con este ultimo haya re- curso para ponerse á la vela , y con el primero se ha de tener espía tendida á aquella parte para sobre ella levarse , y para esto no ha de ser muy fresco, porque engrosa la mar en términos que es dificulto- so montarlas puntas. No hay población en toda es- ta cercanía mas que es el citado Castillo , ni agua A^ruada. que la de un Algibe , que es la necesaria para sub- sistencia de la Guarnición. Al E. 42^ N. disrancia como una y media milla 52 DESCRIPCIÓN en la propia Ensenada de San Joseph , 6 sobre la Torre deCa- Costa del E. está una Torre de Vigía llamada de la figuera. Cala Figuera , tomando el nombre de una Caleta d Ensenadilla donde suelen abrigarse algunas em- barcaciones de los vientos del E. fondeando en 7 ú 8 brazas alga ; pero es de tan poca extensión , que por eso solo van embarcaciones pequeñas en vera- no , y por casualidad con vientos bonancibles sirve también para Xabeques. Desde la Torre de Cala Figuera sigue la Costa al E. 28 N. distancia como i milla todo de despe- PuntadeLo. ñaJeros, hasta una Punta llamada de Loma Pelada, S^ .^ '* ^' sobre la qual hay dos montes de bastante eleva- cion en forma de pirámides, á que llaman los Fray- Íes del Cabo de Gata , y es la primera tierra de es- ta Costa, que se descubre viniendo de mar en fuera. Ensenada de Doblada la Punta de Loma Pelada hace una los üicoUos. Ensenada nombrada de los escollos de Mahomet Araez , cuyas Puntas son la anterior que es la Occi- Pnnta de la j^^tal y la de la Polacra que es la Oriental. Cor- ren N E. ~ al N. y al contrario distancia 5 3- milla. En la medianía de esta Ensenada hay una Punta Punta de la con una Isleta nombrada Punta de la Isleta , desde Isleta. la qual hasta la de la Polacra es Costa alta y ra- jada al mar , y para el S O. de la Punta de la Isleta hay unos pedazos de Playa en que está situado el Castillo de Castillo de San Felipe sobre unas piedras de poca San Felipe, altura dos millas distante al N, 5° O. de la citada Punta de Loma Pelada, r j j o En toda esta Ensenada se puede fondear con resguardo de los vientos al O. y S O. ; pero lo co- mún en las embarcaciones grandes es ir al E. del Castillo, distancia * milla en 13 brazas arena grue- sa ; pues aunque no hay inconveniente de llegarse mas á tierra , no queda tanta proporción para con viento E. franquear la Punta de Loma Pelada , á DE LA COSTA DE ESPAÑA. ^^ cuyo viento al S E. y S. está descubierta esta Ense- nada. Y por el mucho perjuicio que estos causan ea todos estos fondeaderos de Cabo de Gata son fre- qiientados solo por necesidad y en tiempo de vera- no , aunque en invierno también suelen ir porque los vientos del S S E. y S O. son poco constantes. Por eso las embarcaciones pequeñas del tranco , íon- dean entre la Costa y los Escollos de Mahomet Araez, que son dos y están como al S E. del Castillo. La Punta de la Polacra nombrada así por una Isleta que tiene próximo y hace la figura de una embarcación tiene encima un Cerro redondo al- to , sobre el qual hay una Torre de Vigía , que se dice del Cerro del Lobo. Doblada esta para el £. si- Torre del gue la Costa al N. haciendo algunas Puntas y Ense- Cerro del nadas de poca extensión. La primera Ensenada que Lobo, dista I milla de la Torre del Lobo , que abriga de los vientos del SO. y O. á embarcaciones de todos portes , tiene un Castillo nombrado del Roalquilar, Castillo del situado á poca distancia de la Playa en una llanura. Realquilar. Siguiendo para el N. 3 millas escasas de la Torre del Lobo está el Castillo de San Pedro por Lati- Casti'Io de tud ^6^ 53'. Este es el mejor fondeadero de Cabo de ^^" Pedro. Gata porque hace una Ensenadita con bastante hon- dura, y al S E. del Castillo arrimado á la Costa del E. es mutuosa. Distancia de un cable, y medio de ella hay 7 brazas arena donde se puede reguardar qual- quiera embarcación de los vientos del SO. O.NO.N. y E. y aunque es descubierta del SE. se sabe que mientras mas fresco es el viento de esta parte y del E. por fuera , tanto mas terralea dentro de esta En- senadita , de modo que solo incomoda una poca de marejada que se introduce. La extensión de este fondeadero es pequeña , pues solo tiene desde el fon- do de la Ensenada para el S. hasta la Punta Orien- tal cerca de 400 toesas , por lo que no puede caber r>3 Su Fondea- dero. 54 DESCRIPCIÓN mucho ntímero de embarcaciones , y de ancho , d del E. O. mas de | milla. Todo el terreno es mon- tañoso y escarpado sin mas Playa que un pedazo al pie del Castillo , el qual está situado en una emi- nencia bastante dominante a todo el fondeadero , en el qual se esta dando cabo á tierra al N E. y ancla al S O. El Castillo no es mas que una Balería que Aguada, circula á una Torre. Aguada se puede hacer en un manantial que está al pie del Castillo ^ pero es tra- bajosa su conducción á la Playa. Desde la Punta Oriental de San Pedro sigue la Cala de Agua (^qs^^ ^if^ al 2s[E. distancia poco mas de 3 millas "^ ' hasta una Playuela d Caleta que hace un poco de Ensenada , llamada Cala de Agua amarga. Aquí suelen fondear algunas embarcaciones del tráfico de la Costa para abrigarse de vientos del E. aimque quedan descubiertas á los demás del segundo y ter- cer quadrante. No hay población, pero tiene un po- Aguada. 20 de buen agua. La Punta del E, de esta Calita es una montaña de bastante elevación con la figura de Mesa por don- Mesa de Rol- de tiene el nombre de la Mesa de Roldan , en cuya daa. planicie hay una Torre con dos cañones , que es inútil así por lo muy elevado de la montaña , co- mo por estar la Torre en la medianía de la cumbre. A la parte mas saliente de esta montaña llaman de Punta de la la Media Naranja y está en Latitud de 36" 54' 50'' Media >Ja- j Longitud 4' 19' 20", '^"J^- Doblada esta Punta corre la Costa al N. 6" E. distancia poco mas de 3 millas , todo de Playa á la orilla del Mar. Aquí está el Castillo y Población de Carbonera y un londeadero capaz para qualquier clase y número de embarcaciones con abrigo de viento O. y S O. Se puede fondear en qualquier pa- rage que es limpio y fondo arena , pero lo ordina- rio es por 26 brazas al 5 S O. del Castillo distancia DE LA COSTA DE ESPAfÍA. 5^ una milla de él , d á la misma distancia de la Isle- ta de Carbonera , enfilándola con la Torre del Ra- yo ; porque en este parage aunque lejos de tierra, es donde con viento del E. se puede ir de la vuelta del S. aunque con trabajo ; pero por ser la Punta de la Media Naranja de bastante hondura no hay rezelo de pasar inmediato. Con el viento al SE. no hay rebazadero y es forzoso pasarlo al ancla , lo que hace poco apreciable este fondeadero. Al S. 58" E. distancia | milla del Castillo de y . , . Carbonera , hay una Isleta que hace canal entre ella Ca^rbonera.' y la Playa como de 3 cables de ancho ; pero no hay paso , pues el fondo en partes es de dos brazas. La Población es pequeña , desproveída de todo , y no hay mas agua que la de un pozo salobre. Aguada. DESCRIPCIÓN DE LA COSTA DE ÁFRICA en el Mediterráneo desde la Almina de Ceu- ta hasta Cabo Hone. Al S. 35'' O. del Acho de la Almina de Ceuta Punta del está la Punta del Castillejo , saliente , baxa , redon- Casulkjo. da y cubierta de árboles. Entre estos puntos hace grande Ensenada la Costa con una punta y im is- lotillo , nombrado este del mal nombre , y aquella del Morro de la Viña , y 2 í millas al S S O. de la Punta de Castillejo se halla el Rio del mismo nombre. Al^S. 24'' 48' O. 8 I millas del Acho está la Montaña Montaña Negrona cercana al Mar , alta y obscura, Ncgroaa. y al S. 3** 51' E. del mismo Punto 12 millas se ha- lla el Cabo Negro saliente , de mediana altura , des- igual , rodeado de islotillos y con una Torre. X>4 56 DESCRIPCIÓN Punta de Ca- Veinte y una y media millas del Acho al S. 8** la Mazarí. 4^' E. está la Punta de Cala Mazarí , entre la qual Rio de Te- y el Cabo Negro está el Rio de Tetiian con fondo tuan. para Galeotas pequeñas , con una Torre y una casa que sirve de Aduana cerca de la embocadura , pues la Ciudad está una legua tierra adentro. Se puede fondear con qualesquier Navio en ca- so de necesidad en las brazas que se quiera , fondo limpio , bien cerca de tierra desde la Almina al Cabo Negro; y á mayor distancia desde dicho Ca- bo á Tetuan para estar abrigados de los vientos del 3° y 4° quadrante , pero con vigilancia para no ser sorprehendidos del viento de travesía. Si no se quisiere fondear con los vientos del 3° y 4° quadrante , pueden en bordos mantenerse á la vela con mucho abrigo de la Mar , así en invierno como en verano , para aprovechar el primer soplo del Leste , y embocar el Estrecho ; lo qual , como es notorio , no será tan fácil si arriban á Má^laga , pues acontece que en Canal y en el Estrecho corre el viento E. y en la Rada y Muelle de Málaga no ha- berlo, o ser ya SE. o S. que impiden la salida. Rio de Ala- Al S. 42 | E. del Rio de Tetuan 2'^ \ millas, mos. mediando Punta de Torre Vieja esíá el Rio de Alamos , abundante de agua en todos tiempos y al S E. de su boca i i millas se halla la Población de Fagaza. PuntayTor- Al S. 53** E. de dicho Rio 33 | millas se halla re ác Pesca- la Punta y Torre de Pescadores que sirve de Vigía dores. á Tetuan. Estas Costas son de Playa descubiertas , y sin abrigo y tierra adentro montes altos. \ dltima- mente al S. 57 | E. de Tetuan 52 ~ millas está el Rio y Población de Mostaza , con la tínica Pla- ya y de 200 varas de largo , en la qual cargan los Moros de Tánger , Teiuan y Fagaza sus Caralos ( son unos barcos del porte de 100 quintales) de DE LA COSTA DE ÁFRICA. 5^ trigo , cebada , sabinas , sal y otros efectos. El fondo de esta Pla3'a es de piedras lisas no muy gran- des , sino como las de fondo de Rio , y en su Pun- ta occidental hay una Torre que sirve de Vigía. Desde Fagaza hasta Mostaza es Costa braba, excep- tuando dicha Playita sin abrigo. Al E. 2^ S. de Mostaza 5 millas está la Isla y Cala de Iris. Esta Cala tiene la figura de una herra- dura y la forman por su parte del O. un arrecife que sale de tierra 450 varas al N E. ^ N. el qual por algunas partes está descubierto á flor de agua aunque sea bonanza , pero con marejada todo se cubre. La parte del E. de la Cala la forma la Isla que dista de la Costa 330 varas , cuyo intermedio cierra una restinga de piedras con i ^ braza de fon- do en su mayor profundidad. El fondo de la Cala es muy limpio de arena fina , y pueden fondear dos Navios amarrándose con cabo á la Isla y ancla por fuera , d quatro Xabeques en los mismos términos, se entiende en caso de necesidad. En tiempo de guerra solian los Moros venirpor el Arreciie del O. hasta su extremo á ofender "á las embarcaciones ; pe- ro eran igualmente incomodados por no tener don- de ocultarse. Como al E. \. NE. 6 millas de Cala Iris está el Peñon de Presidio del Peñon de \í:1cz de la Gomera con Velez de la abrigo para embarcaciones menores , aniarradas en Gomera. 4 entre la Isla nombrada San Antonio y el conti- nente , cuyo Canal es de 104 brazas fondo limpio de I i hasta 3 |. También se puede fondear en ca- so de necesidad con uno o dos Navios , entrando por la parte del O. por haber capacidad y fondo para ellos; pero la necesidad ha de ser urgentisima, como comisión forzosa , evitar enemigos superio- res, por irse á pique de resultas de algún combate, ó empeño sobre la Costa. En semejantes casos se 58 DESCRIPCIÓN procurará atracar á la Oriental de dicha Peñón una o dos millas , si los vientos fueren del primer quadrante y mas cerca de la Punta de la Baba , y de esta á la parte Occidental del Peñón á pasar dis- tante de él como una ó dos mangas del Navio , y sin temor , porque á la primer distancia se irá por iz brazas, y á la segunda por 14. Si se hubiese de tomar este fondeadero con vientos del 4*^ quadrante , se dirigirá la derrota á la Costa Oriental ya dicha , porque antes de llegar á la Punta de la Baba calmará el viento por lo regu- lar , y tirando un cañonazo saldrán barcos de la plaza á dar remolques antes que la corriente para el O. los sotaventeen , pues en tal caso no se coge- ría el fondeadero del Peñón, y no quedaría otro re- curso que ir á Cala Iris , con el riesgo de que los enemigos podrían fondear cerca y batirlo , quemar- lo , &c. En el caso de verse precisados á abandonar 6 quemar el casco , con facilidad por tierra se pue- de ir al Peñón en tiempo de paz , y aun en el de guerra en los primeros 'instantes , porque pasados estos acudirían gran ntímero de Moros á cortar la retirada , para cuya unión les sirve de señal de ar- rebato varios fuegos hechos en las alturas de los montes. Si el abandono del buque fuese sin tener enemigos de mar , que puedan incomodar con fa- cilidad , en las embarcaciones menores se pueden transportar al Peñón. Este Peñón de Velez de la Gomera es un Islote mayor y mas alto que el de Escombrera , todo for- tificado y se halla en Latitud de 35"^ 1 1' 45'' y Lon- gitud de 2^ 2! 20 ' media legua al S O. de la Punta de la Baba , la qual es bastante alta y escarpada. Baxo del Como 400 varas á la parte del E. de esta Punta Quemado, y 2 50 de la Costa se halla el baxo del Quemado, CE LA COSTA DE ÁFRICA. 59 nombrado así porque rojea. Tiene poco fondo y no es peligroso á la navegación por su cercanía ala Costa. Al E. 16° N. de la Punta de la Baba distancia pQ^ja ¿^ j^ 19 millas está la Punta de los Frayles con escollos BabayMor- á medio tiro de fusil , y el Morro Nuevo que es la ro nuevo, parte Occidental de la Bahía de Alhucemas. Toda la Costa del espacio citado es bastante alta , tajada, á pique , un poco saliente y sin playa ni fondeade- ro , ni aun en una pequeña Cala que nombran de Bocicil , que está 8 millas al O. del Morro nuevo, pues solo acomoda para embarcaciones muy pe- queñas con el único abrigo de los vientos del E. por el S. al S O. Al E. 3° N. del Morro nuevo 8 f millas está Cabo Quila- cl Cabo Quilates , entre cuyos puntos se forma la ^^^ Y ^ahía Bahía de Alhucemas con una legua de Saco. Las ^^ Alhuce- Costas de una y otra banda de la Bahía son mon- tuosas, y por su centro llanas , con una vega hermo- sa y dos rios con Playas agradables. El Morro es alto , obscuro y tajado al Mar , y el Cabo es sa- liente , raso y con rompiente- El Presidio está sobre una Isla fortificada ma- Alhucemas. yor que el Peñón en Latitud de 35° 16' 30" y Lon- gitud de 2° 28' 50'' al S. 2ó° E. distante 2^i-iillas del Morro nuevo , entre el qual y la Plaza hay cinco Islotillos. Al S. de esta es el fondeadero de las em- barcaciones de la correspondencia y trato con Es- paña , en donde también con buenos tiempos sue-' len fondear los Xabeques del Rey por 3 ^ á 4 bra- zas arena gruesa. El fondo en la Bahía abierta es arena , la ma- yor parte cascajo , y lama suelta en la superficie , y un pie masbaxoes lama dura , por cuya razón agar- ran bien las anclas , y así se puede estar por toda ella londeado con los mayores buques y vientos de 6o DESCRIPCIÓN tierra ; pero con los de fuera no se puede aguantar la crecida Mar , que hay en toda su mucha exten- sión. Si algún Navio se viese precisado á tomar este fondeadero por comisión o por alguna de las cir- cunstancias antes citadas para el Peñón , procurará si fuese forzado de los vientos dei primer Quadrante executarlo á la parte del E. de la Bahía por 8 bra- zas , dando fondo al ayuste , y después al ancla sen- cilla para hacer á un tiempo por las dos. Si se viese precisado á barar lo executará junto al mismo pre- sidio , mejor á su parte del O. que á la del E. Si estando á media Canal entre la Costa de Eu- ropa y África se viesen perseguidos de enemigos^ que le precisen tomar esta Bahía así con los vientos del primer quadrante , como con los del 4° , se ar- rimarán mas al Cabo Quilates que al Morro nue- vo , porque al estar distante de aquel como i le- gua , suele calmar el viento y llamarse al N E. con el qual se vá á dar fondo baxo el tiro del cañón del Presidio , aunque haya alguna corriente para el O. pues esta lo imposibilitaría si se recalase sobre el Morro nuevo. Varias Calas ^^^ Cabo Quilates al Cabo de Tresforcas hay hasta Cabo ^^ distancia 35 i millas al N. 74° i E. formando Tresforcas. la Costa como 5 millas de saco , en el qual se expe- rimentan muchos remolinos de corrientes. Todo es- te espacio es de Costa alta con algunas vegas , y á la orilla del Mar las calas con Playa de Buyaquin, Igdi , Buazor , Tiraquin , Nuftis , Chabu , Abdun, Kio Quiret d Garet , Cala Illiquin , Casusa , Tu- que , Zera , Georf , Castillo , Puleota , Huertas, Quemadas , Pino , Páxaros , Tramontana y Soen- talaelma , con algunos Pueblos en lo interior del terreno. De las citadas Calas solo la de Tramonta- na tiene abrigo del viento E. para embarcaciones DE lA COSTA DE ÁFRICA. 6t medianas , fondeando entre las dos Puntas que la forman por 12 brazas arena; y nada menos, pues de ellas para tierra es piedra. Cabo de Tresforcas se halla en Latitud de 35^ c^^q Trcj- 2/ 55'' y Longitud de 3° 19' 50''. Es muy saliente, foicas. de regular altura y amogotado , con frontón á la parte del N. de 2 millas de extensión. Al S. 56" E. no muy distante de lo m.as oriental del Cabo , hay un Farallón nombrado el grande , por ser mayor que otros dos que están mas al S. Cien varas distan- te de dicho Farallón al N.39°E. está una Laxa nom- brada la Lupiana con 6 pies de fondo. Entre uno y otro de los dos Farallones que están al S. del gran- de , como entre aquellos y éste , y entre éste y la Laxa, se puede pasar con qualesquier Navio encaso de necesidad , por haber 1 5 brazas de fondo por dichos Canales , cuya noticia puede servir para dos casos : el primero , si hallándose fondeado en la Rada de Melilla , el viento del primer quadrante obligase á dar la vela para rebazar el Cabo de Tres- forcas , se sabrá que los Farallones no le sirven de inconveniente , y que puede pasar por todos sus Canales; y el segundo para aprovecharse de ellos, si estando al O. del Cabo fuese perseguido de ene- migos , y resolviese tomar el abrigo de Melilla : su- poniendo los vientos declarados por el O. podrá pa- sar por entre el Farallón y el Cabo , d por donde mas le convenga , y tal vez conseguirá con esta destre- za hacer barar al enemigo en el baxo; y quando no consiga esto podrá tal vez conseguir obligarle á que con hacer algunas maniobras para separarse de lo que considera peligroso , se atrase d se sotaventee. A la parte del E.del Cabo de Tresforcas siguien- Varias Calas do para el S. están Cala Confites , Vinas , Bermeja, inúnles hasta Ladrones , Caballos , Tozeno , Rostro Gordo y la Mciilla. del Morrillo , á que sigue la Plaza de Melilla. 62 DESCRIPCIOlsr Todas estas Calas son de ninguna utilidad , y la Costa que ocupan es alta , escarpada y limpia. Presidio de ^1 Presidio de Melilla se halla por Latitud de MelilJa. 35° 1 8' 1$" al S. del Cabo de Tresforcas. El Puerto está al S. de la Plaza , es chico y solo puede servir pa- ra Xabequitos y Galeotas. Las embarcaciones gran- des fondean al £. del Presidio a la distancia de media legua , á una , y desde 20 hasta 35 brazas , siempre prontos para dar la vela al primer indicio de Levan- te; con cuyos vientos las corrientes que siguen su ten- dencia por la Costa , rechazadas por el frontón de tierra , que sigue al Cabo de Tresforcas , suelen sa- ,car á Barlovento á los que forcejean para montarlo. Monte del Una legua al S O. de Melilla está un monte no- Caramú. table por su mayor altura que la demás tierra. Se llama el Carama , y sirve de reconocimiento de es- ta Plaza y también indica la parte por donde ha de venir el viento , pues será O. si los celages se abrigan d se paran á la parte delE. del monte y al contrario. Al S. 68° E. 3 i leguas de Melilla está la Lagu- Lamina de ^^ ^^ Puerto Nuevo con un montecito de regular Puerto Nue- altura , semejante á un montón de trigo , con Sali- vo. , ñas , muy capaz y antiguamente con entrada abier- ta ; pero la cerró el terremoto del año de 1755. Entre estos dos puntos es todo Playa , con restinga de piedras en la Punta del N. de la Laguna. Quatro leguas al E. de la boca de esta Laguna Punta de la se halla la Pimta de Quivadana , que toma el nom- Quivadana. ^^e de la Cabila que ocupa el terreno , el qual pro- duce mucha arboleda de aloes , ayas , sabinas , co- mo también trigo , cebada , ganado , mucha miel y un poco de aceyte. Al N.56° 30' E. de la Punta de Quivadana distan- Placer, cia de una milla está un placer de arena con poca agua. Islas Chafa- Al S. 57'' 30' E. del Cabo de Tresforcas distan- riñas, cia 30 i millas están las Islas Chafarinas por Latí- DE LA COSTA DE ÁFRICA. 6^ tud de 35° I i' 50'' y Longitud de 3° 51' 30". Estas son tres , la demás al O. es la mas alta , y las otras dos de menos elevación. Nunca convendrá pasar por los dos Canales que forman entre sí, aunque tienen bastante fondo , por- que el de mas O. que es el mas ancho , tiene un ba- xo quasi por la medianía de la boca de fuera , aun- que algo mas arrimado al extremo del N E. de la mayor , que á el del N O. de la de enmédio. El Canal del E. es limpio y hondable , pero sumamen- te estrecho. Distan estas Islas del Cabo del Agua, que es la tierra mas próxima de la Costa firme , co- mo 2 millas , cuyo espacio es todo limpio y parejo de 8 á 10 brazas. Al S. de la de enmédio hay buen fondeadero pa- ra toda clase de embarcaciones , y para todo tiem- po por 10 brazas arena á dos cables de ella , amar- rándose en dos N S. dando cabo en tierra en donde hay piedras acomodadas para el intento. Si hubie- se muchas embarcaciones que todas no puedan dar la amarra á la Isla de en medio , lo podran hacer en la demás al E. o estar á la gira. Se entra y se sa- le de este fondeadero de las Chafarinas así por el Canal que forman con la Costa por la parte del E, como por el de la del O. Al S. 71° E. de las Islas Chafarinas 10 millas es- q^^^^ MWó- tá el Cabo Milonia , poco saliente y no muy alto: nía. y al N. JÓ" E. de este 7 millas está el de Honepor Cabo Hone. Latitud de 35^ 10' 46" y 4° 13' de Longitud , alto, grueso , roxo y tajado al Mar. Entre estos dos Ca^ bos hace la Costa el Golfo de Frigonía ó Ferrara donde se carga trigo y cera ^ pero no hay mas abri- go para los vientos de fuera que el de la Boya. A orilla del Mar en una altura está la Población , y mas adentro se ven otras dos. El terreno en lo inte- rior es montuoso con algunas Playas á la orilla. DESCRIPCIÓN DE LA COSTA DE ESPAÑA DE CABO DE GATA Á CABO OROPESA, QUE EXPLICA ÉSTA CARTA PARTICULAR.* JL/esde la Torre de San Miguel corre la Costa Cabo de Ga- ^^^^'^ ^^ ^ E. distancia 6 millas toda Playa de tierra ta. hasta el Cabo de Gata , que se conocerá por una Torre de Vigía , que está en una eminencia llama- ba la Testa del Cabo , y es lo mas oriental del Gol- fo de Almería. El Cabo está en Latitud de 36° 44' 00" y Longitud 4° 3' 10 ' y corre con la Punta de Hele- na, que es la occidental del expresado Golfo O. 4 S. y al contrario distancia 21 ~ millas. AIS. 35° E. distancia menos de | milla de la Castillo de Torre de la Testa , está el Castillo de San Francis- Corraktes. co de Paula , oCorralete en la cumbre de un Mon- te , que es tajado al Mar, con una Isleta alta junto, y muchas piedras á pique. Fond-adero Entre el Castillo y la Testa hay una Playuela del Corrale- ^^n la extensión de dos y medio cables , delante de te. la qual es el verdadero fondeadero , que llaman del Corralete. Este sin embargo es poco útil, porque so- lo puede abrigar del viento E. fondeando en 8 u 9 brazas al O NO. del Castillo , distante de la Playa como dos cables , ó mas fuera si se tuviere por con- veniente , pues el fondo es limpio , de arena , y al- ga , quedando descubiertos á los vientos del O. por el S. hasta el S E. Ordinariamente hay mucha rebe- * Se repite la descripción desde Cabo de Gata para que los que usea solo ésta Carta , no tengan necesidad de recurrir al Derrotero de la anterior. DESCRIPCIÓN DE LA COSTA DE ESPAÑA. 6$ sa de corriente en este parage , sin que guarde pro- porción mas que seguir el viento j por cuya razón si estando fondeados aquí saltare el viento al S O. fresco no se puede empeñar en montar la punta del Castillo , porque á mas de la corriente dicha hay una piedra peligrosa de marmol blanco con pj^j.- ¿^.^ lo pies de fondo al S. 26'^ E. de él distancia poco CabodcGa- mas de -| milla. Pues aunque se puede pasar entre ta. ella y la Costa , que hay 6 y y brazas de fondo , es expuesto con viento escaso , tanto por la corriente, como por carecer de Marcas claras para quien no tenga conocimiento perfecto de la Costa , pues al que le tenga le servirán las siguientes. Una Casa que sirve para encerrar ganado y está al E. de dicho Castillo se enfila por una Torre situada en lo mas alto de la montaña : que es la primera d de N S.y la del E O. es la Punta inmediata á la Sábana blan- ca enfilada con lo mas alto de la montaña , que está sobre Cala Figuera llamada los Frayles del Cabo. Desde el Castillo dicho corre la Costa alta para el E. hasta una Torre que está en el pico de un monte alto llamado de Velablanca por un planqui- ^fontevTor- zal que tiene el monte á la parte del Mar y se re de \'ela- hace bastante visible. blanca. Distancia de 3 i millas al E. 28° N. de dicha Castillo de Torre está el Castillo de San Joseph. Toda la Cos- San Joscph. ta es de bastante altura y escarpada , y solo hay un pedazo de Playa en la medianía de la distancia lla- mada de Monsil donde hay un pozo de buen agua Playa de en despoblado. Monsú. El Castillo de San Joseph está situado en un ' S^^da. monte de poca elevación sobre una Punta que hace dos Ensenadas : la de la parte del O. llamada Puer- Puerto Ge to Genovés tiene una rinconada con Playa tendí- "O'^'^*. da de N S. en distancia de poco mas de | milla , y E 66 DESCRIPCIÓN de Saco dentro de sus Puntas el cumplido de 3 ca- bles. Aquí. no pueden entrar sino embarcaciones de poco porte , porque su mayor agua es de 4 brazas, y se han de situar al N. de la Punta mas S. y O. que hace un cerrillo nombrado Cerro Genovés. Quedan en este puesto abrigados de todos los vientos del N. por el O. hasta el S. Fuera de la Ensenada se pue- den abrigar de los propios vientos menos del S. y para embarcaciones de mayor porte en 6 ú y^ bra- zas al N N E. del mencionado como un cable de distancia en fondo lama y arena. Padécese en este fondeadero la incomodidad del viento O. que sien- do fresco llama á las cañadas de los montes con re- cias fugadas que diñcultan poder subsistir fondea- dos. Ensenada de ^^ Ensenada de la parte delE. llamada de San San Joseph. Joseph abriga de los propios vientos que la ante- rior, fondeando al N NE. de él en 6 ú 7 brazas are- na. Ambos fondeaderos son descubiertos de los vien- tos del E. y S E. sin que con este último haya re- curso para ponerse á la vela , y con el primero se ha de tener espía tendida á aquella parte para sobre ella levarse , y para esto no ha de ser muy fresco, porque engrosa la mar en términos que es dificulto- so montar las puntas. No hay población en toda es- Aguada, ta cercanía mas que es el citado Castillo , ni agua que la de un Algibe , que es la necesaria para sub- sistencia de la Guarnición. Al E. 43° N. distancia como una y media milla en la propia Ensenada de San Joseph , ó sobre la Torre de Ca- Costa del E. está una Torre de Vigía llamada de laFiguera. Cala Figuera , tomando el nombre de una Caleta d Ensenadilla donde suelen abrigarse algunas em- barcaciones de los vientos del E. fondeando en 7 ú 8 brazas alga; pero es de tan poca extensión, que por eso solo van embarcaciones pequeñas en vera- DE LA COSTA DE ESPAÑA. 6/ no , 7 por casualidad con vientos bonancibles sirve también para Xabequcs. Desde la Torre de Cala Figuera sigue la Costa al E. 20^ N. distancia como i milla todo de despe- ñaderos, hasta una Punta llamada de Loma Pelada PuntadeLo- sobre la qual hay dos montes de bastante eleva- "?^ Pelada. cion en forma de pirámides , á que llaman los Fray- ^^^ "* les del Cabo de Gata , y es la primera tierra de es- ta Costa, que se descubre viniendo de mar en fuera. Doblada la Punta de Loma Pelada hay una Ensenada de Ensenada nombrada de los escollos de Mahomet los Escollos. Araez , cuyas Puntas son la anterior que es la Occi- dental , y la de la Polacra que es la Oriental. Cor- Punta de la ren N E. {- al O. y al contrario distancia 5 ~ milla. Palacra. En la medianía de esta Ensenada hay una Punta con una Isleta nombrada Punta de la Isleta , desde Punta de la la qual hasta la de la Polacra es Costa alta y ta- Isleta. jada al mar , y para el S O. de la Punta de la Isleta hay unos pedazos de Playa , en que está situado el Castillo de San Felipe , sobre unas piedras de poca Castillo de altura dos millas distante al N. 5° O. de la citada ^^" ^^^'P^' Punta de Loma Pelada. En toda esta Ensenada se puede fondear con Fondeadero. resguardo de los vientos al O. y S O. ; pero lo co- mún en las embarcaciones grandes es ir al E. del Castillo , distancia f milla en 13 brazas arena grue- sa ; pues aunque no hay inconveniente de llegarse mas á tierra , no queda tanta proporción para con viento E. franquear la Punta de Loma Pelada , á cuyo viento al S E. y S. está descubierta esta Ense- nada. Y por el mucho perjuicio que estos causan en todos estos fondeaderos de Cabo de Gata , son fre- qíientados solo por necesidad y en tiempo de vera- no , aunque en invierno también suelen ir , porque los vientos del S S E. y S O. son poco constantes. Por eso las embarcaciones pequeñas del tranco , fon- E2 68 DESCRIPCIÓN deán entre la Costa y los Escollos de Mahomet Araez, que son dos , y están como al S E. del Castillo. La Punta de la Polacra nombrada así por una Isleta que tiene próximo y hace la figura de una embarcación , tiene encima un Cerro redondo , al- to sobre el qual hay una Torre de Vigía , que se Torre del dice del Cerro del Lobo. Doblada esta para el E. si- Ccrro del gue la Costa al N. haciendo algunas Puntas y Ense- Lobo. nadas de poca extensión. La primera Ensenada que dista I milla de la Torre del Lobo , que abriga de los vientos del S O. y O. á embarcaciones de todos Castillo del portes , tiene un Castillo nombrado del Roalquilar, Realquilar, situado á poca distancia de la Playa en una llanura. Siguiendo para el N. 3 millas escasas de la Torre Castillo de del Lobo está el Castillo de San Pedro por Lati- San Pedro, j-^j ^ó" 53'. Este es el mejor fondeadero de Cabo de Gata, porque hace una Ensenadita con bastante hon- dero °" ^^' ^^^^ ) 7 ^1 S E. del Castillo arrimado á la Costa del E. es esta mutuosa. Distancia de un cable, y medio de ella hay 7 brazas arena , donde se puede resguardar qualquiera embarcación de los vientos del SO. O. NO. Ñ. y E. y aunque es descubierta del S E. se sabe que mientras mas fresco es el viento de esta parte y del E. por fuera , tanto mas terralea dentro de esta En- senadita , de modo que solo incomoda una poca de marejada que se introduce. La extensión de este fondeadero es pequeña , pues solo tiene desde el fon- do de la Ensenada para el S. hasta la Punta Orien- . tal cerca de 400 toesas , por lo que no puede caber mucho numero de embarcaciones , y de ancho , ó del E O. mas de | milla. Todo el terreno es mon- tañoso y escarpado sin mas Playa que un pedazo al pie del Castillo , el qual está situado en una emi- nencia bastante dominante á todo el fondeadero , en el qual se está dando cabo á tierra al N E. y ancla al S O. El Castillo no es mas que una Batería que DE LA COSTA DE ESrAÍÍA. 6() circula á una Torre. Aguada se puede hacer en un Aguada. manantial que está al pie del Castillo ; pero es tra- bajosa su conducción á la Playa. Desde la Punta Oriental de San Pedro sigue la Cala de Agua Costa aira al N E. distancia poco mas de 3 millas, ^"^^""ga- hasta una Plazuela ó Caleta que hace un poco de Ensenada llamada Cala de Agua amarga. Aquí suelen fondear algunas embarcaciones del tráíico de la Costa para abrigarse de vientos del E. aunque quedan descubiertas á los demás del segundo y ter- cer quadrante. No hay población , pero tiene un po- zo de buen agua. Aguada. La Punta del E. de esta Calita es una montaña de bastante elevación con la ñgura de Mesa por lo que tiene el nombre de la Mesa de Roldan, en cuya MesadeRoI- planicie hay una Torre con dos cañones que es ^^"' inútil , así por lo muy elevado de la montaña , co- mo por estar la Torre en la medianía de la cumbre. A la parte mas saliente de esta montaña llaman de p^^^^g ¿^ ¡^ la Media Naranja , y está en Latitud de 3Ó" 54' 50'' Media Na- y Longitud 4° 19' 20", ranja. Doblada esta Punta corre la Costa al N. 6*^ E. distancia poco mas de 3 millas , todo de iPlaya á la orilla del Mar. Aquí está el Castillo y Población de Carbonera y un fondeadero capaz para qualquier clase y nilmero de embarcaciones con abrigo de viento O. y S O. Se puede fondear en qualquier pa- rage que es limpio y fondo arena , pero lo ordina- rio es por 26 brazas al S S O. del Castillo distancia ^Ji^^^ Á' /^^ una milla de él , d á la misma distancia de la Isle- ta de Carbonera , enfilándola con la Torre del Ra- yo ; porque en este parage , aunque lejos de tierra, es donde con viento del E. se puede ir de la vuelta del S. aunque con trabajo ; pero por ser la Punta de la Media Naranja de bastante hondura no hay rezelo de pasar inmediato. Pero con el viento al S E. E3 yo DESCRIPCIÓN Isleta, de la Carbonera. Aguada. Torre del Rayo. Rio Dallas. Torre del Peñón.. Torre deMa senas. Villa deMo- xacar. Castillo de la Garrucha. Ciudad de Vera. no hay rebazadero y es forzoso pasarlo al ancla, lo que hace poco apreciable este fondeadero. Al S. 58" E. distancia \ milla del Castillo de Carbonera hay una Isleta que hace canal entre ella y la Playa como de 3 cables de ancho; pero no hay paso , pues el fondo en partes es de dos brazas. La Población es pequeña , desproveída de todo , y no hay mas agua que la de un pozo salobre. Al fin de la Playa de Carbonera hay una pun- ta alta y en ella una Torre de Vigía nombrada del Rayo. A N E. | N. de esta distancia poco mas de una milla está una Playa donde desemboca el Ria- chuelo de Dalias , que en tiempo benigno puede so- correr una escasez de agua. Desde el Rio sigue alta la Costa casi al N N E. distancia poco mas de una milla , donde está una Torre de Vigía sobre un peñón de que toma el nom- bre. Después dobla la Costa alta hasta una Playue- la en que hay otra Torre con dos cañones llamada Masenas , que dista poco mas de 2 millas al N N E. de la anietior. De aquí va corriendo la Costa al N. { N E. de tierra baxa á la Mar , mediando la Punta del Cantal , hasta unos pedazos de Playa que hay delante de Moxacar. Esta Villa está situa- da en lo alto de un monte , distante del Mar una milla , y arrimado á ella hay unas Sierras , que son las mas altas de esta Costa , llamadas de Cabrera, que se alcanza á ver desde Cartagena. Después de Moxacar sigue Costa baxa al N. 2"E. 2 i millas escasas , hasta el Castillo de la Garrucha en la Playa de la Ciudad de Vera , la que dista de dicho Castillo poco mas de 3 millas al N O. { N. y poco menos de lo mas inmediato á la orilla del Mar* En esta Playa hay algunas Barracas de pescadores, y no tiene iondeadero expreso , porque es descu- bierta á los vientos del i"" y 2° quadrante, y es Cos-* DE LA COSTA DE ESPAnA. 7 1 ta brava. Hace después un poco de Ensenada para el N. en que comunmente forma rebeza la corriente, por cuya causa aun las embarcaciones pequeñas procuran pasar fuera de esta Ensenada que llaman el goho de Vera. Golfo deVe- Desde el referido Castillo de la Garrucha corre ^a. la Costa al N. i8° E. distancia 3 -J millas que acaba la Playa , y dobla alta al N E. donde desemboca un Rio poco caudaloso llamado de Cuebas , en cuya Rjod^Coc- parte del N. hay una Torre de dos cañones nom- bas. brada de Villaricos , donde suelen fondear algunas Torre Villa- embarcaciones pequeñas para abrigarse del vien- ricos. to N O. que en este sitio vienta con mucha fuerza. En tiempo de verano sin embargo suelen venir des- de Cartagena algunas embarcaciones extrangeras á cargar Barrilla , y aguantan al ancla todos los vien- tos menos el E. que si es fuerte se ven precisados á dar la vela. Desde la expresada Torre de Villaricos princi- ,,. j,^^ pian unas Sierras no de mucha elevación en la ^^ ¿J Villa- misma Costa que hace muchos picachos , llamada ricos, de Villaricos. Corren al NE. hasta la punta de este nombre , distancia 5 -| millas , y después contintla la Costa alta con la propia dirección haciendo al- gunas puntas hasta el Castillo de San Juan de los CastIUddeS. Perreros , que dista de la Punta de Villaricos poco Juan. mas de 5 i millas. Este Castillo está situado en un monte de mediana altura en la misma Costa ; es es- carpado hacia el Mar y á la parte del O. hace una Caleta pequeña con abrigo de Levantes para em- barcaciones chicas. También aquí vienen algunas extrangeras á cargar Barrilla. Desde el citado Castillo corre la Costa de po- ca altura con algunos pedazos de playa al E. 36" N. distancia 4 f millas (mediando Cala Redonda) que pucrto de la está el Puerto de las Águilas , que es una Ensenada Águila. £4 vv-- Jl DESCRIPCIÓN de 652 toesas de largo de EO. y 300 de ancho. Aquí hay dos rincones ó fondeaderos á proposito solo para embarcaciones que no excedan de Fragata ó Xabeque , el de la parce del O. abriga de vientos del S O. y O. fondeando por 6 brazas alga , distan- cia como un cable á N E. del Castillo que está en la cumbre de un monte de bastante altura , solo á la orilla del Mar , y hace punta. El fondeadero de la parte del E. es de igual cantidad de fondo á menos Punta del ^^ "^ cable de la Punta del Aguilucho , que es la Aguilucho. Oriental de la Ensenada , donde se queda abrigado del viento E. y SE.; pero se ha de tener presente que tanto en uno como en otro fondeadero hay al- gunos manchones de piedras en el fondo , que es me- nester prevenirlos por causa del roce de los cables, y que son descubiertos de las vientos del S. que en in- vierno suelen hacer algún daño. También en la parte del O. del Castillo hay abrigo para los vien- tos del primer quadrante ; pero el fondo es sucio. Aguada. Hay agua de pozos algo salobre en la Población de Águilas. Al E. \ N E. de la Punta del Aguilucho , dis- tancia I ] millas , está el Frayle que es un Peñasco hA Frayle. ^isi^do cerca de la Costa , formando punta y la tierra hasta ella no es alta y hace Ensenada. Cerca de 5 millas de distancia al E. 18° N. átí Castillo de Águilas hay un monte alto , nombrado el Cabezo de Cope por Latitud de 37° 24' 40'' y ^^P^* Longitud 4" 44' 10" tendido al E. 35*" N. distancia mas de i milla : es escarpado al Mar con mucho fondo á 'pique y hace dos fondeaderos. El de la par- -D j- ^^ ^^^ O- se llama Cala de la Bardina , es muy buen a a ar 1- ^j^j-jg^ ¿^ vientos del E. y puede servir para mucho número de embarcaciones de todos portes. Tiene de largo cerca de i i milla , y de fondo para dentro de sus puntas 600 toesas. £s bastante hondable , pues DE LA COSTA DE ESPAKA. yn á dos cables de la Playa , hay 8 brazas de arena , y arrimado á la parte sctentrional del monte á la mitad de la referida distancia se encuentran 14 brazas fondo alga con algunos manchones de are- na y algunas piedras sueltas que arrojan los pes- cadores de la Almadraba que anualmente se pone en esta Ensenada ; pero el marisco que crian pue- de hacer algún daño á los cables: solo el viento S. es el perjudicial en este fondeadero por ser de tra- vesía ; pero rara vez se experimenta , y eso en tiem- po de invierno. El fondeadero de la parte del E. llamado de Fondeadero Cope abriga del viento S O. y O. Es también bas- de Cope. tante hondable y limpio , fondo arena y alga , y qualquiera embarcación que quiera coger abrigo de un temporal, que no toque de 1°, 2" quadrante ( aun- que sea del S. ) se puede refugiar al N. de la Punta oriental meridional del Monte , llamado el Cerro Cerro de la de la Cruz quasi del través con la Torre que está Cruz, en el llano distancia algo mas de \ milla , que se estará en 8 li 9 brazas arena. Pero como en este pa- rage se queda empeñado si da el viento al E. , no concurriendo las circunstancias de quererse abrigar del S. es mejor fondear al N E. de la citada Punta de la Cruz , á qualquiera distancia de ellas , pues á i cable hay 14 brazas , y en este Punto se queda franqueado para dar la vela con vienio al E. ; pero con el S £. no hay rebazadero sino se queda fon- deado mas fuera en disposición de poder montar di- cha Punta , y correr para el S. 1 oda esta Costa des- de las Águilas es despoblada , y no hay mas defen- sa que la Torre de Cope que monta dos cañones , y al rededor de ella hay una Barraca de pescadores. Tampoco hay agua mas que en esta ultima Ensena- da en el rincón al pie del Monte donde se puede Aguada. hacer si fuere necesario. ^4 DESCRIPCrOX Doblado el Monte de Cope sigue la Costa ba- xa al Mar al N. 21" E. distancia poco mas de una legua , donde hay una Caletilla para embarcaciones Cala Blanca, pequeñas , nombrada Cala Blanca , desde la qual dobla algo mas alta la Costa de la Mar en yuelta del E. 28"^ N. distancia cerca de 3 f millas hasta una punta de peñascos de poca altura , llamada de Calnegrc y Calnegre. Esta hace dos Playas , la de la parte del su Ensenada, j^j^ £_ ^^ ^^^^ grande que la otra , y suelen venir al- gunas embarcaciones pequeñas á abrigarse del vien- to O. y S O. : no hay poblado , ni agua mas que de Aguada. ^^ pozo , y muy desamparada de los vientos del 2"* quadrante. Desde la Punta dicha va la Costa de mediana altura á la Mar , y doblada por dentro al E. 37° N. distancia poco mas de 5 | millas , donde hay una puntilla que se avanza un poco al Mar , haciendo un frontón negro con Manchones blancos , que nom- Cuebas del bran Cuebas del Lobo. Después forma un poco de Lobo. Ensenada con Playa que corre para el E. cerca de Torre de AI- 3 i- millas hasta la Torre de Almazarrón , cuya En- niazarron y senada que está á la parte de Oriente , tiene del su Ensenada, ^q ^^^^ j^^g ¿^ ^ i millas , y para el N. quasi una. La parte del E. es montuosa , y en la punta mas Oriental hay una Torre con dos cañones , lla- mada de la Subida de donde toma el nombre esta la subida y parte del fondeadero , el qual es famoso abrigo de sufondeade- Jos vientos del E. y aun del S E. fondéase al N NO. ^°' de la Torre en 8 brazas arena , distancia un quarto de milla , en donde pueden caber mucho numero de embarcaciones de todos portes, y es el tínico asi- lo para los que habiendo salido de Cartagena les entra el viento al E. y es su navegación para dicha parte. El fondo es limpio , y por eso hasta casi la mitad de toda la Ensenada se puede ocupar para res- guardarse del expresado viento. Los del O. S O. y S. BE LA COSTA DE ESPAÑA. 