Mostrando entradas con la etiqueta dolça Catalunya. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta dolça Catalunya. Mostrar todas las entradas

Sant Jordi

copy paste de Dolça Catalunya, enlace aquí abajo:
El pasado lunes los catalanes pudimos disfrutar de la diada de Sant Jordi (bueno, no todos, a algunos les sentó mal el éxito de los numerosos libros que desmontan el relato prusesista), una tradición de la que ens enorgullim i que, per molt que els hi molesti als separates, sempre serà de tots els catalans (Arrimadas i Albiol inclosos) i mai serà només seva.
Vicente Clavel Andrés

Una tradición muy catalana… que se inventó un valenciano y promulgó el rey de España, Alfonso XIII.
La historia es francamente interesante y a más de un nacionalista le va a dar un patatús cuando se entere de qué va.
Lo explican en Valencia bonita y no tiene desperdicio:
Vicente Clavel Andrés, escritor, traductor, periodista y editor valenciano afincado en Barcelona, fue el impulsor de este día internacional, con el objetivo de promover la cultura y la lectura, con el fin de que el resto del mundo tuviera un acceso universal a las letras.
Republicano convencido, vivió largos años en Barcelona. La primera propuesta del valenciano aparece en la memoria de la Cámara Barcelonesa en el año 1923, fecha en la que se recoge la iniciativa de Vicent Clavel de crear un Día del Libro Español para el 7 de octubre, fecha barajada, por algunos historiadores, como la del nacimiento del literato Miguel de Cervantes, inspirado por la obra maestra de este escritor, don Quijote de la Mancha.
[…] Ese año, 1923, nada se sacó en claro, ya que el proyecto pasó a estudio pendiente de decisión. No es hasta dos años más tarde, un 2 de febrero en 1925, cuando el valenciano don Vicent Clavel vuelve a proponer un Día del Libro Español, aunque no fue hasta el día 6 de febrero de 1926 cuando el rey, Alfonso XIII, firmaba por Real Decreto la “Fiesta del Libro Español.
Posteriormente, por Real Orden de 26 de julio, se crea un Comité Oficial del Libro para organizar y difundir la citada fiesta. El interés  del gobierno de entonces por celebrar esta conmemoración fue importante, y en tal sentido en los meses de septiembre y octubre vuelven a dictar una serie de medidas, siempre en la línea de las ya emitidas anteriormente, para estimular la industria editorial española y para la difusión de los valores literarios y culturales españoles e hispanoamericanos.
Sin embargo, no es hasta 1930 cuando se instaura definitivamente el día 23 de abril como Día del Libro, donde se sustituye la propuesta por la que había hasta entonces, que era la del 7 de octubre.
Muchos atribuyen este cambio a la creencia de que ese día, un 23 de abril pero en 1616, murió Cervantes. Sin embargo, como sabréis muchos, Cervantes murió un día antes: el 22 de abril. Resulta que el viernes 22 de abril, Miguel de Cervantes rindió el último suspiro. Al día siguiente, en los registros de San Sebastián, su parroquia, se consigna que su muerte ha ocurrido el sábado 23, de acuerdo con la costumbre de la época, que sólo se quedaba con la fecha del entierro. Debido a este motivo, como se sabe, es ésta última la que se conoce hoy en día, y en que se celebra cada año en España el Día del Libro.
Y finalmente, ya en nuestros tiempos, en 1995 fue cuando se tomó en cuenta el mismo 23 de abril para el Día Internacional del Libro y del Derecho de Autor, día que coincide con el fallecimiento de William Shakespeare en la historia. Aquí, como con Cervantes, tenemos otro pero en la historia. Resulta que, por entonces, dicha fecha de la muerte de Shakespeare estaba regida por el calendario juliano, y para que entendáis esto se traduce en que en nuestro calendario, el gregoriano, la fecha actual sería el 3 de mayo.”
Pues ya ven: una maravillosa tradición catalana que se inventó un valenciano afincado en Barcelona y apoyó el Rey de España. Y es que Cataluña siempre ha sabido atraer y aprovechar los talentos del resto de España que tant han ajudat a fer aquella Catalunya gran part de l’Espanya gran.
Justo lo contrario del sectario y provinciano fanatismo de los nacionalistas que están destruyendo tot el bo i millor de la nostra terra.
Gracias, Don Vicente Clavel y Don Alfonso XIII. Catalunya està en deute amb vosaltres!
Dolça i universal Catalunya…



Puig , Demont, Puigdemont, Pelomocho

Puig , Demont, Puigdemont , Pelomocho