Mostrando entradas con la etiqueta repoblación. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta repoblación. Mostrar todas las entradas

cae el mito de la Valencia “catalana”

cae el mito de la Valencia “catalana”



La repoblaron más castellanos y navarros que catalanes. Se teme por la salud de Cucurull.



Los catalanes fuimos minoría en la repoblación de Valencia, por detrás de aragoneses y navarros. Se calcula que en el Reino de Valencia vivían unas 200.000 personas; los repobladores han sido cifrados por los especialistas en unos cuantos miles. ¿De dónde sale entonces que los catalanes fuimos la mayoría de repobladores de Valencia?
De una (otra) manipulación históricaLo explican en El Mundo:
“La de Próspero de Bofarull y Mascaró, barcelonés y director del Archivo de la Corona de Aragón, que decidió, hacia 1847, reescribir el Llibre del Repartiment del Regne de València de la Edad Media [el registro en el que los escribas de Jaime I anotaron las donaciones de casas o de tierras que el rey hizo a los aragoneses, catalanes, navarros, ingleses, húngaros, italianos y franceses que participaron con él en la conquista de Valencia de 1238] con el objetivo de engrandecer y magnificar el papel que tuvieron los catalanes en la conquista del reino de Valencia de 1238. Próspero suprimió en su edición facsímil del histórico volumen apellidos aragoneses, navarros y castellanos para darle más importancia numérica a los catalanes”.
¿Consecuencias? Entre otras, que el valenciano no provendría del catalán, sino que sería la lengua que encontraron en esas tierras los repobladores. Y que lo de los Països Catalans es un cuento. Y que se cae la Gran Catalunya soñada por el nacionalismo y consellers de la Generalitat com ara en Germà Gordó.
Parece que Bofarull también se inventó lo de “confederación para no decir “Corona de Aragón”.
Y que la senyera no la pintó Wifredo el Velloso con su sangreera el emblema medieval de la casa de la Corona de Aragón, otorgado por el Papa a sus vasallos: cuatro barras doradas sobre fondo rojo”. Recordemos que el rojo y el amarillo son los colores de Roma. “El medievalista catalán Martí de Riquer refutó la leyenda atribuyéndola a la “manía de buscar orígenes místicos en la heráldica” y, en concreto, a una crónica de 1555 del valenciano Pere Antón Beuter, que a su vez se habría inspirado en otro relato del castellano Hernán Mexia”.
Así se construye la historia inventada nacionalista. Per cert: Bofarull, Cucurull… Ens en podem refiar d’en Josep Rull?

Baleares, parafernalia nacionalista catalana

En Baleares no constan diccionarios, gramática ni literatura en catalán hasta el s.XX, cuando comenzó la parafernalia nacionalista cata...