75 á que está descubierto esta parte de la Subida son bonancibles en tiempo de verano , y no hacen los efectos que en invierno se suelen experimentar, porque con el ultimo no hay rebazadero por ser travesía. La parte del O- de la Ensenada nombrada de Al- Ensenada de mazarron es tierra entre llana , y en la punta mas Almazarrón: saliente que está formada de un montezuelo hay sutonJcade- una Torre también con dos caííones , y por la par- te de adentro hace otra Ensenada de 200 toesas de Saco para el O. donde hay hasta 5 brazas de fondo, y adonde las embarcaciones de poco porte se me- ten para abrigarse de los vientos del O. hasta el S, El fondo es alga : los vientos de la parte delE. y S E,' introducen mucha marejada. El sitio mas á proposito para embarcaciones gran-" des, que solo quieren quedar cubiertas del viento O. y S O. ( esto es , en el fondeadero de Almazarrón) es al N E. de la Torre , á un cable de distan- cia de ella , pues se da cabo á las piedras de su pie, y ancla al E. en donde se estará por 8 brazas fran- queados para dar la vela con viento E. Al N. 2y^ E. de la Torre, distancia quasi i mi- lla , hay un banco de 10 brazas piedra de poca ex- tensión ; pero se ha de precaver por el roce de los cables. Dentro de la Ensenada de Almazarrón á 140 toesas de la Playa , y al N. de la Torre hay dos pie- dras descubiertas , cuya cercanía es sikia , y por tanto las embarcaciones de que se habló primera- mente deben arrimarse á la Costa de la Punta don- de está la Torre , cuyo fondo es limpio. En toda la Ensenada , ó fondeaderos de Alma- zarrón , y la subida no hay mas poblado , que en este primero , donde están algunas casas de pescado- res. La Villa de Almazarrón dista como una legua 7^ DESCRIPCIÓN de la Playa al N O. !^ O. Tampoco hay agua mas que de un pozo salobre entre las casas de los pesca- dores. Cabo de la Después de la Torre de la Subida , que como se Subida. ha dicho es la oriental de la Ensenada , está el Cabo de la Subida distancia ' de milla al S E. : después corre la Costa alta al E S E. dos y | millas hasta C h T" Cabo Tinoso que también es alto y escarpado co- jQ^ mo todo el pedazo de Costa anterior. Este Cabo de- mora con el monte de Cope al S. 69^ 30' O. y al contrario , distancia 19 J- millas ,y está por Latitud de 37" 31'. Doblado Cabo Tinoso entra una Ensenada que se extiende para el N. 3 | millas. Todo lo mas tier- ra montuosa y escarpada hasta una Playa pequeña Portas, llamada de Portils , que está al N N E. del releri- do Cabo. Desde la Playa de Portils sigue la Costa para el E. alta, y á poca distancia está un Monte mas ele- Cabezo de vado , llamado el Cabezo de Roldan, primera tier- Roldan. ra de esta Costa que se descubre viniendo de Mar Isla de las en fuera. Tiene delante ^ de milla una Isleta lia- Palomas, mada de las Palomas silcia en su inmediación. Al fin de la citada Costa , que como se ha dicho corre para el E. 3 i millas distante de Portús hay Isla Torrosa "^^ Isleta muy pegada á la Costa que nombran de y las Alga- Torrosa , la que hace punta Occidental de una í n- mecas. senada , en que hay dos Calas nombradas las Alga- mecas. La de mas O. es la grande , y la otra la chi- ca , en las que se puede fondear ; pero no se prac- tica por su poco abrigo y la inmediación á Carta- gena. La Ensenada anterior tiene de largo i | millas p y su Punta Oriental es la occidental meridional Fuerte de ía ^^^ Puerto de Cartagena , que es de mediana alru- Podadera. ra , con un fuerte en su cumbre nombrado la Po- DE LA COSTA DE ESPAÑA. y/ dadera , cuyo nombre tiene la Punta la qual es limpia y á pique de ella hay ocho brazas de fon- do. Después sigue el fuerte déla Navidad al NE. del otro en el propio frontón de la Punta , el qual con la Batería de Santa Florentina , que está en frente , es lo mas angosto de la entrada del Puerto. La Ciudad de Cartagena está situada en Latitud Ciudad d« de 37^ 35' ^o" y en Longitud de 5° \(S' 00'' Oriental Cartagena y de Cádiz. Su Puerto tiene de extensión desde su bo- ^^ uerto. ca para el N. cerca de 800 toesas , y poco mas del E O. por su mayor dimensión. La entrada en lo mas angosto , que es como queda dicho entre el fuer- te de Navidad , y la Batería de Santa Florentina, es como de 325 toesas, Al N. del Fuerte de Navidad y dentro át\ puer- to está el Espalmador grande , que es una Ensena- da de 260 toesas de abertura , y como 200 de Saco para el O. con el fondo de 6 á 5 brazas y es el or- dinario fondeadero de los Navios y demás embarca^ clones de guerra , tanto por ser el parage mas res- guardado, como por la proximidad al Arsenal, que está en el ángulo del N O. del Puerto. La Ciudad está situada en el frontón át\ N. áéi Puerto , y á la parte del E. se halla el Arrabal de Santa Lucía , donde forma Ensenada en cuya pun- ta meridional está un Almacén de pólvora , desde el qual corre la Costa montuosa al S S O. 5" O. has- ta la Batería de Santa Florentina , que como se ha F^^erte de dicho es la que con el fuerte de Navidad forman la ^^"^'^^ -^^^ entrada. Cerca del Fuerte de Santa Florentina mas al S. hay otro nombrado de Santa Ana , que hace punta y no se puede pasar muy inmediata , por im baxo de que se hablará después. 78 ENTRADA EN EL PUERTO DE CARTAGENA, y derrotas desde los Cabos de Palos y Tinoso. Üstando próximo d á la vista del Cabo de Palos con el viento al E. y queriendo entrar en Cartage- na , luego que se haya rebazado las Ormigas ( de que se hablará en su lugar ) se atracará la Costa lo que se quiera hasta estar al S. del Islote de Es- cumbrera , que está en la boca del Puerto , y pasan- do á esta parte de él como cable y medio se dexa- rá ir al O S O. hasta que el Castillo de Santa Ana quede al N. :^ E. á fin de resguardarse de un baxo que está como al O. del Islote la distancia de 200 toesas. En esta situación se meterá del Loo todo lo posible hasta poner la Proa á Trinca Botijas , que es el primer fuerte de la Costa del E. del Puerto , si- tuado en una eminencia , guardándose el no atracar mucho la riva , que es sucia , aunque el viento dé lugar , porque estando mas avante comenzará á llamarse á la Bahía escaseándose ; pero siempre per- mitirá llegar á rendir el bordo al fuerte de la Poda- dera , d á su parte de dentro , donde se dará fondo por 8,91! 10 brazas , y de allí se irá á la Espía pa- ra dentro del Puerto , porque de voltejear con E. se adelanta poco y se ariesga mucho , no siendo embarcación de fácil manejo. Si se hallara sobre Cabo de Palos con vientos ponientes es preciso barloventear hasta ponerse N S. con la medianía de la boca del Puerto , y des- de ella atracar la Podadera á medio tiro de fusil d menos , y siguiendo la Costa para dentro á igual distancia , se dará fondo donde se dirá. ENTRADA EN EL PUERTO DE CARTAGENA. 79 Si se estuviere sobre Cabo Tinoso con vientos ponientes , se seguirá la Costa á una regular distan- cia como de media legua hasta atracar la podadera, desde donde se observará lo mismo que acaba de decirse ; pero si el viento fuere E. se barloventeará hasta estar NS. con el Islote de Escombrera , y des- de aquí se executará lo mismo que se dixo arriba para los que viniesen de Cabo de Palos. Sobre Cabo de Palos , quasi siempre corren las Advertea- aguas con celeridad para el S E. y quanto mas afue- cias. ra son mas rápidas. Desde el Cabo hasta Cartage- na es la Costa limpia , y sin rezelo , se puede atra- car á distancia de i milla. No conviene atracarse al Cabo Tinoso , porque las aguas tiran á la Ensenada de la subida , y suce- de que algunos , yendo con el viento íresco por el S O. en demanda del Puerto no adelantan por atra- carse demasiado al Cabo, pues se les queda el vien- to , y les precisa separarse para el S E. Los vientos del tercer quadrante , llamados vul- garmente Birazones en tiempo de verano son muy regulares en este Puerto desde las lo del dia hasta ponerse el sol ^ pero en invierno suelen velar toda la noche. Pueden entrar Navios de qualquier porte por el freo que forma el Islote de Escombrera con la Cos- ta firme áci E. pues tiene de ancho 225 toesas , y de fondo en su medianía 12 brazas , que disminu- yen proporcionalmente á cinco , próximo á la Cos- ta firme , y á 7 y 8 inmediato al Islote. Si esto se practica con viento al E. se exponen á ser aconcha- dos sobre el Islote , rebazada la Punta de Escum- brera , si da como suele mas de Proa el viento. Si fuere preciso entrar por este Canal con el viento ci- tado , será con la precaución de llevar un ancla pronta para dexarla caer luego que se vea escasear- 8o ENTRADA se el viento. En general , no es bueno este pasage si- no con viento hecho por el SE. Baxo de Es- -Este baxo es de piedra y del tamaño de una coinbrera y Lancha con 1 1 palmos de agua encima , y á pique sus Marcas, de 7 á 9 brazas. Está como se ha dicho algo mas al N. del O. del Islote , y 200 toesas de él. Tenien- do enfilado el Castillo de Sanra Ana con la esqui- na del N O. del Hospital ( edificio bien conocido por su tamaño ) se irá zafo del baxo ; y se puede ir sin temor , pasando por su parte del O. para en- trar en el Puerto con prevención de que la marca de través es una línea , que sea tangente al Islote por la parte del S. y á la tierra de la Costa firme del E. esto es , teniendo enfilada la Costa del S. del Islote con la citada, d Cabo del Agua , y luego que forme ángulo al salir , d se cubra el Cabo con el Islote al entrar se estará rebazado del baxo. La Laxa y Como al N E. i^ N. 160 toesas de distancia de sus Marcas. Ja Punta de Navidad está un baxo de piedra llama- do por los naturales la Losa. Tiene 3 palmos de agua sobre una circunferencia de 27 brazas , y á pi- que hasta 6 i de fondo. Con qualquier viento fres- co de fuera revienta el Mar en ella , sobre la que se estará enfilando la Torre de Cabildo (que está inme- diata al Muelle , blanca , con Relox en al chapitel) con Torre del Molinete ( que es un Torreón , que sirvid de Molino de viento y hoy sirve de Capi- lla dedicada á San Christobal , el qual tiene su cha- pitel de figura cónica , y su beleta , y está coloca- do en un montecillo dominante , que hace parte de la Ciudad ). Y así será preciso para huir de la Lo- sa abrir estos dos objetos , y pasar al E. d al O. de ella , según el sitio adonde se quiera ir á dar fondo , como adelante se dirá , advirtiendo que la marca de través de este baxo , es enfilando el canto del N. del Almacén de Pólvora citado , que está en EN EL PUERTO DE CARTAGENA. 8r la Costa del E. del Puerto con el canto del S. del Cuerpo de Guardia del mismo Almacén, que le está próximo y como ai E N E. Al pie de Trinca Botijas á un cable de distan- cia de la Costa se halla una piedra anegada de po- ca extensión ; por tierra de la qual se puede pasar en caso forzoso , siguiendo la Costa para dentro del Puerto , 7 hallándose de través con el Castillo de Santa Ana á distancia como 30 varas , que está un Otros baxos. baxo de piedra con muy poca agua encima. Tiene de largo á el andar de la Costa todo el frente del Castillo , y es acantilado por todas partes : permite pasage para Navios entre él y la Costa ; pero no es prudente en ningún caso de emprenderlo por lo estrecho que es. Siempre que se quiera entrar en este Puerto con Fntrada en vientos largos de Poniente para ir á dar iondo en d Puerto y el espalmador grande se procurará atracar el '"^^^^'^ ^^* *~ Fuerte de la Podadera hasta medio tiro de fusil d "^^"^"^* menos , siguiendo después esta Costa del O. sin el menor cuidado por ser limpia y tener 8 , 9 y 10 brazas , hasta haber montado la Punta de Navidad: se dexará la laxa por estribor á distancia como un cable , y luego que se halle rebazada la Punta del NE. que sigue , y por consiguiente abierta la En- senada del Espalmador , se dexará caer el ancla sen- cilla á distancia de medio cable de la Costa en 6 |: brazas lama , y arriando dos tercios de cable se ten- derá la espía al N E. sobre la qual se dará con las mismas brazas el ancla del Ayuste , y se quedará amarrado N E. SO. Lo regular que se practica es , después de haber dado fondo á la primer ancla dar un chicote de ca- ble á tierra á una de las muchas presas que hay en las peñas de la Costa, y zarpando dicha ancla (des- pués de tendida la del N E. ) se quedará con ella F 82 ENTRADA lista para dcxarla caer excusando con esto la pre- vención de la Esperanza. Si se entrare espiando con vientos escasos del i° y 4° quadrante , y aun del E. hasta el S E. se dará fondo primero al ancla del Ayuste , que sirve al N E. y arriando lo suficiente se tenderá la espía al S O. sobre la qual se dará el ancla sencilla , ó el chicote de su cable á las piedras. Si se quisiere fondear en Bahía con qualquier viento , se tomará la medianía del freo o entrada del Puerto ; se gobernará derecho á la Cueba de los Estudiantes , que está en el fondo de aquella al £. de Santa Lucía ; se seguirá la misma dirección has- ta haber rebazado la Laxa , dexándola por Babor ( según las señales de su situación ya citadas ) ; y si el viento estuviese de fuera ,* se dará fondo á el an- cla del Ayuste en 6 I brazas lama , y luego ten- diendo la espía del N O. se dará el ancla del Sen- silla , y se quedará amarrado N O. S E. ; pero si el viento fuera de tierra en tal caso se dará fondo pri- mero al ancla del N O. y luego al S E, sobre espía el ancla del Ayuste. Advcrten- -^^ tiempo de invierno siempre se deben amar- cías. rar los Navios en el Espalmador grande por es- tar abrigados de la Mar y viento de fuera ; pero como esta Ensenada es muy corta , no se pueden acomodar en ella mas que tres Navios á la gira. Y así siendo mas el número se podrán amarrar en qua- tro hasta diez Navios , y los demás en el Caño d Despalmador chico , en el qual caben mas de i2 barloados de dos en dos. El caño d canal del Espalmador chico que como se ha dicho conduce á la Darcena y que tie- ne de 6 á 6 I brazas de fondo , por su angostura no dexa espacio para hacer siaboga en él los Na- vios con comodidad , y así es menester que entren EN EL TUERTO DE CARTAGENA. 83 de popa si han de volver á salir. Forma la parre del E. de dicha Canal un placer que principia en la Punra del N. de la boca de la Darcena , y sale hondeando para el S. hasta tanto avante con el fron- tón de tierra , que media entre los dos EspaJmado- res ( al que llaman la Punta del Viento ) y termi- nando en punta dicho Placer , vuelve á recogtrse el veril hacia el Hospital á distancia de 6o toesas de su riva , la que circula á la misma distancia por la Costa de Santa Lucía , y la que sigue al S E. y S, haSta que determina poco antes del almacén de pól- vora. De modo que entre el extremo del S. del Placer , su veril del E. , la laxa , y toda la Ensenada de Santa Lucía hasta el Castillo de Santa Ana ca- ben muchos Navios á la gira , y encima del Placer citado los Buques menores , pues en gran parte de él hay de 3 á^ ^ brazas de fondo , el que disminu- ye con regularidad hacia la Ciudad ; pero todo lo que no sea estar al abrigo de ambos Espalmadores no se está con seguridad en el invierno. En verano se acostumbra fondear en Bahía , porque no siendo los vientos recios trabajan poco los cables , y tam- bién es muy importante este sitio para la salud á causa de la ventilación , de la que se carece en am- bos Espalmadores por la inmediación á las mon- tañas. Qualquiera que venga á tomar el Puerto en tiempo de invierno , y encontrase el viento á la tierra desde el NE. al NO. como acontece hará to- da diligencia para grangear en bordos fondeadero á la parte del N. del Islote de Escombrera , ponién- dose NS. con el Castillo de Cartaíiena en las brazas que pueda tomar , no pasando de 30 y allí podrá mantenerse seguro , por ser firme el Tenedero. En todo tiempo se puede fondear por toda la abra del Puerto hasta la medianía de la Ensenada de Es- 84 ENTRADA combrera , prefiriendo en invierno , y con N. el abrigo que forma la Costa desde la Punta de Na- vidad á la de la Podadera. Queriendo dar la vela del Espalmador grande estando á la gira con los vientos del i" y 4" quadran- te , se zarpará el ancla del SO. ó se quitará vuel- ta al cable de tierra; y puesto á pique de la de NE. sobre ella se mareará á pasar por la parte del S O. y S. de la Laxa entre ella , y la Punta de Navidad, gobernando después á medio freo hasta que rebaza- do el baxo del Islote de Escombrera , se tome la derrota que convenga. Si se estuviese amarrado en quarro en ambos Espalmadores , cogidas las amar- ras de Proa , se dará la vela sobre las de Popa. Y si se hallaren en los restantes de la Bahía á la gira, se dará la vela zarpando los fierros , como si se lar- gasen del Espalmador grande , con la diferencia de dirigirse á pasar por la parte del S E. y S. de la Laxa , entre ella y el Fuerte de Santa Ana : bien que según las circunstancias del viento , parage en que se está fondeado , y calidad de la embarcación acomoda pasar por la parte del S O. y S. de la La- xa entre ella y la Punta de Navidad. Fuerte de Al S. 5° E. del Fuerte de Santa Ana , distancia Trinca Boti- goo toesas hay otro llamado de Trinca Botijas j^s- desde donde corre un pedazo de Costa hasta una Punta deGa- Punta llamada de Gate , que es la Septentrional te» de la Ensenada de Escombrera. Tampoco se puede atracar mucho á este pedazo de Costa por una piedra que se aparta un cable de ella , como queda dicho ; pero por fuera á pique hay 12 y 13 bra- zas de fondo. Ensenada de ^^ Ensenada de Escombrera, situada en la Cos- Escombrcra. ta meridional oriental del Puerto de Cartagena , es de bastante capacidad para Esquadras , abrigada de los vientos del 1^ , 2° y 4^ quadrante. Toda ella es EN EL PUERTO DE CARTAGENA. 85 limpia, con fondo en la entrada de 15 y 16 brazas arena , y va disminuyendo en proporción hasta la mitad de la Ensenada que se encuentra 5 á 6 bra- zas la misma calidad con algunos manchones de al- ga. Lo ordinario de todas las embarcaciones es fon- Su Fondea- dear arrimados á la Costa del S. frente de unas ca- *^^'ro. sas de pescadores de la Almadrava en 8 brazas de fondo. Esta Ensenada se interna para el E. una mi- lla , y su boca tiene de ancho otro tanto. Al O. de la Punta meridional de dicha Ense- Islote Je Es- nada hay un Islote nombrado también de Escom- combrcra. brera , distancia como de un cable j de cuyo Canal ya se ha tratado. Dicho Islote está tendido E. A NE. y al contra- rio con 2 1 5 toesas de extensión , y 60 por lo mas ancho : es montuoso y en su cumbre hay una casa para Vigía. Por su parte del O. está el baxo de que ya se ha hecho mención : este Islote está en Lati- í"<^ 37" 33' 3^'^ Y Longitud s\ 1/ 3^"- Después de la Punta meridional de Escombre- Qq\jq Aq\ ra corre la Costa alta al E. ^ SE. distancia como Agua. 3 millas hasta Cabo del Agua , que también está al E. 5° 30' S. de lo mas meridional del Islote de Escombrera : es alto , escarpado , y en su cumbre forma 3 picachos como cresta , y á 4' de este al E. 28** N. se halla el Puerto de Porman , cuyo fondea- dero es de figura casi redonda , su extensión de 500 I'orQ^*^* toesas , y la boca poco mas angosto. Aquí se pue- den acoger embarcaciones de todos portes , y su fondo común es de arena en toda la Ensenada , y hay en la medianía 8 y 9 brazas de fondo. El me- jor fondeadero es algo mas arrimado á la Costa del O. que á la del E. situándose al N E. 5'' N. de la Punta occidental , y al NO. de la oriental del Puer- to en 8 brazas , y solo se queda descubierto del viento S. y del S E. aunque el primero es poco £re- F3 86 ENTRADA qiiente, y resguardado del E. por el N. al O. y SO. siendo este illrimo el que introduce mas marejada; pero con el abrigo de dicha Punta occidental no hace tanto efecto. En todo el contorno no hay po- blación , ni defensa mas que una Torre de 3 caño- nes en lo alto de la punta oriental de la Ensenada, á que no se puede pasar muy arrimado , porque á Piedra, ^j^ cable para el O. hay una piedra á flor de agua, en cuyo Canal hay 5 brazas de fondo , y en su con- torno por la parte de fuera 1 2 brazas arena grue- sa. La Laxa es blanca con 14 pies de fondo , y rom- pe con los vientos de fuera. Sus marcas son enfilan- do una cueba que está en la parte del N. del Puerto con un picacho el mas alto de las montañas inte- riores , á que nombran Cabeza del Moro ; y la Torre citada enfilada con lo mas alto del monte que forma Cabo Negrete. Sin embargo se puede pasar entre la Laxa y la punta que desciende de la al- tura en que está la Torre : y este Puerto para embar- caciones grandes solo es bueno en verano. Se puede Aguada, hacer aguada en lo mas N. del Puerto casi en la me- dianía en un nacimiento ~ de milla distante de la Playa. También la hay en otros parages por la par- te del N E. á menos distancia j pero trabajosa su conducion. Después del Puerto de Porman , corre un peda- zo de Costa alta al E. 6^ S. distancia poco mas de i CaboNegre- ^^^^^^ » 9^^^ remata en un Cabo nombrado Cal Ne- te. gre , ó Negrete , á causa de su color negro : está al E. 15° 30' N. del Cabo del Agua 6 millas. Es alto y la Costa va desigualmente disminuyendo hacia el Cabo de Palos, no obstante de haber dos montañas algo puntiagudas , que nombran los Juncos del Ca- bo de Palos. Hay también en esta extensión , que corre al E. 24*^ N. distancia algo mas de 6 millas algunos pedazos de Playa. i EN EL TUERTO DE CARTAGENA. 8/ El Cabo de Palos es de poca elevación , y tie- ne una Torre de 3 cañones antes de llegar á él por la parte del O. á -} millas : hay una Caleta abrigada para embarcaciones pcqueñuelas , llamada Cala del CaladelCar- Cargador bien conocida por unos blanquizales que 3^^^^- hay en su inmediación ; pero se ha de advertir , que desde 3 i millas antes de llegar al Cabo de Palos es la Costa sdcia de piedras arrimado á ella. El Cabo de Palos , situado por Latitud de 37° Cabo de Pa- 37' ^5'^ y J-ongitud 5*" 35', como se ha dicho, es ba- los. xo y por la parte del N. tiene una gran llanura y un abrigo de vientos del S. cubierto del propio Ca- bo para embarcaciones pequeñas ; pero muy peli- groso con los vientos del i" y 2° quadrante. Como 2 millas al N. 57° 30^ E. de la Torre del Cabo , es- Situación de tá la Hormiga grande , que es una Isletilla pequeña 'as Hormi- y rasa : y á corta distancia mas al S. y O. de ella ^^^* esto es, al N. 58"£. de la Torre , se halla la Hormi- ga chica , que es solo un pedrusco. No hay paso por el que se manifiesta entre ambos , á causa de varias piedras ocultas; pero sí le hay con 5 á 9 brazas de fondo , y para toda suerte de embarca- ciones por el Canal, que franquean la Hormiga chi- ca y el Cabo ; pero ha de ser con viento largo , y separándose mas de aquella que de éste con moti- vo de un baxo que está como al SO. I milla déla Hormiga , cuyas marcas son la de N S. enfilando la Torre de Estacio , con un Mogotito que está en la falda del E. de Cabezo Gordo : y la de E O. la Tor- re del mismo Cabo por un escarpado roxo que está mas al O. , Asimismo como al NE. ^ E. media milla dis- tante de la Hormiga grande está otro baxo , cuyas marcas son la una enfiladas las dos Hormigas , y la otra la Torre del Cabo , abierta por la parte del S. del Junco mayor. Entre este baxo y la Hormiga F4 88 ENTRADA han pasado embarcaciones grandes , y así este , co- mo el otro se ven planquear. Desde el citado Cabo de Palos sigue una gran Playa para el N. haciendo una angostura que nom- bran la manga , pues de la parte de adentro hay un Mar Menor, lago que se dice del Mar Menor , que tiene de lar- go de N S. cerca 12 millas , y por lo mas ancho 5 millas. Hay en él algunas islas montuosas , y por partes tiene bastante hondura. En la expresada an- , gostura d manga , si se ofrece una necesidad de Agua a. ^g^^^ dulce ( que no la hay en todo este contorno) es práctica común en todas estaciones del año ha- llarla en esta Playa haciendo Casimbas. Al N. 9° 30'' Ó. del extremo del Cabo de Palos, y al N. 8^ O. de su Torre , distancia 6 -J está Isla Isla Grosa y Grosa alta con la figura de un triángulo , tendida su Fondea- deNNE. SSO. 300 toesas de largo , distando de dero. i¿^ Playa o' manga ya dicha i ±^ millas , en cuyo Ca- nal su abrigo es el fondeadero , que resguarda de vientos levantes al amparo de la Isla. Se fondea al I cable de ella en 5 brazas de fondo alga : es propio para Fragatas ó Xabeques. Por la parte del S E. es bastante hondable , y al N E. | E. 300 toe- sas tiene un Farallón pequeño , entre el qual y la Isla hay 8 brazas ; pero al N E. de ella 540 toesas de distancia está una piedra que solo la cubre una braza de fondo. Al N. 4f O. de dicha Isla i | mi- llas de distancia , está la Torre del Estacio en una puntilla baxa de piedras , que se avanza al Mar 470 toesas , y es parte de la referida Manga. Ha- ce un pequeño pedazo de Ensenada con fondo de 2 i Y 2, brazas , donde se acogen las embarcaciones pequeñas del tráfico á resguardarse de vientos del K. que en esta Costa son bastante perjudiciales , y de los insultos de los Moros al amparo de la Torre, ^ue monta dos cañones. Está echa una restinga de EN EL TUERTO DE CARTAGENA. 89 piedras algunas sobre el agua al S E. | S. distancia 3 f cables , y el Canal que queda entre ellas y la Isla Grosa tiene por lo mas 4 | brazas de fondo alga. Los que viniendo del N. quisieren acogerse al fondeadero de la Isla ya expresado , que es el único refugio de levantes que hay desde Cabo de Palos para el N. deben advertir ( si han de pasar por la parte de fuera de la Isla ) que hallándose tanto avante , o' de través con la Torre del Esiacio , si se enfilare el Farallón con un Montezuelo blanco que está en la Manga o' Playa dicha al N O. de Cabo de Palos , distancia 2 i- millas , se deberá meter pa- ra el E. á fin de no dar con la losa de una braza de fondo ya citada hasta que quede bien descubierto el Farallón por el O. del montezuelo, que se go- bernará al S. o' algo mas al E. y en viendo que el Farallón se enfila con lo mas N. de la Isla , se po- drá ya atracar á ella distancia de i ^ cable , que to- da es limpia , y montándola por la parte del S. se irá á fondear á su parte del O. Si se quisiere ir por el Canal que forma la Tor- re del Estacio con la Isla para ir al mismo fondea- dero , hallándose tanto avante con la Torre , se pro- curará enfilar lo mas occidental de la Isla con el montezuelo ya citado , y navegar por esta enfila- cion hasta estar como uno y medio cable de la Isla, que á esta distancia se encontrará 4 i brazas de fondo , y se costeará para el O. hasta ponerse EO. con su medianía para fondear como se ha dicho. Este fondeadero por su pequenez , ninguna Po^ blacion y los peligros manifestados, es poco aprecia- ble ; pero como es abrigo de levante , y como se- gún queda expuesto carece esta Costa de abrigo de estos vientos , no hay duda -que puede ser útil para alguno que hallándose empeñado , no puede montar el Cabo de Palos para ir á Cartagena , y ea pO ENTRADA este caso siempre es mejor montar la Isla por la par- te del S. para ir al fondeadero. Al N. 34" O. distancia como 2 l millas de la Torre de Estacio , está la boca del Mar menor , d ó lago ya expresado , donde hay una Torre de dos cañones para protección de la pesquería que aquí Torre de la se hace, y tiene una encañizada de donde toma el Encañizada, nombre la Torre , la qual está situada en la Playa: hay muy poco fondo por esta parte , y solo los bar- eos de pesca entran y salen por la boca. Desde la citada Torre forma la Costa un poco de Ensenada siempre de Playa , hasta otra Torre Torre de la nombrada de la Herradura que tiene un cañón : dis- Herradiira. ta del anterior 4 i millas como al N. y aquí empie- za altear un poco la Costa. Al N E. i- N. de la Torre de la Herradura 3 f millas de distancia está Cabo Roch saliente un po- ^ ° °^^' co al Mar algo mas alto que la Costa anterior, y se conoce por su color bermejo. Aquí también hay una Torre con un cañón para defensa de la Costa, la qual corre después al N N E. con un pedazo de Playa , y en el fin están las Salinas de Torre Vie- ja. Esta es un poco de Ensenada formada del peda- zo de Costa anterior , y otro que dobla para el E. de I y milla de largo. Aquí hay una pequeña pobla- ción , y vienen á cargar de Sal muchas embarcacio- nes , así naturales como extrangeras. Hay poco fon- do y es menester quedarse como ^ milla de tierra para estar en 4 brazas alga , y es asimismo desabri- gada de levantes y demás vientos hasta el S SO. por lo que solo los que vienen, como se ha dicho, á car- gar de Sal fondean en ella. La Punta oriental llamada de Piedras es la que hace el remate de la? Ensenada , y de aquí dobla la Cabo Cer- Costa para el N E. i N. de poca altura , haciendo vera. algunas puntas hasta Cabo Cerbera que se avanza i EN EL TUERTO DE CARTAGENA. 9 1 algo mas con una Torre encima de dos cañones y dista de la Punta de Piedras 2 millas al N. 25" E. Doblado Cabo Cerrera, entre la Costa de Playa al N. y á distancia i \ millas , está una Torre fuer- te con algunas Casas , cuya población nombran la Mata. También hay Salinas , y suelen venir cmbar- La Mata. caciones á cargar de Sal ; pero es fondeadero muy desamparado , y sin rcbazadero con el viento le- vante. Siguiendo la Playa para el N. distancia 4 | mi- llas está la Villa de Guarda Mar , situada en la Guarda Mar. Playa al pie de un montezuelo , en cuya eminencia hay fortificación. Aquí desemboca el Rio Segura, que es bastante caudaloso ; y tampoco es fondeadero. Desde la Villa de Guarda Mar sigue la Playa Castillo de al N. is^'E. distancia 4 - millas , y de aquí dobla í>anta Pola. para el E. 3 millas donde está el Castillo Santa Po- la , que es quadrado , y está en una llanura á la ori- lla del mar , y en Latitud de 38" 11' 33'^ Pegado al Castillo está el Lugar Nuevo , cuya población Lugar Nue- se reduce á un centenar de casas mal distribuidas, ^^* cuyos moradores antiguamente se refugiaban de no- che en el Castillo por temor de los Argelinos. El fondeadero del Lugar Nuevo de tanto auxí- sa fondea- lio para los que trafican estos mares , comprehende dero. todo el espacio que hay entre el pueblo de Guar- da Mar y el Cabo de Santa Pola. Su fondo por to- do este espacio muy bueno para fondear es de 10 brazas hasta 4 : alga desde 4 hasta 5 i , y de arena hasta las 10. Como todo este espacio citado , y aun mas al S S E. &c. es de un placer de proporciona- da disminución , y de bello tenedero para con los vientos del ENE. para el S. hasta el SSO. oca- siona , que aunque se esté expuesto á los citados vientos se esté sin rezelo , pues no habiendo mar de fondo , agarran bien las anclas. Con los que sí se 1^. 92 ENTRADA dabc estar con el cuidado debido á todo fondo que aumenta , es con los vientos de tierra , que siendo fuertes , no será extraño garrar. El fondeadero regular en el Lugar nuevo es por 4 ú 5 brazas alga , demorando el Castillo de Santa Pola al N E. ^ N. como i milla de distancia, en cuya situación se tendrá desífíbierta la cortina del O. del Castillo y su puerta , que está en la me- dianía. Débese amarrar en este fondeadero NO. SE. dando á esta parte el ayuste. Con Navios se fondeará por la misma dirección con el Castillo mas distante de él , y por consi- guiente sobre 8 ti 9 brazas de fondo. Estando en este fondeadero se verá como al Q- . r ^ O. -^ S O. la Sierra Cayosa que está 4 leguas tierra gg_ adentro : es obscura , de mediana altura , y separada de otra tierra alta con quien pueda confundirse : so- lo por su extremo del S. se descubre parte de la Sierra de Orihuela ; pero tan próxima que á pri- mera vista parecen ser sola una las dos. Desde Lu- gar nuevo quasi se enfilan al O. 34^ S. Mas al E. del Lugar nuevo sobre la eminencia de las tierras que siguen al Cabo de Santa Pola es- Torre de Es- tá la Torre de Escaleta. caleta. Este Cabo ( que en general se entiende por tal á todo el espacio comprehendido entre la Torre de Escaleta y el Cabo d Punta de Algibe , sobre la que está la Torre de Talayola ) mirado por su parte del E. se manifiesta en una Punta raza con el mar , pero á corta distancia á una regular altura , y luego con un poco de declivio sigue la cumbre de su eleva- ción , descendiendo el terreno todo unido y colo- reando hasta las cercanías del Lugar nuevo. Igual representación manifiesta este Cabo visto por su par- te del N. d Bahía de Alicante ; pero visto por su parte del E. se manifiesta la tierra alta , y se con- i EN EL PUERTO DE CARTAGENA. 93 funden proyectadas las baxas con las que están detras. La medianía del Cabo de Santa Pola se halla en 38^ 12' 5'' de Latitud. La Corona del Cabo la circjjía un placerá distancia de un cable , cuyo fon- do es de 14 á 15 pies , sobre el que se estará siem- pre que se cubran con las tierras del Cabo la ven- tana de la Torre Talayola. Este Placer es la ilnica atención que se ha de tener para pasar entre la Isla Plana , y el Cabo de Wa Plana. Santa Pola que está .justamente al S. 9*^ O. 9 millas del Castillo de Alicante , y al S. 28° 33' O. del Ca- bo de la huerta 10 millas largas. Está el extremo O. de la Isla Plana , d Nueva Tavar^a ( donde está el Muelle y Puerta ) como 2 millas al SE. 4 S. del Cabo de Santa Pola , y sigue tendida al E. ^ S E. con corta diferencia la distan- cia de media legua. Es de ñgura irregular , forman- do sus varias calas y ensenadas otras tantas an- gosturas en la Isla de su medianía para el O. y de ella para el E. es mas ancha , pero \a á terminarse en una punta saliente que nombran Cabo Falcon. La parte del O. donde está el espacioso Casti- llo de San Pablo , se halla en la Latitud de 38*^9' 58". Por esta parte es tan rasa que solo tiene 36 pies de elevación que es la de las Murallas , y alguna mas en la parte del E. En la del S. de la Isla á corta distancia hay algunos Cabezos d piedras fuera del agua , entre los quales y la Isla solo hay parages pa- ra Lanchas , y con conocimiento de sus Canales. Como al E. 15*^ S. del Cabo Falcon , y cable y piedra de medio distancia está una Isletilla , pequeña , redon- fuera de la da y mas baxa que la Isla Plana , conocida por los Nueva Ta- navegantes con el nombre de la Piedra de fuera de ^^^'^^* la Nueva Tavarca y por los habitantes de la Isla con el de la Nave. El abra que hay entre esta y -)tfá.- 94 ENTRADA el Cabo Falcon le cierra un arrecife que no fran- quea paso sino es para barcos pescadores , pues en partes vela y en partes no. Igualmente sale desde la Nave d piedra de fuera en vuelta del E. otro arre- cife que vela con dos cables de distancia. Q. . t Al citado rumbo del E. 15° S. de dicha piedra un Baxo, ^^ fuera i milla de distancia está un placer peli- groso con solo 2 i brazas de fondo piedra , cuyas entilaciones son el Canto del N. de la expresada pie- dra entilada , por la medianía de las Torres de la Iglesia de la Isla , y el Picacho de las Matas , que es el Canto del O. del Frontón que forma al S. el Cabo de la Huerta por el Picacho de una montaña alta tierra adentro , que del llaman del Hombre, que está á la parte del E. de Alicante. Entre el Placer citado , y el Arrecife que sale al E. de la piedra de fuera hay pasage suficiente para qualquier buque , en el supuesto de hallarse 7 brazas de fondo por su medianía , desde la que dis- minuye proporcionalmente á 5 hasta 2 cumplidos <ie bote del arrecife , y á 4 |^ á pique del baxo , cu- yos fondos son de alga y cascajo. También de la Punta mas occidental de la Isla plana sale á distancia de medio cable otro placeri- to en vuelta del N O. Estos son los riesgos que cercan la Isla Plana: por lo demás á distancia de un cable de todo lo vi- sible , y del citado baxo hay de 5 á 6 , 7 y 8 bra- zas. Algunas cartas suprimen este Escollo donde existe y le ponen donde no le hay , esto es , entre la Isla Plana y el Cabo de Santa Pola. El Piloto Inglés ( libro de Cartas del Mediterráneo con este nombre ) así le sitúa en un bello plano de la Rada de Alicante , y le menciona en su descripción , y también así le coloca Pimentel con expresión de estar mas cercano á la Isla que al Cabo , haciendo EN EL PUERTO DE CARTAGENA. 95 solo mención de una restinga, que parece quiere de- cir sale de aquella tendida de SO. I O. y al con- trario; pero navegable, pues tiene 7 brazas de fondo. Con esto así aquellas Cartas como Pimcntel ha- cen preferible el pasar por fuera de la Isla al pasar por entre ella y la Costa , y así mas de una vez se iian perdido y tocado en la Laxa , o Placer de fue- ra siguiendo estas Cartas y sin noticias de otra que lo manifiesian , quando no hay exemplar alguno de desgracia á los que han pasado entre la Isla y el Cabo de Santa Pola. En esta no hay mas atención Pasase entre que promediar el Canal y con vientos escasos que el Cabo San- obligan á acercarse al Cabo , nunca se cubrirá con taPolay Is- las tierras de él la ventana baxa de la Torre de Ta- ^^^^^'^^• layóla que está encima , como queda dicho. Por lo demás el fondo del freo por la medianía de su ma- X yor angostura es de 7 brazas que disminuyen con proporción á una y otra parte ; pero nunca será prudente sino en caso muy preciso pasar por este Canal con Is'avíos grandes , pues nunca dexa de ha- ber mar que ocasione cabezadas , y no es tan fácil á la simple vista el tomar su medianía. La Isla Plana tiene también el nombre de la Nueva Tavarca , en memoria de haber S. M. resca- tado de Argel por el año de 1768 y trahido á ella como 600 moradores Genovesesde origen , que ha- bitaban la Isla de Tavarca , ocupados en la pesca del Coral quando los hicieron esclavos los Tunecinos, de donde pasaron á serlo de los Argelinos por ha- ber estos subyugado aquellos. El Castillo que en- cierra en su espacio la población , se nombra de San Pablo en honor del nombre del Ccnde de Aran- da , entonces Presidente del Consejo de Castilla, Hállasela medianía del Castillo 11 millas al S. i°0. del Castillo de Alicante. Al S. 27*^ 47' O. de la de la Cuchillada de Roldan al S. 40^45 O. de la mon- 9(5 ENTRADA Fnfilacioncs taña de Calpe , al N. 22° 43' E. del junco mayor de la Isla del Cabo de Palos , y al N. 38" 55^ E. del Cabezo Plana. ¿^ Roldan que está al O. de Cartagena ; cuyas en- íilaciones pueden ser de provecho para buscar esta Isla ó evitarla. Enfilaciones ^^ piedra de fuera está precisamente al S. 12" de la Piedra 55' O. del Cabo de la Huerta : al S. 4*" 51' E. del de fuera. Castillo de Alicante. Desde el Cabo del Algibe gira la Costa de po- ca altura al N. alguna cosa para el N O. donde prin- cipia á ser Playa ; pero antes está la Torre de Vigía nombrada Calabacina. La Playa expresada sigue para el N. hasta la Ciudad de Alicante , formando ensenada antes con un pedazo de Costa de 4 millas que sigue al E donde principia la Ciudad. La Bahía de Alicante, que con mayor propiedad puede llamarse Rada , la forman el Cabo de Santa Pola , y el de la Huerta. El abra que hay entre es- tos dos , dexan sin abrigo de los vientos del ENE. al S. ^ S O. á los que están en su regular fondeade- ro ; pero siendo este de buen tenedero alga y are- na , y no habiendo mar de fondo , se está al ancla regularmente bien con los vientos del 2° y 3° qua- ■ drante , y mucho mejor con los de los opuestos, por el abrigo que ofrecen las montañas. Fondeadero Débese amarrar N £. S O. dando á esta parte el de Alicante, ancla sencilla y á distancia de 1 milla poco nías d menos de tierra , por 1 2 hasta 6 brazas alga y are- na , y aun hasta las 2 ú 3 brazas al S. i^ S E. o SS E. del Castillo de Santa Bárbara (que así se nombra el que está encima de una eminencia ) en cuyos pun^ tos se tendrá descubierta la puerta del Muelle. Por la medianía de la distancia del Cabo de la Huerta al de Santa Pola , se hallan 20 brazas de fondo , el que disminuye proporcionalmente así para los Cabos como para la Costa , siendo todo en EN EL TUERTO DE CARTAGENA. 97 unas partes cascajillo y alga. Solo debe prevenirse que siendo preciso bordear en la Bahía para coger el fondeadero , si se fuere á rendir el bordo al N. de la Torre del Agua amarga (que está como á 3- de la distancia que hay de Alicante al Cabo de Santa Pola) se virará á la distancia de i cable de la Riva, por ser acantilada y de arena ; pero si se rindiese el bordo desde la Torre para el S. se duplicará el resguardo á la Costa por ser aplacerada y de piedra. Ei Castillo de Alicante está en la Latitud ( por Situación dd el promedio de cinco muy conformes alturas meri- Castillo de dianas del Sol) de 38^20' 41'' y Longitud 5^47' 25'': Alicante. se halla con la enñlacion mas precisa al S. 41'' 39' O. Sus enfila- de la Cuchillada de Roldan, al S. 20° 25' O. del Pi- ciones. co de la Sierra del Hombre , al S. 14° 37' E. de la Sierra Gijona , y al S. 56*^ E. de la de la Escala ; que son las quatro eminencias mas visibles que le cer- can. De mar en fuera baxo de qualquiera de estas en- filaciones podrá saberse donde se está y adonde que- da Alicante , para lo qual es menester conocerlas. El Cabo de la Huerta principia en punta raza con el mar y á medio cable se eleva el terre- Cabo de la no , que todo es piedra planquinosa á una mediana Huerta. altura , en cuyo principio y á distancia como dos cables del extremo del Cabo está la Torre nom- brada de Alcora : después sigue el terreno desii^ual y entre cortado hasta un picacho planquinoso mas alto que el Cabo, al que nombran el Picacho de las Matas. Este enfilado con el Picacho mas alto de la Sierra del Hombre es como se dixo en su lugar una de las enfilaciones del Placer ó baxo que está como al E. 15" S. i milla de la Piedra de fuera de la Isla Plana. Dicho Cabo se halla en la Latitud de 38" 20' $6' o ; deducida de las marcaciones hechas á él desde la Isla y cnñlacio- Plana y el Castillo de Alicante juzgándola preferí- ncs. G H'" 98 ENTRADA ble á la de 38** 21' 1 s" ^"^ se observo una vez en el propio Cabo. Su Torre de Alcora corre por enfila- cion al S. 55° 40' O. de la Isla de Benidorme , al S. 55" O. de las Piedras de Arabi , al S. 34" O. de la Cuchillada de Roldan , al S. 29" 53' E. de la Sierra Gijona , y al N. 85^25' E. del Castillo de Alicante. Desde la Corona del Cabo sale un Arrecife de Arrecife en piedras con 2,374 brazas de fondo á la distancia dicho Cabo. de 2 cables en vuelta del E. x al S. Hay 6 brazas de fondo á la de 2 ^ á 3 cables , en cuyo Punto des- de un Bote se descubre el pie de la Torre. Doblado el Cabo de la Huerta sigue la Costa entre llana , haciendo un poco de Ensenada hasta „. . . Villajoyosa que dista 14 millas de él alN. 42^*59' E. ^py ' y ^5j-^ enfilada con la Cuchillada de Roldan al S. 14'' O. Tanto en esta Villa como en todo el peda- zo de Costa anterior no hay fondeadero sino para embarcaciones pequeñas , abrigadas solo de los vientos del i°y 4" quadrante en buen tenedero : hay Tres Torres, ^ri ^^ c^f'i^^o ^^P^^^^ ^^^^ Torres, la primera dista del Cabo cerca de 4 ^ millas al N. 13*^ E. nombra- da de la Isleta, la segunda del Agua al N. 26° E. 7 f millas, y la tercera del Charco 10 -|- al N. 36'' 5'E. Al E. 16° N. distancia 3 millas de Villajoyosa está la Torre del Guibou á continuación de la Cos- ta que siempre es de poca elevación , y sigue después haciendo una Ensenada todo lo mas de arenal , en cuyo fondo del frontón del N. está la Villa de Be- Benidorme. ^idorme situada en un peñón de mediana altura en la misma Costa. Esta Ensenada puede ser fondeadero para qua- lesquiera clase de embarcaciones : hace abrigo de los vientos desde el E. por el N. hasta el O. y es descubierta á los otros dos quadrantes : tiene de lar- go d del E O. 3 millas y de Saco para el N. una. La \ EN EL PUERTO DE CARTAGENA. 99 Punta del E. es de bastante altura con una Torre Torre Esca- nombrada la Escaleta. Se puede pasar atracado por le^a» ser limpia y hondabJe la Costa. El mejor fondeadero es al S. de la Villa en 15 ú 16 brazas que se estará á dos cables d poco mas de la punta del Peñón , sobre que está la Fortaleza de la Villa , donde se está franqueado del viento S O. por si es necesario de dar la vela con él en- vuelta del S E. poder montar la Punta del E. de la Ensenada. Las embarcaciones menores fondean re- gularmente al pie de la Villa por su banda del O. con Cabo en tierra y ancla al SO. El viento S. es mas reynante aquí que en otro fondeadero de la Costa , pues es travesía y por consiguiente empeña á qualquiera que esté fondeado , cuya mala calidad le hace poco apreciable en las estaciones de otoño y invierno. Hay aguada en varios parages fuera de la Villa por las huertas , inmediata á la Playa y fácil de conducir. Al S. 2° E. dos millas de distancia de la Villa de Benidorme y al S. 51° 30' E. de la Cuchillada de Roldan está el Islote del mismo nombre, peque- ño, montuoso y tendido de N E. SO. con la exten- sión de 428 toesas, despoblado y limpio de piedras, de modo que se pueda pasar á menos de | milla de él por 12 brazas de fondo , siendo el mayor que se encuentra entre ella y la tierra firme á medio freo 22 i brazas. Sin embargo hay al S. de dicho Islote como un cable de distancia un baxo del tamaño de luia Fragata , tendido de N N E. S S O. aplacerado de color blanco , con 4 brazas su menor fondo y al rededor de 15 á 18. Sus marcas son las siguientes: la Cuchillada de Roldan por la Punta del S. de di- cho Islote , y lo mas alto de un Islote que está al pie de las peñas de Arabi por lo mas alto del mon- te de Calpe. G2 100 ENTRADA Después de la Torre de Escaleta o Punta de Be- nidorme sigue un pedazo de Costa alta al N N £. distancia 2 i millas ; pero saliente por su medianía hacia al E. con un Islote pegado á tierra : á este pe- dazo de Costa nombran las peñas de Arabi y el Islote es el que se ha hecho mención para la situa- ción de la Piedra que está al S. del Islote de Benidor- me. El extremo del N. de las Piedras de Arabi es el del S. de la Ensenada de Altea, donde hay una Torre Bcm- Xorre con un canon nombrada de la Bombarda. ^^^^^' . La Ensenada de Altea se extiende al N. -| N E. ^^^* y al contrario como dos millas, y de Saco para el O. como I de millas en donde pueden abrigarse toda clase de Embarcaciones con abrigo de los vientos desde el N. por el O. hasta el S O. El mejor fon- deadero es al S E. de la Villa en 13 brazas arena y lama, que es la común calidad en toda la Ensenada, distante de la Playa | de milla , en cuyo pasage se queda franqueado para montar la Punta del S. de la Ensenada si el viento da del E. á el qual al S E. y S. es descubierta , teniendo advertido que S E. es con el que se suele padecer mas, porque no hay rebaza- dero con él. Toda la Ensenada por la inmediación á la Playa es el fondo de piedra como á i i cable de distancia , y por fuera como queda dicho de are- na y lama. La Villa está situada en un montezuelo inmediato al mar y en su cumbre hay una fortaleza que defiende el fondeadero. Al O. de esta Villa 2 leguas de distancia hay un monte de bastante elevación , el qual tiene en su cumbre y parte del O. una Cortadura que se descu- bre bien por la del S. Nómbrase por los naturales del pais el Monte de Puig Campana , y por los na- Cuchillada cegantes la Cuchillada de Roldan ( que se ha pues- de Roldan, to en su verdadera situación) : este monte es el pri- mero que se descubre viniendo de mar en fuera , y EN EL PUERTO DE CARTAGENA. 10 1 por esta causa se han dado las enfilaciones , con que corren con este monte algunos Punios de la Cusía. Aguada hay buena y alnindanteen la propia Pla)'a. Aguada La Punta del N. de la Jbnsenada de Altea es íor- mada de un Rio de poca consideración que desem- boca en ella y después sigue un pedazo de Playa hasta una Torre de dos cañones que está sobre una Punta que nombran Cabo Negrete , que dista de q^^^ jst^_ Altea una y quarta millas al N. 46'^ E. desde donde grete. empieza á ser la Costa de mediana altura con lon- deadero para embarcaciones pequeñas ; pero sucio y hay dos Isletas pequeñas que la de mas lucra está al ENE. de la Torre distancia poco mas de ^ milla. Desde la Torre de Cabo Nc grete se forma un pedazo de Ensenada de Costa quebrada y sucia de piedras hasta Punta de Fox , que corre con la an- p terior NE. SO. cerca de 2 millas , en cuya distan- ^ox cía hay dos Torres nombrada la Galera la de mas O. i orre Gaíe- y á la otra de Mascarat. ra y Masca- La referida Punta de Fox es la occidental '^^^* de la Ensenada de Calpe , y corre con la oriental (que es el remate de un peñasco alto llamado el monte de Ifak por los naturales , y por los nave- gantes el Peñón de Calpe) al E. ó'' N. y al contra- p^j^p^ ¿^ rio distancia dos y tres quartas milla, Ei fondeadero Caipc. de la Ensenada de Calpe es corto abrigo de levan- tes al Zocayre del monte y propio solo para verano por la benignidad de la estación. Se fondea por 7 brazas arena al S E. de la Villa , distante de la Cos- ta mas inmediata como 2 i cables ; pues aunque se pudiera ir mas al E. hacia el rincón , no es tan con- veniente , porque en el sitio propuesto se puede dar la vela en vuelta del S E. si fuere necesario con viento S O. A la parte del E. del monte (en que corre la Costa para el N. ) se puede londear abrigados del G3 102 ENTRADA viento O. y S O. pero se ha de quedar en 16 bra- zas o' m.as , fondo arena y lama , de modo que se ha de procurar quedar franqueados de la dicha Punta Ifak que es hondable , para poderla rebazar si el viento llama al E. 6S E. aunque con este üliimo no es fácil de tener rebazadero si se ha de estar abriga- do del S O. Cerca de la Playa en este fondeadero hay un arrecife de piedras ahogadas con una bocayna á la parte del S. con 2 brazas de fondo y por dentro de las piedras entre ellas y la Playa hay un Puertezue- LaFosa. lo que nombran de la Fosa de 300 varas de ancho con 3 brazas de fondo arena ; y para embarcacio- nes pequeñas es sumamente cómoda , porque están resguardadas de qualesquiera temporal. Uno y otro fondeadero son poco freqüentados por la braveza de sus Playas , particularmente en invierno , en cjj- ya estación reyna con freqüencia el viento S. y sus inmediatos , y por eso solo en una necesidad pueden ser útiles. La Villa de Calpe está apartada de la Playa en el fondeadero del S O. 200 toesas. No hay fortale- za ni defensa alguna , ni agua mas que de pozos. Después del monte de Ifak ó Peñón de Calpe, como se ha dicho , va la Costa para el N. i J milla, que es el Puertezuelo de la Fosa ya citado , cuya Punta setentrional que es de poca altura , llaman de los Arguiles , y á |^ de milla de esta al N £. ^ N. hay una Caleta para embarcaciones del tráfico , 11a- Puertezuelo mada el Puertezuelo de las Pasetas , pequeño , sin de las Pase- poblado , ni defensa. Desde aquí hace un poco de *^** Ensenada para el NE. i- E. de Costa entre alta , ter- minándose en la punta occidental de la Ensenada de Almoreyra , llamada Cabo Blanco , que dista 3 j. millas al N. 31** E. de la Punta de Ifak. La Ensenada de Almoreyra abriga á todo géne^ EN EL TUERTO DE CARTAGENA. IO3 ro de embarcaciones de los vientos del O. por el N, hasta el E. El londeadcro mas á proposito es al SS O. del fuerte ( situado en la medianía de la En- senada ) distancia cerca de 3 cables en lo brazas arena y alga , que es el fondo común de la Ensena- da , y solo en el rincón del E. se encuentra arena sola , todo lo mas de la orilla del mar es pedragoso Y poca Playa , y si quiere dar Cabo á tierra al E. y el ancla al O. quedará mas abrigado de la marejada que entra de rebozo , y pronto para dar la vela so- bre el ancla. No hay mas población que el fuerte y muy pocas casas de pescadores , pues la Villa prin- cipal está alN. 38° O. de aquel , distancia de 3 mi- llas, llamada Teulaya y no hay mas agua que de pozo. La punta oriental de esta Ensenada es alta y tiene una Torre de Vigía en su cumbre. La llaman Cabo de Moreyra y es hondable y limpio. Doblado dicho Cabo corre la Costa al N E. ha- ciendo un poco de Ensenada : toda es alta y escar- pada hasta Cabo de la Ñau ( unido á un Islote al CabolaNau. S O. 4 O- ) q^ie dista de la anterior poco mas de cin- co millas al N. 48° -I E. y es la tierra que sale mas al E. de toda la Costa. Antes de llegar á él como I i milla hay un Fuertezuelo con 2 cañones , nom- brado de la Granadilla , porque hay una Playuela LaGranadi- buena para fondear embarcaciones pequeñas con los Ha. vientos de tierra , que acogía á los Moros , y algo mas adelante en un alto una Torre de Vigía con el mismo nombre de la Granadilla. Desde el citado Cabo de la Ñau que está en La- titud 38° 44' 40' y Longitud ó'* 2/ 10" dobla un pedazo de Costa montuoso ác 2 í millas al N. 10" O. donde está el Cabo San Martin , que es menos alto que la Costa anterior de tierra cortada , con un pi- cacho en su extremo , y por la parte del S, tiene una Isla de mediana altura y extensión arrimada á G4 104 ENTRADA tierra , sdcia con piedras , aunque por su parte del E. y del Cabo , es limpia y hondable. Cabo de San £1 Cabo de San Martin es el meridional oriental Martin. de una Ensenada nombrada de Xavia, cuya parte Cabo de San Setentrional la termina el Cabo de San Antonio, Antonio. que es parejo , alto y cortado á pique con algunos Molinos de viento en su planicie , cuyos extremos corren N. 2"^ f O. y al contrario con el Saco o se- nosidad de cerca de una milla. Pueden venir aquí embarcaciones de todos portes y quedar resguarda- Fondeadero das de los vientos S. S O. O. y N O. Ll fondeadero Fuerte de S. ^^ g^ [q ^^35 ]v;^ ¿q ¡^ Ensenada donde hayunaTor- Jorge. j.g tuerte de dos cañones llamada de San Jorge , y en este parage nombrado el rincón es la tínica parte de la Ensenada libre de piedras en el londo : las embarcaciones que por necesidad se acogen á él y quieren quedar tranqueados del viento O. para po- der ponerse á la vela en vuelta del N. fondean al E S £. de la Torre á poco menos de una milla de disrancia en 1 3 brazas arena , y en este punto demo- Capilla de ^^^^ ^^ Torre y Capilla de San Antonio Abad ( si- San Antonio tuada en la parte setentrional de la Ensenada á que Abad. llaman Cabo de San Antonio ) al N N O. ; pero los que quieran quedar á cubierto del viento N. que solo lo podrán hacer embarcaciones pequeñas, se me- ten en qualquier parage de la rinconada , pues á 2 cables de Tierra hay 8 brazas de fondo alga y arena. . La Villa de Xavia dista de la orilla del mar cer- ^^'^' ca de una milla al O. 2^'^S. de la Torre de San Jor- ge : dentro de la misma Ensenada : al S. 20^ E. de dicha Torre hay un Fuerte de 2 cañones , nombra- Torre de la do de la Fontana , encima del Cabo de San Anto- Fontana. nio y una Torre de Vigía. Desde el Fuerte de la Fontana hasta la Villa es una llanura de muchas huertas, en donde se puede Aguada, proveer de agua. EN EL TUERTO DE CARTAGENA. I05 La Punta Setentrional de la Ensenada , como queda dicho , es el Cabo de San Antonio , muy nota- ble por ser el principio del Golfo de Valencia : es- tá en latitud 38" /J9' 50'' y Longitud ó"" 25' 30''. Des- de él corre una Cordillera de Montañas para el O. de mas de 3 millas á terminarse en uno llamado Mongon , que es muy elevado en figura piramidal, Mongrn. primera tierra ^on representación de Isla que de es- ta parte se descubre viniendo de mar en fuera. Por lo que hallándose en tal caso queriendo saber adon- de se está y á donde se quiere dirigir la Navegación, deberá saberse que dicho monte de Mongon corre por enhlacion al N. iq'' E. de la Montaña de Calpe: -r- <:, • al N. 9 O. de la lorre de Almoreyra; al N. 50 ü. conéi. del Cabo de la Ñau : al N. 70° O. de lo mas saliente de la Jsla del Cabo Martin , y al O. 1 1*' 30' S. del Cabo de San Antonio. Es común en este Cabo de San Antonio variar los vientos , pues se experimenta diariamente que las embarcaciones que vienen de poniente con vien- tos de aquella parte , al llegar aquí les dá del N. d N E. y siempre frescos , de modo que los que no se hallan en disposición de dexar la tierra, como suce- de á todos los del tráfico de la Costa , les obliga á fondear en Xavia , y por las mañanas ayudados del Terral doblan el Cabo de San Antonio , que es lim- pio y hondable. Desde el Cabo de San Antonio corre la Costa entre el O NO, y N O. ^ O. alta y escarpada al mar en distancia de dos y -^ millas que hay una punta poco saliente y baxa , nombr;:da del Sardo 5 y an- Punta del tes en una eminencia está la Torre de Vigía , nom- Sardo. brada de Agua dulce , al N. 66° | O. del Cabo y jorre de la Punra al N. 6^^ O. rumbo que también se diri- agua dulce, ge al Castillo de Denia. De la Punta del Sardo comienza á baxar la I06 E N T R A DA Costa de la mar, haciendo un poco de Ensenada al NO. I O. distancia de 2 i millas, en la qual esta la Denla. Ciudad de Denia , cuyo Puerto es formado por dos Placeres , uno que viene prolongando la Costa del N O. y otra la del S E. cuyos extremos nombrados Su Tuerto, éste el Rincón de San Nicolás, y aquel la Placeta, forman un Canal con recodo entre la Costa y el Pla- cer del NO. : ambos Placeres son de lama con poco fondo : el del N O. tiene 2,3,4 pies , y el del S E. desde 2 hasta 12. También hay fuera de los Place- res que forman el Puerto otros dos que corren en- tre sí N S. 200 toesas de distancia: el mas N. se nombra el Caballo con 13 pies de fondo , y el del S. la Ladrona con 17 , ambos lama arenosa. Entre uno y otro, empezando del S E. al N O. hay de 60 á 24 pies , siendo este último fondo el que se en- cuentra á 10 brazas distante de ambos Placeres , de que se sigue que el mayor fondo es arrimado á el del S E. Frente del Placer del Caballo , y el extre- mo del N O. que se dixo arriba , forma la boca del Puerto, se encuentra desde 12 hasta 20 pies de fon- do y entre el de la Ladrona y el del SE. de 12 has- ta 23 : para situarse en la boca del Puerto d Canal, se enfilará la Punta del Sardo , d de las Viñas con el Cabo de San Antonio , y un Fortin que está en la Playa por una mancha de tierra roxa que está en una montaña al S O. de dicho Fortin , y conservan- do esta marca hasta que un Torreón derribado , lla- mado de Encarros , se enfile por un hoyo que está en el monte de Mongon nombrado la Caldera y desde aquí conservando esta última enfilacion se se- guirá hasta que la Torre de San Francisco se enfile con la Iglesia mayor , en cuyo punto ya se está li- bre de una piedra con 12 pies de fondo que está á la banda de Babor de la entrada del Puerto , en el extremo del Placer del S E. nombrado como se di- í EN EL PUERTO DE CARTAGENA. 10/ xo Rincón de San Nicolás , y se dará fondo donde se tenga por conveniente. Toda la Canal tiene des- de 24 hasta 17 pies y dirigiéndose hacia la Ciudad se encontrarán desde 10 hasta 6. Después de la Punta Septentrional de Denia, sigue la Costa baxa de Playa al O NO. 5'' O. y á poco mas de 3 millas hay una Torre de Vigía lla- mada del Almadrava , desde la qual hasta la Villa jorre de Al- de Oliva hay poco mas de 6 ^ millas todo de Pía- madrava. ya al O. 20" N. Esta Villa dista de la orilla del mar I -I milla , y al N. 43° O. de ella 3 I millas está la Ciudad de Gandía en la orilla izquierda de un ria- Ciudad de chuelo , y apartado de la riva i | millas. Frente de Gandía. esta Ciudad desde 16 brazas para tierra son pie- dras sin mas abrigo en toda esta Costa que para los vientos de tierra. En la medianía de estos dos Lu- gares á la orilla del mar hay una Torre de Vigía llamada de Piles , desde la qual sigue la Playa al N N O. 5*^ O. y á distancia de 5 millas , hay otra Torre con un cañón , nombrada de Sarrac. Después TorrcsdcPi- continua la Costa baxa de arenales en la misma di- I<is y de Sar- reccion y á distancia de 4 |- millas desemboca el ''^'^• Rio Jucar , en cuya Punta hay una Torre con caño- Rio Júcar. nes , y dos millas antes hay otra nombrada de Ball. Torre ¿c El Rio Jikar-es de poco fondo y con barra que solo ^^^^* barcos chicos pueden entrar en ella á cargar de ar- roz , de que hay bastante tráfico. En el margen Septentrional de dicho Rio poco mas de | milla de su embocadura se halla la Villa yiHa v Ca- de CuUera al pie de la Sierra de este nombre , cuyo bo de Cullc- cxtremo septentrional finaliza haciendo punta á la ra. que llaman Cabo de CuUera , situado en la Latitud de 39^ 9' y Longitud 6^ 5' 20 en el que hay una Torre de Vigía , é inmediata una Islita , que pudie- ra abrigar embarcaciones pequeñas ; pero no es da- ble por estar llena de bancos de arena toda su in-* *%. I08 ENTRADA mediación , de modo que con qiialquier poco de viento particulanncnre del i"y 2" quadrante , rom- pe el mar que imposibilita buscar el pequeño abri- go que pudieran tener de los vientos del N. y N E. que son los mas dañosos en esta parte. Un poco al N. de la embocadura del Rio , próximo á la Playa y justamente al N E. ; E. de la Villa de Cullera hay una piedra cubierta. Pasado el Cabo Cullera continúan sobre igua- les distancias las Torres , Casa del Rey y nueva , y á su espalda la Albufera» por la Costa que sigue ra- ^ , -^ za de arenales al N. 17° O. 18' hasta el Grao lenüa. ^^ Valencia poco hondable , y así es muy peligro- sa en las estaciones de otoño y los vientos que ofen- den mas y con los que suceden diariamente las des- gracias son con los desde N E. al SE. y el E. no dexa rebazadero por ser este parage del Grao el punto mas occidental del Golfo , por consiguiente las embarcaciones que les faltan los cables van á dar á la Playa donde hay un Banco de arena apartado de tierra 300 varas con solo 6 pies de fondo , y su rompiente hace perecer la gente de las Lanchas que van á refugiarse á tierra. Ademas de estos perjui- cios , hay el de que mucha parte del fondo es pie- dra y las embarcaciones que fondean en esta Playa guardan las advertencias siguientes. Su Fondea- "^^ ^' ^^ ^^ población del Grao á orilla de la dero. Playa hay una multitud de barracas de pescadores y entre ellas una Iglesia , que se distingue de algu- nas otras casas de cantería por una campana que tiene en el frente del mar. En la Ciudad de Valen- cia , que dista dos millas y media de esta Playa al O N O. se verá la Torre de la Catedral, bien cono- cida por ser la mas alta y gruesa de todas. Esta Tor- re enfilada con la Torre de las barracas á distancia de i milla de la Playa , muestra un arrecife de pie- EN EL TUERTO DE CARTAGENA. IO9 dras que corre para el N. mas de | legua con el nombre de la Barreta , de que es menester guardar- Arrecife de se para dar fondo por causa de los cables, pues en la Barreta, esta parte que es su mayor agua tiene 5 y 6 brazas: de modo que para fondear libre de estas piedras y otras que hay mas al S. se ha de poner descubierta un poco la Torre de la Catedral por la parte del S. de la Iglesia de las Barracas , y en llegando a 6 bra- zas de fondo lama dura se dexará caer el ancla; pues aunque hay marea de través para saber quan- do se está de la parte de adentro de la cabeza de di- cho arrecife , no es fácil explicarla por la confu- sión de otras señales muy semejantes , j ser mucha la distancia que hay á ellas. Pasado el Grao de Valencia ( que está en Lati- tud de 39'' 26' y Longitud 5° 59' sigue la Playa 1 1 millas de largo al N. 22'' 15' E. sin poblado á orilla del mar mas que la Torre de Puche , y tierra dentro varios lugares , hasta el Grao de Morviedro , que Grao de consiste en una Torre de 2 cañones y algunos al- Morviedro. macenes. Este tampoco es fondeadero seguro por ser Playa descubierta , aunque no tan lleno de escollos como el de Valencia. Dista la Villa de Morviedro de la orilla del mar 3 millas. Desde este Grao sigue la Costa al N E. -^ N. 4 millas de distancia , donde hay una punta rasa nom- brada Cabo Canet, con una Torre fortificada, y des- CaboCanet. de allí continua la Playa al N. 25'' E. con algunas Torres sin Caleta ni fondeadero expreso, no obstan- . te que las embarcaciones del tráfico de la Costa fre- qüentan estos parages para cargar de frutos ; pero se ven en la precisión de abandonar los buques quando los vientos del primer quadrante amena- zan con mal cariz. Antes de llegar al Cabo de Oropesa , como 1 1 millas de él y 2 tierra adentro , está la Villa de lio I-NTRADA Castellón de Castellón de la Plana en la orilla derecha del Río la Plana. de este nombre, y sus edificios, particularmente uno grande y blanco le hacen visible. La única tierra que hay alta en esta Costa á ori- ^ , ■> II3. del mar es el Cabo de Oropesa , saliente , obscu- Oropesa. ^^ > rematando en punta raza. Está situado en La- titud de 40^ 5' 33'' y Longitud 6° 24' 25''. Este tiene dos Torres de Vigía , la una mas pro- Torre de San xima á la parte del S. se llama San Julián , y mas Julián y Be- al S. en la Playa otra nombrada de Benicasi , que nicasi. es donde hay una Ensenada que abriga á las embar- caciones pequeñas de los vientos de N E. por el N. hasta el OSO. pero quando los de afuera son fuertes obliga á marrarse bien , é ir la gente á tier- ra con las Lanchas para salvar las vidas , sucedien- do lo mismo en todo el Golfo de Valencia. Como al E S E. de la Torre de Benicasi , distan- cia un quarto de legua y justamente 2 leguas al S O. Placer, t S- ^^^ Cabo de Oropesa , está un Placer de alguna extensión con 12 y 13 pies de fondo , tendido del E O. El Canal que hay entre el placer y la Costa es de 3 brazas arena y nombran la Olla de Benicasi, cuyas marcas para su entrada son el Cabo de Oro- pesa por una Torre que está al E. de Benicasi , con la figura de un libro ^ por cuya razón tiene este nombre , y llevando la Villa por la Proa se seguirá para dentro hasta cerrar dicha marca , que se dará fondo en 4Ú 5 brazas arena y alga. Qj^Q^ También al S. del Cabo de Oropesa distancia una milla , hay un placer de poca agua. Torre deCo- La Torre que está en el Cabo se nombra de Co- lomeryOro- lomer O la Renegada , y después sigue la de Orope- pesa. sa , que está delante de la Villa de este nombre , si- tuada en un montezuelo. Por la Latitud de 39° 56' y Longitud 7° 00' 20" y 29 I millas del Cabo de Oropesa al ¿/'^ f E. es- EN EL TUERTO DE CARTAGENA. 1 I I tan los Columbretes. El mayor y mas N. del que se da la situación , tiene ú su parte del N E. una En- Columbre- senada que forma abrigo para embarcaciones pe- tes. quenas ; pues las Galeotas y Xabeques de Moros se han valido de ella para ocultarse y hacer sus pira- terías. Al SSE. de dicho Islote como dos millas de distancia se extienden los mas meridionales esco- llos quasi á flor de agua , unos y otros de alguna al- tura en forma de peñascos , y entre estos uno con la representación propia de un Navio á la vela. Dicen son 14 entre grandes y pequeños los Islotes que en conjunto tienen el nombre de Columbretes. Desde el Cabo de Oropesa siguen en lo interior la tierra de mediana altura, y por la Playa pareja y baxa la Costa sin poblado en ella ; al N E. 13 f millas solo hay 3 Torres nombradas de Sal ,Blan- borres de ca y Cabicor , y una legua como al NO. ^^ O. de la Sal , Blanca Blanca , está la Villa del mismo nombre. y Cabicor. DESCRIPCIÓN DE LA COSTA DE ESPAÑA DESDE CABO OROPESA HASTA í:ABO DE CREUX, QUE EXPLICA ESTA CARTA PARTICULAR. A, ntes de llegar al Cabo de Oropesa , como ii millas de él y 2 tierra adentro , está la Villa de Cas- Castellort de tellon de la Plana , en la orilla derecha del Rio de la Plana. gste nombre ; y sus edificios , particularmente uno grande y blanco , le hacen visible. La única tierra que hay alta en esta Costa á ori- C bo de ^^^ ^^^ -^^^ ' ^^ ^^ ^^^^ ^^ Oropesa , saliente , obs- Oropesa ^"^'0 » rematando en punta rasa. Está situado en La- titud de 40° 5' 2,f ' y Longitud 6" 24 25''. , j. Este tiene dos Torres de Vigía , la una mas prd- Jiíliln y^Be- '^^^^ ^ ^^ P^^^^ ^^^ ^- ^^ ^^^"^^ ^^^ Julián^ , y mas nicasi. al S. en la Playa otra nombrada de Benicasi , que es donde hay una Ensenada que abriga á las embarca- ciones pequeñas de los vientos de N E. por el N. hasta el OSO. ; pero quando los de afuera son fuer- tes , obliga á marrarse bien , é ir la gente á tierra con las Lanchas para salvar las vidas , sucediendo lo mismo en todo el Golfo de Valencia. Como al ES E. de la Torre de Benicasi, distan- cia un quarto de legua y justamente 2 leguas al SO. Placer "? ^' ^^^ ^^^^ ^^ Oropesa , está un Placer de alguna extensión con 12 y 13. pies de fondo , tendido del EO. El Canal que hay entre el Placer y la Costa es de 3 brazas arena , y nombran la Olla de Benica- si ; cuyas marcas para su entrada son el Cabo de Oropesa por una Torre que está al E. de Benicasi, con la figura de un libro ; por cuya razón tiene es- DESCRIPCIÓN DE LA COSTA DE ESPAÑA. I I 3 te nombre , y llevando la Villa por la Proa se se- guirá para dentro hasta cerrar dicha marca , que se dará fondo en 4 ú 5 brazas arena y alga. También al S. del Cabo de Oropesa distancia Otro, una milla hay un Placer de poca agua. La Torre que está en el Cabo se nombra de Torre de Co- Colomer o la Renegada , y después sigue la de Oro- ^^mcry Oto- pesa, que está delante de la Villa de este nombre si- ^ tuada en un montezuelo. Por la Latitud de 39° 56' , y Longitud /'^ 00' 20" y 29 i millas del Cabo de Oropesa al 57"* i E. es- tan los Columbretes. El mayor y mas N. de que Colúmbre- se dá la situación tiene á su parte del N E. una tes. Ensenada que forma abrigo para embarcaciones pe- queñas ; pues las Galeotas y Xabeques de Moros se han valido de ella para ocultarse y hacer sus pirate- rías. Al S S E. de dicho Islote como dos millas de distancia se extienden los mas meridionales esco- llos quasi á flor de agua unos , y otros de alguna al- tura en forma de peñascos , y entre estos uno con la representación propia de un Navio á la vela. Di- cen son 14 entre grandes y pequeños los Islotes que en conjunto tienen el nombre de Columbretes. Desde el Cabo de Oropesa siguen en lo interior la tierra de mediana altura , y por la Playa pareja y baxa la Costa sin poblado en ella al NE. 13 f millas ; y solo hay 3 Torres nombradas de Sal, j , Blanca y Cabicor , y una legua como al NO. | O. Sal . Blanca de la Blanca está la Villa del mismo nombre. y Cabicor. Desde la Torre de Cabicor sigue un pedazo de Playa al N. 56^ E. llamado del Corebre y á dis- PlayadcCo- tancia de 4 millas está Torre Nueva desde donde í^':^'"'-'- principia la Costa montuosa , corriendo al N. 41'' Z"^*''' ^ "^" E. hasta la Plaza de Peníscola , y antes poco mas de 3 millas hay otra Torre de Vigía llamada del jorre del Abadan. Abadan. H 114 DESCRIPCIÓN Plaza de Pe- La Plaza de Peníscola está por Latitud de 40^ mscola. 22' 40" y Longitud 6" 45' 30" en una piedra toda cubierta de edilicios , y en lo mas eminente uno grande y quadrado que es el primero que se descu- bre a la primera vista de esta Plaza , la que está separada de la tierra firme por una lengua de tier- ra baxa , de modo que parece Isla , y tiene de lar- go en su extensión en que está la Plaza 214 toe- So Fondea- sas , y de ancho 128. El Fondeadero es poco fre- dero. quemado por el desamparo en que está de los vien- tos mas dañosos como son del N £. por el E. hasta el S. y solo para verano puede servir para resguar- darse de los vientos O. y N O. á roda clase de em- barcaciones , pudiendo fondearse en qualquier para- ge; pero el mas á proposito es al E. de la Plaza, dis- tancia 3 A cables en 7 brazas de fondo arena fina (calidad del fondo de toda esta Playa ) y en este parage se puede poner á la vela con viento al E. la vuelta del S. y si el viento da al SE., aunque la buelta del N E. parece mejor porque desatraca de la Costa , no lo es , pues no se monta el Cabo de Tortosa , y solo siendo vieni^o Galeno , que se pue- da voltejear con bastante vela , se podrá levar , pues de lo contrario es menester pasarlo al ancla. Si fuere embarcación pequeña y quisiese fon- dear resguardada del vieno S O. se situará al S F d fl. jN^NE. de la Plaza en 3 i brazas de fondo ; pero ¿QjQ^ siempre se ha de tener presente los estragos que ha- ce el viento E. diariamente en estas Playas. Se pue- den proveer de agua en abundancia y buena en una fuente que hay por la pimta de fuera de la Plaza en el baluarte del O. arrimado á la mu- ralla. Desde la Plaza de Peníscola sigue la Cos'a de Venlcarló y ^^^J^ al N. 24° E. y á distancia de 3 i millas está Venerox. la Villa de Venicarlo , situada á la orilla del mar. DE LA COSTA DE ESPAÍÍA. II5 y lo mismo está la de Vcnerox que dista casi 6 mi- llas de Peniscola. Al N. 30" E. de la Puma Venerox , distancia 2 i millas hay una Torre de Vigía llamada Sol de J^^^^^^ ^^'^ ^* Rio á la embocadura de un Riachuelo nombrado la Senia que hace la división de los Reynos de Valen- j^¡q Senia. cia y Cataluña. Desde aquí comienza la Costa á ser algo mas alta , y á distancia de i j milla de dicha Torre hay una Playucla con algunas casas y una Torre fuerte á que llaman las Casas del Cana, Casas de Ca- donde suelen venir algunas embarcaciones del trá- "^' íico ; pero tanto aquí como en las Playas anteriores suceden desgracias continuamente con los vientos delE. Desde las Casas del Cana sigue la Costa de po- ca altura al N. 36*^ E. distancia 4 I milla , en que está la población de la Rápita ó San Carlos por La- Lo Rápita ó titud de 40" 36' 30'', y Longitud 6" 55' 10'' , y antes í>an Carlos, de ella i -} milla está una Torre con dos cañones j , nombrada de Codoñol. CoJoñol. La pequeña población dicha de la Rápita es toda la que se encuentra en todo el Puerto de los „ , Alfaques de Tortosa , el qual corre desde la pobla- ¡os Alfaques, eijon , haciendo un seno al E. 7° N. todo de playa pontanosa de 5 f millas de largo , donde se encuen- traía Torre de San Juan , simada á la orilla del Tj';^^"^^^^" mar : esta es también de dos cañones y después si- gue aiín haciendo seno , de modo , que el .ondo del Puerto de los Alfaques dista de la Rápita 6 a. millas , y desde allí dobla haciendo la Costa va- rias puntillas por el S. del Puerto, que es también arenal y matorral como lo anterior. T iene este Puer- to por su mayor anchura 2 ^ millas , guardando una figura regular de Ensenada del largo y ancho expresado. Es famoso abrigo y capaz para un cre- cido numero de embarcaciones que su mayor porte H2 11(5 DESCRIPCIÓN" no exceda de Fragatas ó Xabeqiies , pues su fon- do de 3 á 4 brazas es el general en todo el Puerto, hasta estar al S S O. de la Torre de San Juan , que desde allí para dentro es de 2 á 2 f brazas , to- do fondo lama , amarrándose en dos NO. SE. Las embarcaciones que quieren quedar resguar- dadas de todos tiempos se meten dentro , y las que se acogen provisionalmente se pueden quedar en qualesquier parage , que todo es limpio. Para entrar en este Puerto de los Alfaques , se tendrá cuidado con una puntilla que hay en la Costa del S. nom- Punta de la brada de la Palma Marina , que es la mas saliente y Palma Mün- aplacerada cerca de f milla hacia el Canal , por lo ^^' que será bueno teniendo el medio freo á la boca dirigirse á la Torre de San Juan , y en estando en la medianía del Puerto fondear ó ir mas adentro como mas acomode. Este Puerto ha sido formado por los tarquines y demás despojos que continuamente arroja el Rio, y así toda la tierra es pantanosa y llena de Lagunas que no se puede andar por mucha parte de ella sin un gran conocimiento. Abunda mucho de sal que se beneficia en lo mas E. y N. del Puerto , en don- de hay siempre embarcaciones empleadas en este tráfico. Instracclon Los que vinieren á buscar este Puerto particu- para buscar lamiente de la parte del E. necesitan gran cuidado por lo raso y poco hondable de su Costa del S. , y si fuese de noche procurarán guardar las adverten- cias siguientes. Desde las casas del Cana dichas anteriormente se elevan unas Sierras de bastante altura , nombra- Sierras de das de Monsia , las quales están tendidas de NNE. Monsia. S S O. y su cumbre está cerca de la Rápita al O. 7" 30' S.; y así viniendo de noche á buscar este Puerto, habiendo visto jas Sierras antes de obscurecer , se DE LA COSTA DE ESPAÑA. liy ha de procurar no meter nada para el N. del rumbo á que se deba gobernar hasta que dicha cumbre de- more al N O. I N. ó N N O. entonces yá se estará rebazado de la Costa baxa del E. y se podrá ir á dar fondo delante del Puerto en 4 ^ d 5 Brazas de fondo hasta que venga el dia. Entre la Sierra de Monsia y la Población de la Rápita se eleva un montecito redondo de agrada- ble vista con una Torre encima , que nombran de Guardiola : así el Monte como la '1 orre yendo del S. para el N. atracados á la Costa , como no se pro- yectan con Monsia , se hacen mas visibles , y pue- den servir para ir en busca de la boca del Puerto de los Alfaques , sabiendo que corren por enhla- cion al N. 18" 0^0' E. de la Torre del Codoñol : al K. 27''4i^E. deia Plaza de Peníscola: al N.36%'5 O. de la Punta de la Baña , y al ^.^7° 2>9 ^* ^^ ^^ Torre de la Rápita. La Punta de la Baña es la que sale mas al S. de Punta de la esta Costa de los Alfaques de Tortosa , que es igual- Baña. mente rasa que lo que queda dicho , y está al S. 2° 15^ E. de lo mas alto de las Sierras de Monsia d cumbre citada, distancia como 8 \ millas, cuya ad- vertencia servirá para hacer la navegación que con- venga , aunque siempre será bueno el no pasar del O. para el N. hasta que demore como está dicho al KNO. oNG. ^N. Si alguna embarcación grande quisiere ir á abri- garse del viento E. se quedará al S SE. de la Tor- re de Codoñol , de través con la Punta de Decain, PuntadcDe- que es la mas occidental meridional del Puerto en cain. 6 ú 6 i brazas de fondo lama , y se estará en la me- dianía de la distancia de una y otra Costa , tenien- do siempre presente huirle á la parte del S. que es menos hondable , tanto para entrar como para salir, yjcnto Da- Los vientos que aquí se conocen mas dañosos ñoso. H3 ^^hik. ii8 DEscRircroN son los del N O. que se llaman Maestrales. Vientan con tanta hicrza que necesitan atención , estando fondeado , porque como el fondo es lama suelta , es muy factible garren las anclas. No sé encuentra en todo el Puerto de los Alfa- Aguada, ques agua dulce , ni leña , solo en la Rápita que hay un pozo salobre y poco abundante. Desde la Punta de la Baña sigue la Costa baxa de los Alfaques al N E. 1 1 millas de distancia , en ^.^p, cuyo extremo desemboca el Rio Ebro en dos bo- IslaBuda. ^^^ formadas por la Isla de Buda , que también es igualmente raza que toda la Costa , y á lo mas sa- liente de la Isla es á lo que se nombra el Cabo de Cabo Tor- Tortosa : el que está por Latitud de 40° 43' 55'' y tosa. Longitud 7" 1 2' 30". El Rio Ebro es navegable para embarcaciones, Ciudad de á proposito y 20 millas adentro está la Ciudad de Tortosa. Tortosa en su orilla izquierda , y en la derecha y Amposta. antes está el Lugar de Amposta, desde el qual á San Carlos se acaba de abrir un Canal. Desde el Cabo de Tortosa dobla la playa para Puerto del el N O. distancia de 2 leguas hasta el Fangal. Es Fangal. también este fondeadero formado de los tarquines del Rio Ebro , como el de los Alfaques : hace una Ensenada muy tormentosa por los vientos N O. que freqüentemente reynan el otoño é invierno. Sus puntas corren NO. SE. distancia como 3 millas y poco menos de Saco para el S O. A la parte del S. cuya punta de arena hace el abrigo del viento E. es á la que llaman el Puerto del Fangal , y hace un Seno de mas de una milla ; pero de muy poco fon- do , y solo dexa un Canalizo de 300 toesas de ancho, arrimado á lo mas al O. de la puntilla de arena di- cha con dos tercios de milla de largo , empezando por 17 pies de agua , y acaba en 6 con su direc- ción al E. Aquí no pueden venir embarcaciones de DE LA COSTA DE ESPAÑA. IIp mucho porte , pues (i todo lo mas que puede cubrir de levante la dicha puntilla hay 26 pies de fon- do lama , y el resto para el S. es arena y muy po- co fondo. No hay poblado ni defensa alguna. To- do es tierra movediza llena de lagunas y pan- tanos. Sin embargo de haberse tratado en particular del Puerto de los Alfaques de Tortosa y del Fangal se debe advertir que los navegantes temen y nom- bran por los Alfaques á todo el espacio de tierra baxa y pantanosa que hay entre la Rápita y el Golfo de Ampudia , esto es un espacio de 15 millas de S. á N. y 1 1 del O. al E. en cuya medianía desemboca el Rio Ebro , formando la Isla Buda el Cabo de Tortosa : y aunque es verdad que con malos tiem- pos no es prudente acercarse á esta Costa á menos de dos leguas y con la Sonda en la mano , así por Precanclon lo raso de ella , que hace que con malos tiempos sobre los Al- rompe el mar y altera el fondo , como porque con faques. los vientos de fuera tira la corriente así á las bocas del Ebro ; se debe decir que con tiempos claros y vientos bonancibles, no deben dichos Alfaques cau- sar temor , pues de media milla á una de distancia de todos ellos se encuentra un fondo muy parejo y regular de 4 á 6 brazas lama y arena. La parte del N O. de la Ensenada y Puerto del QoICo de Fangal llaman el Golfo de Ampulla , donde hay Ampulla. 4 , 5 y 6 brazas de fondo lama ; pero sin abrigo, porque está descubierto á los vientos del E. y SE. y tormentoso como queda expresado con los vien- tos del N O. Aquí ya es tierra firme , pero de poca elevación , con una Torre de dos cañones nombra- da de Cabo Roig , que está en la Punta del N O. Torre deCa- de la Ensenada. bó Ro¡g. Al pie de dicha Torre por la parte del E. hay una playuela , y en ella un pozo de agua algo sa- H4 I20 DESCRIPCIÓN Aguada, lobre , y es donde se proveen las embarcaciones que demoran en el Puerro del Fangal. Desde la Torre de Cabo Roig corre la Costa con dirección al N E. no de mucha altura dobla- da y pareja , y á distancia como de 2 i millas hay otra Torre también con dos cañones nombrada Torres del ^^^ Águila , y en la propia dirección á poco mas de Águila y 3 millas está la de la Merla , también de dos caño- nería, nes , á que sigue el fuerte de San Jorge que dista Fucjte de S. Je la Torre de Cabo Roig 7 millas al N. 41" E. si- Jo^S^- guiendo siempre la Costa de bastante altura en lo interior del terreno , y de poca en la marina con algunos pequeños pedazos de playa sin fondeadero alguno, y al NE. 13*^ N. de este Fuerte á poco mas de 7 y millas se eleva mas la Costa un corto tre- cho , y en el monte mas oriental hay un Castillo Castillo de nombrado el Coll de Balaguer por 40° 59' 30'' de Balaguer. Latitud , y Longitud 7° 15' 15''. Después del citado Castillo vuelve la Costa á ser baxa con playas cor- riendo al NE. y á la distancia de 4 | millas está Torre de Pe- ^^ Torre de Penales , en cuya medianía sale un po- ñales. co la Costa , desembocando un riachuelo , al qual Punta y Rio y á las puntas que forma , nombran del Hospitalet. delPIospita- L^ toda esta Costa se ven algunas caserías y ventay. ^^* A 2 l- millas de dicha Torre está la de Mila- V'IIa d ^^^ ' ^^^^^ principia una Playa que gira al E. Cambriles. 39° N- hasta la Villa de Cambriles , que dista 3 f millas de la Torre. Aquí no hay fondeadero aco- modado por lo descubierto de la Playa , y por la cercanía de Salón que dista 3 f millas mas al E. Cabo Salou. El Cabo de Salou está en Latitud de 41*^ 4' 30'' y Longitud 7^ 2/ ^o" , es saliente al mar poco mas de una milla , y bien conocido así por esto como porque es mas alto que la demás tierra , amogota- do V de color amarilloso. Su fondeadero es el dni- co abrigo del viento levante en toda esta Costa has- DE LA COSTA DE ESPAÑA. 121 ta mas allá de Barcelona , y puede servir para un crecido numero de embarcaciones de todos portes, quedando resguardados del referido viento al abri- go del Cabo , por cuya razón y por el tráfico de frutos de las poblaciones inmediatas hay siempre un buen numero de embarcaciones , así naturales como extrangeras ; pero tiene el inconveniente que solo para el verano es seguro , porque desde que principia el otoño descargan algunos temporales del S. que han hecho perecer á muchos por lo des- abrigados que están de este viento y de todos ios del 3*" quadrante. El fondo de toda la Ensenada es arena con manchones de alga limpio de piedras co- mo lo es el Cabo de Salou. No hay población mas que algunos almacenes en la Playa , y una Torre fuerte que nombran Torre Vieja al S. de la qual Torre Vicia. por 7 brazas de fondo , distante de la Playa como |- milla es el regular fondeadero , aunque se puede Fondeadero, estar por todo , pues como se ha dicho es limpio. Se puede hacer aguada en un nacimiento que hay en una huerta junto á la citada Torre Vieja. Tam- bién en el principio de la tierra alta , en la rinco- nada está Torre Nueva que con una pequeña Bate- Torre Xue- ría que tiene imediata hacen la defensa de este fon- '''^^ deadero. Las embarcaciones que solo tengan por objeto fondear en este parage para cubrirse de los vientos del E. en otoño ó invierno , luego que abonance el E. deben franquearse para fuera , con el fin de que si entrare el S. puedan dar lávela y montar de la vuelta del E. el Cabo Salou. Desde este Cabo á el de Oropesa , hay un Placer que sale de la Costa algunas leguas al mar ; pero por frente de los Alfaques sale mas y es mas apla- cerado. Poblado el Cabo Salou , hace la Costa un poco 122 DESCRIPCIÓN Tarragona. Su Pondea- dero. Cabo Gros. Villas Dem- barra , Alta- fuya y Ta- maris. Punta de San Christobal. Villa Nue- va. CostadeGa- yaf Sitges. de Ensenada de arenal con 7 millas de largo alNE. 5" E. en cuyo extremo está situada la Ciudad de Tarragona por Latitud 41" 8' 50" bien conocida por su extensión , y por estar en un montecito inmedia- to á la marina desde donde principia la Costa á ser mas alta. Al fondeadero de Tarragona no vienen mas embarcaciones que las del tráfico , fondeando delante de la Ciudad al S. de ella , y al O. de la Torre que está en la Playa en fondo limpio con so- lo abrigo de los vientos del O. al N. pero hay rebaza- dero con los de travesía como no sean muy fuertes. Al E. ii'^ N. de Tarragona distancia 6 i millas, está el Cabo Gros mas alto que toda la Costa ante- rior y siício , con piedras en su contorno. Aquí es- tá la Villa de Torra Dembarra , y una milla antes la de Altafuya y Tamaris , ninguna de estas Playas son resguardadas de los vientos generales dañosos y por eso solo las freqüentan los que necesariamente tienen el tráfico en ellas. Después del Cabo Gros sigue la Costa baxa casi toda de Playa (pero doblada con montañas en lo interior) al E, ló*^ N. poco mas de j6 millas has- ta la Punta y Ermita de San Christobal , que es donde principia la Costa de Garaf , y es la Playa ó fondeadero de Villa Nueva de Sitges , que se aparta del mar una milla situada en un alto. Tan- to en esta Playa como en toda la anterior ( que es agradable por las poblaciones y cultivos que se ven en lo interior ) no hay fondeadero para abrigarse de vientos de 2° y 3° quadrante. Desde la Punta de San Christobal se eleva la Costa toda de montañas altas con muchos escarpa- dos al mar , cuya extensión que es de 7 millas al ENE. nombran la Costa de Garaf. En ella hay al- gunas calas , y lo mas principal es la de la Villa de Sitges que dista 2 | millas de la Punta de San Chris- DE LA COSTA DE ESPAíÍA. 123 robal , con abrigo de vientos ponientes al resguardo de Cabo de los Grills , que es el occidental de la Ensenada ; pero solo frecuentan este fondeadero las embarcaciones del comercio de la Costa. Por detras de las montanas de la Costa de Ga- raf se elevan mucho mas las de nuestra Señora de Monserrate , tendidas del E O. con bastante exten- sión , muy quedradas y con muchos picaclios en su cumbre , las quales han servido y servirán de mu- cho reconocimiento a los navegantes , debiendo sa- ber que su picacho mas superior que está en la me- dianía de la montaña , corre por enfilacion alN.8° E. de Villa Nueva : al N. i° O. de la población de Sitges , y al NO. de Monjui. Cerca de 5 millas en la misma Costa de Garaf de la Punta de San Christobal , está la Punta de Terrosa , que es bien alta y la mas saliente de toda la Costa , y después hay una Caletilla para em- barcaciones pequeñas llamada Cala Morisca. Casi al fm de la Costa alta , hay una Torre de Vigía llamada de Garaf, y después entra la de Cas- tel cíe Fells , que toma el nombre de un Fuertezue- lo que dista como 3 millas de la de Garaf, y hay algunas casas inmediatas. Desde Castel de Fells continila al ENE. do- blando para el N. la Playa que se dice del Llobre- gat , con algunas lagunas , sin poblado , distancia poco mas de 7 millas , donde desemboca el Rio del mismo nombre , en cuya Punta hay una Torre que sirve de Marca: para conocerla por ser tierra muy raza toda esta parte. Doblada la Punta del Rio sigue la Playa al N. -^o*^ E. distancia de ■; 4 millas hasta la Ciudad de Barcelona bien conocida , aunque sea de 12 le- guas á la mar por un monte solo situado á la ori- lla á inmediato á la parte occidental de la Ciudad Gnus. Montañas de Monseratc. Su Enfila- cion. Punta de Terrosa. Torres de Garaf, y de Castel de Fells. Rio Llobre- gat. Barcelona. 124 DESCRIPCIÓN Monte de llamado Monjiii , sobre el qual hay un Castillo Monjui. muy famoso con que se hace mas visible : y así viniendo de mar en fuera , reconocido á Mon- jui para saber donde se está , se atenderá que corre por entilacion al S. 50" 45' O. de la Linterna del Muelle : al N. 1 1° 10' E. del Rio Llobregat : al N. 60" 36' E. de Castell deTells, y al N. 58° 16' E. de la Torre de Garaf. Barra de Bar- ^^^3l la parte meridional de Barcelona d su celona. Muelle en Latitud de 41*^ 23' 8'" y Longitud 8* 28' 00' del extremo oriental de la Ciudad , sale al mar 407 toesas en dirección al S. donde pudieran abrigarse de los vientos del 2° quadrante buen nú- mero de embarcaciones ; pero la inmediación del Rio Llobregat , y la de otro bien caudaloso en tiempo de lluvias , llamado de Besos , que dista 4 millas á la parte oriental de Barcelona , arrojan continuamente sus despojos de Tarquines y tierra que traen en las avenidas , y han formado depósi- to en forma de Barra de bastante ancho , la que se extiende desde la Punta de la Linterna , d extremo del Muelle hasta el pie de Monjui , y solo tiene 16 pies de fondo sin dexar canal por ninguna par- te de modo que toda embarcación que cale mas agua no puede disfrutar del abrigo , y comodidad del Muelle , sin embargo que arrimado á él hay 24 y 30 pies de fondo. Este inconveniente de la Barra motiva á que las embarcaciones de mayor porte fondean fuera al desabrigo de los vientos que en las estaciones de otoño é invierno suelen hacer mu- chos estragos aun dentro del Muelle. El agua que hay sobre la Barra disminuye con los temporales y vientos de fuera en el invierno por la broza que arrojan los citados Rios ; pero en verano con pon- tones vuelven á limpiar y dexar con mas agua el Canal de la Barra. DE LA COSTA DE ESPA>;A. I25 En la Rada de Barcelona se puede fondear con Su Rsda. Esqiíadras y para precaverse de los vientos del £. y S E. lo practicaran próximo al concurso de las Marcas siguientes , que son la Linterna con la Tor- re de la Merced , y las Costas de Garaf descubier- tas por la parte del S. de Monjui dando fondo por i8 á 25 brazas arena fangosa , en cuyo parage se estará en buena proporción para con el viento al E. montar el Llobregat. Si el viento S. no fuere muy fuerte , que pocas veces dexa de serlo , se puede correr para el E. pues aunque se saque el E N E. se costea la tierra á distancia de 4 millas y no hay que temer porque toda es limpia. Desde Barcelona continila la Costa baxa á la marina , al N. 40"^ E. distancia 7 § millas en que hay un montezuelo con un fuerte nombrado de Mon- Fuerte ^fon- gat , antes de llegar á él como i I milla está á la gat Lugar de orilla del mar el Lugar de Badalona , y antes de Badalona. este I I milla queda el citado Rio de Besos , del qual sale un placer de arrena con poca agua , dis- tancia como dos cables. A la parte del E. de Barce- lona se ve la Montaña de Monsein , la qual es de mucha altura y agradable vista , está tierra aden- tro y vista de mar en fuera para saber donde se es- tá se atenderá á que corre por entilacion al N. 78" O. de la Población de Lloret al N. 41^' 00 O. de la de Canet. Al E. 27*^ N. de Mongat 8 y millas está la cíndad ¿e Ciudad de Matare en la orilla del mar. Aquí si se Mataro. hubiere de ir por algún accidente , no obstante de ser playa descubierta será necesario tener cuidado al fondear en la inmediación á tierra , porque hay una cordillera de piedras en figura circular , que j"^^ '^^ ^^'' sale desde la Playa por la parte del E. y finaliza en la del O. dexando por esta parte solo un Canalizo 126 DESCRIPCIÓN para embarcaciones de poco porte que fondean á la parte de tierra de estas piedras , y quedan algo res- guardadas de las mares gruesas de los vientos del Golfo. Los que provisionalmente fueren á esta pla- ya , bastará la precaución de fondear á una milla al S. de la Ciudad y estarán zafos de todos peligros. Antes de Mataró en el espacio de playa com- prehendido desde Mongat , están casi iguales dis- tancias de la orilla del mar las Villas de Masnou, Premia y Vila Sar. Corre desde Matard al N. 65° 30' E. la Costa baxa de playa á la marina cerca de 1 1 millas de Villas de distancia en donde está la Villa de Calilla ; pero Caldetas, A- ^^^^^^ ^st^n las de Calderas , Areñs del Mar y Ca- rcns del Mar ^^^ ^ ^^j^^ ^^ j^ playa sin fondeadero ni resguardo hlla!"^'^' ^' alguno. Al S. de Areñs del Mar distancia como i milla hay una Restinga de piedras tendida del E. á O. con 6 brazas de fondo. Desde Calilla sigue un pedazo de playa al E. 27° N. distancia 5 millas en que está la Punta de la Toldera, situado por Latitud 41° 39' 10'' y Lon- gítud 9" 2,' 10'' ; pero antes está la Villa de Pineda ^^'^'^'^^JgJ y Malgrat. Entre estos dos últimos Lugares está dc^ l\)idera! la Ermita de Santa Susana , y al SE. de ella á dis- tancia de I milla una piedra con poca agua , cuyas marcas son las siguientes : la de N S. la Ermita de Santa Susana, por una casa grande que no hay otra, y la del E O. el Cabo de Tosa por la Villa del mis- mo nombre. La Punta de la Toldera es rasa formada por el Rio de este nombre , que desemboca en aquel pa- rage desde el qual sigue la Costa al N. 25° £. cerca Villa dcBIa- ^^ ^ millas donde está la Villa de^ Blanes en una ncs. pequeña Ensenada , cuya Punta oriental nombrada de Santa Ana , tiene encima un Convento de Pa- dres Capuchinos , y arrimado á ella por la parte DE LA COSTA DE ESPAlÍA. \iy del S. hay una piedra peligrosa debaxo átl agua, siempre que se haya de pasar inmediato á la l^unra por no perder barlovento , &c. Este iondeadero de Blanes puede servir para qualesquier clase de em- barcaciones , resguardando de los vientos del O. y solo para verano puede ser algo útil , pues los del 2^ en el invierno son tempestuosos y travesías. Hasta la Punta de la Toldera se puede fonüear, Su Fondea- pues todo es limpio , pero el mas acomodado por la dero. inmediación á la Villa, es por 8 ü 9 brazas de fon- do arena á distancia como 3 cables al S E. de ella y se queda en buena disposición para con el viento JE. montar la Punta de la Toldera. Aguada para socorrer alguna necesidad , la hay Agnada. en la propia Villa en fuente ó pozos cerca de la Playa. Desde la dicha Punta de Santa Ana empieza la Costa alta y escarpada al mar , en dirección al 29" N. y á distancia de 1 \ millas está la Villa de Lio- Villa dcLIo- ret en una pequeña Ensenada que en su punta oc- rct, cidental hay un monte con fortaleza antigua que lo hace bien visible. Aquí tampoco hay abrigo parti- cular y solo la freqüentan embarcaciones del trá- fico. Quatro millas de distancia de Lloret está el Cabo de Tosa por Latitud de 41" 42' 50' y Lon- CabodcTo- gitud 9° 11' 25" , á cuya parte oriental está la Vi- sa. lia de este nombre , y aun en él hay parte de la po- blación que toda se halla en la parte occidental de una Ensenadita , que está al oriente At\ Cabo. La qual es pequeña y sus puntas corre N E. -^ N. y al wontrario 385 toesas de distancia : es bastante hon- dable, por cuya razón pueden abrigarse de vientos ^°"^" ^^^' del O. qualesquiera clase de embarcaciones. El mejor fondeadero es de 9 i brazas de fondo arena (cuya calidad es la común de la Ensenada ) , en cu- 128 DESCRIPCIÓN yo punto se queda E O. con el rincón occidental meridional de la Playa , poco rnas de un cable de tierra y se estará íranquando para con el viento E. dar la vela y montar dicho Cabo que es muy hon- dable , pues quasi á su pie hay 7 brazas de fondo. Las embarcaciones pequeñas se pueden resguar- dar hasta del viento S. arrimándose á dicho rincón en 3 brazas de fondo cubriéndolas el monte del Cabo. En la Punta oriental hay una Isleta que se apar- ta de tierra un tiro de fusil , por cuyo Canalizo aunque hay proporción de poder pasar con embar- caciones de poco porte no es acomodado , porque desde la Isleta hasta medio Canal hay poco fondo y hace preciso meterse por una angostura arrima- do á una restinga de piedras descubiertas , que son las mas salientes de la tierra firme , y luego que se haya pasado y caminado un cumplido de cable se ha de meter para el S. en dirección á las casas de la Población , porque si se dexan ir después de haber pasado el Canalizo con la Proa á la Iglesia , que está en la llanura se daria con una piedra ahogada que hay por esta dirección arrimado á la parte oriental de la Ensenada , y por tanto solo para em- barcación pequeña que por huir de enemigos ú otro occidente le obligue el pasar por este freo podría servir de asilo , pues lo mejor es montar la Isla por fuera é irse al rincón del O. de la Ensenada donde se puede estar como se ha dicho. Se puede hacer aguada en los muchos y abundantes pozos que hay en la Población y Huertas. Desde Tosa corre la Costa alta con muchos é>» carpados , al NE. -^ N. distancia poco mas de i f Caleta de ^^^^^ ^^ donde está la Caleta de Llibarola , propia Llibarola. para embarcaciones pequeñas , abrigadas de los vientos de S O. y O. pero no hay población ni de- .^r^^ DE LA COSTA DE ESPAÑA. 1 29 fensa alguna. Después hace la Costa un poco de se- no siguiendo montuosa hasta San Feliu de Guixols, mediando una Punta algo saliente nombrada de Bosquet. La Ensenada de San Feliu de Guixols tiene Sen Felíu de sus puntas al E. 38" N. y al contrario distantes 640 ^^i^ols- toesas , internándose para el N O. 428 , en cuyo saco está la Villa de este nombre en una planicie frondosa y agradable. La Costa de la parte óci O. es alta y en lo mas elevado del monte está la Ca- Capjujj ¿f, pilla de San Telmo. La parte del E. también es v^^^ Telrao. montuosa y allí analiza la Costa alta , que tiene de la parte del O. En el fondeadero de la Ensenada frente del extremo oriental de la Villa hay un Peñóte unido P^^nadeGui- á la tierra ñrme , llamado de los Guixols, que es el ^° ^' parage donde recibió martirio San Félix. Aquí hay una pequeña batería, y arrimado al rincón de este pellote y la playa del O. es donde tienen su abrigo y fondeadero las embarcaciones pequeñas en 3 i brazas de fondo amarrados con un cabo en tierra: á la parte del E. de este peñón hay otra pequeña playa que se dice Cala Sans , poco hondable , con CalaSans. algunas piedras descubiertas. Toda la Ensenada es de bastante fondo arena con algunos manchones de se) ba o alga , y en qualquiera parte de ella se puede í ondear sin recelo; pero el sitio mas á proposito para embarcaciones de todos portes es delante del Peñón de Guixols al S. de él por 9 brazas de fondo poco mas de un ca- ble de distancia , en cuyo parage se está mas arri- mado á la Costa del E. que á la del O. y se puede francamente montar la punta occidental de la En- senada si con viento E. se hubiere de poner á la vela, pues á este viento , al S E. y S. es descubierta la Ensenada , y siendo estos los mas dañosos por su I 130 DESCRIPCIÓN fuerza en las estaciones de otoño é invierno , no es Fondeadero, bueno freqüenrar este fondeadero entonces y solo sí en el verano. En. la punta oriental de la Ensenada , ó algo mas adentro hay una Isleta arrimada á tierra , y en la occidental otra y en ambas hay una piedra delante de muy poca agua ; pero están tan arrima- dos á tierra que la mas apañada que es la oriental apenas se está 100 varas , cuya advertencia solo sirve para las embarcaciones pequeñas que ordina- riamente costean arrimadas á tierra. Ainada. ^^ puede hacer agua en abundancia y socorrer- se de qualesquiera otra necesidad , por ser esta una de las Villas mas abundantes y de mas comercio de Cataluña. Fuera de la Ensenada por la parte del E. hay unos las Baldías. Mogotillos pequeños nombrados la Balellas , lim- pios y poco separados de tierra, pudiéndose sin em- bargo pasar por el freo que dexan. Al NE. de San Feliu poco mas de i milla es- Cala de San tá la punta oriental de la Cala de San Pol , que •^° • es poco hondable , despoblada , y por eso pocos la freqíientan. X)esde la punta de la Cala de San Pol- dobla la Costa baxa para el N- haciendo Ensenada , en cu- Playa de y^ principio está la Playa de Aro , el Lugar de San^Ántonlo ^^^ Antonio mediando Punta Trumal , Torre Va- Punta Tru- lentina y un Riachuelo que se dirige al Lugar de mal. Villa Calonge , y dista de la Riva como una milla. Torre Va- Al fin de dicha Ensenada se halla la de Talamos, Jentma , Vi- ^uya punta del S. en que hay un molino de viento Ensenada dé "^^^io arruinado , dista 3 i millas al NE. de Paiamós. la punta dicha de San Pol. En Aró hay una piedra distante como dos cables con poca agua , cuyas mar- cas son las siguientes. La del S O. es la Punta de San Feliu , descubierta por el Cabo de Tosa , y DE LA COSTA DE ESPAÑA. 131 la del N. la Torre de Valentina por una mancha blanca que esta en la münraña tiel N. El fondeadero de Paiamos so compone de una Sy Fondea- punta no muy alta , que se avanza al mar desde la dcro. Playa del Lugar dirigiéndose al S. poco mas de 300 toesas ,7 es de la que se lia dado su situación res- pectiva con la Punta de San Pol , y en la que es- tá el Molino de Viento. Está situada en Latitud de 41° 51^10'' y Longitud 9° 21'. En el fondo de la Playa y principio de la tierra alta de esta Punta está la Villa de Paiamos , que tiene un pedazo de Muelle saliente al O. 170 varas , que forma con la Playa del N. un Puertezuelo , cuya extensión de N. á S. es de 300 varas y su fondo por lo mayor de 22 á 23 pies. Esto es arrimado á la inmediación del extremo del Muelle. Este es el único abrigo de los vientos del ESE. y S. que hay en la Cos- ta de Cataluña hasta el Golio de Rosas ; pero por su pequenez y poco fondo no puede admitir sino poco nilmero de embarcaciones , que su mayor porte no pase de Fragatas , y ha de ser con viento bonancible , pues de lo contrario es expuesto. Los vientos del O. y S O. se introducen con toda su ma- rejada dentro del Muelle ; pero aun es mas perjudi- cial el viento N O. pues aunque no levanta mar por venir sobre la tierra , es tanta su fuerza que ha solido desamarrar las embarcaciones y estrellar- los contra el Muelle , cuya advertencia servirá para tomar las precauciones necesarias. Las embarcaciones grandes que quisieren ve- nir á este fondeadero para resguardarse del viento E. y aun algo del S E. se podran situar E O. con el Muelle por 8 brazas de fondo ; pero para quedar franqueados será bueno fondear en 10 brazas NE. S O. con la cabeza ó extremo del citado Muelle , que entonces demorará el Molino de Viento al ESE. I2 i '^y 132 DESCRIPCIÓN Al o. 41^ S. del expresado Molino y á dístan- Baxo. ^^«^ ^^ media milla hay un baxo de piedras que su mayor fondo son 1 1 pies ; es bastante peligroso por lo acantilado , y á su inmediación hay 11012 bra- zas de fondo : su extensión es de mas de 70 varas, casi en hgura circular , y para precaverse de el se guardará la advertencia siguiente. ^^ . Viniendo de la parte del O. habiendo monta- para^Tvitar- ^^ ^^ Punta de San Feliu y Cala de San Pol , se lo. dará vista á unas casas que hay en la Playa del N. que es el Lugar de San Antonio á quien se ha de poner la Proa , guardándose de no gobernar del N. para el E. y se observará que al E. de la Punta del Molino hay otra á distancia algo mas de ^ milla, Punta Gro- q^j^ ^^ montuosa llamada Punta Grosa , la qual en- *** filada con el propio Molino es la dirección en que está el baxo con que gobernando como se ha di- cho derecho al Lugar de San Antonio , pasando de Enfiladones ^^ dicha entilacion se habrá de meter para el E. que siguientes, entonces demorará el Molino al E. ^ N E. o al E. y se habrá pasado al O. del Baxo , y se irá á bus- car el fondeadero que convenga : demora este ba- xo con lo mas oriental del Lugar de San Antonio al S E. i^ S. También este baxo está sujeto á las en- filaciones siguientes. La Casa de enmedio de 5 'que hay en la Playa de San Antón , por un Torreón negro que está mas al N. y el Molino por el ángu- lo del N. del Baluarte , que está sobre la Punta de Palamds. Al E. del Molino de Viento hay otra piedra de poca agua que se aparta de la Punta un cable y la Baxo. distancia ó canal que forma este baxo con el an- terior tiene mas de un tercio de milla de ancho, p . y se puede pasar muy bien porque hay 14 hasta 16 nes para evi- t>í"azas de agua , por lo qual viniendo de la del E. tarlo. se procurará ir arrimado á la dicha Punta del Mo- DE LA COSTA DE ESTADÍA. *^33 lino, guardándola disrancia de poco mas de ua cable para dar resguardo á la piedra , ó se gober- nara al O. aunque se haya montado la Punta , has- ta que el extremo del Muelle se enfile con las ca- sas mas occidentales de la Villa de Palamds , que entonces se meterá para la Playa á dar fondo donde convenga sin rezelo de nada , pues todo está á la vista , cuidando de pasar la dicha distancia de la Punta del Molino , no sea cosa que por apartarse demasiado se vaya á dar con ei otro baxo , que se podrá evitar teniendo presente su situación. Pasada la Punta del Molino de Palamds , sigue la Costa alta del N E. quedando Punta Grosa , co- mo se ha dicho , entre la qual y la de Castell , que también es alta y dista de la de Palamds algo mas de 2 millas , hay dos Caletas desabrigadas de los vientos del 2° quadrante , y sin poblado. A la de .mas al O. llaman de San Esteban que tiene una Ca- q^^^ San Es- pilla dedicada á este Santo en su Punta oriental ; y tcban. á la de mas al E. se llama de Castell. CalaCastcII. Poco mas de 2 millas de la Punta de Castell al N ^ ,f E. está el Cabo de San Sebastian , por Lati- Cabo San Se- tud 41*" 53' 30'' y Longitud 9" 25' 30" : es alto y ^^^^^^^• tiene una Capilla en su cumbre , y á la parte de S O. á una milla está una Caleta llamada de Ca- lellas para embarcaciones de poco porte , y es igual- mente descubierta á los vientos del 2" quadrante. Al E. de la Punta de Castell , distancia cerca de I milla hay unos Islotes llamados las Hormigas: Hormigas, son tan aplaceradas que la mar las suele cubrir; pe- ro entre ellos y la Costa hay paso para qualquier Navio en caso de necesidad , arrimándose bien á la Costa. AlNNE.de San Sebastian distancia 3 l mi- CaboBegú. lias está el de Begií : es bien alta la tierra de su contorno , y es el mas saliente para el E. de toda la 13 134 DESCRIPCIÓN Costa ; en cuya distancia hay dos Caletas la mas al Cala de Ta- ^"^ ^^ llama Cala de Tamarin , y la otra Cala Blan- marin, Cala ca , ambas son para embarcaciones del comercio, que Blanca. por su pequenez pueden acogerse. Doblado el Cabo de Begú que está situado en Latitud 41^* 56' 38'' sigue un pedazo de Costa de mas de i milla para el N. en cuya Punta hay unas Isletas , y es la meridional de un Caleton llamada de Agua fria d de Begil : es bastante hondable y por 10 á 14 brazas arena se está á resguardo de los En la entra- vientos del O. y S. En la entrada del Caleton hay da del Cale- una piedra cubierta , y hay una Torre llamada de '"iedía^ cu- ^^ ^^"^ ^^^ algunas casas. bierra ^^~ Pasada la Punta setentrional de la Cala hay unas piedras arrimadas á tierra , descubiertas del agua , que llaman las Losas de la Cala , y desde allí corre la Costa baxa al N. 20° O. y á distancia de poco mas de 2 millas fenece la Costa alta , que vie- ne corriendo desde Palamds , y comienza la Playa de País , y está una Torre de este nombre. Al ñn de la Playa , distancia 3 -| millas desemboca un Rio Ter. Rio caudaloso llamado el Ter , á la orilla del^ual Villa deTor- íJna legua de la Playa está la Villa de Torruella rueila. de Mongris , junto á la qual se eleva un Monte de bastante altura , bien notable por las ruinas de un Castillo antiguo que tiene en su cumbre. La Punta septentrional del Rio Ter es alta y se avanza para el N E. dos tercios de millas , y á la Islas Medas. parte del S E. están las Medas del Estardis , que son dos Islas altas que se corren N O. S E. La mayor tiene media milla de largo que es la mas N O. y tiene una fortaleza para resguardo de algunas em- barcaciones , que suelen fondear á su parte del S O. y la otra es un Peñóte alto que hace figura de Pirá- mide , conocido con el nombre de Mogote Bemad: dista la Punta del N O. de la Isla grande de la .19* DE LA COSTA DE ESPAÑA. 1 35 tierra mas inmediata , que es la Punta dicha ante- riormente , algo mas de media milla , en cuyo Ca- nal hay fondo suliciente si fuere necesario pasar. Desde la Punta septentrional del Rio Ter cor- re un pedazo de Costa alta de dos tercios de milla para el N. cuyo frontón llaman Cabo de Entrará, CaboKntra- 6 Punta de Éstardy : desde aquí principia el Gol- '^ ^ Punta fo úe Rosas , y continua un pedazo de Costa alta -Estardy. al N. 38" O. distancia 2 I- millas , en donde hay una Torre llamada de Mongo : después dobla la Costa para el Seno del Golfo al O. 20*" N. de dos millas: aquí está la Villa de la Escala , y finaliza la tier- ra alta , que principia en Picoter. Por la parte del E. de la Villa de la Escala hay una Caleta lla- mada del Banco , es poco abrigada y solo para em- CaladciBan- barcaciones pequeñas. ^°- Desde la Villa de la Escala empieza la Playa corriendo para el N. 7 millas donde desemboca una Laguna , que está delante de la Villa de Castellón de Ampurias. Antes en la medianía de esta Playa está el Rio Pluvia , en cuya margen izquierda dis- Fluvia. tancia 1 milla del Mar está la Villa de San Pedro Villa de San Pescador , y á poco después de la de la Escala es- P'-'Jfo- tan unas ruinas de Fortaleza con algunas casas que son los vestigios de la Ciudad de Ampurias. Desde la boca de la Laguna principia la Ense- nada de Rosas , que es lo mas sep entrional del Golfo, en cuyo fondo está situada la Plaza de Ro- PiazadeRo- sas en la Playa , y por su parte del E. la pobla- ^^^* cion nombrada el Arrabal. La Ensenada de Rosas tiene de largo, d de EO. 2 ^ millas , y de Saco por el N. poco mas de i mi- lla , la parte del E. es montuosa y en h Pimta es- tá el Castillo de la Santísima Trinidad. Es la Ense- nada capaz para qualquiera numero de embarca- ciones de todos portes , resguardada generalmente 14 10,6 DESCR irciON de todos los vientos: el fondo es lama suelta , lim- pio de piedras , y en la inmediación á tierra are- na con algunos manchones de yerva larga , llama- do Cuba o alga. FondeaJero j^^^ embarcaciones pequeñas fondean ordinaria- de Rosas. ^^^^^ ^1 5Q ¿^i ángulo del E. de la Plaza por 3 y 3 I brazas de fondo arena , quedando de través con la Población d Arrabal , disrancia de la Playa cable y medio ; pero quien quiera quedar cubier- to perfectamente del víenfo S E. se debe arrimar á la Costa del E. en 8 li 9 brazas de fondo al N O. del Castillo de la Santísima Trinidad ( que dista de la Playa de Rosas, poco mas de i milla al SSE.) y se estara -^^ milla al ¿. de la medianía del Arra^ bal , y 2 -^ cables de la Costa alta de través , y aun se puede ir mas a tierra por esta parte , hasta 7 bra- zas , pues como queda dicho todo es limpio. No se conoce en este fondeadero otro viento que perjudique mas que el N. conocido por los na- turales por Tramontana : este es el que no obstante de venir sobre la tierra , vienta con mucha fuerza; pero como es favorable para ponerse á la vela aun- que garran las anclas , nunca puede ser notable el daño que ocasione. El Castillo de la Santísima Trinidad se enfila con las Islas de las Medas , y el Cabo de Begu S . 7° E. y al contrario distancia de aquellas 12 mi- llas y del Cabo 19 f. Después del Castillo dicho corre un pedazo de Costa alta al E. 30"^ S. 2 millas , donde está Cabo Falco , en cuyo intermedio hay dos caletillas nom- LasCaneilas. bradas las Canellas , y por todo el pedazo de Cos- ta se fondea provisionalmente para resguardarse del viento E. Todo es limpio, y solo hay dos Isletas que se apartan 7 milla de la Cala del N. y se pue- de pasar por tierra de ellas si fuere necesario. DE LA COSTA DE ESPAÍíA. I3/ Al E. \ N E. distancia quasi 2 millas de Cabo Talio está el frontón de Cabo Norfeo , que es el c.-.bo Nor- fin del Golfo de Ro^as , alto y escarpado con una tío. Isleta en su parte occidental ; pero es hondable y limpio. Este Cabo hace península , y por su parte del O. tiene una rinconada que se interna una milla en la que están 2 Caletas con muy poca Playa , la del O. llaman Monjoy , y la otra de Pelosa : ambas son pe- r" p ,"' dragosas en su fondo y despobladas , y en la Punta l^^ ^ del S. de la líltima hay una Torre arruinada que fué de Vigía , llamada de Norfeo. A la parte del E. del Cabo está otro Calefón que llaman Cala de Jonculs limpia , y suele entrar Cala Jon- alguna embarcación del tráfico á abrigarse de los culs. vientos del 1° quadrante ; pero como no tiene po- blado ni defensa alguna es poco freqüentada. Desde el Cabo Norfeo, que como se ha dicho es alto , sigue la Costa en los propios términos hacien- do el rincón d Ensenada que queda expresado , cu- ya Punta oriental se dice de la Figuera , y conti- Punta ¿^ ¡^ nuando al N E. á poca distancia está otra nombra- Figuera , de da de la Osalleta , y después la de Cala Nans que Ja OsaJcta y es la meridional oriental del Puerto de Cadaqués, "^^ ^^ ^^^^ distante del Cabo Norfeo 2 A millas al N E. 5° N. ■^''"'• El Puerto de Cadaqués tiene la entrada de NO. Puerto de SE. internándose algo mas de una milla , en cuyo Cadaqués. Saco está situada la Villa , parte en alto y parte en un pequeño pedazo de Playa. Este Puerto pue- de abrigar una Esquadra aunque sea de 10 Navios de Guerra y muchas embarcaciones menores , pues aunque pudieran quedar fuera del seguro abrigo, y cabrían muchas mas del mayor porte ; pero no es- tarían dentro del seno del Puerto. La Costa del SO. es alta y escarpada y su Punta exterior como se ha dicho es la de Cala Nans , por una Caleta que tie- Cala Xans. 138 DESCRIPCIÓN" ne de este nombre á su parte del N O. Después si- Punta de la S^^^ ^^ Punta de la Cenca , que dista de la anterior Conca. 685 toesas , y dividida en 3 Puntas con un Monte- cito redondo piramidal que parece que está aislado, y lo mas saliente de ellas son piedras descubiertas, de las que á dos cumplidos de Bote hay 5 y 6 bra- zas de fondo. Hay también una Caletilla pequeña aunque hondable á su parte del O. ; y desde la Pun- ta hasta la Villa que hay 385 toesas es el Saco y mayor abrigo del Puerto de Cadaqués. La Costa del N E. es baxa de tierra quebrada y én lo mas S E. de la entrada hay un Islote nom- Cucurucú. brado el Cucurucú de figura triangular , el qual por su parte de fuera es hondable , de modo que á un tercio de cable á su parte del S E. hay 15 bra- zas ya descubierta la Iglesia de Cadaqués , y 6 á un cumplido de Bote de unas piedras que le salen como 25 brazas al O. pero el Canal que hay entre TÍA '11 ^^ y ^^^ ^^^^ ^^^^ arrimada á la Costa del N. nom- brada la Arenilla es de poco fondo con algunas pie- dras de muy poca agua. Después del Cucurucú pa- ra dentro del Puerto á 200 toesas están los Esco- llos , que son tres piedras fuera del agua , corriendo entre sí O N O. y al contrario el cumplido de f Los Esco- cable : las quales con la Punta de la Conca forman líos. lo mas estrecho y entrada del Seno del Puerto , cu- yo Canal es de 214 toesas de ancho , y con fondo de 12 á 14 brazas, previniendo que por la parte de fuera de los Escollos hay de 4 á 5 brazas á dos cumplidos de Bote de todos ello ; pero á poco menos distancia disminuye de golpe á dos brazas. Todo el Puerto es bastante hondable de fango y alga , con particularidad por la Costa del SO. que se puede pasar á menos de tiro de piedra por ella , y lo mismo de los Islotes que están arrimados á aquella parte que nombran las Cebollas , pues DE LA COSTA DE ESPAÑA. 1 39 á un cumplido de Bote hay 1 1 brazas. El Saco del Puerto tiene también fondo suficien- te con algunas ollas lí hondonadas , que estando en 7 brazas se cae en lo y ii ,todo alga como queda dicho: solo hay un Banco de piedras de 2 brazas en Banco, su menor fondo y 6 y 8 en su inmediación exterior, que está al S E. de lo mas alto de la Villa. Este Banco es perjudicial para las embarcaciones gran- des , y por tanto es menester guardarse de él cui- dando de no fondear por su cercanía. Tiene de lar- go y de cable , y se halla baxo la enfilacion de los Escollos , y el Islote Cucurucú y lo mas saliente de la Punta de la Conca como 3 brazas antes de cer- rarse con la Punta de Cala Nans. El mejor y mas seguro fondeadero para Navios es pasado la Punta de la Conca por 11 ú 12 brazas de través con una Fondeadero. Batería de 3 cañones que está en la Costa del N E. enfilándola con un Molino de viento que está en la misma parte mas al N. ambos puntos bien visibles; y allí se está zafo de todos riesgos , amarrándose á la Gira NE. S O. ó dexando á esta parte el ancla y dando á las piedras del pie de la Batería las amar- ras del N E. Las embarcaciones pequeñas fondean ordinaria- mente en la rinconada del E. de la Playa de la po- blación nombrada playa del Poal en 2 | d 3 brazas arena , quedando seguras de todos vientos y aun de la Mar del E. que suele recalar dentro del Seno del Puerto. También hay otra Ensenada pequeña bien resguardada de baxo de la Punta de la Batería en la Costa del NE, nombrada Cala Ros , de igual cantidad de fondo. Este Puerto de Cadaqués está en Latitud de 42** 17' !$'' y es freqüentado por las embarcaciones de comercio que navegan á Levante, pues ordinaria- mente al llegar al Cabo de Creux , que dista como V 14^ DESCRIPCIÓN una legua al N E. aunque vayan con vientos del O. suelen encontrar su opuesto : los que no se hallan en disposición de voltejear d quieren acogerse á pasarla noche buscan el asilo de este Puerto, pa- ra lo qual es necesario se dé la instrucción si- guiente. Sobre el Cabo de Creux está la Isleta nombra- da Masa de Oro , 7 al S. 10" 49' O. hay otra llama- da de Masina : ambas son bien visibles y corren N. 30° E. y al contrario : á la entrada del Puerto de Cadaqués , por la parte del E. arrimada a tierra está la Isleta nombrada la Arenilla , de la que sa- le una restinga d banco de piedras al S E. el cum- plido de I i cable , que su mayor agua son de 3 á 4 brazas , y arrimado á la restinga 14 , á que se le ha de dar resguardo , no obstante de que sale poco; pero como los vientos del NE. y N. son escasos pa- ra entrar , pudieran por aprovechar barlovento ar- rimarse demasiado y embestir ; lo que se evitará te- niendo presente que en teniendo enfiladas las dos Islas dichas no se puede pasar mas para tierra de esta enfilacion,ni meter hacia el Puerto hasta que el Islote Cucurucú se enfile con la Iglesia de la Villa , que entonces se podrá meter de loo par,a el Puerto , pasando por la parte del O. del Islote , y lo mismo de los Escollos , que son hondables como queda dicho. Los vientos que mas reynan la mayor parte del año son N* y NE. frescos particularmente en otoño é invierno , y qualquiera parage del Puerto es perfecto abrigo. También en estas estaciones sue- le haber temporales del S. ; pero estando dentro del seno del Puerto no hay que recelar pues el S E. que pudiera hacer algún daño , no hay exemplar que de esta parte sea duradero ni níuy fuerte. Se puede hacer agua muy buena y con facilidad DE LA COSTA DE ESPAfÍA. 141 en una Fuente que está en la Villa cerca de la Playa. A la parre del N. é inmediato al Puerro de Ca- daqués hay un Piierrezuelo o Cala para embarca- ciones del tráfico nombrado Port Lliegat , que tiene PortLIIegat. 300 toesas de saco para el O. : es abrigado de todos vientos menos del N 1£. que le es travesía : tiene al- gunas casas en la rinconada del N O. pero no hay defensa alguna : el tondo es limpio de arena y lo común 4 brazas : para entrar se atracará la Costa de su parre del O. pues de la Punta del E. sale una resringa como un tercio de cable , que por poca mar que haya se ve romper. Desde el Puerto de Cadaqués sigue un pedazo Cabo de de Costa alta con muchas rinconadas o caletillas al Crtux. N. 50" E. distancia poco mas de 2 | millas hasta el Cabo de Creux , que no es de mucha altura , des- igual y con una Torre arruinada que fué de Vi^ía. Se halla esieCaboen la Latitud de 42" 19' 35" y en la Longitud de 4^^ í/ jo" á oriente del meridia- no de Cartagena o 9*^ 33' lo'^ del de Cádiz , es lo mas oriental de España y occidental del Golfo de León. Antes de llegar á este Cabo, esto es , al ESE. de Port Lliegat como I de milla , y al S. 10" 49' SO. de la Torre i ^ millas está la Isla Masina , limpia isla Masina. y entre la qual y la Costa hay bastante fondo. Al E. 4° N. de la misma Torre del Cabo de Creux está el Cabo que tiene varias caletillas á su parte del S. y en la mas próxima una gran Ca- verna que los naturales nombran el Iníierno. Pega- do al Cabo por su parte del N. está una Islcta de mediana altura y extensión tei^dida del NO. al SE. enTe la qual y la C os.a solo hay paso para Falu- chos. De su extremo del S £. sale una restinga me- nos de un tercio de cable. 142 DESCRIPCIOK Isla Maza de Al mlsmo rumbo del E. 4" N. de la Torre y ^J^o- del Cabo , disrancia como | milla escasa está la Is- leta nombrada Maza de Oro, chica, de mediana al- tura y quebrada. Entre esta Isleta y el Cabo hay buen pasage , pues á medio Canal se hallan 25 bra- zas de fondo que disminuye hasta 10 muy pegado al Cabo , y hasta 10 u 15 al rededor de toda la Is- leta , exceptuando solo su parte del N O. de la que se prolonga una restinga como un tercio de cable al mismo rumbo con 3 brazas de fondo. Esta res- tinga y la que se dixo arriba sale del extremo del S E. de la Isla que está pegada al Cabo son los tínicos cuidados que se han de tener y procurar evitar , habiendo de pasar por entre él y la Isle- ta Maza de Oro. La Torre del Cabo de Creux se halla por en- fílacion al N. 9" 45' E, del Cabo Begií ; al N. ló** 30' E. del Castillo de las Islas Medas : al N. 44** Enfilaciones 22' E. de la Iglesia de Cadaqués vista sobre las tier- del Cabo de ras de la Costa setentrional del Puerto , al S. 37° Creux. £^ ¿g| Ca|3o Cerbera , ultimo Punto á la Marina de la Costa de España ; al S. 33" o¡ E. del Cabo Viarra , antepuesto á Port Vendré en la Costa de Francia , y al S. 23*^ 53' E. de la Ciudad de Per- pignan. Desde Cabo de Creux corre la Costa alta con algunas Caletas de poca consideración al O N O. distancia 5 millas , en que está el Puerto Santa Cruz de la Selva , en cuyo espacio se puede fondear por 15 á 20 brazas arena gorda para abrigarse de los -vientos del 3° quadrante. Santa Cruz Dicho Puerto tiene su boca al N. y se interna de la Selva, para el S. cerca de una milla , y de ancho la mitad y puede servir para qualquiera clase de embarca- ciones. La Punta del E. es redonda y la forma un Montecillo en cuya cumbre hay una pequeña Ba- DE LA COSTA DE ESPA5sA. I43 tería de 3 cañones : por la parte del Puerto sale una Laxa debaxo del agua , pero no se alarga de la Punta mas que un tercio de cable. Después seguida- mente para el S.está la población, que son muy po- cas casas, delante de las quales por lo mas N. es el fondeadero de las embarcaciones pequeñas en 3 i brazas de fondo alga , que es el común de todo el Puerto , quedando distantes de tierra poco mas de un cable. La Punta del O. nombrada de la Sernella es quasi de la propia altura que la del E. y corren N O. S E. distancia 685 toesas , y su Costa para dentro del Puerto es al principio de tierra alta , y después liay una Playa nombrada Cala Ball , y des- de ella hace varias puntas hasta el fondo del Puerto, donde hay un playazo con una Laguna de agua dul- ce , y es laparte de tierra mas baxa de todo elPuex- 10. Aquí reynan con freqüencia los vientos del N. y N O. que son tenaces y de mucha fuerza, y el ul- timo no obstante de venir sobre la tierra hace ma- lísimos efectos , y por tanto pudiera ser útil solo pa- ra una arrivada que viniendo del Golfo de León no se pudiera montar el Cabo de Creux , y se fue- se á aguardar tiempo á propósito , en cuyo caso de- be fondear arrimado á la Punta de la Sernella por 12 ó 13 brazas , desde donde se podrá con el vien- to N. no siendo muy fuerte dar la vela y revasar el Cabo de Creux. Desde la Punta de la Sernella hace una Ensena- da para el NNO. de mas de dos millas de larg^o, ^ , „„ cuya runta del N. es un Cabo de tierra baxa , que llaman Cabo raso , por cuya parte del S. es la Ensenada de Llansá , nada abrigada de los vien- -Fnsenada de tos del 1° quadranre , y solo la freqüentan las em- Llansa. barcaciones del tráfico. La Villa de Llansá dista 144 DEscRircroN de la costa de ESPAí<A. del mar |- de milla , y hay dos Isletas arrimadas á la Playa. Toda esta Costa es montuosa y doblada por dentro : y al S O. de la Punta de la.Sernella , dis- tancia de cerca de 3 millas en lo alto de una mon- taña hay un Cas.illo y un Convento de Monges SnnPedrodc Benitos, llamado San Pedro de Roda, que corre en- Roda. lilado con la Torre del Cabo de Creux al N. 87® 7' O. y haciéndose bien visible desde el mar, puede servir de conocimiento para el Puerto de la 6elva. Al N. de Cabo Raso distancia mas de i milla hay otra Cala que también es descubierta á los vientos del 1" quadrante , llamada de Pueblo Nue- vo , y tiene un Islote alto á su parte del S. Después continuando la Costa de m )mana al ^ , ^ N. i N E. distancia 2 \ millas , es:á Cabo Cervera Cabo Cer- .\^ . 1 ^ , j -n l r^ \ y al i>. de el a \- de milla hay una Cala pequeña y despoblada , nombrada de Parbou. Hl Cabo Cervera es de tierra alta , y la ultima tierra á la Marina de la Costa de España : dista po- co mas de 9 millas al N. 37'' O. del Cabo de Creux. Cala. Yera. DESCRIPCIÓN DE LA COSTA DE ÁFRICA EN EL MEDITERRÁNEO, DESDE CABO HONE HASTA CABO DE BUGIA, QUE EXPLICA ESTE TROZO DE LA CARTA GENERAL. Ais. 71*' E. délas Islas Chafarinas 10 millas Cabo Ho e está el Cabo Milonia poco saliente y no muy alto, y al N. y6'^ E. de este 7 millas está el de Hone por Latitud de 35° 10' 46'' y 4"" 13' de Longitud , alto, grueso , rojo y tajado al mar : entre estos dos Ca- bos hace la Costa el Golfo de Trigonia o' Terrara, . donde se carga trigo y cera ; pero no hay mas abrigo para los vientos de fuera que el de la boya. A orilla del mar en una altura está la Población, y mas adentro se ven otras dos. El terreno en lo interior es montuoso con algunas Playas á la orilla. Al N. 82*^ E. del Cabo Hone 9 \ millas se q^\^q -^q^^ halla el Cabo Noé, poco saliente , obscuro , tajado y de la misma altura que el anterior. Al S. como 2 leguas se halla la montaña ó Pan de Noe , de gran reconocimiento por distinguirse de los demás en altura , circunferencia y llanura de su cumbre. Diez y media millas al N. 57'' E. del Cabo ^ , Noé está el de la Guardia , alto y con una piedra Gua^lia * cerca. Al N. 50° E. 3 i millas de este Cabo está la isla de Cara- Isla de Limacos ó de Caracoles, de mediana altura, coles. tendida de NS. una milla de largo y distante de tierra i de la misma distancia. Los barcos pequeños que van á cargar á Tremecen dan fondo al S. de K 146 DESCRIPCIÓN la Isla , aunque hace poco abrigo , amarrándose con Cabo á ella, y ancla fuera por 12 il 14 brazas fon- do duro y algo sucio , procedido de la mucha con- sistencia del fondo que se queda con las anclas , fal- tando las amarras y orinques al tiempo de zar- parlas. RlodeTre- A la parte del SE. de la Isla está el rio de mecen. Tremecen con poca agua : entre la Isla y el rio es- tá un Islote de la altura del casco de un Navio ten- dido de E O. la distancia de un cable. Entre él y la Costa , que habrá duplicada distancia , pueden fondear Galeotas con buen tiempo. En el rio se carga trigo , cera , cueros y lana. Dos cables de distancia á la parte del E. de la boca está un Mon- te alto y escarpado con una Torre , de cuya orilla sale hacia el N.un arrecife la distancia de 2 cables, I por lo qual se hace preciso quando se viene de le- vante atracar la Isla de Caracoles. Cabo Fega- Al N. 64" E. 25 millas de esta Isla está el Ca- ^^' bo Fegalo de mediana altura , de color roxo y abar- rancado , con montañas altas dos o' tres leguas tier- ra adentro. El Cabo visto de lejos se manifiesta de la misma suerte que el Cabo Martin. Por fuera del Cabo hay dos farallones d islotillos hondables , y al S O. de aquel se puede anclar por 5 ú 6 brazas .fondo arena fangosa distancia de una legua de tierra , y se estará abrigado de los vientos del N E. por el E. hasta el S. Golfo de Entre la Isla de Caracoles y el citado Cabo for- Tremecen. j^^ ¡a Costa una grande ensenada que nombran el Golfo de Serení 6 Tremecen , en el qual desembo- can dos rios , nombrándose el Salado el de mas O. Isla Avivas. ^^ ^' 2^°3<^' ^' ^^^ Cabo Fegalo 4 leguas de distancia y una de la Costa o' Cabo Sigabe , por La- titud de Q,f 44' 20" y Longitud de 5° 11' 10'' está la medianía de las Islas Avivas , que son dos DE LA COSTA DE ÁFRICA. I47 grandes y una multitud de pequeñas , formando un conjunto muy respetable , por comprehender la dis- tancia de 2 millas de E. 25" N. y al contrario. De las dos mayores la mas al E. es rasa , y la otra con un picacho muy elevado. Por tierra de estas Islas hay abrigo y fondeadero para Galeotas con todos tiempos , y también se puede pasar entre ellas y la Costa con mucha práctica con embarcaciones gran- des en casos forzosos. Toda esta Costa es braba con algunas playas. Cabo Sigale dista del de Fega- Cabo Sísale. lo 10 millas al N. 30" E. Al N. 60" E. del Cabo Sigale como 5 i millas Aceviva. en un frontón de tierra algo saliente está la Pobla- ción de la Aceviva , y hay Ensenada á una y otra parte de dicho frontón. Trece millas y media al N. 56° E. del Cabo Si- Cabo Fal- gale está lo mas occidental del Frontón del Cabo con. Falcdn , del que al S. 70" O. distancia una legua se halla un Islote rodeado de otros muchos mas pe- queños , y nombrados las Hormigas. Ignorase el fondo que hay así entre dichos Islotes , como entre ellos y la Costa. El Cabo Falcdn es baxo y parejo , formando un frontón del O. al E. como f legua , en cuyo ul- timo extremo hay un arrecife que sale como 3 ca- bles de la mar; pero se puede pasar rascándole , por- que á pique de él hay de 10 á 12 brazas de fondo. A la parte del S E. como 2 millas está la Playa de las Aguadas , en la que dio fondo el año de 1732 la expedición que salid de Alicante con el Duque de Monte Mar para la recuperación de Oran. Al S. 66" E. de lo mas oriental del Cabo Fal- pantadcMa- cdn 5 millas está la Punta de Mazalquivir y Casti- zalquivir. lio de Almansa , en cuyo extremo está la Linter- na. Al S. de la Punta está el Puerto del propio nom- bre , bueno para toda clase de embarcaciones amar- K 2 148 DESCRIPCIÓN rándose á la gira N O. S E. con el ayuste á aque- lla parte por 20 á 16 brazas arena y alga si son Navios , y por menos , d hasta con cabo en tierra si fueren Xabeques tí otras embarcaciones menores. El viento S O. que nombran Polvorista sopla con mucha fuerza por venir encañado , y así se hace preciso engalgar las anclas , porque suelen garrar, ó aumentar de amarras. Castillo de ^^ ^- 3^" ^' ^^ ^^ Punta de Mazalquivir está Santa Cruz, sobre un Montecito el Castillo de Santa Cruz de Oran por Latitud de 35° 44' 2/' y Longitud de 20° 36'' al E. de Cartagena , ú 5° 36' 36'' al E. del de Cádiz. La Plaza se halla al pie del Castillo , y para su reconocimiento sirve una montaña pareja que está mas al O. del Castillo. Nombran la Mese- ta su extremo oriental de donde desciende á for- mar un Collado entre ella y aquel. Mas al E. de Oran hay tierra adentro otra mon- taña alta , pareja por su cumbre , á que dan el nombre de San Agustín , que también sirve para reconocimiento y saber donde se está respecto á Oran. Con buenos tiempos se puede fondear para ha- cer la descarga frente de Oran en una Playuela que nombran el Blanquillo. AdVerten- Se cree haber visto algunas rompientes al N. <ía. 25 millas del Cabo Falcon : nadie asegura que las motiva : no se ha tenido conocimiento de ellas sin embargo de haber navegado al amanecer por sus inmediaciones , y así necesitan de confirmación. Punta de ^^ ^- ^^^ ^' ^^ ^^ Punta de Mazalquivir 15 ^ Abuja. millas está la Punta de la Abuja por Latitud de 35° 53' 53'' y Longitud de 5"^ 51' 48". Esta Punta es aguda ; pero desciende brevemente de un terre- no alto y abarrancado con un Islotillo pegado. A Ja parte del O. de ella , esto es , 2 leguas al E N E. DE LA COSTA DE ÁFRICA. 1 49 de Oran estú otra Punta nombrada de Cañaste! con Playa á su parte del E. y abrigo de los miunos vientos , causado por las tierras que siguen ai Cabo de la Ahuja. Al N. 74** E. 5 millas escasas de la Punta de la Ahuja está el Cabo Ferrat ; y de este al S. 80" E. CaboFcrrat. 2 y millas el Cabo Carbón , cuyas tres Puntas for- Cabo Car- man un Frontón alto , saliente y escarpado. De ^^^ este dltimo Cabo como á dos cables de distancia se avanza una restinga. El Cabo Carbón es la parte mas occidental se- tentrional de la Bahía de Arecd : en esta , como Arccú. 2 i millas al S E. del Cabo , está una Isleta rasa con restinga hasta el N. y al S. de la Isleta hay otras dos pequeñitas. Rebasadas todas á un tiro de fusil , de modo que demoren al NN O. es el verda- dero fondeadero de esta Bahía por 7, 8 d 9 brazas are- na, en el que no hay que recelar mas de lo que se vie- re. Estoes con Buques grandes, pues con menores se puede executar en 4 brazas alga , mas arrimados á la Costa occidental , con Cabo á tierra á una cue- va donde se tendrá abrigo de todos vientos. En el Saco de esta Bahía está la Isleta de Tujismes, chica, con abrigo para Galeotas pequeñas , y al E. de eiJa y cerca se verán las ruinas de la Ciudad de Arecil. El Pueblo de Mazagan , que está en un frontón de tierra saliente , es la parte oriental de esta Ba- Mazagan. hía de Arecii , que dista 9 millas del Cabo Car- bón al S. 80^ E. De Mazagan á Mostagán hay de distancia 2y millas al N. 57*^ E. en cuyo espacio forma la Costa Mostacran. un poco de ensenada , mediando el Cabo Tulccma algo saliente por 35^ 57' ^^f de Latitud y ó" 23' 38'' ^abo Tulce- de Longitud. ma Desde el fondeadero de Arecií hasta Mostagán, d su Cabo es Costa baxa á la Marina con fondeade- K3 Punta Gile- to. 150 DESCRirCION ros de buenos tiempos y en verano en lo interior son tierras airas. Cabo Yuy. ^^^'^ Cabo de Mostagán al Cabo Yuy ( que es una Costa pareja cortada y de color roxo ) hay 5 ^ millas al N. 75" E. El Cabo es del mismo color , y ' de mediana altura. A la parte del E. del Cabo Yuy forma la Costa un poco de ensenada , y luego sigue como al E NE. hasta la Punta Gileto , que está de través con la Isla de las Palomas, que dista 19 millas al N. 60^ E. de aquel Cabo, Isla de las -L^ ^s^^ ^^ ^^s Palomas es chica , de mediana al- Paiomas. tura , poco distante de la Costa , haciendo abrigo para embarcaciones pequeñas , amarrándose con an- cla á fuera y amarra á la Isla. A este fondeadero vienen á cargar de trigo. Al N. yo'' E. de la Isla de las Palomas 22 mi- C \s d T ^^^^ ^^ halla el Cabo de Tenes por Latitud de 36* 32' \^" y Longitud de 7" 35' 18' , el qual es airo, redondo , roxo y escarpado con un Islote próximo á su parte occidental , y abrigo á la parte del S. pa- ra el viento E. Este Cabo es conocido viniendo de Mar en fuera por una montaña muy alta que está 2 leguas al SSO. del Cabo nombrado Sime , á, cu- yo pie y parte del O. se halla la Población de Te- nes. A una y orra parte del Cabo hay ensenadas con abrigo de los vientos de tierra. Catorce millas al E. del Cabo de Tenes está la Punta de Ancdl , alta , cortada á pique , y con un Islote á su parre del O. Del Cabo Yuy á la Isla de las Palomas es baxa la Costa próximo al mar , y en lo interior alta , y sigue toda alta hasta el Cabo de Tenes. Del Cabo de Tenes al Cabo Cercelí hay 33 mi- llas al N. 83° E. Este Cabo le forma una montaña de agradable vista por su hechura y terreno , y aes. DE LA COSTA DE ÁFRICA. I51 en su Inmediación hay un Islote que da abrigo de los vientos del O. y N O. á embarcaciones meno- res. Toda esta Costa , en la que hay algunas Pobla- ciones es alta y braba con tal quaJ playa ; pero sin abrigo en ellas mas que para los barquitos costeros que usan los naturales , haciéndola mas braba algu- nos escollos esparcidos por la Costa. Al N. yo^E. 14^ millas del Cabo Cercelí está Cabo Alba- el Cabo Albacil por Latitud de 36° 39' 10", y Lon- cii. gitud de 8° 34' 26'. Dicho Cabo le íorma una mon- taña grande tendida de E O. notable porque remata en punta roma , después de ser su falda de llanuras desiguales. Entre ambos Cabos es la Costa aunque alta mucho menos que el Cabo Albatel con algunas quebradas que representan otros tantos Ca- bos , pasando cerca de ella. Del Cabo Albatel al de Caxines hay 31 millas alN. 69*^ E. en cuyo espacio se halla el Golíb de ^o^J^^^"^' la Mala Muger. Por el tercio occidental de él en ^ su Saco está el Pico de Monogere , elevado sobre el nivel del Mar 571 \ varas castellanas , el qual es de figura de Garita sobre una montaña tendida pareja , y está por Latitud de 36'' 33' , y Longitud de8°45'í3"- En la parte oriental de dicho Golfo está la Torre del Torre y tondeadero del Cacique , con un buen Cacique. Castillo nuevamente construido , á cuyo pie cerca de la Costa hay dos Islotillos. El fondeadero titne abrigo para toda clase de embarcaciones de ios vientos del i°y 2^ quadrante. Toda la extensión del Golfo es de tierra baxa á orilla del mar , y la ma- yor parte con playa ; pero tierra adentro son mon- tañas muy altas. Cabo Caxines es tajado al mar con dos Islotillos Cnbo Caxí- á su pie, baxo, poco saliente , de color roxo , cuya mancha se extiende algo tierra adentro. Tiene uíia K4 ncs. f'^i 152 DESCRIPCIÓN" Torre de Vigía , y un riachuelo con buena agua. Punta del -^^ E- 5" ^' ^*^^ Cabo Caxines 3 i millas está Pescado. la Punta del Pescado, que es la occidental de la Ba- hía de Argel , la qual forma un morrito de piedra tajado, poco saliente, de color negro, con una fuerte batería y arrecife á su inmediación. Muelle y Como 2 \ millas al S E. 2" £, de la Punta del Linterna de Pescado está el Muelle y Linterna de Argel en Argel. Latitud de 2,6" 4S' ^,6^ y Longitud de 9° 1/ 20". El espacio comprehendido en la citada distancia es- tá sembrado de varias baterías y castillejos , poco distantes los unos de los otros. Igualmente está to- do el Muelle fortificado con baterías rasantes y elevadas de dos andanas y la linterna con tres. Des- de el Muelle principia la Ciudad elevándose por la falda de una montaña de regular altura y agrada- ble vista por los muchos jardines y casas de cam- po , que se ven esparcidos , blanqueados así como toda la Ciudad , que vista de mar en fuera pare- ce en manchón blanco , con la representación de una vela de Gavia. La montaña citada se extiende hasta Cabo Caxines, Castillo del "^^ ^' ^^ ^^ Ciudad corta distancia está un mon- Emperador. ^^ , y en su cumbre el Castillo del Emperador , por- que fué construido en una noche por el Empera- dor Carlos V, el qual domina toda la Ciudad y el Monte : se extiende al E. hasta el tercio de la Ba- hía , cuyo espacio de terreno está igualmente cu- bierto de jardines y cacerías , y la orilla de bate- rías , unas visibles y otras ocultas con algunos Cas- tillejos , siguiendo lo mismo hasta el Cabo Matifus. JEl Muelle es cerrado como Dársena con poco fondo , pues no tiene el suHciente para Fragatas grandes, y solo sí para pequeños Xabeques , y -otras embarcaciones de menor cala, de las que puede con- tener como 40 no muy cómodas. Como al N. de la DE LA COSTA DE ÁFRICA. 153 Linterna á corta distancia hay un baxo ¿ üor de agua. Al N. 85** E. de la Punta del Pescado distancia q^<^ -^^ ^j de 10 i millas está el Cabo Matifiís (que es el fus. oriental de la Bahía de Argel ) baxo , rodeado de pedruscos , y con un Montecito cerca de su extre- mo, de hechura de mesa , que visto de 5 á 6 leguas d-e distancia parece isLado , porque solo se vé la mesa , y la tierra baxa de su espalda anegada. Tam- bién hay un Castillejo en el extremo de Cabo , y algunas baterías en la Playa. En toda la Bahía se puede fondear por el agua que se quiera , cuidando de reconocer el cable , ó los dos si se estuviese á la gira , porque aunque la mayor parte del fondo es arena , suele haber algu- nos manchones de cascajo y algunas piedras suel- tas d anclas perdidas. Los vientos del E. por el N. ai N O. meten mucha mar , por lo que es lo mejor desamparar el fondeadero reynando dichos vientos con malas apariencias , á menos que no se esté fon- deado próximo al Cabo Matiíils , que con E. hay buen abrigo y mejor levada aun quando el viento llegue al N E. pero con N. y N O. muy malo aun en verano , pues en invierno está muy próxima la pérdida de quien fondee en qualesquiera parage de la Bahía por lo mucho que reynan las travesías con gruesas mares , que solo teniendo ayustes de tres , y de dos buenos cables se podrán aguantar y con duda. En el Saco de la Bahía hay dos Riachuelos que nombran el Xarach y Salado de poca consideración en verano. Las tierras inmediatas á la orilla no son muy altas , eomo lo son tierra adentro. Al S. ¿6° E. del Cabo Matifiís está -una Montaña algo tierra adentro casi separada de las demás , la qual es de un gran reconocimiento para quando se *^i Í54 DESCRIPCIÓN está á mucha distancia de la Costa , y no se ven ios Puntos de la Marina. Al N. 84" E. del Cabo Matifus , distancia 22 mi- llas largas por Latitud de 3Ó" 54' y Longitud de 9** §/ 5'' esrá el primer Cabo oriental al de Matitus (que se ignora su nombre) poco saliente y distin- guido por una montaííita redonda de regular altura y de color obscuro. Entre esta y Cabo Matifus ha- ce la Costa Ensenada que nombran Puerto Gaveta, con Playa, aunque es algo alta la tierra que la forma. Al N. 80*^ E. de dicho Cabo oriental 12 millas Cabo Bin- ¿q distancia está Cabo Bingut , alto , negro y es- ^^^' carpado con dos Islotes. Es alta y braba la Costa comprehendida entre dos Cabos. Cabo Tede- ^^ N- ^7^ ^- ^^^ Cabo Bingut , distancia de 14 les. millas está el Cabo Tedeles en Latitud de ¿ó"" $/ y Longitud de 10° 30' 3'', alto, escarpado , roxo y con arrecifes á su parte del N. distancia como un cable. Este Cabo visto de frente es malo de conocer por no ser muy saliente, sino se atiende á una mon- taña alta que está sobre él y en cuya cumbre tiene un chichón que parece Torre. A su parte del E. es- tá el Pueblo y una Playa donde se carga trigo , fon- deando por 8 y 10 brazas alga con algunos ratones., amarrándose en dos NO. SE. CalDO Cor- ^^ ^- 7^" E. del Cabo Tedeles 13 millas distan- belin. te está Cabo Corbelin también poco saliente , alto y escarpado , que visto de frente es difícil de dis-^ tinguir , sucediendo lo mismo al Cabo Sigii , pues solo es un Frontón de tierra alto, distante 13 millas del Cabo Corbelin al S. 69" E. Veinte y ima millas del Cabo Sigli al S. 70" E. está el Cabo Carbón por Latitud de 36" 41' 54" y Longitud de 1 1*^ 25' 54''. Mas al O. esto es , al N. 70^ O. de este Cabo 10 millas de distancia se hallan Zas Islas de Pisan, chicas y próximas á la Costa. DE LA COSTA DE ÁFRICA. 1 55 La mayor es la mas O. parecida al Islote de Escom- brera , aunque algo mas aplanada y como media milla al E. de esta está la chica que es redonda : am- bas tienen fondeadero j pero con muy poco abrigo. Cabo Carbón desciende al mar de un frontón q.^\^q ^ar- saliente de mas que mediana altura por su media- bon. nía desigual , y cortado , declinando al E. hasta el mismo Cabo que remata en un morrillo. Desde el Cabo Eingut hasta el Cabo Carbón (que es el occidental del Golfo de Bugía ) es la Costa bastante alta y braba , y se nota en su inme- diación , y aun desde Oran que regularmente las corrientes van hacia el E. siguiendo los diferentes arrumbamientos que forman las senosidades de la Costa , y desde Oran para el Estrecho se ha nota- do que la que hay es para el Estrecho y quanto mas próximo á él con mas fuerza , esto es , en las cercanías á la Costa , porque apartados de ella ó á medio Canal su regular curso siempre es para el E. Como al SE. del Cabo Carbón á corta distan- Cabo Su- cia está otro morrito tajado con un Castillejo á gía. que nombran la Guardia de Bugía d Cabo Bu- gía. Al S. de él está la Bahía en donde se da fon- do frente de un Morabuto ó M esquita , en 6 il 8 brazas fango blando amarrándose en dos NS. con el ayuste al N. y con el cuidado de suspender las anclas á lo menos cada ocho dias , porque se entier- ran de tal modo, que luego para levantarlas no pue- den resistirlos orinques ni los cables, si no son nue- vos y sobranceros. Lste es buen fondeadero para toda especie de embarcaciones mas abrigadas con los vientos del 3° y 4'' quadrante que con los del I y 2° , que levantan un poco de marejada. Mas al S. de donde se fondea está otro Castille- jo , y la Población con un rio , por donde baxa la madera de construcción. para Argel. DERROTERO DE LA ISLA DE IVIZA Y FORMENTERA, QUE EXPLICA SU CARTA PARTICULAR. JL/a Isla de Ivíza en general es alta , con Mon- tes de agradable aspecto , sin que dexe de tener muy deliciosos Valles. Está tendida de N E. S O. la distancia de 7 leguas con 3 i de ancho , y com- prehendida entre los paralelos de 38° 50^40'' de La- titud , en que está el Cabo Falcon y 39"^ 6' 22" en que se halla la Punta Denserra. Su Longitud al Oriente del Observatorio Real de Marina de Cádiz, es entre 7" 35' 5" y 7*^ 55' 30'' correspondientes á los Cabos Jueu y Campaniche. Sus Puertos son el de Iviza , que está en la par- te del SE. de la Isla , y el Puerto Magno , d de San Antonio que se halla en la parte opuesta. Sus Cabos y Puntas principales desde su extre- mo occidental meridional según el orden hacia oriente , son Cabo del Jueu , Cabo Calallentrisca, Cabo Falcon , Punta y Torre de Portas , Cabo Llebreli , Cabo Campaniche ; del que continuan- do para el N. y después hacia el O. siguen Punta Grosa , Punta Denserra , Cabo de Aubarca , Cabo Nono y Punta de Robira. Entre los quales hay otros menos salientes. Isla del Be- -^^ ^^"^"^ ^^^ Bedrá , tendrá \ millas de largo ten- drá, dida de E N E. OSO. Su extremo oriental es tan alto , que sin dificultad se podrá ver de 10 á 12 le- guas de distancia , y mas quando no se proyecta DERROTERO DE LA ISLA DE IVIZA. 1 5/ con la de Iviza : su eminencia está dividida en dos picos que separados se ven á su parte del N. y á la del S. liista del Cabo Jueu cerca de una mi- lla al O S O. pero media en la propia dirección el Bedranell , que es una Isla de mediana altura. Entre el Bedra y el Bedranell hay pasage aun- que estrecho con 20 brazas de fondo ; pero mejor le franquea el abra de entre el Bedranell y Cabo Jueu , pues teniendo las mismas 20 brazas de fondo es triplicada su extensión. Cabo Jueu que es lo mas occidental meridio- nal de la Isla , es alto , escarpado , poco saliente, cubierto de arboleda , y con un martillo en su ex- tremo que se distingue mejor mirado de su parte del S E. o del N O. Al S. 48"! E. del Cabo del Jueu i ^ millas es- tá el Cabo de Cala Llentrisca , que también es alto, cubierto de arboleda hasta su medianía , y de ella al Mar, por falta de aquella, su terreno se manifies- ta blanquinoso. Es la Costa entre estos dos Cabos hondable y limpia, pero no tiene surgidero al- guno. Cercada i milla al ENE. del Cabo de Cala Llentrisca está la Cala de este nombre. Es honda- ble en su boca : en lo interior solo tiene 4 y 5 bra- zas de fondo ; pero siendo de corta extensión solo es acomodada para buques de mediano porte con abrigo de todos vientos menos del SE. que también aguantan con buenas amarras. Al N. 59^" E. del Cabo de Cala Llentrisca 2 mi- lías está el Cabo Negrete , que es menos alto, tajado y de color obscuro ; á una y otra parte del Cabo hay Ensenada mediana nada notable. Por Roche se halla un quarto de milla á la par- te del N O. de la Punta del mismo nombre. Es me- nos capaz que Cala Llentrisca , igualmente acomo- Bedranell. Cabo Jaco. Cabo Cala Llentrisca. Cala Lien- trisca. Cabo grete. Ne- Por Roche por Roig. 158 DERROTERO dado para buques medianos ; pero con desabrigo para los vientos del SO. y S. Punta de ^^s milJas y media largas al N.82°E. del Cabo Por Roche, de Cala Llentrisca está la Punta de Port Roche, ó Roxo á causa de tener este color la tierra que le forma , y aun las que llegan al Puerto del mismo nombre. Dicha Punta es rasa , habiendo descendi- do con quebradas desde las montañas : como al S. á dos tercios de cable de distancia tiene una res- tinga. Punta del Al S. 62'' E. de la Punta de Port Roche , distan- Yundul. ^i^ 3 ¿Q milla escasas , está la Punta del Yundal ; es rasa y desciende de una Montaña alta , blanca por su parte del O. y escarpada. Cable y medio al S. echa otra restinga de piedras. Hay una regular Ensenada á la parte del O. de la Punta del Yundal , y otra mucho mayor á la del E. limpias, sin abrigo , pero con fondeadero de ve- rano , y agua viva no lejos de la lengua del mar. Una y media milla escasa al S. 62° E. de la Pun- Cabo Fal- ^^ ¿qI Yundal está el Cabo Falcon , que es alto ^^°' y tajado ; pero no á pique sino hasta los dos tercios de su altura , y el restante es punta saliente , que disminuye la altura hasta ser baxa el extremo. Al S S O. del Cabo distancia de un cable salen dos Isletillas rasas , y otra del porte de una pipa á su parte del E. duplicada disrancia. Torre yPun- Una y media milla al E. 1° S. del Cabo Falcon ta de lasPor- está la Torre de las Portas inmediata á la Punta tas. del mismo nombre que es Isleta. Esta Punta es sa- liente , rasa , desciende de un terreno alto que nombran el Cuervo Marino. Dicha Punta es una de las que terminan los Freos , d Canales que hay entre Iviza y Formentera , de que se tratará des- Cueba lar^ra P^es. Entre ella y el Cabo Falcon hay una gran y Salinas. ^ Ensenada que nombran Cueba larga , en donde DE LA ISLA DE IVIZA. 1 59 está el Cargador de las Salinas que se hallan al N. del Cabo Falcon: á tiro de piedra tiene dos algives de suliciente abasto. A la parte del N. de la Torre de las Portas dis- Torre de Sai tanda de i 4 milla , y son de la tierra alta del Roxa. Ciierbo Marino , está la Torre de Sal Roxa , desde la qual sigue la Costa rasa hacia el N. á formar una gran Ensenada á la parte del O. de la Punta de la Ratyada , á la qual nombran la Playa de Boxa. Por la medianía de la distancia de esta Playa Isla de las distante de un cable de la Riva se halla la Isla de Ratas, las Ratas , limpia por su parte del S. y con restin- ga de la del N. Al N. 1 8° 15' E. de la Torre de las Portas, dis- Castillo de tancia de 3 millas, está el Castillo de Iviza, y des- ^^^^' de él al S. 23^^ E. desciende el terreno á formar la Punta Ratyada , la qual tiene una Isleta á su parte t> , t, , , , „ •/ ^\ 1^1 1- 1 j- • j 'j- Punta Raf- ael O. y otra a la del £. la distancia de medio ca- y^j^ ble. A ambas las nombran las Islas Negras , y hay islasNegras. pasage de 5 á 7 brazas de fondo en los Canales que hay entre ellas y la Punta Ratyada. Al N. 40" E. 3 -} millas distante de la misma Isla Grosa. Torre de las Portas , está lo mas S. de la Isla Grosa, la qual d un Islote que tiene inmediato á su parte del O. que nombran el Botafuego , con la Punta de la Ratyada , ó la Isla Negra citada que está á Puerto de su parte del E. forman la boca del puerto de Iviza. Iviza. La parte del E. de él la forman la citada Isla Grosa , y mas al N NE. la Isla plana: esta en rea- Isla Plana, lidad no es Isla , pues está unida á la de Iviza por una lengua de tierra baxa cubierta de juncos. La Is- la Grosa y Plana son de alguna elevación y sepa- radas por un Canal de | braza de fondo , que con buen tiempo franquea paso á los pescadores. Has- ta dos brazas hay de fondo en el Canal de entre Bo- tafuego y Isla Grosa. 4U,-' l6o DERROTERO Torreón del La parte del O. del Puerto la forman la Costa, Mar. o el terreno que hay desde la Punta Ratyada para el N. hasta otra Punta en que hay una Torrecilla á que nombran el Torreo á el Mar. En este espacio, y en la elevación del terreno está el Castillo y Ciudad de Iviza. Después sigue el Puerto hacia el O. todo el frente del Barrio de la Marina , que luego en for- ma circular tira la Costa de lo interior del Puerto á unirse con la Isla Plana. Mas que toda esta des- cripción servirá para orientarse una leve ojeada so- bre el plano del Puerto. En el tránsito á este viniendo desde los Freos, . se hallan cinco Islotillos d Islotes. El primero que Esponja. ^^ encuentra nombran la Esponja , que es una Is- ietilla rasa , chica , redonda , que está 2 millas al S. 15° O. del Castillo. Media larga como al NE. -^- N. de la Esponja, y juntamente al S. 5° O. del Castillo i i- milla es- tá otra Isleta de alguna extensión , y altura que Malvinsgran nombran el Malvins grande , con dos pedruscos de y su ba- próximos á su parte del N. y un baxo con una braza de fondo , dos tercios de cable distante al NO. ^ O. de su extremo setentrional. Malvins Pía- Al N. 37° E. de la Isleta Malvins grande i- de "^* milla está otra de menos extensión y altura , á quien llaman la Malvins plana. Tanto abante estas Isletas á su parte del E. esto es , como i J milla al S. 34'' E. del Castillo , hay Dados y su ^^^ piedras chicas , pero de alguna altura , á que baxo. nombran los Dados , con la distinción de Gran- de y Chico según su magnitud. A la quarta parte de la distancia del chico ( que es el mas meridio- nal ) al grande , en la misma dirección que es el N. 50° O. hay un baxo con una braza de fondo , en que regularmente rompe la Mar. Este baxo , y el DE LA ISLA DE IVIZA. l6l que está al NO. ^ N. de lo mas setentrional del Malvins grande son los únicos riesgos invisibles que deben evitarse , pues por lo demás todas estas Isletas son limpias y hondables , de modo que se las puede acercar con buque del mayor porte. Al N. 59" E. de lo mas meridional de la Isla Cabo Martí- Grosa distante una milla larga está el Cabo Mar- net. tinet que es alto , quebrado , rematando en punta. En este intermedio está la Ensenada de Talaman- ca , grande y limpia , pero sin abrigo con los vien- tos del 2" quadrante. Como el terreno de su fondo es una lengua de tierra rasa que se une como queda dicho con la Isla plana , que es la que separa esta Ensenada del Puerto de Iviza , ocasiona á los que Ensenada de vienen á este sin práctica , y á la parte del E. á en- Talamanca. ganarse y entrar en esta Ensenada , creyendo exe- cutarlo en el Puerto. Al N. 53° E. del Cabo Martinet una milla lar- Cabo Ne- ga está el Cabo Negrete poco saliente , alto y ne- grcte. gro. Por la medianía hay dos Islotillos media mi- lla separados entre sí y de la Costa : tienen por nombre los Escollos den Liado : son limpios , y ^ „ , rscollos uen dan paso por su medianía , y por la de entre ¡^¡^¿q^ ellas y la Costa aun para Navios. Milla y quarto larga al N. 55^ E. del Cabo Ne- LLbrelI. grete está el Cabo Llebrell , alto , escarpado y blan- quinoso. Tiene un Islote en su punta cuyo Canal solo dexa paso para bores. Media milla al N. -^- N E. del Cabo Llebrtll, Cala Longa. está Cala Longa , cuya boca tendrá un cable de dis- tancia , y se interna hacia el O N O. como media milla , principia su fondo por 12 brazas , y va dis- minuyendo proporcionalmente hasta la Playa. Esta Cala es buena para los vientos del i", 3^ y 4" quadran- te; pero peligrosa con los del 2^ : no lejos de la ori- lla tiene un pozo que presenta agua con comodidad. L l62 DERROTERO Cala Blanca Al mismo rumbo y á disrancia de Cala está la Punta del Punta de Cala Blanca , de este color y alta. Al N. •^'°' de esta distancia i milla esta la Punta del Rio que es obscura y remata en punta saliente , que descien- de de las montañas , y al N N O. de esta última Rio Santa P""'^^ ^ corta distancia está el Rio de Santa Eulalia. Eulalia. l>a Iglesia de este nombre se halla al N. 13" O. de la Punta del Rio distancia de una milla. Al N. 26° E. del Cabo Llebrell distancia de 3 |. millas , y en la Ensenada de Santa Eulalia está Ca- Cala Poda, ja Poda , la qual es pequeña , de poco íbndo , y so- lo servible para embarcaciones menores , al abrigo de unos arrecifes que quasi cubren la boca , se ha- lla agua á poco que se cabe. Punta Ara- ^^ ^' 4^^" 3^ ^- ^^^ mismo Cabo Llebrell 4 ^ by. millas de distancia se halla la Punta de Araby, baxa , obscura y saliente. Al OSO. de ella ^de mi- lla hay una piedra del tamaño de una Lancha que por su parte de tierra no dexa paso. Tanto abante con la Punta de Araby se hallan Islas de San- j^^ ^^^^ Islas de Santa Eulalia , una grande , otra mediana , y la tercera no es mas que un sim.ple Is- lotillo. La grande que es la mas saliente está al S. 44^* 30' O. de la Isla de Tayomago 3 | millas de distancia ( ambos extremos meridionales ) y al S. 12*^ E. de la Punta de Araby la medianía de la Isla. Al O. 3*^ S. de lo mas meridional de la Isla grande de Santa Eulalia está la misma parte de la Isla del propio nombre á corta distancia, y al NO. de esta la distancia de un cable está el Islotillo. Media milla alS. 41° E. de lo mas oriental de la Isla grande de Santa Eulalia , 3 f millas al S. 38® O. de la mas meridional de la Tagomago , y 4 mi- llas al N. 55^ E. del Cabo Llebrell está el Baxo de Santa Eulalia. Es de alguna extensión : regular- mente rompe la Mar en él , por cuya causa sin DE LA ISLA DE IVIZA. 163 embargo de lo peligroso que lo hace su situación solo es temible de noche , o con serrazon. Es acan- tilado y hay paso entre él y la Isla con i8 brazas de fondo. También hay entre las Islas y la punta de Araby , y aun entre las dos Islas de Santa Eula- lia grande y mediana , atendiendo solo á una res- tinga que sale hacia el NE. de la Isla chica la dis- tancia de un cable. No hay paso sino para Faluchos entre esta, y la medianía; á cuya parte del NO. sa- le otra restinga que contribuye á serrar dicho baxo. La Ensenada de Santa Eulalia está formada por Ensenada de las Islas de este nombre , y Punta de Través por la Sama £ula- parte del E. y por la del O. con la punta del Rio. Üa. En ella hay abrigo de los vientos del i"* y 4*^ qua- drante , fondeando regularmente en frente de Cala Poda , y buena aguada de un charco que forma el antepecho de la arena que ha arrojado el mar. Tres quartos de milla al N. 5" O. de lo mas j^^^q lerav oriental de la mayor de las Islas de Santa Eulalia Caná. está una Isleta chica que nombran la Galera ; y al E. de esta un cable otra algo mayor que se di- ce el Caná , ambas están pegadas á la Costa , de- xando solo paso para Faluchos. Dos millas y quarto al N. 39" E. de la Punta de Cabo Cam- Araby está el Cabo Campaniche tajado hasta mas P^''''^'^^- de los y de su altura , y lo restante baxo , poco sa- liente , y es lo mas oriental de la Isla. La Costa que precede no ofrece abrigo ni riesgo invisible. AlE. 14'' N. del Cabo Campaniche i ^ milla Isla de Ta- de distancia está lo mas meridional de la Isla de gomago. Tagomago , tendida quasi de N O. } N. y al contra- rio la extensión de i milla larga. Esta Isla es de mediana altura , y pareja de su medianía para el S. y de ella para el N. es mas baxa y menos pareja. Es acantilada , y solo tiene un Islotillo aun cum- plido de Lancha en su parte setentrional. L2 164 DERROTERO Canal de Ta- El Canal de entre Tagomago , Cabo Campani- gomago. che y la Costa que sigue formándole es de una milla de ancho con 15 brazas de fondo. Con vien- to hecho es bueno este pasage. p ^ Al N. 5° O. de Cabo Campaniche como f mi- ^Q lia larga está Punta Verde con una Torre encima. Es aira y poblada. Laxa del Fi- Al N. 3" O. del Cabo Campaniche i | milla de gueral. distancia se halla la Laxa del Figueral : tendrá de cumplido dos Lanchas es acantilada y vela , y así rompe siempre la mar en ella. En el paso que hay por tierra de ella se encuentran desde 12 hasta 8 brazas de fondo. La Cala. Al N. 29° O. de la Punta Verde distancia de ^ I millas y al N. 43° O. de lo mas setentrional de Tagomago 3 | millas está la Cala. Dan este nombre á una Ensenada que tendrá de boca dos cables de distancia , y tres de Saco hasta el O N O. Es limpia y hondable , pues teniendo 12 brazas de fondo en su abertura disminuye con proporción hasta la Playa. Está abrigada de los vientos del 1°, 4° y 3° quadrante , y aunque no de los del 2° hay el arbitrio de dar amarras á tierra y aguantarlos á fuerza de ellas. La Costa comprehendida entre esta Cala y Punta Verde no ofrece cosa particular mas que haber por su medianía pegados á ella dos Islotillos de poca consideración. p ^ ^ Al N. lo*" O. como 3 i millas de Punta Verde, jjj y al N. 30° O. de lo mas oriental de Tagomago 3 |. millas está Punta Grosa , que es alta , corta- da á pique con quebradas , con una Isleta media- na en su extremo , que solo dexa paso para Lan- chas. YocTasTIor^- Al N. 32^0. de Punta Grosa , distancia de i migas y su ^^^^^ ^^^^ ^^ ^^^ Yoc que es rasa , y al N. 48° O. Punta. de esta ^ de milla están las Hormigas que son dos D£ LA ISLA DE IVIZA. j6^ Islotitos pequeños , parejos , y que distan como un cable de la Punta de sus nombres , que también es rasa con rompiente en ella. Al N. 68" O. de la Punta de las Hormigas dis- p^nta Den tancia de 3 millas largas está la Punta Den Serra, Serra. que es de mediana altura , pareja , de color rojo , y cubierta de arboleda. Echa restinga al N. la distan- cia de un cable. La Costa entre estas dos Puntas hace algunas Ensenadas , y por la medianía está la de la Caleta ^ ^^"* de poca consideración , pues solo sirve de cargador de leña en buenos tiempos. En el promedio de la distancia que hay de las Cala Den Caletas á la Punta Den Serra se halla la Cala de Serra. este nombre en la que concurren las mismas circuns- tancias que en la anterior. Al 0. 8° S. de la Punta Den Serra una milla esca- sa está el Puerto de Portinache , formándole dos puntas rasas que corren entre sí S. 62° O. y al con- trario la distancia de un cable. Portinache princi- Portlnache pia internándose al SSE. un quinto de milla, y después igual distancia al ESE. que es donde se fondea , sirviendo de muy poco abrigo para los vientos de fuera la Punta que media. Tiene 12 bra- zas de fondo en la boca , y hasta cinco dentro de buen tenedero. Es abrigo de todos los vientos des- de el N E. por el S. hasta el NO. pero no desde este viento hasta el NE. porque siendo las puntas de fuera rasas , no sirven de abrigo del viento ni aun de la Mar que las pasa por encima : próximo á la Punta del E. se eleva el terreno, y en su eminencia hay una Torre de Vigía. Al O. 16" S. distancia de media milla de la Punta de Punta del O. de Portinache está la deCharraca,al- Charraca. ta y escarpada. Entre estas dos Puntas hace la Costa una grande Ensenada con media milla de Saco hon- Cala Char- racd. Paerto de S. Miguel ó Ba- lazat. Isla Caldes. Isla Morada. Cabo Ru- bios. CaboEubar- ca. 166 DERROTERO dable y limpia ; pero desabrigada délos vientos del 1^ y 4" quadrante. Al O S O. de la Punta de Charraca , y pro'ximo está la Cala de Charracd , pequeña , abierta y de poca seguridad. Al mismo rumbo de la propia Punta de Charra- ca distante i | milla está la medianía de la Ense- nada de San Miguel d Balanzat , formándola por la parte del E. Cueva Orenga , y la del O. el Ca- bo de San Miguel , que es alto , tajado á pique distancia de Cueba Orenga |^ de milla al O S O. In- terna al S. la Ensenada como una milla con 14 y 1 5 brazas de fondo , y en el Saco está el Puerto del mismo nombre , formado con el abrigo de una pun- tilla casi islada que sale de la Costa del O. Este Puerto es pequeño , y solo acomodado aunque con 6 brazas de profundidad para buques menores, pues para estar con tal qual seguridad de los vien- tos del N. al N E. es preciso amarrarse muy bien con Cabos en tierra y anclas á fuera. Desembocan en él dos arroyos , que teniendo su origen 2 millas el uno del otro tierra adentro son de muy copioso caudal. Entre la Punta de Charraca y la Cueba de Oren- ga está la Isla de Caldes, que es de mediana altura, chica , y pegada en tierra , tanto que no dexa paso. En la medianía de la Costa del O. que forma la Ensenada de San Miguel hay una Torre de Vigía, y á un cable al E. del Cabo del mismo nombre es- tá la Isla de Morada , chica , alta y limpia por to- das partes , de modo que hay paso entre ella y la Costa. Una milla al OSO. del Cabo de San Miguel está el de Rubios de color roxo , obscuro , tajado co- mo aquel aunque menos alto. Al mismo rumbo del Cabo Rubios I f millas DE LA ISLA DE IVIZA. 1(5/ largas de distancia está el Cabo de Eubarca de co- lor obscuro , un poco mas alto que los anteriores y cortado á pique. Tres quartos de milla al S. 53° O. del Cabo de Eubarca están las Islas Margaritas ; la de mas bul- Islas Margt- to es chica , alta , y está taladrada de una á otra ^itas. parte , de modo , que pasan Faluchos. Esta es la mas pegada á la Costa con Canal hondable , como también le hay entre ella y la chica , que es un sim- ple Islotillo que está á la parte del O. de la mayor. Al S. 40'' O. de la mayor de las Islas Margari- Cabo y Pi- tas , distante i \ millas está el Cabo y Pico de No- co de Nono, no alto , muy notable por su figura de Pilón de Azilcar , cubierto de árboles , y saliente al Mar , aun- que á su pie lo es mas una Punta de menos que me- diana altura , blanca y tajada al mar. AI S. 5"" E. del Pico y Cabo de Nono \ de mi- Panta Tora- lia está Punta Toradada , que es alta y escarpada: dada , Isla y y i: de milla mas al S. se halla la Isla y Cala Sala- ^^^a Salada. da. Esta es abierta , sin abrigo , y la Isla es peque- ña , de mediana altura y pegada á la Costa. AIS. 11° O. del Pico de Nono 2 -^ millas está ^^^^ ^^^ Cabo Negrete , ó Punta Verde , que es de media- grete.óPua- na altura poblado de árboles. En este Cabo princi- ta Verde, pia la Costa de N E. del Puerto Magno ó de San Antonio , cuya descripción continúa. Principiando la Costa del N E. del Puerto de Descripción San Antonio en la citada Punta Verde d Cabo ^^ Puerto Negrete , sigue al S E. distancia 2 \ millas hasta el ^ ^n^oj^jo * fondo de él en esta forma. Al S. 28° E. distancia y de milla de Cabo Ne- q^q "S^^- grete se halla Cabo Blanco con este nombre por co. ser de aquella color su terreno, que es de mediana altura. Los dos Cabos citados forman una Cala que Cala Gradó, nombran de Gració. Me'dia milla al S. 41° E. del Cabo Blanco está 1.4 l68 DERROTERO Punta de la Punta de las Cuebas Blancas , también de esta co- CucbasBlan- lor ; pero un poco mas alta que el Cabo anterior y ^^^- menos pareja la tierra que la forma. Entre esta Pun- , ta , y el Cabo hay otra Cala mayor que nombran a a e o- ¿^ |^^ Moros , ambas con buenos fondeaderos para verano. Media Milla escasa al S. 43° E. de la Punta de las Cuebas Blancas está otra rasa igual distancia de la Iglesia al S. 62" O. desde la qual continúa la cos- ta igual distancia de media milla al E. y luego al S SE. I A milla ( en cuyo principio está un Rio de bellísima agua ) á formar el Saco del Puerto. La Costa del SO. de él principia en la Cala de Balía ^^ ^^^^^ ^"^ ^'^^^^ ^^^ millas escasas , al SO. 5° O. del Cabo Negrete , desde cuyos Puntos para dentro es lo que propiamente se puede llamar Puerto. Mas al E. media milla mediando una Punta Cala del rasa está la Cala del Aceyte , y como al ESE. ■^cey^^' I 1. millas , la Punta de la Fuente. Desde esta si- 1 unta c a ^^^^ j^ Costa igual distancia , y al mismo rumbo ti- rando luego para el N. á formar el Saco del Puerto. ^'^í"rp^^"~ Este en verano es bueno para qualesquier nil- t'^S ^ A^r' ^^'"o y porte de Navios , porque pueden elegir el nio. fondo , y sitio que acomode ; pero en invierno á causa de los vientos del N. y NO. que son conti- nuos , y la crecida Mar de esta parte , no es acomo- dado sino para buques menores , que pueden entrar todo lo que les permita el fondo , cuyo tenedero es excelente. T, j La entrada en este Puerto de San Antonio no Jintrada en . . . , i. ^ j ^1^ tiene mconveniente alguno , pues no hay a que dar resguardo sino á lo visible. Véngase de la parte del N. d de la del O. y parte setentrional de las Ble- das y Conejeras ( de que se tratará adelante ) no hay sino dirigirse á la mediania de la boca del Puerto , pues quando se enfxlan el Cabo Negrete, DE LA ISLA DE IVlZA» 169 y el Nono se hallaran 20 brazas de fondo. Desde esta enñlacion se irá para dentro hasta las 6 ú 8 que se dexará caer el ancla justamente en un Pun- to que demorará la Iglesia como al E N E. Débese estar amarrados N E. S O. dando á esta parte el Ayuste. Las embarcaciones medianas y chicas pueden Como se Je- entrar bien adentro y amarrarse con anclas á fuera, ve amarrar, y cabos en tierra. La Punta de Chinchó es de mediana altura , ro- Punta d« xa y cortada á pique. Termina la Cala de la Balsa ^^'"^ho. á su parte del O. Al O. i°S. una milla escasa de la Punta de Chin- Punta y Tor- cho está la de Robira , que es rasa y saliente , y ""c ¿e llobi- cerca de ella y en alguna elevación está la Torre ^^* del mismo nombre. Entre estas dos Puntas hace la Costa una regular Ensenada , y próxima á la prime- ra otra punta menos saliente. Al N. 13° E. de la Punta de Robira distante Islotillo del como 2 cables está un Islotillo pequeño que nom- Pajar. bran el Pajar , es limpio y acantilado. Dicha Punta de Robira y el Pico, ó Cabo de Nono forman el abra exterior del Puerto de San Antonio , cubriéndole en parte toda la extensión de la Isla nombrada Conejera grande. Tres quartos de milla de la Punta de Robira al PuntadcPie- S. 39*^0. se halla la Punta de Piedras de Costa de dras. mediana altura en su elevación y saliente al pie. Dos millas al S. de la Punta de Piedras está Cala Molí. Cala Molí : es chica y desabrigada , y solo sirve de cargador de leña en los buenos tiempos. Al S. ^ SO. de la misma Punta 3 i millas está ^^j^ pade- Cala Padella. Es estrecha su boca , se interna al E. ]¿ y después al SE. con fondo de 10 á 6 brazas de buen tenedero , tiene abrigo para todos vientos y es acomodada para buques de porte regular. lyo DERROTERO Al S. 3''E. de Cala Padella 3 \ millas de distan- cia está el Cabo del Jueu ya descrito. El Mataret, ^n este ultimo tránsito se halla el Baxo del Ma- baxo. taret como media milla al N. i^ N O. de dicho Ca- bo , el qual es de mucho cuidado para los que pa- sen entre el Cabo y la Isla Bedernell , pues tenien- do doce pies de fondo no rompe en él la mar si- no es quando la hay crecida, la Bota, ba- Hállase también la Bota que es otro baxo que xo. siempre vela , y por la misma razón á poca mar que haya se vé á mucha distancia su rompiente. Es de alguna extensión , y esta al N. } N O. de lo mas oriental del Bedrá milla y media de distancia. Resta solo que describir las Islas Conejeras y las Bledas. Aquellas son tres con los nombres de Co- nejera grande , del Bosque y del Esparto. Conejera La Conejera grande es una Isla de mediana al- grande. tura , regularmente pareja , y tendida quasi de N S. la distancia de i ^ milla. Forma Ensenada en su par- te áú. E. y en la Punta del S E. : á su abrigo hay un regular fondeadero : lo mas setentrional de esta Isla está 4 millas y tercio al S. 61** O. del Cabo de No- no , y lo mas occidental 9 millas al N. 2"^ E. de lo mas oriental del Bedrá. Isla del Eos- Entre la Conejera grande y la Punta de Pie- que. dras en la Isla de Iviza se halla la Isla del Bosque tendida quasi de N O. S E. el espacio de media mi- lla escasa. Es regularmente alta y acantilada por to- das partes con dos pedruscos elevados en su extre- mo del N O. Isla del Es- Como al S S O. de lo mas meridional de la Co- parlo, nejera grande una milla larga está lo mas oriental de la Isla del Esparto , cuyo extremo occidental está 6 \ millas largas del Pico superior del Bedrá. Está tendida la Isla quasi de E O. el espacio de •J de milla , y es mas alta que las otras dos. DE LA ISLA DE IVIZA. I7I Próximo á su extremo oriental hay un Islote Islote yPuer- de mediana altura nombrado el Estácio : entre el ^^^ ^'^ ^"•^- qual y una Ensenada que forma la Isla en dicho ^^°' extremo hay un Puertecito con 5 brazas de fondo del mismo nombre que el Islote , el c]ual es acomo- dado para embarcaciones de mediano porte , aten- diendo solo , así á la entrada como á la salida , si fuere por la Boca del S. á una restinguilla que ar- roja la Punta del SE. de la Isla. Estas tres Islas Conejeras aunque de alguna magnitud , en particular la mayor , están deshabita- das y solo esta tíltima sirve para el ganado de los moradores del Quarton próximo de Iviza , aunque expuesto á la codicia de los corsarios. Como 2 I millas al OSO. de la Conejera gran- Islas Bledas. de están cinco Isletas de varios nombres , y en con- junto con el de las Bledas. Comprehende como i -i. milla de N S. aunque algo mas orientales las de los extremos que las del centro. Las dos Isletas mas setentrionales que nombran Islas Réden- las Redondas están enfiladas con igual punto de ^^5- la Conejera grande N. 6y'^ 30' E. y al contrario y con el Cabo de Nono N. 65° E. 7 millas la mas próxima. Distan entre sí como 3 cables y son acan- tiladas. Al S S O. de la mas meridional de las redondas Bleda plana, separada por un Canal con arrecife descontinuado está la Bleda plana que es una Isla de la misma altura que las Redondas ; pero mas larga y proyec- tada en el mismo rumbo. A muy corta distancia al S O. de esta Isla hay dos Islotillos y á su conti- nuación un arrecife de un cable de largo. También al S SE. de su medianía á igual distancia hay dos baxos quasi unidos que velan. Como ~ de milla al S. 17° E. de la Bleda plana pj^.j^ ^^_ está la Bleda mayor , que es otra Isla redonda de ^ 01. lyl DERROTERO alguna mas elevación y limpia , y al mismo rum- bo de esta se halla la mas meridional de las Ble- das , que es una Isleta de alguna altura partida en dos , de las quales la mas N. es de la hechura de un La Gorra Is- gorro , motivo tal vez porque la conocen con el la. nombre de la Gorra. Todas estas Islas son limpias y solo hay que dar resguardo á lo advertido y visible. El paso que hay entre la Punta de Piedras y ^ . , la Isla del Bosque le cierra un arrecife desconti- Canales de , i i j i • !_• Coneieras v ^"'^^^ 4"^ ^^^^ ^^ dexa para embarcaciones chicas Bledas. ^^ remos : le hay para embarcaciones menores , y con mucha práctica por el de entre la Isla del Bosque y la Conejera grande ; pero entre estas dos y la Isla del Esparto , y entre esta , la Conejera y las Bledas hay paso para armadas. También hay paso para qualesquier Vagel en- tre las dos islas redondas de las Bledas , entre la Ble- da plana y la mayor , y por entre esta y la Gorra. DERROTERO DE LA ISLA FORMENTERA. La Isla de Formentera se halla al S. de la de Iviza separada la distancia mas corta como de 2 f millas , cuya separación interrumpida de Islas nom- bran los Freos. Dicha Isla es de mediana altura , pareja y de figura muy irregular. Su mayor extensión de E O. es de 8 millas escasas , é igual de N. á S. incluyén- dose los Trocados y Punta del Espalmador. Está comprehendida entre los Paralelos de 38*^ 40' 30'' de Latitud en que está la Punta de la Anguila , y 38** 48' 2^" en que se halla la Isleta y Punta de los Puercos. Su Longitud al oriente de dicho Observa- torio Real de Cádiz , es entre f 35' 27" y 7"" 45' 45'' DE LA ISLA FORMENTERA. I73 correspondientes á la Punta de la Gavina y á la mas oriental de la Mola. Sus Cabos y Puntas principales son la Punta del Espalmador , la Punta Prima , la Mola , que es toda la parte oriental de la Isla , Punta de la An- guila , Cabo Berbería y Punta de la Gavina : en- tre los que hay otros menos salientes. De unos y otros puntos seguirá la descripción con el mismo orden, así como de las Calas, Ensenadas, Isletas, &c. La Punta del Espalmador es de mediana altura, „ , ,t~ / 1 ^ -^ ^ A r , Punta del hs- pareja , roxa y cortada a pique : próxima esta la paimajo,.. Torre del mismo nombre. Al N. y N. t N E. de la Punta y Torre del Es- palmador , distancia de | de millas , sigue la Costa baxa , quebrada con varias entradas , y en una de ellas una Isleta rasa , otra hay en el extremo del terreno citado , á que nombran la Isla de los I^-a y Prnta Puercos , y el mismo tiene la Punta. Este es el ex- ^^ '^'^ l'ucr- tremo mas seteniriunal de la Isla de Formentera , y ^°^' el que con la Punta de las Portas íorma los Freos ó Canales que hay para pasar por entre ambas Islas, o' para ir de occidente al Puerto de Iviza. Desde la Punta de los Puercos gira la Costa co- mo media milla al ESE. y después al S. una mi- lla larga toda baxa , amogotada , hasta un Canal que une el Mar de esta parte, con la del O. cuyo paso que solo es para barcos pescadores , y en cal- ma nombran los Trocados. Troccdos. Al N, 6y^ E. de la Punta del Espalmador 2 mi- Isla Espar- llas largas , está lo nías N. de la Isla Espardell , y ^^^^• al E. 3" N. lo mas S. Su centro mirado desde el Castillo de Iviza , demora al S. 16" E. Esta Isla es de mediana altura , pareja , y en su extremo del SE. una pequeña parte está dividida por un corto Arrecife. En la del N. tiene pegado un pequeño Islote. 1/4 DERROTERO Fondeadero A SU parte del O. hay un bello fondeadero de de Espar- i r brazas de fondo , nombrado la Estancia , acó- modado para todos tiempos. El mejor sirio es te- niendo descubierta la Punta de la Mola en Formen- tera por la parte del S. de la Isla Espardell , y por la del N. la Isla de Tagomago. Una milla al O. de la medianía de la Isla de Espardell , y media milla escasa de la Costa orien- tal de la Punta del Espalmador hay un Baxo con 3 i brazas de fondo piedra , que debe causar cui- dado á toda embarcación de algún' porte , pues es de alguna extensión y acantilado , tanto que á pi- que de él hay 1 1 brazas hacia Espardell , y 9 ha- cia la Costa. Hállase como al S E. 4 S. de la Torre de las Portas , y al ENE. de la del Espalmador ; pero como estas marcaciones fueron hechas desde el Bo- te , cuyo movimiento no permitía la mayor seguri- dad , se atenderá primero siempre que el tiempo esté claro , así para evitarle como para reconocer- le á las dos enlilaciones con que los pescadores lo buscan , que son la Isla del Bedrá vista por el freo que forman la Isleta de los Puercos con la Punta del mismo nombre ; y la Iglesia de Formentera , un poco abierta á la parte del O. de un Montezuelo que está al S. de los Trocados. Al S. 0,^"^ E. de estos distancia de 2 millas , es- tá la Punta Prima , que es saliente , rasa , negra y acantilada. A su parte del O. y con la Costa que desde los Trocados sigue al S. y S. -^ SE. hay una grande Ensenada , en cuyo fondo al abrigo de al- gunas piedras separadas de la Costa entre varias CalaPuyoIs. Caletas está la de Puyols , que aun siendo la mejor solo sirve para abrigo del Falucho Correo. Dos ca- bles al N O. de esta Cala , hay un baxo en el que siempre rompe la Mar. DE LA ISLA FORMENTERA. I75 Desde la Punta Prima sigue la Costa elevando- Punta del se y escarpada al SSE. como media milla , hasta Carnache y otra Punta alta , poco saliente , y cortada á pique, Torre de á la qual nombran la Punta del Carnache , sobre la "''^^ ^''' qual hay una Torre que nombran de Punta Prima. Al S. 6-/'' i E. de esta Torre distancia de 3 f millas está la Punta á^l N O. de la Mola. A la parte del O. de esta Punta con la vista que sigue al SE. desde la del Carnache se forma una gran Ensenada , y al fondo de ella , esto es , como | de milla al SSO. de la Punta de la Mola , una Caleta que nombran de San Agustín. A esta grande Ensc- Cala de San nada ( que toda es baxa la Costa que la form.a des- Agustín. de la Cala para el O. ) nombran la Playa del N. Playa delN. La Caleta solo es cómoda para barcos pescadores, bien que en toda esta Ensenada , y en la que hay entre la Punta Prima y los Trocados con buenos tiempos siempre que urge se puede fondear , pues todo es de buen Tenedero y bastante fondo , te- niendo solo que dar resguardo á lo visible. Desde la Punta del N. de la Mola sigue dicha altura con el mismo nombre al E. media milla : al S^, tres quartos de milla ; y una y media al S. has- ta lo mas oriental meridional de donde continua dos millas al O. hasta lo mas meridional y occi- dental de la Mola en que principia la Tierra baxa, formando una grande Ensenada que nombran la Pía- píava de ya de medio-dia. medio dia. Esta con la Costa del N. que forma la Playa de este nombre se unen de modo , que solo hay de una á otra Costa la distancia de una milla , de cuya an- gostura que es lo mas baxo de toda la Isla de For- mentera para el E. es lo mas alto de ella y á que en general dan el nombre de la Mola siendo toda ella escarpada , y representando la misma ñ- gura desde qualesquiera parte que se vea defuera. 1/6 DERROTERO McJIo de Media milla al N. 32° 35' O. de la Punta merí- que uso para ¿lonal occidental de la Mola en el principio de la unir o suie- t: j - r>i j i j- j- i- ^ j i tar una isla -t<nsenada o rlaya del medio-dia , fue en donde se respeto á la observo la Latitud de 38^41' 35'' , y habiéndose otra. demarcado desde el mismo sitio entre otros puntos, la Isla del Bedrá y el Castillo de Iviza sirvió de Base para la situación respectiva de ambas Islas la diferencia en Latitud entre dicho Castillo , y el lugar de la observación. ^ Punta de la Como 4 i millas al O. J; S. del citado extremo Anguila. occidental meridional de la Mola está la Punta de la Anguila , que es de mediana elevación , pareja, y cortada á pique. De ella como ai N E. una milla Torr^deCa- ^^^S^ > ^^ ^^ tierra alta y quebrada hasta la Torre talanes. ^^ ^^s Catalanes , y de esta continua baxa la Cos:a al E NE. á formar la yá nombrada Playa d Ense- nada de medio-dia. Esta Playa arroja un Placer , el que principian- do en la Punta occidental de la Mola , se vá sepa- rando de tal manera , que tanto abante con la Tor- re de los Catalanes , lo está yá de la Costa como i f milla , con fondo no muy bueno de solas 6 brazas en su veril. Desde la Torre de los Catalanes hacia la Punta de la Anguila , yá es limpio y acantilado el fondo , pues hay 10 brazas cerca de tierra. Placer de t6 Quatro leguas al S. de la medianía de Formen- brazas al S. tera , según informe del Pescador Vicente Balverde, de Formen- principia un Placer con alguna extensión de E O. tera. y bastante de N S. tanta que desde este ultimo ex- tremo parecen en el orizonte las mayores alturas de Formentera , y todo lo demás anegado. Dicho Pla- cer es de 16 brazas , nada temible por esta razón; pero sí por la mucha mar que se forma en él con vientos duros. Desde la Punta de la Anguila sigue la Costa al- ta y escarpada al NO. ^^ N. milla y media , hasta DE LA ISLA DE FORMENTERA, I// la Torre del Garovaret , y desde esta al N N O. \- Torre de de milla hasta el Cabo de Berbería , que es igual- Garovaret. mente alto y escarpado que lo demás de la Costa, CaboBerbe- á la qual en general desde la Punta de la Anguila, dan los navegantes el nombre de Cabo de Berbería. Desde este continda la Costa menos alta , pare- p^j^^ r ? ja y cortada á pique i ^ milla al N. i*' O. hasta la Saona. Punta de Cala Saona , que es baxa , pareja y sa- liente. Tres quartos de milla de esta Punta al N. 2° E. Torre y Fun- esta la Torre de la Gavina , y la Punta del mismo ^^ ^^^^ ^*' nombre , la qual es rasa , saliente y desciende des- ^'"^* de la altura en que se halla la Torre. Las dos Puntas anteriores forman la boca de Ca- Cala Saona. la Saona , que se interna al E. como media milla con buen fondo de 5 á 6 brazas , y cómoda para ancladero en caso necesario ; pues por lo demás está abierta á los vientos del SO. al N O. de los que regularmente siempre hay mar. Media milla al N. 31*^ E. de la Torre de la Ga- Punta de la vina está la Punta de la Pedrera , que es baxa y sa- Pedrera. liente formando la Costa una poca de Ensenada al O. Igual distancia al E. de la Punta de la Pedrera Cala é Isla se halla la Cala é Isla de Sabina. En el principio de de la Sabina. esta distancia , que toda es tierra baxa , está la bo- ca de una grande Laguna , por la que no pueden Lagaña, pasar sino botes y con algún trabajo ; pero ya den- tro es navegable aun para Lanchas. La Cala de la Sabina solo es apropdsito para la misma especie de embarcaciones que logran el abri- go de la citada Isleta. Desde la Cala de la Sabina sigue la Costa baxa alENE. y NE. como una milla escasa hasta el cargador de las Salinas de San Luis. Estas Salinas Salinas de S. se forman de otra Laguna aparentemente incomu- Luis. M 178 DERROTERO nlcable ni con la anterior , ni con el mar : es tan grande que comprehende quasi todo el espacio que hay desde el Cargador á la Cala de la Sa- bina. Desde el Cargador de las Salinas ( quedando por íuera tres Isletas rasas tendidas de EO. y de N. al S. unas con otras ) se va uniendo la Costa baxa y amogotada de esta parte del O. de la Isla con la del E. de modo que quasi se unen , y un arrecife es el que solo dexa descontinuada esta parte con la del N. que sigue á los Trocados. Pasado este arrecife vuelve á seguir para el N. la Costa baxa y quebrada hasta los Trocados , de que yá se hizo mención quando se describió la parte oriental. Desde los Trocados gira la Costa occidental del terreno en que está la Torre del Espalmador ( que es Islado por causa de aquellos) al N. á iormar una Ensenada con la tierra que sale al S. de aquella Tor- re , á la que nombran el Puerto del Espalmador, "^"^^^ip^^r ^y"^^ ^ íormarle una Isla del mismo nombre que ^ d ^^^ ' ^^^^ ^^ través con los Trocados tendida de N. á S. con rompiente á su parte del N. otra á la del E. y otra mas distante al OSO. Dicho Puerto del Espalmador solo es bueno pa- ra embarcaciones menores por tener 4 brazas de fondo , por las rompientes dichas , por estrechar del N. el Canal que hay entre ella , y la Punta del S. de la Torre del Espalmador , de que sale al S. otra rompiente , y porque de través con dicha Pun- ta á la parte del O. distancia de 1 i cable está otra Isla Gastavi. Isleta nombrada de Gastavi con arrecife al E. por cuyo Canal , que también es de 4 brazas de fondo, es regular dirigirse al fondeadero del Espalmador. Aquí se deben amarrar á la parte del E. de la Isla con cabos á ella y fierros al E. DE LA ISLA DE FORMENTERA. I79 A Oriente de la Torre del Espalmador un tiro de fusil hay una Laguna de agua salada , que no maniíiesta comunicación con el mar. Concluida la descripción de las dos Islas , resta solo la de los Freos. DESCRIPCIÓN DE LOS FREOS. i^ueda advertido que los Freos se forman en- p tre la Punta y Torre de las Portas, que es lo mas me- ridional de la Isla de Iviza , y desde la Torre del Espalmador á la Punta é Isleta de los Puercos , que es lo setentrional de Formentera. Dan este nombre de Freos á tres Canales que en dicho espacio for- man la Isla de los Ahorcados , y la Isla Chica o' Re- donda. Esta es pequeña y partida en dos , y aquella ^^J^ ^^ ^°^ es de mediana altura , pareja , comprehendiendo el j '^^r^ d°n_ espacio de a de milla de N. 9''38'0. y al contrario, jg. Además de estas dos Islas hay otras dos que , , ^^ nombran Negras , con la distmcion de chica y ° grande. Lo mas meridional de esta está al O. 7" S. de igual punto de la de los Ahorcados , y distan- te ^ de milla. La Isla chica está un cable al N N O. de la grande. Ambas son rasas y menos altas que la de los Ahorcados. El Canal que hay entre la Isla que forma la p^^^ chico. Punta de las Portas y la Isla redonda nom'>ran el Freo chico , que solo es transitable para barcos pes- cadores por un arrecife descontinuado que le cierra. El Canal que ofrece la Isla Redonda , y la par- te setentrional de la de los Ahorcados , nombran el Freo del medio. Este permite paso para embar- caciones de mediano porte ; pues aunque tiene me- J^^ «-' ^ - dia milla de ancho de N. 13° O. y al contrario, so- lo hay 4 brazas de fondo en muy corto espacio de M2 1 8o DERROTERO SU medianía , desde la qual disminuye con propor- ción hacia los punios que forman dicho Canal , por lo que para pasarle después de proporcionar su me- dianía , se procurará continuando al E. evitar la cercanía de la parre oriental de la Isla Redonda , á causa de un arrecife de i | brazas de fondo pie- dra , que arroja al E. la distancia de cable ) medio. BaxoIaBar- Débese también atender viniendo de Occidente queta. á entrar por este freo á un baxo que nombran la Barquera, en el que rompe la mar por poca que ha- ya. Está al S. 26° O. de la Torre de las Portas , y al OSO. I de milla de la citada Isla Redonda. Freo Gran- ]g] pj-eo grande o mayor Canal lo forman los "®* ext^remos meridionales de la Isla de los Ahorcados, y de la Isla grande Negra con las tierras que des- de la Punta o Torre del Espalmador siguen al N. hasta la Punta é Isla de los Puercos. Este Canal corre S S E. 4 S. y al contrario , el espacio de una Canales de milla con fondo de 9 brazas por su medianía , el estas Islas, q^g disminuye en proporción para Tormentera has- ta 6 brazas á un cable de la Costa , hasta 4 brazas á igual disrancia de la Isla de los Ahorcados , pero aumentan hasta 13 a medio cable de la Isla Negra. Entre las dos Islas de este nombre , y entre estas y la de los Ahorcados no hay paso sino para em- barcaciones menores , pues en parages hay solo 2 f brazas de fondo. Baxo de las j)^^ ^^^.^^^^5 ¿^ ^^1^2^ al O NO. de lo mas NE. ° ' de la Isla chica Negra está un baxo con una braza de fondo piedra , y el nombre del baxo de las Islas Negras entre él y la Isla hay 4 brazas de fondo. Aunque el Freo grande tiene las brazas dichas, pasando por él se ven claramente las piedras del fondo. i8i ENTRADA EN EL PUERTO DE IVIZA. 5i se fuere de occidente al Puerto de Iviza con Bagel de mucho porte se ha de pensar desde lue- go entrar precisamente por el Freo grande ; y así desde qualesquiera parte que se recale , yá sea so- bre el Bedrá , ó yá á la parte del O. de Formente- ra , se gobernará á la Torre del Espalmador , y te- niéndola al E. como milla y media , se tendrá abier- to todo el Freo , á cuya medianía se pondrá la proa haciendo el rumbo que convenga para promediarlo, pues no hay otro resguardo que dar sino á las cer- canías de la Punta del S S E. y SE. de la Isla de los Ahorcados por las 4 brazas de fondo que hay á un cable de dicha parte. Pasado el Freo se pondrá la proa al Castillo de Ivi- za, y á poco camino que se haga se irán percibiendo la Esponja , Malvines y Dados , que no se ven desde luego por estar proyectadas con tierras mas altas. Si el viento diere lugar se hará rumbo para de- xar los Dados por la banda de estribor, y la Espon- ja y Malvines por la de babor ; pero si fuese va- riable ó escaso para seguir al Puerto se atracará á unos y á otros quanto se quiera , y aun se pasará por la parte del O. de la Esponja y de los Malvi- nes, con sola la atención del Baxo que está y de ca- ble distante al N O. ~ O. del extremo setentrio- nal del mas al S. de los Malvines. En el primer caso , yá entre estos y los Dados, se gobernará hacia la medianía de la boca del Puer- to , dexando por estribor las Islas Grosa y Botafue- go , y por babor la Punta Ratyada y la Isla Negra que le está cerca á su parte del E. y estando por 7 ú 8 brazas de fondo, que es el mejor, se dexará caer Mi l82 ENTRADA EN EL TUERTO DE IVIZA. el ancla , procurando dar el mejor cable al S O. y acercarse mas á la Isla plana que á la Ciudad , para con los vientos duros de la parre del E. poder dar á ella el chicote de un cable , o de un calabrote. En invierno , en que regularmente soplan con fuerza los vientos del N.y Ñ O. se procurará engal- gar el ancla del NE. porque garran con facilidad. Si con embarcación chica se fuere al Puerto de Iviza habiendo recalado en el Bedrá , y convinie- ra por ser los vientos al N O. pasar por el freo del medio , se gobernará hacia la Isla de los Ahorca- dos hasta tener abierto el Ireo , que se dirigirá á su medianía , haciendo el rumbo que convenga para promediarlo , teniendo antes y después presente quanto queda dicho sobre él, y riesgos que hay que evitar. Rebasado este freo, se arreglarán á la instruc- ción que se dio para el anterior. Si con qualesquiera embarcación se fuere al Puerto de Iviza recalando en la parte del E. de la Isla , se gobernará á pasar entre la Punta del S. de la Isla Grosa , y el Dado grande , cuyo espacio ademas de ser de | de milla , es muy hondable y acantilados los puntos que le terminan. Tanto abante con la Punta delS. de la Isla Gro- sa se dirigirá á estarlo en igual punto de la del Bo- tafuego , que rebasada , se irá para el fondeadero. Debe evitarse el pasar entre los dos Dados á causa del Baxo que está entre ellos ; cuya situación se tendrá presente en el caso de entrar bordeando , y haber de rendir alguna vuelta en su inmediación. No debe emprenderse de noche la entrada en el Puerto de Iviza , sino es con mucha práctica , y en particular habiendo de pasar por los Freos. Muchos faltos del mayor conocimiento han creido la Torre del Espalmador por la de las Portas , y han ido á perderse en los Trocados d en sus inmediaciones. DESCRIPCIÓN '^' DE LA COSTA DE LAS ISLAS DE MALLORCA YCABRERA. QUE EXPLICA SU CARTA PARTICULAR. X-.a Isla de Mallorca es alta con montañas ele- vadísimas de su medianía para el N. , todas encade- nadas sin que dexe de tener grandes cañadas y pre- cipicios. La mas occidental de las montañas , y mas notable es ( por estar su cumbre algo apartada de las demás ) un pico elevado que se nombra en idio- ma del Pais el Puig de Galatzó. Mas á oriente si- gue el Puig del Fex , y á este otras montañas que son las mas altas de la Isla , que se nombran la Se- lla de Torrellas y el Puig Mayor. A estas conti- núan las Montañas de Tomir , Mortichy , Puig de nuestra Señora de Consolación ; pero no son de tan- ta altura. Desde la citada medianía de la Isla para el S. es el terreno menos elevado ; y aunque en él se ven algunas montañas separadas , como son el Puig de nuestra Señora de Ronda , el de Bon Air , el Bec de Farruch , el del Llodrá , la Montaña de San Salva- dor de Falaniche , y la de nuestra Señora de Con- solación , ofrecen á la vista un agradable aspecto por lo regular de su figura. Todas estas eminencias (y otras que no se nom- bran) que sirvieron de bases para formar la Isla con enftlaciones que se hicieron desde ellas , se ve- rán muy particularmente situadas en la carta de M4 184 DESCRIPCIÓN punto mayor en su verdadera posición , así para que esta dé á conocer el parage de la Isla á que se recale , como que conocido este se venga en cono- cimiento de aquellas , y así se evita de poner aquí las eníilaciones , pues la misma carta las ofrece. Es la Isla de íigura irregular próximamente proyectada de N£. al SO. Su mayor extensión , que quasi es deE O. tendrá 18 leguas de largo y 13 a 14 de ancho d de NS. Situación de E^tá comprehendida entre los paralelos de 39** la Isla. 15' 45'^ en que está el Cabo de las Salinas , y 39** 57' 1 5'^ en que se halla el de Formenton. Su Lon- gitud al oriente del Meridiano del Observatorio Real de Marina en Cádiz es entre 8° 39' 35'' y 9° 4' 40'' correspondientes á la Punta de la Rebasada, y el Cabo de Pera. Sus Bahías y ^^^ Bahías principales son la de Palma , Capital Puertos. de la Isla , la de Alcudia y la de Pollenza. Tiene algunos Puertos de poca consideración , como son Puerto de Paguera , Puerto Pi , Andrache , SoUer, Colon , Cala Longa y Puerto Perro. Sus Cabos y Sus Cabos y Puntas principales son Cabo Blan- Puntas prin- co , de Salinas , de Pera , de Farruch , del Pinar, cipales, Formenton , Punta de la Rebasada y Cala Ftgue- ra : entre las quales hay otros Cabos y Puntas me- nos salientes. De unos y otros se sigue la descrip- ción que ha parecido mas conforme á lo que se ha visto , como también de las Bahías , Puertos , Ca- las , Ensenadas , Islas , é Islotes adyacentes, BaTiía de Forman la Bahía de Palma el Cabo de Cala Fi- Palma. güera , y el Cabo Blanco que distan entre sí 4 f le- guas al E S E. 1° S. y al contrario. Para fondear en esta Bahía si se está en la Costa del N. esto es , en las inmediaciones al primer Ca- bo , no hay mas que reconocer la Costa del O. de la Bahía á la distancia qive se quisiere , pues toda es DE LAS ISLAS DE MALLORCA. 185 limpia , y hondable para ir íí dar vista al Castillo de San Carlos que está en una mediana altura ccr- Cast'üo v ca del mar , adonde desde él desciende la Punta Punta de Sa'a del mismo nombre. Tanto avante con esta se verá Carlos. la Cala de Puerto Pi , en donde si es con Fragata ó Puerto Pi. embarcación de menos porte se puede tondear en la- medianía de su boca con el ancla del Avuste de proa tendido al ESE. y situarse entre las Puntas que forman el Puertecito , am.arrándose en quatro á las piedras de una y otra parte de las orillas de él, quedando el cuerpo de la embarcación sobre i8 d 2.0 pies buen fondo , en donde se está abrigado en particular de las Mares. Para conocimiento de Puerto Pi , se notará en la Punta del S O. la Linterna que se enciende todas las noches á las animas , y en la del IS E. otra 1 or- re quadrada quasi de la misma hechura que la de la Linterna nombrada de los Pelayres. Sino se quiere entrar en Puerto Pi se seguirá t- j j en demanda de la Cuidad , hasta estar en Irente del paraNavios. Lazareto , donde con toda clase de buque podrá fondearse en lo , 8 y 6 I brazas , que será el menor fondo en que se esté con Navios , en cuyo punto quedará la Catedral al N E. -] E. y el Lazareto en- filado con el Castillo de Bclver al N. 69 O. Este Castillo de Castillo es de fábrica antigua con 1 orreones redon- Belver. dos , y está en la eminencia de una montañuela cu- bierta de pinos de agradable vista , y cerno una mi- lla del Mar. Desde el citado punto para el Lazareto es el Fondeadero fondeadero ordinario de Fragatas , Xabequts y de- ^ie Buques mas buques menores , pues por esta enlUacion del n^c^^of"- N. 69" O. se hallará un tondo bien aplacerado has- ta enñlar la Linterna con el canto del N. del Cas- tillo de San Carlos , que se estará como un cable de tierra , y en 4 i brazas todo de buen tenedero. jS6 descripcioi^ En esta distancia hasta la de un cumplido de Lan- cha de la riva disminuye con proporción el fon- do hasta 3 brazas. Entre Puerto Pi y el Lazareto hay una Caleta que nombran el Astillero antiguo. Existen la cer- ca , una casa grande con motivo de la disección de peces para el Gavinete de S. M. y en lo mas occi- dental de la cerca una casita pequeña , que corre enfilada con el Castillo de Belber al N O. {- N. y en esta enñlacion , esto es , al SE. ^í; S. la distancia Baxo del de un cable de tierra sale el Baxo del Cuervo Ma- Cuervo Ma- rino , en cuyo cantil de fuera solo hay 2 \ brazas rino. ^Q fondo , y menos para la parte de tierra , este Baxo es el tínico riesgo invisible que se halla en es- ios contornos. Modo de ^^ ^^ fondea en el Lazareto debe amarrarse NO. amarrarse. S E. porque el S O. mete mucha mar , y en tiempo de invierno reyna mucho. El viento S. mete tam- bién mar , pero reyna menos que el primero. Si es con embarcación chica puede irse al Mue- Muelle. j2^ ¿g 1^ Ciudad , y para executarlo no hay mas que seguir en demanda de esta hasta verle y dexán- dole por estribor se irá fondear dentro de él en la inteligencia que en la punta solo hay 3 brazas de fondo , el que disminuye mucho al paso que se va para dentro. Aunque en el tránsito desde el Cabo de Cala Figuera hasta la Ciudad de Palma , se ha dicho ser toda limpia y hondable , se tendrá cuidado con la Isla del Sec. Isla del Sec , que es chica , rasa , limpia y está 2 mi- llas al N. 2y^ £. del Cabo Cala Figuera , con paso entre ella , y la Costa , pues el menor fondo es de 10 brazas. Isla Den Sa- Quatro millas al NNE. del citado Cabo está la Isla las. Den Salas , que es alta y limpia por su parte de fue- ra, pero por la tierra no hay paso sino para Faluclios. DE LAS ISLAS DE MALLORCA. 187 A esta Isla sigue una grande Ensenada nombra- La Porrosa. da la Porrosa , buena para todos los vientos menos ios del SE. al S. con los que es muy peligrosa. En Ja Punta del N E. de esta Ensenada hay tres Isletas pegadas á tierra , y sin paso entre ellas y la Costa. Se nombran las Illetas : la de mas al S. y mas gran- Las ¡lletas, de tiene una Torre , y todas son limpias por su par- te de fuera. Si se estuviere sobre Cabo Blanco , que es de Cabo Blan- mediana altura , tajado á pique , de color blanco, co. con una Torre encima , y se quisiere ir al fondea- dero de Palma , puede irse en demanda de él , en in- teligencia de que dicho Cabo es hondable , y toda la Costa que sigue , y por conseqüencia se puede atracar por todas partes sin rezelo. Desde el Cabo Blanco al de Regana que es un Cabo Rega- poco saliente y de color rojo , sigue la Costa de la na. misma altura : luego declina algo hasta el de En- q^^^ -p^^ derrocat , el que tiene otra Torre. Después sigue la derrof^at. Costa baxa con playa , y hondable hasta el Muelle de Palma. Toda la Bahía de Palma tiene un fondo de 30, 25 , 20 , &c. brazas arena , menos en las cercanías de los Cabos Regana y Enderrocat que es piedra. La marca para dar con esta es enfilar la Catedral con el Collado de Sollcr, que es el mayor que forman la cordillera de Montañas de que se ha hecho men- ción. Cuya advertencia solo sirve en el caso de ver- se obligados á fondear por algún accidente fuera del tenedero regular , que es el Puerto Pi y el Mue- lle , y el mas general enfrente del Lazareto. Cabo de Cala Figuera es mucho mas baxo que Cabo de Car el Cabo Blanco ; pero también es limpio , y se pue- la Figuera. de atracar á el quanto se quisiere. En lo mas eleva- do del Cabo y próximo á él hay una Torre en la que con fogatas después de anochecido hacen seña- l88 DESCRIPCIÓN les de las embarcaciones que quedan á la vista. Cala Fl'^ue- Cerca á su parte del N. 7 E. está la Cala del mismo ra y Cala nombre que el Cabo y poco mas distante la de Por- Portals. tais. El Toro. Al NO. I O. de dicho Cabo distancia de I le- gua está una Isleta nombrada el Toro , la que es de mediana altura y redonda tan hondable por su parte de fuera , que con un Navio se puede pasar rascándola. Entre ella y la punta de su nombre á quien está próxima , hay tres Islotes , los dos pe- gados á la punta y el otro á la Isla , en cuyo freo mayor hay paso para embarcaciones que calen me- nos de 12 palmos. IsIaMal^rat. ^^ N- 3^° O. 2 millas de la Isla del Toro es- tá otra nombrada de Malgrat mucho mayor que aquellas , mas alta , escarpada y tendida de N E. SO. Entre ella y el punto mas inmediato de la Cos- Isla de los j-^ q^e q^ Cabo Negrete , por ser de color obscuro, c°h^'^°^N - ^^^^ ^^^*^ Cala menor nombrada de los Conejos, 2rete. entre las quales hay paso hondable aunque estre- cho ; pero entre esta Isla y Cabo Negrete solo le hay para Faluchos. Peñas Rot- Entre las Islas del Toro y Malgrat hace la S®.** Costa Ensenada al NE. Es hondable, alta , escar- pada y de color roxo las tierras que la forman , por lo que le nombran las Peñas Rorges. CaboAndrí- Media legua larga al NO.:; N. de la Isla de chol. Malgrat está Cabo Andrichol que es muy alto, tajado y de color roxo , aunque poblado de pinos su cumbre. Entre estos dos puntos hace la Costa grande Ensenada hacia al N E. con dos millas de Ensenada de g^^^ ^ ^ ^^ nombra de Santa Ponza porque al N. Ponza. " 4^° ^* ^ Imilla escasa de Cabo Negrete está la Ca- la de aquel nombre , internándose al E. como 3 cables , en cuya boca que es estrecha , hay tres bra- DE LAS ISLAS DE MALLORCA. 189 zas de fondo , que disminuye hasta terminar en 4 palmos , y por consiguiente no es cómoda sino pa- ra embarcaciones chicas , las que quedan abrigadas de todos vientos. La punta del S. de dicha Cala es alta y la del N. es baxa. Mas al N. de la Cala de Santa Ponza está el Castillo de Castillo dei mismo nombre , entre cuyos puntos se ^^^^^ Ponza puede fondear con qualesquiera embarcación como y-^""^"^^^- sea con los vientos desde el N O. por el N E. has- ta el S E. pero con los demás es peligroso el estar aunque el fondo es limpio , y se está en las brazas que se quiera. Dentro de esta gran Ensenada de Santa Ponza, Puerto de esto es , al N. 1^^ 30' O. 2 millas escasas de la Isla Paguera. de Malgrat y al N. 58" E. menos de una milla del Cabo Andrichol está el Puerto de Paguera que se interna hacia el N O. Su boca tendrá de ancho co- mo dos cables : es limpio hondable y capaz de con- tener de 15 á 20 embarcaciones de un porte regular, ias que se pueden amarrar en 4 y quedar abrigados de todos vientos , y en caso de necesidad podrá abrigar á un Navio de Guerra fondeando en 6 bra- zas , pues en la boca tiene de 8 á 10 todo arena. Su conocimiento es fácil , pues conocido Cabo Andri- chol se verá al rumbo y distancia citada una punta blanca de mediana altura , entre la qual y el íondo de la Ensenada está dicho Puerto. Los vientos mas dañosos en él son los del 2^ quadrante ; pero no es cosa la mar que meten. Como f legua al O. del Cabo Andrichol está el Cabo del Llamp , parecido á aquel por su al- Ca^jo ¿^i tura , color , tajado y poblado de arboleda su cum- Llamp. bre. Al N. 65'' O. del Cabo del LLimp otra media legui , está Ja Mola de Andrache que es un dbo Mola de An- menos alio que los anteriores $ pero mas cortado, drache. V, ipo DESCRIPCIÓN Puerto da Andrache. El Aguilet. Punta del Moro , Ca- bo Falcon y Cala Goz. Isla Drago- iiera. pues cae perpendicular al Mar con una Torre en- cima de su terreno el que es de color de piedra. En- tre esta Mola j el Cabo del Llamp , mediando una puntilla poco saliente , hay una Ensenada á donde con los vientos del primer quadrante van algunos barcos costeros á cargar de leña. Costeando la Mola de Andrache por su banda del N. se halla el Puerto del mismo nombre , cuya boca , como 3 cables de ancho tiene 7 brazas, y aunque capaz es poco cómodo para embarca- ciones grandes , pues disminuye de pronto el fon- do £5, 3fy2i, &c. No obstante puede ser- vir de abrigo á dos d tres buques de mediano porte, Y á otros muchos del chico. Su travesía es el O. y el SO. cuyos vientos meten mucha mar , y es pre- ciso con ellos atracarse á la Costa del N. todo lo posible y dar Cabo en tierra para estar algo mas res- guardado. Antes de llegar al Puerto se encuentra un Is- lote pegado á tierra que se nombra el Aguilet , sin embargo dexa paso para barcos chicos. Al N. 20° O. 2 millas de la Mola de Andrache está la Punta del Moro poco saliente , y pareja con lo demás de la Costa que es de mediana altura , y antes está Cabo Falcon menos saliente , al SE. del qual se halla Cala Goz que es nada notable. Al N. 48'' 30' O. distancia de 3 millas largas de la Mola de Andrache está la Punta del S O. de la Isla Dragonera. Esta Isla es bastante alta y está ten- dida de N E. S O. la distancia de dos millas escasas. En su punto superior tiene una Torre y otra mas baxa . Su parte del N. es tajada al Mar , y de ella para la del S. desciende con proporción hasta el mar. Entre esta Isla y la de Mallorca hay freo de f milla de ancho , en el qual hay dos Islas y unos Escollos. La mayor de las Islas y mas pegada DE LAS ISLAS DE MALLORCA. ipi á la de Mallorca es San Telmo , entre las qiiales Isla San Td- fondean embarcaciones que calen menos de 14 pal- ^^• mos y están abrigadas de todos los vientos menos de los del 3° quadrante que son travesías , cuyo fondeadero nombran el Puntaleo. Un tercio de ca- p;i p ^ 1 ble de la parte del N. de esta Isla sale de ella una fondeadero. restinga de piedras. La otra Isla que está en la medianía del Freo Isla Mitra- se nombra Mityana , es chica y limpia en todo su "3. contorno. Los Escollos son tres d mas Islotitos inmediatos Los Calafa- entre sí que nombran los Calafates ; están proxí- t^s. mos á la Dragonera , y el S. 20" O. de su extremo del N E. Quando se pase por el Freo es menester alejarse de los Calafates , porque en sus cercanías hay poco fondo , tínico cuidado que debe haber en este paso con toda suerte de embarcación , que será con viento hecho , porque de no , como las tierras son altas , suele haber calma ó variedad de vientos con algunas corrientes irregulares. Al N. de la Punta del Moro distancia ^ legua Punta de la está la de la Rebasada que es la tierra mas inme- Rebazada. diata á la Isla Dragonera , y por consiguiente la que forma y termina el Freo , es de tierra alta y limpia. Al N. 33^ E. de esta punta distancia i milla es- q^^^ q^q_ tá Cabo Groser , que es mas alto que las tierras an- ser. teriores , y cortado al Mar : pegado á él , tiene dos Escollos , que apenas salen del agua y son nada te- mibles por ser limpios. Dos millas al N. 50° E. del Cabo Groser está El Barran- una punta saliente que nombran el Barrancar , 2 - ^ar. millas de Cita al ENE. la Torre Evangélica que ^m"^^^^"' está en una altura regular del terreno. ^^ Con corta diferencia al mismo rumbo y distan- Cañada de cia de la Torre Evangélica está la Cañada de Es- Estellens. El Algar. Caballo Ber- nat. Banal Busa. Torre de Dea y de la Trinidad. Puerto de Soller. 192 DESCRIPCIÓN tellens , que es un Caleton con un pedrusco en su boca. Una y media milla de esta Cañada al N. 50'^ E. está el Algar que es una punta poco saliente con un Islotillo al N. Dos y media millas del Algar al N E. ^ E. es- tá la Punta del Caballo Bernat con Islote. Por la medianía se halla el Cabo Berger , y antes la Ca- la de Banal Busá , también con un Islotillo en su boca. Como 6 millas al N. 59*^ E. del Caballo Bernat está la Torre de Dea y al S. 40" O. de esta i | mi- llas la de la Trinidad entre cuyos puntos forma la Costa alguna Ensenada , y hay un Islote mas cer- ca de la primera. Tres y media millas al N. 40*^ E. de la Torre de Dea está la Punta del NO. y exterior del Puerto de Soller , en cuyo intermedio no hay cosa notable mas que tres pedruscos pegados á tierra media mi- lla al E. de la Torre y otro una y media milla an- tes de dicha Punta. Este Puerto de Soller dista 7 leguas de la Punta de rebasada : es difícil de conocer al que pase atra- cado á tierra por ser su boca estrecha de tierras al- tas con puntas que se proyectan ; pero no tanto que al que tenga alguna práctica no se le oculte la Tor- re del Aycate que está en el fondo del Puerto , por cima de un arenal que se dexa ver desde fuera , aun- que no todo por entre las Puntas de la boca , y por desatracado que se esté se verá al mismo tiempo so- bre la tierra alta al E. del Puerto una Iglesia , y mas al NE. una Torre con los nombres aquella de Santa Catalina y esta de Picada. Sería muy regular el Puerto de Soller si estu- viera orientado en otra posición , pues como se de- muestra en su plano tiene agua para toda clase de embarcación ; pero es tan crecida la Mar que en- DE lAS ISLAS DE MALLORCA. I93 tra con los vientos al N O. y N. que no hay punto en todo éi en que sobre sus amarras pueda estar seguro un Falucho por lo que en invierno es ab- solutamente impracticable. Con mucho cuidado y para pocos dias en verano , solo puede ser útil al que se vea en la absoluta necesidad de tomar Puer- to para remediarse de algún descalabro , y los au- xilios que necesite los tenga en sí , pues de tierra no tiene que esperar nada. En la parte del N. y E. y interior del Puerto, Ermita de S. está cerca de la Playa la Ermita de San Ramón de Ranzón. Pellafort , y de ella sale hasta la orilla un Muelle en donde dicen que el Santo puesto sobre su man- to milagrosamente atravesó á Barcelona por no conseguir licencia del Rey Don Jayme. Como 4 leguas al N N O. del Puerto de Soller, ^^^^° ^e So- señalan todas las Cartas un Placer de alguna exten- * sion tendido quasi del E NE. al OS O. y con mar- cas de peligroso. Pimentel solo le pone 12 á 13 pies de profundidad ; pero los navegantes de la Isla ig- noran este riesgo , y solo los pescadores de So- ller , dicen pescar sobre dicho placer con 40 á 80 brazas de cordel , sin haber notado jamas rompiente alguna , ni profundidad tan corta que la motive. Al N E. ~ E. A millas de la Torre Picada , que j^j^^^ como se dixo está sobre la Punta exterior y del N O. del Puerto Soller , está un Islote próximo á una punta saliente que nombran Morro de la Ga- q^|"° '^ * lera. Al mismo rumbo de la Torre Picada están la Xorre Pica- Torre Seca , la del Forat y la Punta de la Corda, da y Seca, Entre estos dos últimos puntos que distan entre sí Punta de la un quarto de milla hay un pequeño Calón. Corda. Al E. 1-5- de milla de la Punta de la Corda hay Cala Calo- un pequeño Islote , y al S S E. de él está á corta bra , Torre distancia la Cala de Calderé que aunque de buena l^^'-^a. N 194 DESCRIPCIÓN representación no tiene agua. En su parte del E. está Punta y Torre Baca. S\no\e del ^^^^^ millas al E N E. de la Punta de la Corda, Pi , el xMor- está otra nombrada Single del Pi , y antes , esto es á tcrtt. las 4 millas , está pegado á la Costa un Islote nom- brado el Morteret. Morro Lio- £n la medianía de este y el Pi hay dos Morros dr\'i2uera. ^^^^^^^^^ nombrados el primero de Llovera , y el segundo Corral de Figuera. Punta de Be- Al NE. i E. de Single del Pi dos y media mi- ca , runta ti^ .^ir» jt) i -h i del Tiñol. ^^^^ ^^ Punta de Beca , y de esta 2 i millas al E. :^ N E. se halla el Pá del Pinol , que es una Ca- la de poco uso. CastilioVie- Cerca de dos millas al mismo rumbo del Pinol jodePüUen- ^^^^ ^^ Castillo Viejo de Pollenza , o por mejor de- cir sus fragmentos sobre una piedra elevada , y qua- si inaccesible. E)esde este CastiJlo al Cabo de Cataluña hay cerca de ocho millas , al E. 14° N. en cuyo trán- sito se hallan las Puntas Topina , Galera , Fonta- nelas , Cobas Blancas , Cala San Vicente , Morro Vanas Pun- ¿g| Piñal , Cala Boca que está el pie de la Atalaya ^^ ^ ^ 'de Pollenza , Punta La Nao, Isla Colomer, y Pun- ta de las Saladas. Cabo Cata- El Cabo de Cataluña es algo saliente , y no tan luna. alto como las tierras de mas al O. pero también cortado á pique. A su parte del E. está Cala Fi- guera inútil , aunque con mucho saco por la mucha agua y mar que entra. Cabo For- Al ENE. 2 millas largas del Cabo Cataluña es- menton. |-£ qI q^\)q ¿q Formenton , que es lo mas seten- trional de la Isla , el qual es bastante saliente , de mediana altura , cortado á pique; y visto de 8 á 10 leguas de distancia parecen Islas las desigualdades de las tierras de que se forma. Entre estos dos illtimos Cabos hay una montaña DE LAS ISLAS DE MALLORCA. I95 que por los -| de su altura está taladrada de una parte á otra , de modo que se vé la luz , y la nom- bran Nefuradade. Desde el Cabo Grases hasta el Cabo Formen- Advcrten- ton , esto es , toda la parte setentrional de la Isla das en la de Mallorca es muy alta, cortada á pique y lím- Costa del N. pía ; pero es muy temible con los vientos al N. y N O. porque ademas de arbolarse una gruesa mar y tormentosa , suele suceder que atracándose mu- cho á ella , calma el viento por razón de ser tan altas las tierras , y la mar abate hacia á la Costa; por lo que , y no habiendo Puerto cómodo , todos se apartan quanto pueden de esta parte de la Isla, en la que aunque hay algunas pequeñas Calas y Playas , no son sino para barquitos costeros que con vientos á la tierra , van á cargar de los frutos que producen sus cercanías. , Tres millas al S O. J S. del Cabo Formenton py^ta En- asta la Punta Endosagua , y al O. y próximo á la desagua y su Punta la Cala del mismo nombre. Esta Punta y la Cala. Punta Negra , que está poco distante al N O. del Cabo del Pinar , son los que forman la abertura de la Bahía de Pollenza. Desde la Punta de Endosagua tira la Costa , ya dentro de dicha Bahía al O S O. "^ S. distancia 2 millas con algunas Caletas ( siendo la illtima la de p^pta ¿^ Enfaliu ) hasta la Punta del Viento , ó la Isla For- \'ieiito. mentera que le está próxnna. La Isla es alta y limpia; pero tan cerca de tierra isIaFormen- que no permite paso sino para barcos de pescar. ton. De la Punta del Viento á la del Castillo de Po- Punta de lienza hay otras dos millas , y en su medianía y Ampuioa. algo mas interior se halla la de Anipinoa. Toda la Costa desde la Punta del Castillo de Po- llenza hasta la de Endosagua es la parte setenirio- N2 196 DESCRIPCIÓN nal y exterior de la Bahía , pues por la interior de- be tenerse toda la Costa que desde el Castillo ó Punta tira al N O. O. y S. esto es , al recodo que hace el Puerto hacia la Playa de Boca , hacia la de la de la Gola , y hacia la de la Ciudad de Po- Henza. Bahía dePo- J-a Bahía de este nombre es buena para toda cía- lienza, se de embarcaciones , bien que si van muchos Na- vios los mas de ellos quedarán desabrigados al viento £ N E. y solo tres o quatro estarán abriga- _ , dos : pero embarcaciones de poca cala pueden abri- Ensenada. l^ ■ garse muchísimas. Punta yCas- Desde luego que se entre en la Bahía de Pollen- tillo de Po- 2a se verá al SO. salir de la Costa del N. una Pun- ^"^^* ta de mediana altura con batería , que es de la que se ha hablado , y sobre ella algo distante , está el Castillo de Pollenza sobre i;na eminencia , cuyo nombre tiene la Punta. A pic]ue de esta hay 4 bra- zas de fondo , y á poco que se separan de 7 á 9. Fondeadero. Si se fuere á fondear con Navios , será al O. de la Punta como 2 cables de distancia en 6 i1 8 brazas arena ; pero con fragata se executará en 4 lí 5 bra- zas , y si con otra embarcación mas chica se fon- deará mas alN. en 4 , 3 u 2 , con advertencia , que por las 4 brazas hay piedras sueltas y Nacars que son Mejillones grandes que cortan los cables con fa- cilidad , y se hace preciso aboyarlos. Modo de El viento S O. sopla con fuerza en esta Bahía amarrarse. y arma un marullo repetido que no permite á las Lanchas tender anclas , y por lo mismo es menes- ter precaverse con tiempo , y amarrarse NO. SE. para que trabajen las dos amarras. Siempre que se venga al fondeadero de Pollen- za con vientos N O. y N. frescos , es menester es- tar atentísimo á las fuertes fugadas que vienen de las montañas , capaces de desarbolar ó zozobrar ^ DE LAS ISLAS DE MALLORCA. I97 qualquiera embarcación , de cuyas funestas desgra- cias hay exemplares. Dos millas al S. A SO. del Castillo de Pollcnza Puerto de está una Ensenada que nombran Puerto Ollas , muy Ollas, buena para embarcaciones chicas que calen poca agua ó menos de tres brazas , que es el fondo que regularmente hay para estar abrigados : bien que el viento NO. N. y NE. no dexan de meter bastante marullo. En las cercanías de las dos Costas de esta Bahía hasta llegar al fondeadero hay lo á 12 brazas de fondo y por la Medianía de 47 á 20 todo , arena y cascajiílo. Como I f milla al E. -^ NE. de Ollas está la Punta y Cas- Punta y Castillo de Mantesa. En este intermedio tiJlodcMan- está la Ciudad de Alcudia , como media milla dis- resa, Ciudad tante de la Orilla del S. de la Bahía de Pollenza , y ^'^ Alcudia. como I de milla de la orilla del N. de la Bahía de su nombre. Una milla larga al E. -J NE. de la Punta de Punta Tava- Manresa está la de Tavarich , y algo menos distan- rlch. te y mas al N. Punta Grosa. En este intermedio y PuntaGrosa. próximo al mar están sobre un monte , y un pico muy elevado una Ermita , y una Atalaya con el j^^^.^^7^ í^* nombre de nuestra Señora de la Victoria. * ictona. De Punta Grosa sigue la Costa del S. de la Ba- hía de Pollenza al NE. -^ N. distancia 2 j millas á la Punta Negra ( precediéndola otra inmediata y saliente del rumbo citado ) que como se dixo, formaba con la de Endosagua la boca exterior de la Bahía. El Cabo del Pinar está como se ha dicho poco Cabo del Pí- distante al SE. de la Punta Negra : es mas alta que nar. el Cabo Formenton ; pero no tan tajado á pique, algo poblado de pinos su cumbre , y lo demás de color rojo. Cabo norca. Me- 198 DESCRlrCION De este , haciendo alguna Ensenada la Costa Punta de Torents. Isla Alcaná. Torre Ma- yor y su Punta. Bahía de Alcudia. Su Entrada. al S. 7 S O. dos millas escasas está el Cabo Menor- ca , mas alto que el del Pinar , mas puntiagudo, color obscuro , pelado y cortado á pique desde la mitad de su altura , y la otra mitad poblado de ár- boles. Este Cabo es el principio de la Bahía de Alcu- dia por su parte del N. y de la del S. lo es el Ca- bo Farruch que distan entre sí 6 | millas al S E. t S. y al contrario. ♦" Media legua escasa al S O. del Cabo Menorca está la Punta de Torrents que es baxa , poco salien- te , y nace de unas montañas menos altas que el Cabo anterior. Media milla de la Punta de Torrents al S. 43° O. está la Isla Alcaná , que es rasa , pró- xima á la Costa y sin paso por parte de tierra , d del N. : por la átl S. y E. á distancia de i J cable arroja un placer de arena y piedra , con poco fon- do , pues en su extremo solo tiene 3 brazas , por lo que no conviene atracarse á ella á menos de dos cables. Al O. una milla larga de la Isla Alcaná está la Torre mayor que tiene Artillería , y está sobre un montecito del que desciende corta distancia una Punta de mediana altura , en cuyo extremo hay una batería arruinada. Toda la Costa desde esta Punta de la Torre Mayor , hasta el Cabo de Menorca es la parte se- tentrional , y exterior de la Bahía de Alcudia , pues por la interior debe tomarse toda la parte de Cos- ta que desde dicha Punta tira al N N O. N O. O. S O. hasta los Pons que es la Boca de una Al- bufera , d Laguna de bastante extensión , que es- tá detrás de la Playa que forma el Saco de la Ba- hía. Para dirigirse al fondeadero de esta Bahía si es DE LAS ISLAS DE MALLORCA. I99 con Navio , conocida la Isla de Alcaná , Torre Ma- yor y su Punta , se dirigirá á dar fondo por la me- Jq Fondca- dianía de esta y aquella , á distancia de 3 á 4 ca- dcro. bles de tierra en 6 lí 8 brazas cascajillo. Si fuere con Fragata podrá executarse enfrente de la Tor- re , d N S. con ella en 5 u 6 brazas la misma cali- dad con manchones de alga , amarrándose N O. SE. y si es con embarcación chica , entre la Torre Modo de y una casita con su Muelle , que está mas al N. amarrarse, en la Playa , sobre 2 u 3 brazas con el cuidado de que poco mas dentro á la Ensenada falta de gol- pe el fondo , y es de una braza que disminuye hasta un palmo. Dentro de esta Ensenada y como J de milla de la Riva está como queda dicho la Ciudad de Al- cildia , de la que solo se descubre la Iglesia Mayor, y lo mas alto de algunos otros edificios. Esta Bahía aunque mas descubierta de los vien-» tos al NE. yE. que meten alguna marejada, es me- jor que la de Pollenza , por ser su tenedero mas limpio, y ser menos ventosa , por consiguiente mas fácil de coger con los vientos del NO. y N. sin el riesgo de tanta fugada , aunque hay algunas des- de el Cabo Pinar hasta la Isla Alcaná que merecen el debido cuidado. La Costa del S. de la Bahía de Alcudia , que es baxa , sigue desde los Pons circulando al S E. has- ta una Punta que nombran el Pi de la Entrada , en cuyo intermedio está la Isla de los Porros , que es chica y rasa. Toda la Bahía es limpia , pues desde Cabo Far- ruch hasta el fondeadero de Alcudia á un cumpli- do de cable hay de 4 á 5 brazas de fondo , y á po- co que se separen de ella crece á 10, 15,20,25,30. Del dicho Pi tira la Costa al N E. ^ E. distan- cia 2 i millas hasta Cala Mata , que está ai N E, N4 200 DESCRIPCIÓN de una Punta poco saliente : de esta dos millas al NNE. está una Punta próxima al Cabo Farruch. Este Cabo no es muy alto el Punto que baña el Mar ; pero á corta distancia va elevándose el terre- no hasta terminar en una montaña tendida de E O. con una gran llanura en su cumbre , y inmediato á ella hay otras montañas ; pero menos altas y mas redondas. Después de estas , siguiendo para dentro de la Bahía , todo es tierra baxa , y aunque hay al- gunas montañas á la orilla del Mar. Atalaya de Como una milla al E S E. del Cabo Farruch en Son Morey. ^^^ frontón de tierra saliente y sobre su eminencia, Punta de ^^^^ ^^ Atalaya de Son Morey , y i i milla al ESE. Fon Salada, de esta la Punta de Fon Salada. Torre de Tres quartos de milla de Fon Salada está la Faiconcra. punta de la Torre de Falconera , que es de me- diana altura aunque nace de tierra alta y poco saliente , tajada á pique , y con una Torre encima. Al N. 15 i E. distancia 2 á 3 cables de dicha Punta Farallón de está un Farallón nombrado de Lubarca , el qual es Lubarca. ^^j^ Islote pelado , menos alto que la Punta , limpio y se puede pasar hasta por su parte de tierra , pues hay de 10 á 12 brazas de fondo. Cabo del Al ES E. distancia 2 i millas de la Punta de Frcu. Falconera está el Cabo del Freu , que nace de lo interior del terreno, alto y vá disminuyendo con irregularidad. Antes de llegar al extremo hace un Collado quasi quadrado , que visto de algima dis- tancia parece Isla el Risco del Cabo que es de color obscuro y limpio : si se mira por su parte del S E. se verá una grande Caberna , no en el mismo Cabo , sino en la tierra mas alta después del Colla- do : efectos de la Mar que batiendo en ella ha lle- gado quasi á taladrar. Por la parte de tierra del Atalaya de Collado en lo mas eminente está la Atalaya de Son SonYaumeJ. Yaumel. DE LAS ISLAS DE MALLORCA. 20I Entre la Punta de la Falconera y el Cabo del Fondeadero Fren está la Punta de Buch , y entre esta y la Fal- ^*^ Marioc, conera se halla el fondeadero de Marsoc , donde se puede estar con los vientos desde el S E. por el S. hasta el NO. pero desde el N O. al E, se está ente- ramente desabrigado , y es preciso luego que apun- ten dar la vela sin pérdida de tiempo , porque regu- larmente se adelanta la Mar al viento , y se está con mucho peligro. j_ Dos millas al S E. ^ E. del Cabo del Freu es- Cabo de Pe- ta el Cabo de Pera , el qual es planquinoso , bas- ra. tante saliente , medianamente alto , plano en su cumbre ( en donde está una Torre ) cortado á pi- que , mas alto en su extremo que en su nacimiento, de suerte que visto de 6 á 8 leguas al S. parece is- lado. Como media milla al S S O. de este Cabo es- tá una Punta con el nombre de Punta del S. del Ca- bo de Pera , cuyos puntos forman la Cala Retyada, j" p^if^^ ?* en la que se puede fondear con los vientos del 3" y p^^g ^ ° ^ 4° quadrante con embarcaciones chicas , y no con CalaRetya- grandes , no por su fondo sino por la dificultad de da. salir en entrando los vientos del i*^ y 2° quadran- te. Por la medianía de la Cala en lo alto del ter- reno está la Torre Ciega. Al S S O. del Cabo de Pera 2 i millas está Pun- Punta Fon ta Fon de la Cala, algo saliente , y al mismo rum- ^^ '^ ^^a- bo I I milla el Cabo Roch d Bermejo por ser de Cabo Rcch esta color desde el mar hasta los dos tercios de su ó Bermejo. altura , y lo restante cubierto de Pinos , es grueso y muy alto con una Torre encima , y otra mas aden- Torre de tro que nombran de Masot. , Masot. Una y media milla escasa al S O. J O. del Cabo del Cabo Bermejo , está el Cabo del Ratx ó del Rache ^^^^-'^• mas baxo que el anterior , de color obscuro y poco saliente. Entre estos dos Cabos hace Ensenada , y una Cala que nombran de Caña Miel donde hay Cañal Miel. 202 DESCRIPCIÓN un Riachuelo y fondeadero para barcos chicos con abrigo de los vientos del 4° quadrante. Punta Amcr ^^ SSO. I S. del Cabo del Ratx 4 millas está la Punta de Amer que es baxa y saliente , tiene en- cima un Castillejo con el mismo nombre ; pero bastante desviado de su extremo. El espacio que hay entre esta Punta y el Cabo del Ratx se nom- Bahía de Ar- bra la Bahía de Arta , en cuya senosidad que es *^' de tierra baxa hay unos Escollos que forman á Port Vey.su Port Vey , de poco fondo y de ningún abrigo con Castillo ó los vientos del 2° y 3" quadrante. Para su conoci- lorre. miento se verá al O. de los Islotes el Castillo , ó Torre de Port Vey sobre un Morrito tajado. Al N. de la Punta de Amer , y á la distancia de^Aru ^^^ ^"^ ^^ quiera hay buen fondeadero para toda cla- se de embarcación por fondo de 10 hasta 15 bra- zas arena , y buen tenedero Con abrigo de vientos del S O. al N O. Aquí se agrega que aun entrando pronto el viento de travesía , se pueden hacer á la vela , y tomar la buelta del N. si se duda mon- tar de la del S. la Punta de Amer , lo que se con- seguirá prolongando aquella lo que se quiera , pues hay bastante espacio. Cala M na- Quatro millas escasas de la Punta de Amer al ^°^' SO. I O. está Cala Monacor con una Torre sobre 4 su punta del O. que es la que sirve para su conoci- miento , pues no hay otra en todo este tránsito , y es muy oportuna , porque siendo toda tierra baxa y pareja es dificultoso el distinguir la boca de la Cala , que mora al S E. girando después al N O. N. y N E. de tres á 4 cables : de suerte que abriga de todos vientos ; pero tiene poco fondo y es estrecha. Punta Mo- y ^^^ ^^^^ sirve para embarcaciones costeras. Entre rea. Punta de Amer y esta Cala hay tres Puntas na- DE LAS ISLAS DE MALLORCA. 20^ da. notables siendo la primera la Morca. Al SSO. 3" O. distancia de 7 millas de Cala Manacor está Puerto Colon. En este tránsito es- tán Cala Barca , Magranel , Vigili , Piedra Quiso- na , Murada y el Algar las que no son de comodi- dad alguna j sobre salen algo del rumbo citado las 3 primeras. La Boca de Puerto Colon tiene 70 brazas de Puerto de ancho y bastante fondo ; pero internándose i | ca- Colon. ble ya disminuye de pronto , es preciso que fon- dee toda embarcación que cale de loá 12 pies de agua donde los vientos del SO. S. y SE. meta mucha Mar ; pero si cala menos porte puede en- trarse mas al O. donde hace una profunda Ensena- da que no pasa de 9 pies de fondo ^ pero se está ai abrigo de todo viento y mar. Sobre la punta del N E. hay una Torre que pue- de servir de marca para conocerla , pues no hay otra en todas estas inmediaciones , y esta punta se puede atracar quanto se quisiere , porque á pique tiene 10 brazas de fondo. Dos millas y quarto de Puerto Colon al S S O. está Cala Mityana , y promediando esta distancia Cala Brasi y Cala Nao todas nada notables ; pero dos millas largas de Cala Mityana al S S O. t O. está Cala Longa , cuya boca es mas ancha que la Cala Longa. del Puerto Colon , mira al E S E. En la punta del S O. tiene un baxo como dos cumplidos de la Lan- cha de distancia , con una braza de fondo. Esta Ca- la es buena para Fragatas , que deberán amarrar al O. de la Boca de la Cala en quatro , porque á la gira no hay lugar para bornear , y se estará so- bre 4 ú 5 brazas de fondo ; y aunque continua la Cala hacia el N O. no se puede entrar mas por el poco fondo , pues si le tuviese sería una dársena. tra. 204 DESCRIPCIÓN Tiene también dos Ensenaditas pero con poco fon- do , siendo el viento mas dañoso el E. y ESE. La boca de Cala Longa es difícil de conocer hasta no estar muy inmediatos á ella por lo parejo de la Costa , y no tiene otro reconocimiento que ima batería sin concluir , y una Casa todo de tierra roja , que están sobre la Punta del S O. De- tras de la Punta del N E. está un caletoncillo que nombran Figuera. Milla y media de Cala Longa al S O. está Puer- ^ uerto e- ^^ Pe^^j-a con su boca al S. con menos de un cable de ancho y sus puntas limpias , pues á pique de ellas hay 6 brazas de fondo. El Puerro entra bastante al N. pero para fon- dear con embarcación grande , se debe atender á una Cueba que está en la Costa del E. que nom- bran Cova Figuera , y fondear antes de llegar á ella por 5 lí 6 brazas ; pero si fuere embarcación chica , se executará enfrente de la Cueba , y no mas al N. porque falta de golpe el fondo y de 3 bra- zas se da en una. Con Fragata d Xabeque se amarra en dos con una amarra en la Costa del O, y ancla al E. bien que solo puede estar una ó dos con alguna comodidad , pues si fuesen mas será preciso amarrarse en quatro en la Costa del E. por- que no tendrian espacio para girar. Si fuese embar- cación pequeña se amarrará con ancla al O. y Ca- bo en tierra al pie de la misma Cueba ó mas den- tro. La Ensenada de Puerto de Pera con tiempos desechos es peligrosa por lo estrecho de su boca y porque toda la Costa es piedra cortada á pique , de suerte que al rechazo de la mar en ambas Costas ar- ma un hervidero tan disforme que es capaz de ha- cer guiñar sobre la parte que no convenga , á me- nos de que no se lleve bastante salida, que á pesar DE LAS ISLAS DE MALLORCA. 205 de la mar obedezca el Timón , por cuyo mo- tivo conviene llevar toda la vela posible has- ta meterse de puntas adentro , que entonces es me- nester cargarla de golpe , pues es corta la distan- cia. Da el conocimiento de su Puerto un Castille- jo qu adrado y alto en forma de Torreón , que es- tá sobre la Costa del S O. dentro de puntas , de cuya hechura no hay otro en toda la Costa. Aunque dentro del Puerto en la Costa del O. están las dos Caletas de la Torre , y deis Hornos JMorts , son inútiles por su poco fondo , y porque quedan desabrigados de la Mar que mete el vien- to S E. pues este y el S. son los mas dañosos en Puerto Pera : una y media milla de este al ¿> O. es- tá Cala Mondragó , y de esta 2 \ millas al S O. 4. O. Cala Figuera ambas despreciables. *• Dos millas escasas al OSO. 4 O. de Cala Fi- Cala Santa- güera está la Cala Santañí que solo sirve para bar- cos costeros , pues ademas de ser chica y de poco fondo , quando reina el viento del 2" quadrante se está con bastante trabajo. El conocimiento de esta Cala es una Torre que está sobre su Punta del E. la que es algo mas alta que lo demás de la Costa. Al S. 51° 30' O. de la Cala Santañí distancia 2 Cnbo Salí- millas , está un frontón algo saliente que nombran ñas. los Baos , y de este milla y media al OSO. se ha- lla el Cabo de las Salinas que es lo mas meridional de la Isla ; es baxo muy poblado de arboleda , con una Torre encima que nombran de Is'egosta , desde Torre N«- la qual desciende el terreno con proporción hasta go*^»- que remata en punta en el mismo Cabo , bañán- dole el Mar , de donde solo sale un baxo que se separa como medio cable j pero á tres de distancia 2o6 DESCRIPCIÓN de ella hay ya lo brazas de fondo que disminuye á proporción que se acerquen al baxo. Quatro millas escasas del Cabo de las Salinas Puerto de ^1 N O. se halla el Puerto de Campos , que solo Campos. • T7 1 L ' r 1 ^ sirve para l^alucnos , asi por su poco fondo , como por la dificultad de la entrada , en la que hace al- gunas Islas. Mira su boca al S. y tendrá como una milla de Saco. En su Punta del O. tiene una Torre , y á su parte del N O. dos Islotillos. Las Salinas. Al NNO. de la citada Punta están las Salinas, y el Estanque que proveen de Sal á toda la Isla de Mallorca. Desde la Punta del S. del Estanque á la Punta Punta Ne- ;N'egra que yá es tierra baxa , hay 4 millas al ONO. ^ * haciendo Ensenada , en la qual y como i a millas Torre Rapi- al NE. j E. de Punta Negra está Torre Rápita. ta y de Es- — , . "* . . , tedella. También sobre dicha Punta está la Torre de Este- della. Cabo Groso Como dos millas á O. de Punta Negra está Ca- y Cala Pi. bo Groso , y quasi á la misma distancia y rumbo Cala Pi , que no es de ningún uso. Aquí es donde principia la tierra alta , y sigue hasta Cabo Blanco, de quien ya se ha echo mención , pues desde Cala Pi hasta el Cabo de las Salinas , son tierras baxas , y con algunas playas; sin embargo es de pie- dra el fondo de sus inmediaciones. DESCRIPCIÓN DE LA ISLA DE CABRERA. El J centro de la Isla de Cabrera dista como 10 millas al N E. ^ N. de Cabo de la Salinas : hállase en la Latitud de 39"" / 30' y en la Longitud de DE LA ISLA DE CABRERA. 20J 9** \6' 20" al oriente del Observatorio Real de Cá- diz. Toda ella es de mediana altura , pareja con 3 millas de largo del S O. al N E. y 2 ^ de ancho de EO.es limpia con mucho fondo regularmente alga; pero tiene cerca de sí algunas Islas que se van á descubrir al mismo tiempo que la Isla de Cabrera. Quasi por la medianía de su frontón que mira , , , al S. hay 4 Islotes que nombran de Estellens. Los (^.\\^^ ^ ^' dos mas altos están muy cerca de Cabrera , y los otros dos distantes de aquellos como i \ cable al S. son limpios y hondables , y así sus Freos aun- que estrechos franquean paso para qualquiera em- barcación. En el extremo del S E. de la Cabrera está otra j^i^^ impc- Isla nombrada Imperial , mas alta y mayor que los riai. Islotes , igualmente limpia , pero tan cerca de di- cho extremo que solo dexa paso para Faluchos. Un tercio de milla al N. del Cabo Ventoso que j , t, j es lo mas NE. de Cabrera , está Isla Redonda , ma- ¿2, yor que la Imperial : entre ella y el Cabo hay pa- so libre para toda especie de embarcación sin mas cuidado que lo que está á la vista , pues hay de 10 á 12 brazas de fondo. En el tránsito de la Isla Imperial al Cabo Ven- BlcJa. toso está la Bleda que es una Isleta rasa pegada á tierra. Entre la qual y el Cabo hay una gran- de Ensenada y en ella á su parte del N una Cala que nombran la Olla , y en la del S. otra que se dice el Bori , buenas solo para pescar. Al N. % fC^ O. del Cabo Ventoso una milla 72!^ al N. ó/'^ i E. del Cabo Leveche esta el extremo nrande. del SO. de la Isla nombrada Conejera grande , que es la mayor y mas alta de todas las Islas inmedia- tas á Cabrera. La Conejera comprehende como una milla de largo tendida de NNE. y SSO. Hay paso fran- 208 DESCRIPCIÓN co con 10 li 12 brazas de fondo para toda especie de embarcación por los Freos que se forman entre la Cabrera y Conejera y entre esta y la Redon- da. Del extremo del N NE. de la Conejera y en la misma dirección hay otros 4 Islotes inmediatos entre sí. A las tres primeras nombran las Islas Pla- Islas Planas, ñas , y á la liltima Ne Furadade porque está tala- Ne Furada- drada , esta es la mas alta aunque todas son chicas, y por cuyas Canales solo hay paso para Faluchos, no porque les falte agua sino porque son estrechos. Freo de en- Entre la Isla Furadade , y el Cabo de las Sa- tre Mallorca linas que es lo que se llama el Freo de entre Ma- y Cabrera. Horca y Cabrera , hay 5 i millas de distancia cor- riendo dichos puntos N E. 3"* N. y al contrario. Por la medianía de este paso hay 20 y 2^ brazas de fondo que disminuye con proporción á una y otra parte hasta 10 brazas , que será como se ha dicho á 3 cables del Cabo de Salinas y de la Isla. Corrientes. En todos los Freos y Canales anteriores se no- tan freqüentemente corrientes vivas , que por lo regular actuará en la dirección de los vientos rey- nantes. Puerto de -^1 Puerto de Cabrera está un poco distante al Cabrera. SSE. del Cabo Leveche , de suerte que para no equivocarlo no hay mas que dirigirse á dicho Ca- bo , el qual tiene una Cueba en el principio del Puerto que nombran del Obispo , la que dejándo- la por estribor se verá por babor la Punta de la Punta de la ^-eveta que es la del E. y exterior que forma el Puerto. Mas adentro inmediato á dicha Punta , y sobre un monte se verá un Castillejo. La boca tiene de ancho un cable y de fondo 20 á 25 brazas , limpia por todas partes , de modo que se puede atracar con un Navio. Entrada en Rebasada la Punta de la Creveta , hay que re- Cabrera, basar la del Castellar que dista como otro cable al DE lA ISLA CABRERA. 209 SSO. 7 luego se verán en la misma playa unas ca- sitas de pescadores frente de las quaíes se dará fon- do sobre 8 ú 10 brazas. Si se quisiere dar amarra en tierra será en la Su Fondea- Costa del E. y si no se estará á la gira sobre dos an- dcro y mo- das , pues de todos modos se estará bien porque el Jo de amar- Puerto es capaz , hondable y limpias las Costas ^^"^• que le forman. Su travesía es al N. que es para don- de tiene la boca ; pero esta queda cerrada. Si se fuere á entrar en el Puerto de Cabrera con viento NO. duro , se irá con cuidado luego que el Cabo de Leveche quede á este rumbo ; porque des- de él al fondeadero vienen entre las montañas unas ráfagas de remolinos de viento tan fuertes , que son capaces de desarbolar ó zozobrar qualquiera embar- cación. Igual cuidado se tendrá entrando con vien- to al E. con las ráfagas que vienen de esta parte aunque no son tan duras. Al E. de la Punta de la Creveta á poca distan- ^ , ^ ^ cia está una grande Ensenada que nombran Cala ¿^^^ Gandus , limpia y hondable 5 pero desabrigada con los vientos del N. al N O. Si se vá á entrar en el Puerto de Cabrera de noche , y no hay mu- cha práctica se puede equivocar con esta Cala ; pe- ro para que no suceda no hay mas que atracar á Ca- bo Leveche , y seguir siempre su Costa. Una milla y tres quartos al S. 15° O. del Cabo Cabo Pica- Leveche , está el Cabo Picamoscas , y en su media- moscas. nía Cala Galeota. También hay otra Cala con una ^^ ^ ¿abo Isleta en su boca entre este líltimo Cabo y el de Ansióla. Ansióla que es el mas meridional occidental de la Isla ; pero ambas Calas son inútiles , y solo sir- ven á los pescadores , que quando rey na el E. sue- len ir á pescar. La Isla de Cabrera es estéril , pues solo se en- cuentra alguna carne de macho silvestre y agua, O 210 DESCRirCION DE lA ISLA DE CABRERA. y esta trabajosa de hacer. No tiene otra Pobla- ción que el corto presidio del Castillo. Son de á 6 pies de Burgos las brazas de que se hace mención en este Derrotero. Las mareas no guardan regularidad , y solo crecen de uno á dos pies con los vientos tempestuosos. 211 DERROTERO DE LA ISLA DE MENORCA. QUE EXPLICA SU CARTA PARTICULAR. JL/a Isla de Menorca es de mediana altura , pa- reja , y con solo una elevación notable por su me- dianía , nombrada la Montaña del Toro , sobre la que hay un Convento dedicado á la Virgen. Es- tá tendida la Isla quasi de O NO. ESE. la distan- cia de 9 leguas con 3 | de ancho , y comprehen- dida entre los paralelos de 39'' 47' de Latitud , en que está la Punta del Corps y 40" 4' 45' en que se halla la de la Sella d de Nati. Su Longitud al orien- te del Observatorio Real de Marina en Cádiz es entre 10*' 8' 5'' y 10° 41' 28'' , correspondientes al Cabo de Menorca d Bayolí , y al de la Mola de Mahon. Sus Puertos principales son el de Mahon , que está en la parte del E. de la Isla , el de Fornell en la del N. y el de Ciudadela en la del O. Sus Puntas y Cabos mas salientes son Punta del Corps , Cabo Dartuch , Cabo Menorca d Bayo- lí , Punta de la Sella , Cabo de la Caballería o de Naucelles , Cabo Tavaritx , y el de la Mola de Mahon , entre los quales hay otros menos salien- tes. De unos y otros se sigue la descripción que se ha juzgado oportuna , así como también de los tres Puertos , Calas , Ensenadas , Islas é Islotes adya- centes según orden. Para entrar en el Puerto de Mahon con viento r- j t - ^ 1 j / , hntrada en largo o a popa , no hay que atender a mas que a ^i rueño de dirigirse por la medianía de su boca hasta rebasar Alahon. O2 212 DERROTERO la Punta de Filipet , dexándola por la banda de estribor , y por babor la Punta en que estaba el famoso Castillo de San Felipe , entre cuyas ruinas aun se conservan algunas baterías baxas. Rebasadas dichas puntas con qualesquiera em- barcación se puede atracar á ambas Costas del Puerto con la seguridad de que á pique de ellas hay 5 brazas de fondo que crece á 12 y 18 hacia su medianía ; pero se prefiere la del S. á pasar entre ella y la Isla en que está el Lazareto ; y llegando á Cala pedrera si es con Navio ó Fragata , es pre- ciso acercarse mas á la Costa del S. á pasar entre ella y las Islas del Rey ( donde está el Hospital ), y redonda , que es un Islotillo , d entre aquella y este; porque aunque de la banda del N. hay Canal de 5 brazas , es estrecho y se necesita mucha prác- tica. Ademas que al E N E. de la Isla del Rey está un placer de 24 pies de fondo , en que han tocado con la popa algunos Navios por haber fondeado á su parte del S. con vientos de la misma parte. Rebasados de la Isla del Rey é Islote , se pue- de continuar para dentro , atracado á la Costa que convenga y á distancia de medio cable sin rezelo hasta estar tanto abante y por la parte del S. de la Isla en que está la Machina de Arbolar, d del Arsenal que le sigue á quien está unida por un Puente al N O. que se dará fondo en 7 u 8 brazas de buena calidad , en donde se amarrarán NE. SO. Para entrar con los vientos escasos , esto es, desde el N E. por el NO. hasta el S O. es preciso atender á una laxa que sale al S. de la Punta de la Mola mas próxima á la boca del Puerto con i- de cable , á cuya distancia yá hay 4 brazas de fondo, que crece con prontitud luego que se separen al- go mas : á otra laxa que sale algo mas de medio ca- ble al S E. de la Punta de Filipet , á cuya distancia DE LA ISLA DE MENORCA. 213 se encuentran de 4 á 5 brazas; j á otra que sale de la Punta del Castillo de San Felipe para el E N E. igual distancia que la anterior. Con poca mar que haya rompen estas tres laxas desde su nacimiento hasta la medianía ; pero si hay mucha mar rompe en todo ellas , de modo , que parece todo baxo la boca del Puerto si se miran proyectadas las puntas que la forman. A pique y algo mas abante de la medianía del sitio en que estaba el Castillo de San Felipe , pa- rage que nombran Es Redo' , hay otra laxa que sale de tierra como ~ de cable. Para que rompa es me- nester que sea en temporal del N. lí N E. y así es peligrosa quando se entra con viento al S O. por lo regular que es el ceñir el viento quando se tiene escaso. Quando el viento sea tan escaso y tan fresco que no permita entrar á la parte de adentro de las laxas , se puede fondear entre ellas , ó mas á fuera en 20 , 2^ ú 30 brazas el fondo de buena calidad, solo hay que advertir que fuera de las laxas hay mucha mar con el viento al N. recio. Cabo de la Mola que es la parte del N E. de la q^^^^ ¿^ i^ boca del Puerto es un Cabo de mediana altura , ta- Mola. jado á pique con tres pedruscos poco distantes de su pie , á los quales se puede atracar sin rezelo pues son limpios y hondables. Sobre dicho Cabo está una Torre que sirve para hacer señal de las embarcaciones que están á la vista de esta parte de la Isla , cuyas señales son vistas desde la Ciudad en otra Torre que las repite , situada enfrente por cima del Arsenal. j_ Al N N O. } O. I I- millas de la Mola está el CaboXcgro. Cabo Negro , llamado así por su color muy obs- curo : es también de mediana altura y poco saliente. A^uilaj. No es notable una punta que media , nombrada Los Freos. 03 214 DERROTERO Águilas : entre esta y la Mola hay una Ensenada que nombran los Freos , y en ella pegados á tier- ra muchos pedruscos. Calas Mez- ^ ^^ parte del N O. del Cabo Negro están las quitas. Calas de las Mezquitas vieja y nueva , ambas in- iltiles , pues se reducen á tener un poco de playa que no se encuentra en la demás Costa. Por frente de estas dos Calas están dos Escollos nombrados de la Mezquita y Bombarda que parecen dos em- barcaciones zozobradas. El de mas S. es sucio, pues por poca mar que haya rompe en las piedras ahogadas que le rodean. El fondo por toda la inmediación de esta Cos- ta es de piedra, y así sucedió que perdieron mu- chas anclas los de la expedición de Don Buenaventu- ra Moreno , quando fué á la Conquista de la Isla, pues solo en semejante necesidad puede determi- narse el fondear en este parage , y ha de ser en verano , pues en invierno será muy fácil la pér- dida de quantos fondeen. Cgla ^ Bení A la parte del N. de la Mezquita está Cala de Llanti. Benillantí , y las puntas de la Galera y de la Bufe- i unta vjaic- j .11 ra y Bufera. ^^ ^^^^ notables. Isla des Co- Como ^ de milla al N O. de esta dltima está la loins. Isla Des Coloms , la qual es alta y tendida de N S. sin paso sino para pescadores , entre ella y la Costa. En sus puntas del E y S. tiene unos Islotillos , y una laxa á un cable de distancia con dos brazas de fondo , y por todo lo demás es limpia. En la parte del O. de la Isla hay fondeadero para embarcacio- nes de regular porte al que llaman Sesllanes. Para fondear se atenderá á un Islotillo que está pegado á la Isla que nombran el arenal del Moro , el qual rebasado y dexado por babor , se dá fondo en 6 ú 7 brazas , amarrándose con ancla al NO. y cabo en tierra de la Isla al SE. En este fondeadero se está fondeadero. DE LA ISLA DE MENORCA. ^15) abrigado de todos vientos , menos del NO. que me- te marejada ; pero con buenas amarras se puede aguantar. También se fondea en la parte del S E. de la Isla con la misma clase de embarcaciones amarrán- dose con ancla al SE. y cabo en tierra de la Isla al N O. en cuyo parage hay de 6 á 7 brazas arena y abrigo de todos vientos menos desde el E NE. has- ta el E SE. que meten mucha mar , en cuyo caso está en peligro la embarcación ; pero si es chica se puede meter dentro del Puerto del Grao , que es p , . una Cala que se interna al O NO. con poco fondo Grao. y con laxas en las dos puntas de su entrada j pe- ro en ella se está al abrigo de todos vientos , aten- diendo para su entrada dirigirse por medio de la Cala. Para fondear al SE. de la Isla deis Coloms , es menester atender que en la Costa de la Punta de la Galera , ó la del S. del fondeadero , hay un Islote que nombran de la Judía , entre el qual y la Cos- ta no hay paso sino para botes , y por conseqiien- cia es necesario dexarlo por babor , y rebasado se verá una punta de la Costa firme que llaman de Fray Bernat , desde la qual principia la playa , y antes de llegar k ella se da fondo. Una y media milla al N N O. de la Isla deis Co- Cabo Mose- loms está el Cabo Museñe Vives , alto , escarpado ñe Vives. y poco saliente , de cuyo extremo sale una restinga al E. y NE. la distancia de a de milla con 6 bra- zas de fondo pegado á su Cantil. Sigue la Costa de la misma figura y tamaño , formando una gran En- senada hasta cerca del Cabo Tavaritx. Este Cabo es muy baxo en su extremo , pues Cabo Tava- visto á 3 leguas de distancia forma tres Islotes : es riix. algo saliente y vú alteando la tierra á proporción que se va apartando de la extremidad del Cabo. 04 216 DERROTERO Islas y Pun- Al O. -^ N O. del Cabo Tavaritx 3 f millas es- ^^ ^^ÍP^ ^ *^ri las Islas y Puerto de Dadaya , y el de Cala Mo- CaiaMoh. ^.^ L^ Isla grande Dadaya está tendida del N E. al SO. la chica y la rasa de NS. La primera es al- go montuosa por su banda del N. y las otras dos Entrada en niuy baxas. Para entrar en el Puerto Dadaya es Dadaya. necesario atracar á la Costa del O. que nombran de Noucous , que es limpia , dexando por con- seqíiencia para babor todas las Islas referidas , y en habiendo rebasado una que está dentro del Su Fondea- Puerto , se fondeará por 4 brazas enfrente de la dero. ][3oca de Cala Molí que está al O. de Ja citada Is- , leta interior. Si se quisiere entrar mas dentro del Puerto Da- daya , que ya no merece sino el nombre de Cala, pues sola es cómoda para embarcaciones de corto porte por la poca agua que hay en su boca y por lo estrecha que es , será preciso dexar por la popa la Isla mas pequeña y fondear en toda su extensión que se interna como una milla al S E. El fondo en la entrada del Puerto es de 7 bra- zas : á un cumplido de Lancha de la Costa de Nou- cous hay 3 ; y en la boca de Cala Molí 4. En la entrada de lo interior del Puerto Dadaya , que la . forma la punta del E. de Cala Molí y la Isla mas interior solo hay 2 brazas , cuyo fondo crece al pa- - . so que se vá para dentro hasta internarse mucho, que entonces buelve á disminuir. Al S E. de la Isla grande á ^ de cable está otra Isla pequeña , redonda que nombran el Águila, sin paso por todas partes sino para Lanchas , y al N O. de la chica mas de cable y medio , sale una restinga con 6 brazas de fondo. Con tiempos bo- nancibles no es temible j pero con vientos frescos faléry "sco- ^ompe toda ella. doJada. -Desde la Punta Denfalet que es la del N O. del Puntas Den DE LA ISLA DE MENORCA. 21/ Puerto Daddaya sigue alta la Costa al N O. I O. una milla larga hasta la de Scodolada , formando varias caletas nada notables. De la Punta Scodolada tira la Costa al S. como arenal Den una milla á formar una Cala nada freqücntada , que Castil. nombran Arenal Den Castil , desde la qual vií formando la Costa una Ensenada mayor y luego al N. Cala Podent , que es la boca de un rio nom- CalaPodent. brado Arenal de Colla , y mas al N, otra cuya bo- Arenal de ca la cierra una Isleta nombrada la Porqueta. Coila. Dos y media millas al N N O. 4- O. de la Pun- Cubo Penti- ta Den Falic está el Cabo Pentinat , que es una punta rasa y poco saliente ; y luego sigue la Costa como al N O. ^ O. tajada al Mar , con senocidades y alteando hasta terminar en el Morteret , que es Morteret. el principio de la Mola del Puerto de Fornells, J^^^'^ >' ^^' que es un Cabo alto , tajado á pique con una Tor- ^^^, ^^' re de Vigía encima , cuyo Cabo es la punta del E. de dicho Puerto. A la del O. nombran Cabo For- nells. Este Puerto es sumamente abrigado y capaz pa- Puerto For- ra toda clase y numero de embarcaciones. Su boca °^^^s- es estrecha , pero limpia con 17 á 20 brazas de fon- do. Para entrar en él no hay que guardarse mas " *^"^" ** ■de lo que está á la vista ; pero si fuere con vien- tos del N. al NE. es preciso llevar fuerza de vela á fin de que con la mucha salida se salga sin ma- niobrar de varias ráfagas , ya largas ya escasas que vienen al estar tanto abante con la Mola ; pero rebasada se tiene el viento mas ii^ual. Con Navios Su fondea- regularmente se fondea enfrente del Castillo , que ^^^'^ y "^°~ está en la Costa del O. del Puerto ( así como la ^^^^^^ a»nar- Poblacion ) por 8 á 12 brazas , amarrándose E O. pues la travesía es el N. Cabo de An- Como media milla al O. | N O. del Cabo For- fos. 2l8 DERROTERO nells está el de Anfos , desde el qiial tira la Costa al S. á formar el principio de una grande Ensena- da que comprehende otras menores , y se termina en el Cabo de Levante. A aquella nombran Gol- Ensenada de fo d Ensenada de Anfos , hasta la qual toda es este nombre, tierra alta. Desde dicha Ensenada de Anfos sigue Ja Costa baxa como una milla al O. ^ N O. hasta Arena de ^| ^j-enal de Tirant , que es la boca de un rio con lirant. ^ . .. - ^ i r ^ i Islote en ella que sigue al S. a pasar por las cerca- nías del lugar de Mercadal. Desde dicha boca del rio continua baxa la Costa al N. ^ N O. como Playa Den una milla á formar la Playa Den Falet , y luego Falet. altea la Costa ( mediando una punta y una Isleta) Cabo Le- jias^a dicho Cabo de Levante que dista 2 millas al vante. N O. i; O. de la Mo^a de Fornells. Cabo Caba- A corta distancia y mas al N. que el Cabo de Hería , ó de Levante está el de la Caballería ó de Naucelles, Naucclles. q^e es bastante saliente , alto y tajado al Mar; pero vá siendo menos su altura para el S. de suer- te que visto por parte del O. ú del E. á alguna distancia parece Isla. Isla de los Una milla al O. del Cabo Naucelles está la Is- Porros ó de j^ ¿g ¡q^ Porros d de Sanitge , de mediana altura 5>anitgc. p^^ ^^ banda del N. pero muy baxa por la del S. Entre ella y el Cabo no hay paso sino para embar- caciones chicas y con mucha práctica , porque hay piedras unas anegadas y otras descubiertas. Al S E. de la Isla Sanitge , y costeando las tier- ras que están á occidente del Cabo Naucelles , es- Puerto Sa- tá una Cala que nombran Puerto Sanitge , el qual ^'^S^* solo es bueno para embarcaciones de mediano por- te , en donde están abrigados de todos vientos, amarrándose en quatro enfrente de una Cueba que está en la banda del O. por 4 brazas de fondo. La boca del Puerto tendrá de ancho i | á 2 cables , y de Saco como media milla. Para entrar en él se de- DE LA ISLA DE MENORCA. 21() xará por la banda de babor la Isla Sanitge , y por Su entrada. estribor un Islotillo que está á un cable de distan- cia de la Punta del O. del Puertecito , en el qual aunque varen las embarcaciones no padecen daño alguno por la bondad de su fondo que es fango blando. Una y media milla al O S O. de la Isla Sanitge j^¡^ Bleda. está la Isla Bleda que dista menos de un tiro de fusil del Cabo de Salayró : es alta y de mediana magnitud no franqueando paso por su parte de tier- ra sino para Faluchos. Entre las dos citadas Islas hay una grande En- senada , y en ella á occidente del Puerto Sanitge: si- guen siendo de ninguna consideración Cala Tor- ta , Playa de la Caballería , Playa de Ferragut, Arenal de Bini Malla , el rio Treboluyer que tira Varias Ca- al S. cruzando toda la Isla , y últimamente otra ^^^ Y ^^^y^-- Cala con varios Islotes nombrada de Salayró , de cuyo Saco un brazo de rio que vá á unirse con otro que está en el fondo de la Cala Calderí con Islo- te en su boca , y está al O. del Cabo Salayró' , ha- cen isladas las tierras de dicho Cabo. Al O. ^ N O. de la Isla Bleda i -¡- milla está el Penal del Penal del Antechristo , que es un pedazo de Cos- Anrechristo. ta mas alta que la demás y en forma de despeña- dero. De este Penal i a millas al O. -{- N O. está un Paiccnera frontón de tierra algo saliente nombrado Falcone- j^.¡ i-ariuct. ra del Farinet. Entre estos dos puntos median Ca- la de Bini Daufá , que es la boca de un rio que y^rias Ca- interna algo , Cala Taubera , Codolada del Fari- j^s. net ( estas dos con Islotillos ) y otro rio que inter- na algo mas que el anterior. De la Falconera al Cabo Groso hay i {- millas Cabo Groso al O. :^ N O. y por la medianía en una Caleta el y Fuerte de Fuertecito de Tauler. laulcr. 22o DERROTERO Punta Fray Del Cabo Groso á la Punta de Fray Bernardo Bernardo. ( en cuya parte del O. hay un Islotillo) se cuen- tan 2 millas al O. t N. Por la medianía está Pun- 4 ta Roxa , y entre ella y el Cabo , Cala Carbo'. Un Punta Roja quarto de milla al OSO. de Punta Roxa, están y Cala Car- j^^ Fontanelas que es la punta oriental de un rio Fontanellas. ^^^ ^^ interna al S E. como 3 millas. Al S. de di- Playa de Al- chas Fontanellas está la Playa de Algairens , y en- gairens. tre esta y Fray Bernardo la Codolada deBini Atran, Codolada de mediando una Isletilla pegada á tierra. Bini Atran. . Al O. "^ N. T I milla de la Punta de Fray Ber- Punta Secu- 4 "" ' lias y dos nardo esta la de Secullas : pegada á esta a su par- Calas, j^g ¿g| £^ l¡j (2aia de la Furadada y mas á oriente Cala Morella. . P , Una milla larga al O. de Secullas está Cala En- roLy Mo^- derrosay. Entre esta y la Punta de la Sella d de ter y'Pons. Naté , que es lo mas occidental setentrional de la Isla median Cala Moter y Cala Pons. Todas estas Playas y Calas , y las anteriores no son de abrigo para ninguna embarcación ni aun pequeña , sino para pescadores : y toda la Costa del N. de la Isla no ofrece fuera fondeadero cómodo por razón del mucho fondo , y de la mar de la par- te del N. que es la reynante. Cabo Naté Ei^ ^^ Cabo de Nati d de la Sella , que es de ü de la Sel- mediana altura y tajado a pique , hay un Islote pe- la, gado á tierra , y pegado á él 18 brazas de fondo piedra. Mas al N E. están otros dos Islotillos muy unidos , y al S O. como un tiro de fusil unas pie- dras ahogadas que se separan como cable y medio de la Costa y con 2 , 3 y 4 brazas de agua encima. Punta Es- Al S O. del Cabo Nate una milla se halla la pardina, Ca- Punta de la Espardina , y en la misma dirección boPerpigna. ^| (^abo Perpigiia ambos nada notables. Al S. de DE LA ISLA DE MENORCA. 221 este á corta distancia están dos Ensenaditas nombra- Amarradnr das el Amarrador de las tres alcazas y la Falcone- Punta de la ra , siendo la punta déla Galera quien las divide. ^^^^^^ l^^I- Como 3 millas al S O. del Cabo de la Telia es- ^^^q^' j^j^- tá el Cabo de Menorca ó de Bayolí , que es lo mas norca ó Ba- occidental de la Isla. Este desciende desde la Tor- yolí. re y Vigía del mismo nombre que está en lo mas elevado del terreno del Cabo , á el qual desciende formando dos escalones , no siendo el mismo Cabo muy alto j pero tajado al Mar , y el fon- do de sus contornos de 20 brazas buen tenede- ro. ^ Al S. 4 E. del Cabo Bayolí i f milla está Ca- Cabo Den bo Den Banicous , en cuya Costa que media que es Banicous. baxa y cortada á pique nada hay notable. Igual distancia al E. 4; SE. de Banicous está la boca del Puerto de Ciudadela ; pero mediando las Calas Forcat , Beut , con Blana , algo salientes del rumbo citado. Este Puerto de Ciudadela es un Calón tan es- Puerto de trecho que apenas un Bergantín en bonanza tiene Ciudadela. lugar para bornear. Se interna hacia el N O. hasta la mitad de él , y después se inclina al E. En la bo- ca tiene 7 brazas de fondo que disminuye de suer- te que en la mitad del Puerto solo hay 2 brazas to- do cascajo y arena. En la Costa del N. del Puerto tiene dos Caletillas j pero inútiles por su poco fon- do. Quando reynan los vientos O. y S. se arbola mucho la mar en la boca del Puerto , y también dentro , ocasionando gran hervidero y rezaca por lo que trabajan mucho las amarras. Exceptuando los vientos del 3" quadrante , con los demás se pue- de fondear fuera del Puerto , en el agua que se quiera desde 20 brazas para menos fondo que todo es de buena calidad. El conocimiento del Puerto lo da la Ciudad 222 DERROTERO (que es la Capital de la Isla ) )^ la Ermita de San Nicolás con una Batería que está sobre la punta del S. del Puerto , la qual se debe ir á buscar y de- jarla por estribor rascándola pues es muy limpia. Calas del De Cindadela sigue la Costa al S. como 2 mi- DcgoIIador, Has baxa y tajada , en cuyo tránsito están las Ca- ^^Biaifca las del Degollador , San Andrés y Blanca. San An- drés solo puede servir para Xabeques chicos ; pero las otras dos solo para pescadores por su poco fon- do y estrechez. En todas ellas son travesías los vientos del 3° quadrante y meten mucha mar por lo que es necesario buenas amarras ó barar como lo hacen los pescadores. De Cala Blanca sigue la Costa baxa y cortada Punta Ne- al S S O. i i milla hasta Punta Negra , nada no- g""^* table mas que por lo poco que sobresale. De ^ , -. ella I i milla al S. i S O. está el Cabo Dartuch que tuch ^^ ^^ "^^^ occidental meridional de la Isla. Este Ca- bo es tan raso , que atracando con un bote se pue- de saltar á tierra sin dificultad alguna ; pero es acantilado y limpio , pues á dos cables de distan- cia hay 18 y 20 brazas de fondo , el mismo que se encuentra desde dicho Cabo hasta Cindadela á igual distancia de la Costa. Atalaya de Desde el Cabo Dartuch vá alteando y siguien- Dartuch. do la Costa como al E. ^^ S E. 4 millas hasta una Torre de Vigía con el mismo nombre que el Cabo, en cuyo intermedio hay varias Puntas y Caletillas, que no ofrecen atención ni seguridad , sin embargo de prometerla la configuración que las dá la carta de punto mayor. También inmediato á la Atalaya hay un Islote pegado á tierra , por cuyo sitio es lo mas alto de la Costa y de color blanquinoso y ro- xo. Al E S E. 3° E. del Cabo de Dartuch , y al S. 5** O. de Punta Prima distancia \ milla está un baxo DE LA ISLA DE MENORCA. 223 cubierto que solo rompe quando hay mucha mar. Es de poca extensión , pero peligroso para las em- barcaciones chicas que costean muy cerca ó que bordeen á sus inmediaciones. Entre el baxo y la Cos- ta hay paso bastante hondable ; pero es menester mucha práctica y marcas de su situación para de- terminarlo. Una y tres quartas milla al E. ^ S E. de la Ata- laya de Dartuch está una punta saliente , y al NE. de esta la Cala de Santa Galdana , que es la mejor ^^"^^ ^^1- y mas capaz de todas las que hay en la Costa del S. ^"^* pues entran Xabequitos , y se abrigan de todos los vientos menos del O. con el que se han perdido varios con la mucha mar que entra por su boca (que es mas ancha que la del Puerto de Mahon) desde donde gira al E. que es donde se fondea por 4 brazas de fondo arena , el qual disminuye á pro- porción que se vá para dentro. Desde Santa Galdana vuelve á ser menos alta Peñas de la Costa y con algunas Playas hasta las Peñas de -^^'^r* Alayor que distan 9 i millas al ESE. iS. Dan es- te nombre á un pedazo de Costa alta , tajada al mar y de color roxo, como también á una Torre de "v, í^^^ Atalaya que tiene encima. Desde dichas peñas pa- ' ra el E. vá siendo la Costa mas baxa ; pero cortada á pique. Entre Santa Galdana y Alayor están también Varias Ca- aunque inútiles las Calas Freyana , del Rio Frebo- 'as, Ríos , é luyer , Lastuina Coungada , Rio de Son Bou , de ^^^otes. Llucalari nou y de Torra de Wal , y dos Islotes uno al E. del último Rio nombrado la Galera , y otro al O. con el nombre del Codrell. De las Peñas de Alayor 3 millas al S E. ^ E. casi á iguales distancias están las Calas Porter , Co- ^ ^'^'^* ^*' vas , Enderrosay y Canutéis , y algo mas distantes las. 224 DERROTERO las de Bini Daly y Bini Paraix ; pero ninguna es buena sino para barcos de pescar. Al ESE. de Bini Paraix i f millas , mediando un poco saliente el Cabo dets Fonts está la Ca- Binl Sajuya. na de Bini Sajuya , con dos Islotes en su boca uno en la parte del E. y otro en la del O. en- tre los quales y algo mas interior , hay un baxo que vela y está cerca de la Costa , por cuya cau- sa y su poco fondo , solo es buena esta Cala para Faluchos. j^ Bini Beca. Como I 7 milla al S E. | E. de Bini Sajuya es- tá la Punta del S O. de la Cala de Bini Beca , con dos Islotillos en su punta. Ea Cala es inútil como las antecedentes , y aquella está al S. 33*^ 30 O. una AtalayaGro- milla larga de una Torre de Vigía , nombrada Ara- ^^- laya grosa de Bini Beca , la que hace las Señales de las embarcaciones que se dexan ver á la parte del S. de la Isla, cuyas señales se ven repetidas eii la Ciudad de Mahon en la Torre de Señales que está sobre el Arsenal. BaxodelCa- Justamente al S. 6° E. de la Atalaya grosa y racol. como dos cables distantes de la Costa , está un ba- xo nombrado el Caracol , con la extensión de tres cumplidos de Eancha de Navio : el qual quando la mar está algo baxa , vela y se cubre quando está llena ; pero rara vez dexa de romper. A un tercio de cable por su parte del S. hay ocho brazas de fondo alga , y entre él y la Costa hay canal con 4 ú 5 brazas de fondo. BiniAucolIa. ^^ E- ^^ ^^^^ ^^^^ ^^^^ ^^ ^^^^ ^^ ^^^^ Auco- ' lia con un Isiotillo cerca de sí. La tierra entre es- tos dos puntos es baxa y luego altea un poco con Cova de ^ nombre de los Esquexos hasta la Punta de Co- Corps. ^ va de Corps. En toda esta Costa del S. de la Isla de Mahon desde el Cabo Dartuch , hasta la Punta de la Ca- DE LA ISLA DE MENORCA. 22$ la de Binl Beca , se puede fondear en i8 á 20 bra- Fondeade- zas , con vientos de la parte del N. atendiendo """^ ^' ^- ^^ á que se vea descoIJar el punto superior de la Mon- ^ *' taña del Toro por las tierras de la Costa , porque si se oculta se encontrará el fondo piedra , y lo mismo si se descubre mucho. También hay un bellísimo fondeadero que nom- Otro fon- bran los Esquexos con los vientos del N O. ai N K. dcadero. en toda la extensión que hay al O. de la Isla del Ayre hasta la Punta de Bini Beca , por 16 á 24 brazas arena , y próximo á la Costa , atendiendo solo al cuidado que se merece el baxo del Caracol. El mejor punto para estar fondeados es á la parte del E. de este baxo , descubriendo la Atalaya de Alayor por encima del Cabo deis Fonts. Media milla de la Punta de Cova de Corps está Punta Alga- la del Algaret , entre las quales se forma una En- p ^ ^ l-aod/ senada nombrada Sandy Bay. ^^' Las dos citadas Puntas forman la mayor estre- chura del Canal que hay entre ellas y la Isla del Ayre. Esta Isla es muy rasa por su banda del N O. y isla del Ay- mas alta y tajada al mar por la del S E. Por esta re. parte se puede arrimar á ella hasta quasi tocar con el costado ; pero por aquella , que es la que forma el freo , si se pasa con embarcación de mucha cala , es preciso promediarle donde su mayor fon- do es de 7 a 7 i brazas, que disminuye con pro- porción hacia ambas orillas hasta 3 brazas á la distancia de un cable. Se excusa poner aquí el método con que se sondó este Canal , por estar detallado en la Carta de punto mayor , lo que ha permitido su extensión. Como I i milla al N E. ^ E. de la Punta del d^i^^uQ Algaret está la Cala Dalcaufá , donde en caso de necesidad pueden estar barcos chicos al abrigo de P 226 DERROTERO un Islotillo que tiene en su boca , y no sin riesgo^ porque la mar del N. mueve dentro una resaca y hervidero que es menester amarras de bronce para subsistir algunos dias. Todo viento d¿. n° y 2" qui- drante mete alguna mar aunque no tan iormentosa como la del N. que es muy raro estando á su abrigo. PuntaPrlma. Media milla al NE. :^ N. de dicha Cala está la Punta Prima , de la qual sale una restinga la dis- tancia de 2 á 3 cumplidos de lancha. Corta distancia al NNO. de la Punta Prima a a e a- ^^^.r |^ Q^i¿ ¿^i Raíalet , que es de ninguna con- sideración , y una milla al N. ^ N E. la Punta deis Punta deis Illots , que también tiene una restinga que solo sa- Illots. le medio cumplido de lancha. Cala de San A la parte del S. del Castillo de San Felipe , d. Esteban. del sitio en que estaba , se halla la Cala de San Es- teban con fondo para embarcaciones de 200 y mas toneladas ; pero los vientos del N £. al S E. meten mucha Mar y no permiten salir , y también la Mar del N. es capaz de hacer perder qualquiera em- barcación por lo mucho que trabajan las amarras con la resaca y hervidero que se forma dentro. Desde el freo de la Isla del Ayre hasta el Puer- to de Mahon , si se exceptúan las Puntas Prima y deis Illots , es toda la Costa tan limpia que con qualesquiera embarcación se puede acercar á la distancia que se quiera. Son de á 6 pies de Burgos las brazas de que se hace mención en este Derrotero. Las mareas no guardan regularidad , y solo crecen de uno á dos pies con los vientos tempestuosos. Habiendo hecho la descripción de la Isla de Menorca , parece regular tratar de los riesgos que la cercan aunque distantes. Placer al SE. -El Escollo que ponen todas las Cartas por La- de la Mola, titudde 39*" 23' 30'' al S E. de la Mola de Mahon DE LA ISLA DE MENORCA. ll-^ j^ leguas distante , y las Francesas con la nota de Oii'vre r Oeil , le han reconocido los navegantes de la Isla , y hallado ser un Placer navegable de loá í2braT s de tondo con la extensión de mas de 2 milLs ; pero que con viento fresco se altera la Mar en él. El otro Escollo que sitúan las mismas Cartas BaxoaINH. por Latitud de 40*^ 18' 30" al N E. 3" 45' N. 12 i d^' ^'^^^o leguas distante de dicho punto con la nota de Dan- ■^^^°- ^er , los mismos navegantes convienen en que no existe tal peligro , ni que jamas le han dado res- guardo ; pero en lo succesivo será preciso el dár- selo por haber dos autoridades , que aseguran ha- ber visto dos piedras sobre aguadas con la repre- sentación de Faluchos zozobrados. El baxo que está al N. del Cabo Bayoly por Otros Baxos. 40^ 28' de Latitud , se ignora su detall ; pero todos los navegantes de Mahon le tienen por cierto , y le dan resguardo. No se lo dan y creen no existir el que como dudoso se sitúa 42' mas al O. y 7' mas al N. ERRATAS. Pág. X?«. "Dice. Debe decir. 19 33 rebisas retesas 49 41 de tierra desierta 61 14 NE. »alO NE,\alN. 72 2g no es es 80 18 160 180 8^^ 2g 4' 4 millas 99 14 P"^s es travesía es travesía 109 10 marea marca lio Z6 57° I E ^.70|£;. 1 1 1 P peñascos pirámides 113 II 57°iE ^.7ü«i£;. 113 20 peñascos pirámides iiií 01 Venaron f^inaros 117 ai S. 2° is' E ¿'.72" I g'^. 127 18 en dirección al 19^ N en dirección E. 19° iV. 148 12 ao" 36" *i' 36" 149 12 Arecu ^rcéu{ylo mismo enJossig.) igi 09 Albacil ^¿batel 163 10 dicho baxo dicho paso 163 12 Punta de Través Punta de /íráby 167 18 Punta Toradade Foradada 172 33 T^'SS' *7"y7°4S'45" 7%^' 3o'V 7° 5»' 4á" 183 13 PuigdelFex Pwg del Tex 183 22 Ronda Randa 184 ig 4' 40" 47' 40" ipi 13 y el y ^^ ^ 1P3 12 Pellafort Peñqfort lo- 27 Formentera Wormenton 0.04 30 Puerto de Pera Puerto de Petra ao6 30 NE. |,N SO.^S. 207 <5 descubrir describir ai I 24 Cabo Tavaritx Cabo Favaritx «12 32 con ^ de cable como y de cable 2i< 32 Cabo Tavaritx Cabo Favaritx 420 33 y con la misma dirección, y siguiendo la Costa 421 4 de la Telia de la Sella —

rey Jaime II, Lérida, universidad

El rey Jaime II establece en 1300 que la primera universidad de la corona sea en Lérida , entonces marquesado del reino de Aragón . ¿Y...